•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

dieta milagro 1–ID153287 - hermandadblanca.org

dieta milagro 1–ID153287 - hermandadblanca.org

La única posibilidad de consolidar cualquier cambio es mediante la concienciación

Si te propones cambiar tu forma actual de alimentarte, tendrás que hacerlo desde la concienciación, ya que, de no ser así, lo harás desde la represión y fracasarás. Todo cambio en la vida tiene que ser holístico, abarcar todo el conjunto de aspectos que componen o influencian ese cambio. Para iniciar un cambio en la forma de alimentarte, deberías responder sinceramente a esta cuestión:

¿Por qué te planteas cambiar de alimentación y con qué finalidad lo haces?

cambio de alimentacion–ID153287 - hermandadblanca.org

cambio de alimentacion–ID153287 - hermandadblanca.org

¿Es por tu estado de salud, por algún concepto espiritual, por respeto al mundo animal, por respeto al cuerpo, por agradecimiento a esta existencia, por tu estado físico-mental, por tu edad, por influencias de las amistades, por moda, por esnobismo…?

Reflexiona y medita sobre ello para hallar el verdadero motivo y, sólo en el caso de que sea un compendio de ellos, tendrás éxito. Puedes incluir aspectos de influencias o apariencia, pero, si se excluyen el respeto y el agradecimiento, será incompleto y durará lo que duren esas influencias externas perecederas.

Para realizar un cambio de alimentación dentro de tu estadio evolutivo, tendrás que atravesar el cristal del estado mental consciente con el que riges tu presente y conectarte con tu profundo interior, la supraconciencia, la cual fluye desde el Universo y expresa tu verdadero ser y tu verdadera necesidad con la finalidad de que tu propósito de cambio sea realmente sólido y eficaz. Entonces tus células te escucharán e inmediatamente ejecutarán tus órdenes. Esta es la fórmula que te otorgorá la fuerza de voluntad suficiente con la que lograrás todo lo que te propongas, sin limitaciones. Aunque lo hayas olvidado puntualmente, desde la toma de conciencia eres capaz de crear y llevar a cabo todo aquello que te propongas.

¿Qué información precisas para el cambio alimenticio desde la conciencia?

proceso de conciencia–ID153287 - hermandadblanca.org

proceso de conciencia–ID153287 - hermandadblanca.org

Los pasos para una evolución consciente desde la toma y el cambio de conciencia serán los que te permitirán, de una manera eficaz y sin represión, pasar desde la alimentación más densa hasta la nutrición más sutil. Esa será la manera sólida y duradera de poder anclar tus cambios alimenticios. Tienes un gran abanico de alimentos de transición y de base que permiten sustituir a los más densos y perjudiciales para el diseño del cuerpo y la mente humana.

El abanico va desde comerte a tus hermanos del reino animal, hasta nutrirte de prana. Son estadios por los que puedes navegar, puedes hacerlo conscientemente, con sabiduría, o inconscientemente, mediante la mente controladora y regida por el ego. 

Morfológicamente, tu aparato digestivo está diseñado igual que el de los seres animales frugívoros, por lo que es éste el formato natural de alimentación para el que tú has sido diseñado. Pese a que hace miles de años que se han ido infringiendo las pautas alimenticias para las que se diseñó el sistema digestivo del ser humano, a nivel físico sigue siendo el mismo, sin que se haya generado ninguna evolución en él ni ningún cambio físico-biológico; simplemente, lo que ha hecho la homeostasis a modo de subsistencia, ha sido adaptarse química y bacteriológicamente a esa situación tan largamente reiterada. Pero con el tiempo, eso conlleva tener que sufrir un desgaste prematuro, alteración orgánica y desequilibrio interno, que se plasmará en enfermedades más o menos graves.

Recuperar la capacidad de nutrirte adecuadamente, formará parte de un proceso de readaptación químico-bacteriológica y que todas tus células recuerden la información original que poseen sobre esos alimentos saludables. Tu regulador físico, la homeostasis, se pondrá en marcha para readaptarse a una situación que sólo puede desembocar en que tu salud mejore y se optimice, y para ello, solamente deberás conocer cuál es el proceso.

Con el paso de los años y vidas, esta información nutricional con la deberían actuar tus células, ha ido ocultándose y se ha cambiado por otra mucho más densa e intoxicante. Con el paso de las épocas se adaptaron a esos alimentos con los cuales en estos momentos la humanidad intenta nutrirse con escaso éxito. Si al motor de gasolina (el organismo) lo alimentas con gasoil (alimentos densos), se colapsará (enfermedades); por el contrario, si al motor de gasoil (el organismo) lo alimentas con gasolina (alimentos saludables), funcionará aceleradamente y, al final, también se colapsará (enfermedades). Pero si a cada motor le suministras su combustible (según cada diseño orgánico), todo funcionará correctamente (salud) y su duración será la que realmente le corresponda y tendrá un final natural y feliz, tanto físico como mental.  

La imperturbable capacidad de subsistencia regida por la homeostasia, ha permitido que el organismo se adaptara a otros alimentos mucho más densos. La adaptación de un motor (organismo) a un combustible (alimentos) distinto para el que ha sido diseñado (frugívoro), requiere de una intervención mecánica (adaptación celular y química) y el resultado final nunca será perfecto; simplemente lo utilizará, pero sin poder aprovechar (plena nutrición) todas sus posibilidades (pleno bienestar) y su uso lo estropeará (achaques y dolencias), acortando así su vida útil (muerte prematura o defectuosa).

Sólo tú tienes la posibilidad real de volver al estado natural que te pertenece. Mediante la información adecuada y su integración, podrás, si así lo deseas, traspasar los velos que frenan la comunicación reconocible por tus células de lo que intentas transmitirles para que cambien la información actual y recuperen y prioricen la que ya poseen desde el inicio en sus archivos, a fin de que vuelvan a nutrirse con los alimentos originales y saludables.

Cambiar el denso combustible que ha ido y aún sigue degenerando el organismo, ése con el que la humanidad ha pretendido alimentar sus preciados motores, pasa por que tú les transmitas a tus células este proceso de recuperación que quieres emprender, y que tú mismo, como máximo rector de tu experimentación en la Tierra, has decidido llevar a cabo. Este proceso, junto con el cambio de conciencia que conllevará la decisión firme e inequívoca de recuperar tu salud innata y de nutrirte con tu poderosa fuerza de voluntad, hará que el éxito del proceso esté garantizado, tu nutrición dejará de ser deficiente y el cuerpo físico, que se te ha prestado para tu cometido, podrá desarrollarse saludablemente en conjunto con tu experimentación consciente y feliz.

“Dímelo y lo olvidaré, muéstramelo y lo recordaré, involúcrate y aprenderé” – Confucio

Autor: Josep María Montserrat – Nutricionista Celular

www.institutoessen.com

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario