Brasil
Documentos muestran el relato de un vecino que dijo haber atrapado un ET en los años 90
El caso fue registrado en la comisaría el 3 de julio de 1997, en Sorocaba, en el interior de São Paulo, y fue archivado en el Foro. Célio de Lima Baptista fue asesinado meses después de lo ocurrido.
Por Carlos Dias
El joven dibujó un ser delgado y con ojos rojos que lo habría atacado en Sorocaba – Foto: Archivo / TV TEM
En la noche del 3 de julio de 1997, un matorral en el barrio Vila Helena, zona norte de Sorocaba (SP), fue escenario de una lucha entre el hombre y un extraterrestre. Por lo menos es lo que muestra el historial del boletín de incidencia registrado en esa fecha.
En la época, el vendedor autónomo y practicante de artes marciales Célio de Lima Baptista, de 26 años, registró el caso en el 8º Distrito Policial como lesión corporal causada por un ser de dos metros, delgado y con ojos rojos.
Al menos en la Justicia de Sorocaba, el caso fue el único en llegar al Foro y archivado al año siguiente, sin la identificación del supuesto «ET pendenciero». El G1 buscó a Celio para hablar sobre el caso, pero fue informado de que el chico murió meses después de lo ocurrido. Célio fue asesinado con un tiro, en el mismo barrio, meses después de lo ocurrido.
El G1 tuvo acceso al histórico del boletín de ocurrencia de la época, a los testimonios anexados al proceso y rescató un reportaje en el que ocho meses después de la ocurrencia Célio dibujó al agresor y explicó con detalle lo que pasó.
3 de julio de 1997
El vendedor regresaba a casa con verduras cuando el coche se rompió en Vila Helena, zona norte de Sorocaba. Con el temor de tener el vehículo robado, el chico caminó hasta la casa, dejó las compras e iba a dormir en el coche, según el relato al MP.
Los vigilantes lo tranquilizaron y dijeron que miraban el automóvil roto. Alrededor de las 20h, una luz habría aparecido en el cielo, pero la situación no habría llamado la atención del vendedor, por existir un aeropuerto en la región.
Célio registró un boletín de incidencia en Sorocaba, en la época – Foto: Archivo / TV TEM
El muchacho siguió a casa y decidió cortar el camino por un matorral, cuando apareció la luz y la figura descrita por él, en la ocasión, como «un esqueleto, sin carne, de color inexplicable, manos de pinzas y ojos rojos». Célio afirmó que intentó protegerse porque tenía conocimiento de artes marciales.
«Él quería hablar algo, así ‘zen, rá, za’, como si quisiera hablar y yo no entendía y mi lengua ya estaba empezando a ponerse pesada del miedo, yo no quitaba el ojo de él», afirmó Célio al reportaje de la TV Globo, ocho meses después de lo ocurrido.
Lesión en el pulgar
Conforme el relato al MP, «él sintió algo en su dedo [pulgar derecho] pero sólo percibió la perforación profunda y su nariz sangrando después de haber desaparecido el ser, que su nariz sangró sólo a la derecha, sintió el lado derecho de su cuerpo, de la cabeza a los pies totalmente congelados.»
A continuación, según lo apurado por el G1, Celio corrió y pidió ayuda a los jóvenes, que avisaron a una señora. La Policía Militar lo encaminó al socorrista de la Villa Angélica, donde se hizo un curativo en el dedo.
Al día siguiente, según el relato a la fiscalía, el muchacho fue llevado al Instituto Médico Legal (IML), pero no había médico. Sin embargo, la lesión había cicatrizado rápido.
«Si estoy en un estado de locura o estoy delirando, vamos a saberlo por qué nunca tuve problema», contó.
En el boletín de ocurrencia en Sorocaba fue registrado como lesión corporal – Foto: Archivo / TV TEM
Versión del policía
El PM Mello, que atendió a Célio aquella noche, hacia las 22.00, recibió el comunicado de agresión en la calle Protássio de Camargo Sampaio.
En el lugar, el muchacho estaría con una herida profunda en el pulgar y aterrorizado. Al abordar a Célio, el PM preguntó cuántas personas intentaron asaltarlo, pero el muchacho dijo que fue «un ser extraño».
El caso se detuvo en la comisaría. Quien estaba de turno era el delegado José Ordele Alves Lima Júnior. Todos volvieron al terreno, con un tamaño parecido a las dimensiones de un campo de fútbol, ​​y sin iluminación.
El equipo constató el local y verificó que no había algo con lo que Celio pudiera cortarse, aún según el registro del PM. La víctima no parecía estar borracho o alcoholizado, afirmó el policía.
Al G1, casi 22 años después, el delegado José Ordele recuerda que atendió el caso en el turno y lo registró como lesión corporal.
«El muchacho me dijo que había atrapado un ET y lo puse en el historial del boletín de incidencia.»
En una entrevista periodística de la época, la promotora Mara Silvia Gazzi contó que el caso se archivaba en el Foro y afirmó haber creído en la versión de Celio.
«Él parece ser una persona absolutamente normal, con una coherencia espeluznante en las declaraciones dadas después de meses, son muchas personas que vieron discos voladores y confieso que ya lo vi una vez, habían otras tres personas presentes», relató la promotora al periodista, en 1998.
El caso de agresión por ET fue archivado en Sorocaba – Foto: Archivo / TV TEM
El evento curioso despertó la atención de ufólogos no sólo de la región, sino de todo Brasil. Actualmente, el Grupo de Estudos e Pesquisas Ufológicas de Sorocaba (GEPUS), formado por especialistas en el tema, estudia el caso que continúa siendo un misterio.



Diario de 1970 ya informaba la presunta aparición de ETs en Varginha, en Minas Gerais
Por Equipo MMUFO

Reportaje de 1970 ya informaba la supuesta aparición de ETs en Varginha (Foto: Reproducción EPTV)

La supuesta aparición del ET de Varginha (MG) el 20 de enero de 1996 fue conocida en todo el mundo. Sin embargo, la «Ciudad del ET» puede haber sido visitada por los extraterrestres antes de esa fecha. Por lo menos es lo que afirma un reportaje publicado en noviembre de 1970 por un periódico de la ciudad, 26 años antes de la famosa aparición.

El presunto contacto fue registrado en el diario «Tribuna Varginhense», del 29 de noviembre de 1970. Y 44 años después, fue recordado por el periodista Marcus Madeira.

«Yo soy de aquí, de Varginha, y no había oído hablar como periodista acerca de ese caso. Cuando lo vi, me pareció interesante y lo di como titular en el periódico», dijo Madeira.

El titular del diario era claro: «Disco volador quería bajar en la ciudad». Era lo que el periodista y entonces dueño del periódico, Oscar Pinto, había oído de los testigos. El reportaje hablaba del pánico generado en cientos de personas después de haber visto al OVNI. En la época, la publicación trajo hasta la historia de una mujer que se desmayó a causa del susto. Los residentes también relataron por donde el supuesto disco volador habría pasado, muy cerca de las casas.

El jubilado Geraldo Bichara se acuerda bien de la historia. Él tenía una barbería en la ciudad y fue uno de los entrevistados del reportaje sobre el caso.

«Un objeto no identificado pasó sobre la calle Río de Janeiro y pasando por esa vía, quemó varios transformadores, dio problemas en la iluminación, defectos en coches que pasaban y quemó heladeras en las casas», recuerda el jubilado sobre el misterio, que nunca fue aclarado.



http://www.mmufo.com.br/jornal-de-1970-ja-noticiava-suposto-aparecimento-de-et-de-varginha-mg/?fbclid=IwAR3Y3jssSvsYuhlxyZjUBk8ck-BEQvw7JknsCVHOFRgR7s6VY1wes-XF_Vc

Modificado por orbitaceromendoza

Ir a la fuente

Zacarias Perdomo

Creo contenido web para mostrar que el tiempo que pasamos en la vida tiene sentido, somos muchos buscando la verdad, despertando la conciencia de que todos los humanos somos parte del mismo ser, nuestro planeta Tierra. Si nos dejas tus comentarios sabré tu opinión sobre los temas que escribo.

Deja un comentario

Deja un comentario