Una administración municipal china ha decidido erradicar una forma de religión popular tradicional, en nombre de mejorar la “cultura espiritual” y la “calidad del aire” de la ciudad, provocando el enojo de muchos ciudadanos chinos.

Las autoridades chinas en la ciudad de Gaoyou, en la provincia costera de Jiangsu, ordenaron recientemente la demolición de todos los santuarios que adoran a la deidad china conocida como el Dios de la Tierra, según los medios de comunicación chinos. En total, 5911 santuarios fueron demolidos durante los meses de febrero y marzo, una tarea que duró 26 días.

El Dios de la Tierra, conocido como Tudi Gong en chino, es uno de los más importantes en el panteón de las deidades populares chinas. Según el folclore chino, antes de convertirse en el Dios de la Tierra, era un hombre llamado Zhang Fude, un funcionario de recaudación de impuestos durante la dinastía Zhou (510-314 a.C.).

Zhang tenía la reputación de ser un funcionario honrado, ayudaba a los pobres a pagar sus impuestos de su propio bolsillo; murió a la edad de 102 años. Entonces una familia china pobre comenzó a adorar su retrato y se sorprendió cuando su situación financiera mejoró inesperadamente. A medida que la historia de la familia comenzaba a difundirse, la gente empezó a construir templos para adorar a Zhang, creyendo que se había convertido en una deidad y que traería buena fortuna a la gente.

La tradición de adorar al Dios de la Tierra fue difundida tanto en China como en Taiwán.

People’s Daily, China

@PDChina

5,911 shrines dedicated to Chinese folk deity Tudigong, or Lord of the Soil and the Ground, demolished in Gaoyou, E.China’s Jiangsu, in a move authorities say is to improve people’s lives, as illegal land use and excessive activities affect communities http://bit.ly/2XrIwP0 

Debido a que se cree que el Dios de la Tierra también es un guardián del área local donde se encuentra el santuario, muchos pueblos y ciudades pequeñas reúnen dinero para construir pequeños santuarios a un lado de la carretera o en medio de las tierras de cultivo.

Pan Jianqi, jefe del departamento de propaganda de la ciudad de Gaoyou, dijo que la tarea de demolición fue para “promover una nueva cultura espiritual” y remover los santuarios que fueron construidos ilegalmente, de acuerdo con un informe publicado el 9 de abril por el periódico estatal chino Xinhua Daily.

Zhang Meilan, subjefe del condado de Ganduo, ubicado en la ciudad de Gaoyou, se quejó de que las varitas de incienso que la gente quemaba mientras adoraba en estos santuarios a menudo producían humo en el aire circundante. Con la desaparición de los santuarios, la calidad del aire mejoró, dijo Zhang a Xinhua Daily.

Según el diario, los terrenos que ahora están vacíos después de las demoliciones se utilizarán para plantar árboles o para construir espacios públicos.

El Partido Comunista Chino es oficialmente ateo y regula fuertemente cualquier forma de religión en China. Por ejemplo, para poner el cristianismo bajo el control del Partido, el régimen chino nombra a sus propios líderes eclesiásticos y estableció asociaciones e iglesias cristianas autorizadas por el Estado chino. Mientras tanto, las autoridades han demolido iglesias clandestinas y removieron las cruces de las iglesias. Algunas áreas locales han prohibido a los lugareños celebrar la Navidad.

Las autoridades chinas también adoptaron políticas que suprimen las costumbres y tradiciones locales, como la prohibición de los servicios funerarios tradicionales en la provincia de Jiangxi, en el suroeste de China. Los informes de los medios de comunicación revelaron que allí las autoridades confiscaron los ataúdes que habían sido comprados para un futuro entierro.

En Sina Weibo, el equivalente chino de Twitter, muchos internautas chinos expresaron su indignación por las demoliciones de los santuarios.

Un ciudadano con el apodo “SIMONTONG2010” de la provincia de Hainan, en el sur de China, escribió: “Estos santuarios de Dios de la Tierra son simplemente un apoyo espiritual para los agricultores que desean tener una buena cosecha. ¿Por qué tienen que ser demolidos?”.

Otro ciudadano de Hainan escribió: “El acto de demoler estos santuarios viola la libertad de religión. También viola la constitución china”, donde está escrito que se garantiza a todos los ciudadanos el derecho a la libertad de culto.

https://www.lagranepoca.com/news/463436-autoridades-chinas-derriban-mas-de-5900-santuarios-dedicados-a-una-deidad-popular.html

Deja un comentario