El Partido de Soros Okupando España (P.S.O.E.) tiene una larga tradición de pucherazos electorales. Otra cosa es que la memoria de los españoles es muy corta, y además desde ese mismo partido se les ha dicho qué deben recordar y qué deben olvidar, a través de ese disparate que es la Ley de Memoria Histérica Histórica. Pese a ello, las evidencias de fraude habidas en las elecciones del pasado 28 de abril son un insulto a la inteligencia del votante. El único medio -blogosfera aparte- que se atreve a proclamarlo es, una vez más, «La tribuna de España»:

Deja un comentario