Aprende a comprender a tu pareja, según su eneatipo del eneagrama

Advertisement

¿Has escuchado hablar del eneagrama? Se trata de un método de clasificación de la personalidad utilizado principalmente para el autoconocimiento y el desarrollo personal, ya que te ayuda a conocerte mejor, al entender las características de tu personalidad.

 

Pero además del autoconocimiento, puede ser una herramienta útil para comprender mejor a las personas con las que te relacionas, por ejemplo tu pareja, para así entender mejor por qué actúa o reacciona de cierta forma, con el fin de mejorar su relación.

 

El eneagrama se basa en nueve tipos de personalidad interconectados y las motivaciones y desafíos que los caracterizan, lo cual puede ayudarte a comprender el mundo interno, tanto tuyo como de tu pareja, así como la forma en que ambos interpretan su realidad.

 

Para saber cuál es el eneatipo que te corresponde, en la red existen diversos test que te ayudan a conocerlo a través de una serie de preguntas de opción múltiple. Aquí está el test completo, conformado por 135 preguntas; y aquí encontrarás su versión reducida, con 54 preguntas. 

 

Recuerda que no hay respuestas correctas ni incorrectas, sino que se trata de que contestes con total honestidad, para que el resultado de tu eneatipo sea lo más acertado posible. Además, invita a tu pareja a que también lo responda, para que ambos conozcan su tipo de personalidad.

 

Una vez que conozcas tu eneatipo y el de tu pareja, en esta nota que se publicó previamente en Harmonia puedes ver las características que corresponden a cada uno de ellos: Eneagrama, una herramienta para conocerte mejor y superarte

 

Y a continuación puedes saber más sobre los aspectos positivos y negativos que cada eneatipo aporta a una relación, así como algunas recomendaciones para darle a tu pareja el tipo de atención y afecto que necesita, de acuerdo con sus rasgos de personalidad.

Eneatipo 1: El reformador

Es un compañero ético, idealista y concienzudo que se preocupa por hacer lo correcto.

 

Rasgos positivos: Son serios y arraigados en el pragmatismo y la integridad. Tienen un fuerte carácter moral y están comprometidos con la superación personal. Son apasionados, disciplinados y estructurados, y apreciarán a alguien que también respalde sus palabras con hechos.

 

Áreas de desafío: Tienen un duro crítico interno y una fuerte necesidad de tener la razón, lo cual llegan a proyectar sobre su pareja. Suelen asumir demasiadas responsabilidades, además de que buscan la perfección y eso les dificulta relajarse. Pueden sentirse ansiosos y culpables por tomarse un descanso, lo que puede manifestarse como más crítica y autoculpa. Para contrarrestar esto puedes ayudarles a buscar la paz, en lugar de la perfección.

 

Eneatipo 2: El ayudador

Se caracteriza por ser una pareja dulce, cariñosa y que se puede volver tu soporte emocional. 

 

Rasgos positivos: Son agradables, optimistas y positivos, y es fácil que puedas ser tú mismo al estar a su lado. Tienen una actitud sin prejuicios que hace que todas sus partes, especialmente las que no son amadas, se sientan bienvenidas y abrazadas. Son extremadamente cariñosos y compasivos, por lo que buscan apoyar y elevar a las personas que les importan. Suelen estar naturalmente sincronizados con lo que su pareja quiere y necesita.

 

Áreas de desafío: Pueden saber lo que quiere su pareja, pero no saben lo que ellos mismos quieren; les resulta difícil expresar sus necesidades, por lo que ofrecen su ayuda con expectativas implícitas de que su pareja les devuelva el favor. Tienen la tendencia a volverse excesivamente dependientes, por lo que su pareja tendrá que recordarles que deben atender sus propias necesidades y dirigir su atención hacia ellos mismos, no sólo hacia los demás. A este tipo de personalidades les va mejor con parejas que no se aprovechan de su espíritu naturalmente generoso.

 

Eneatipo 3: El triunfador

Suele ser una pareja encantadora, ambiciosa y productiva que sabe lo que quiere en la vida.

 

Rasgos positivos: Son encantadores y seguros de sí mismos. Encarnan las cualidades tradicionales del éxito y puede ser inspirador verlos establecer un objetivo y trabajar para alcanzarlo. Su increíble capacidad para hacer que las cosas sucedan puede ser atractiva. Las personas se sienten naturalmente atraídas por su carisma natural y su gran confianza en sí mismos. En las relaciones también aplican su ilimitado entusiasmo y creatividad.

 

Áreas de desafío: Al estar tan enfocados en el rendimiento y la imagen, pueden desconectarse de sus sentimientos y emociones. Ya que están muy enfocados en el trabajo, es importante apoyarlos en la creación de un equilibrio saludable entre la vida laboral y personal, que incluya descanso y procesamiento emocional. Precisamente esa sed de éxito puede llevarlos a hacer que su pareja se sienta excluida emocionalmente, por lo que, para reconectar con ellos, es importante mostrarles un amor incondicional por lo que son, no por lo que hacen.

 

Eneatipo 4: El individualista

Se caracteriza por ser una pareja consciente, auténtica y expresiva que sabe aprovechar sus sentimientos.

 

Rasgos positivos: Tienen una inclinación al arte y aportan un toque original e innovador a su personalidad. Son muy honestos y no tienen miedo de enfrentar sus emociones, sin importar cuán incómodo u oscuro sea el sentimiento. Honran el espectro emocional completo y, como resultado, no tienen problemas para sumergirse en temas vulnerables. A su pareja le resulta liberador estar con alguien que es tan creativo y emocionalmente único.

 

Áreas de desafío: Dado que están más en contacto con el dolor y el sufrimiento, pueden comenzar a vincularse demasiado con sentimientos dolorosos y convencerse de que son defectuosos de alguna manera porque se sienten diferentes. También pueden acabar envueltos en relaciones tóxicas, ya que tienen miedo al abandono y al rechazo. Debido a que sus estados de ánimo fluctúan con frecuencia y pueden dejarse llevar por sus sentimientos, su pareja debe esforzarse para ser su ancla y mantener los pies en la tierra.

 

Eneatipo 5: El investigador

Es una pareja independiente, curiosa, intelectualmente estimulante y con un fuerte respeto por los límites.

 

Rasgos positivos: Son inquisitivos, quieren entender el mundo y asegurarse de tener la información y las habilidades para hacer lo que necesitan y desean. Debido a que son altamente autosuficientes, necesitan pensar las cosas mucho tiempo antes de poder pasar a la acción. Tienen una vida mental vívida y son muy perceptivos. Se toman el tiempo de aprender y sintetizar información objetivamente, lo que los convierte en excelentes oyentes y asesores de sus parejas.

 

Áreas de desafío: Están orientados a la razón y por ello pueden parecer un poco alejados de sus emociones. Su motivación para el conocimiento puede acaparar su tiempo cuando están demasiado preocupados por sus intereses. Suelen sentir que nunca tienen suficiente tiempo o energía, así que es importante saber respetar su tiempo a solas. Este tipo de personalidad suele apreciar a una pareja que le da espacio para descubrir cómo se siente.

Eneatipo 6: El leal

Se trata de una pareja confiable y leal que estará para ti en las buenas y en las malas.

 

Rasgos positivos: Son responsables, confiables, atentos y muy leales a sus creencias y su comunidad. Son personas con quienes se puede contar firmemente. Los motiva la seguridad y se preocupan profundamente por nutrir sus conexiones con sus seres queridos. Pueden tener una presencia cálida que se siente como un puerto seguro para que sus parejas regresen a sus hogares.

 

Áreas de desafío: A veces son leales porque temen ser abandonados y suelen preocuparse por los problemas que puedan surgir en el futuro. Pueden ser escépticos, reacios al riesgo e inseguros, y necesitan consuelo constante, ya que depositan su fe en el entorno y en los demás, en lugar de hacerlo en sí mismos. Como pareja, es importante mantenerse estable ante sus temores y preocupaciones para que sepan que cuentan con tu apoyo. Aprecian a las parejas que escuchan sus pensamientos ansiosos y los alientan a encontrar su propia guía interior.

 

Eneatipo 7: El entusiasta

Una pareja espontánea, divertida y alegre que puede llevarte a descubrir nuevos horizontes y vivir grandes aventuras.

 

Rasgos positivos: Son brillantes, aventureros y están siempre en movimiento; tienen una energía magnética e irresistible. Su curiosidad los convierte en personas multifacéticas y animadas. Son compañeros divertidos, que impulsan a las personas a salir de su zona de confort, además de que saben encontrar la forma de disfrutar de cada situación. Debido a su mente rápida y su capacidad de adaptación, siempre están listos para probar cosas nuevas.

 

Áreas de desafío: Generalmente huyen de posibles emociones negativas, por lo que buscan distracción para evitar estar presentes y estáticos, lo cual los hace impulsivos e inquietos. Debido a que están en una constante búsqueda de lo mejor, pueden sentirse claustrofóbicos en una relación y tener problemas para comprometerse. No les va bien con el apego, por lo que necesitan una pareja independiente, que les dé su espacio y sepa tener una vida plena en lo individual. Su pareja deberá enseñarles a explorar sus emociones reprimidas y reducir la velocidad para disfrutar de la vida a un ritmo más lento.

 

Eneatipo 8: El retador

Como pareja es un compañero fuerte, decidido y asertivo, que se mueve en el mundo con agencia y franqueza.

 

Rasgos positivos: Disfrutan de los desafíos y su fuerte personalidad los hace ser considerados como los alfas del eneagrama, pues su presencia física y psicológica va acorde con su naturaleza determinada. Son líderes naturales y fuertes que luchan por los desvalidos y no temen la confrontación. Al estar en una relación con ellos, una cercanía inesperada y un juego infantil pueden surgir en la intimidad.

 

Áreas de desafío: Debido a su naturaleza agresiva y de liderazgo, pueden parecer demasiado dominantes si no se toman el tiempo para escuchar a las demás personas. Si no están en contacto con su lado vulnerable, pueden temer ser controlados por otros y tapar sus emociones. Pueden sentirse atraídos por el conflicto y la intensidad, por lo que es importante conocerlos a su nivel y dejarlos defenderse por sí mismos. Suelen tener problemas para conectarse con su corazón, por lo que valorarán a las parejas que pueden crear un espacio seguro para que puedan acceder a sus emociones y utilizar una comunicación directa.

 

Eneatipo 9: El pacificador

Es una pareja tranquilizadora, pacífica y receptiva que agrega una presencia gentil a la relación.

 

Rasgos positivos: Son capaces de ver todas las perspectivas en una situación. Tienen un aura cálida y armoniosa, que se atribuye a su naturaleza feliz y despreocupada. Son extraordinariamente pacientes, y sus parejas se sentirán profundamente reconocidas en la relación. Se preocupan por mantener la paz interna/externa y suavizar la tensión a través de la empatía.

 

Áreas de desafío: Pueden ser demasiado complacientes, lo que puede conducir a la inercia en muchos aspectos de su vida, principalmente al abordar conflictos o tomar ciertas decisiones. Debido a que van con la corriente, pueden deslizarse en piloto automático con sus hábitos y moverse por la vida sin mucho impacto en su entorno. Si se resienten por no hablar, pueden volverse pasivo-agresivos. Necesitan una pareja que los anime a dar un paso adelante en su propia vida y les ayude a encontrar su voz para que puedan expresar sus opiniones.

Zaida Bemanar

Deja un comentario

Maestroviejo

El tiempo del despertar … tu conciencia, tu alma, tu mente, tu vida

Somos conciencia

Un grupo de personas queriendo buscar puntos de vista distintos de cómo llevar la vida y enfrentar los problemas nos pusimos a recopilar información para poder compartir nuestras inquietudes y tratar de desenmarañar la vida.

Categorias

Síguenos