Iglesia del siglo XVI la antigua edificación ya quedó a la vista en 2002 y 2015 debido al descenso del nivel de agua.

Una iglesia del siglo XVI ha quedado al descubierto en medio de un embalse en Chiapas (México).

Debido al histórico descenso del nivel de agua causado por la sequía que afecta al sureste del país latinoamericano. Los niveles registrados son los más bajos de los últimos 12 añosinforman medios locales.

La  iglesia del siglo XVI fue construido por la orden de los dominicos y, aparentemente, quedó sumergido en 1966.

Cuando finalizó la construcción de la presa de Nezahualcóyotl, también llamada Malpaso. Desde entonces, solo emerge cuando los niveles de agua caen drásticamente, como ha ocurrido en los últimos días

Pese a que la iglesia del siglo XVI lleva más de 50 años bajo del agua, la fachada aún se encuentra en buenas condiciones.

No es la primera vez

La falta de precipitaciones ha hecho que el río Grijalva, que alimenta la presa, descienda varios metros y que la iglesia sea visible. Sin embargo, esta no es la primera vez que sucede este fenómeno. Donde aparece la iglesia del siglo XVI

Por su parte, Luis Antonio Cabrera, subgerente técnico de la Comisión Nacional del Agua, dijo a la prensa local que el embalse está por debajo de su capacidad de llenado, junto con la presa de Angostura.

Según el informe presentado por el Sistema Nacional de Información del Agua, la presa se encuentra al 53 % de su capacidad total.

Si el descenso del nivel continúa, podría afectar a la producción de energía eléctrica y al abastecimiento de agua en las comunidades de Chiapas y Tabasco.

La sequía y sus consecuencias

Además que apareció iglesia del siglo XVI sequía también ha afectado a los lancheros que se dedican a la pesca. «Las jaulas han quedado secas, al paso de las lanchas han salido muchos troncos que han golpeado los motores», expresa Osiel Álvarez Hernández, un joven que ha vivido toda su vida a orillas del río.

«Ha bajado mucho el nivel del agua; ha bajado como unos 50 metros de donde estaba. También nos está perjudicando porque el ganado toma agua de la presa y hay ganado que se estanca porque quedó la tierra muy falsa», indica.

Álvarez Hernández refiere que la gente aún recuerda su lugar de origen y cada vez que baja el nivel de agua del embalse muchas personas vienen de lejos a ver las ruinas de la iglesia del siglo XVIA  «Ya se están cayendo los pedazos. Hace cinco años estaba entera (la estructura); todavía estaba el campanario en mejores condiciones», señala.

Potencial turístico desperdiciado

Esta es la historia de Quechula, cuyos pobladores que se vieron obligados a irse siguen viviendo en la pobreza, al igual que el resto de las localidades que rodean la Presa Malpaso.

Aparece iglesia del siglo XVI Quechula es hoy un lugar con potencial turístico aún no explotado, aunque cada año llegan visitantes a tomar fotografías de la región, de las aguas, de los árboles que emergen de la superficie y de las impresionantes parvadas de patos y garzas que habitan la zona.





Deja un comentario