Angola: Los resultados provisionales vuelven a darle la victoria al Movimiento Popular de Liberación

João Lourenço, el candidato del MPLA, habla en Luanda el 22 de agosto de 2017. STEPHEN EISENHAMMER-REUTERS

La Comisión Electoral de Angola ha hecho públicos los primeros resultados provisionales de las cuartas elecciones nacionales con un 64,74% de los votos escrutados y veinte horas después del cierre de los colegios electorales. Según declaró a los medios la portavoz de la comisión, el partido en el poder desde 1975, el Movimiento Popular de Liberación de Angola (MPLA), obtiene el respaldo del 64,57% de los electores. Se espera que el viernes se publiquen nuevos números aunque la comisión ya adelantó que la publicación de los resultados oficiales podrá alargarse hasta el 6 de septiembre, quince días antes de que el nuevo presidente, previsiblemente João Lourenço, tome posesión de su cargo.

El principal rival del MPLA, la Unión Nacional para la Independencia Total de Angola (UNITA), de momento obtiene un 24,04%, mientras que la tercera fuerza, Convergencia Amplia de Salvación de Angola-Coalición Electoral (CASA-CE), consigue un 8,56%. Tanto Isaías Samakuva como Abel Chivukuvuku, líderes de la oposición del UNITA y CASA-CE, se han mostrado en desacuerdo con este primer balance y han dicho que darán a conocer sus propios resultados, ya que el país permite a los partidos políticos observar las elecciones con miembros del partido en cada centro de votación. De esta manera, ambas partes intentan predecir el resultado de la elección.

El secretario de asuntos políticos y electorales del MPLA, João Martins, dijo a la agencia Reuters que después de 5 millones de votos tenían casi una mayoría de dos tercios, con lo que podían afirmar la victoria de su candidato. Por su parte, la UNITA mantiene que tras el recuento de 2 millones de votos, el MPLA tiene un 47,6% y UNITA un 40,2%. “Con esta tendencia, el MPLA no obtendría la mayoría en absoluto”, aseguró a Reuters el jefe del Parlamento de UNITA, Adalberto Costa Júnior.

Desde que ganase la guerra civil a mediados de los setenta, el partido con el que el primer presidente de Angola, Antonio Agostinho Neto, inauguró la independencia de Portugal no ha perdido una sola vez en las urnas. Sin embargo, su declive es evidente. En el año 2008 obtuvieron un 81,6% de los votos y en 2012 un 71,8%, mientras que la UNITA se alzó con un 19%. De confirmarse el porcentaje publicado hoy, estos comicios serían los que peores resultados les han reportado. Tal y como han apuntado varios medios de comunicación, el pueblo de Angola está ansioso de un cambio que reparta la riqueza de la tercera potencia económica en el África Subsahariana y el segundo productor de petróleo.

Muchos apuntan que la marcha del veterano José Eduardo Dos Santos, que permanecerá como cabeza de partido aunque no desempeñe el cargo de presidente de Angola, no será absoluta, sino que ejercerá su influencia en quien previsiblemente heredará su cargo, el actual ministro de Defensa, Joao Lourenço. Lourenço ha asegurado durante su campaña que no será un títere del ex presidente y que su intención es “combatir la corrupción”.

A sus 74 años, Dos Santos era el segundo presidente africano que más años acumulaba en el poder, separado por algunos meses de su homólogo en Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang. Sus décadas al frente del país le han convertido en uno de los hombres más ricos e influyentes, así como a su familia. Si bien su hijo José Filomeno de Sousa Dos Santos, es el jefe del Fondo Soberano de Angola, su hija Isabel Dos Santos es la mujer más rica de África y directora de la petorlera estatal Sonangol.

Más de 9 millones de angoleños, de una población que supera los 27 millones, estaban llamados a las urnas en una votación que se desarrolló sin incidentes resaltables, aunque quince estaciones de voto no pudieron abrir el miércoles ya que no llegaron las papeletas a tiempo. Según expone la agencia Reuters, estas estaciones realizarán la votación el sábado, sin modificar los resultados definitivos ya que los afectados son únicamente 1.300 votantes. Un total de 1.200 observadores internacionales, la mayoría procedentes de América Latina, han estado presentes durante el desarrollo de la votación, cuya participación ha sido del 76,8%.

Deja un comentario