Los mudras en sánscrito quieren decir sello o gesto. Han sido utilizados durante miles de años por diferentes tradiciones. Un hasta mudra se refiere a esas posiciones que se hacen con las manos para canalizar y direccionar energía hacia todo tu cuerpo.

En yoga se utilizan diferentes elementos para poder tener acceso a esa conexión mente-cuerpo que tanto se busca, como la respiración, la meditación, los mantras, las asanas, que se realizan con todo el cuerpo, y los mudras, que se realizan ocn las manos.

Existen alrededor de 100 mudras para diferentes intenciones. Cada uno de ellos tiene un efecto específico en el cuerpo y la mente; además limpian los canales energéticos.

Cómo puedes practicar los mudras

En este caso son 3 mudras para combatir la ansiedad y depresión. Siempre debes ser constante en cualquier tipo de práctica para que realmente funcione.

  • Siéntate en una postura cómoda, con tu espalda derecha y tus ojos cerrados.
  • Se recomienda que los practiques por 5 minutos para comenzar y poco a poco llegues hasta 15 minutos.
  • Recuerda que lo más importante es tu respiración; concéntrate en ella y deja tus preocupaciones a un lado.

Gyan mudra

Toca las puntas de los dedos índice y pulgar y mantén los otros 3 dedos (índice, anular y meñique) estirados, relajados y unidos.

También es conocido como chin mudra. Es comúnmente utilizado para meditar o al comienzo de una clase de asanas.

Es un mudra que incrementa tu concentración. Previene los mareos y te conecta con tu Ser superior. Si te sientes desmotivado, es perfecto para darte un empujón energético.

Agni Shakti mudra

Junta tus dos pulgares y haz un puño con los dedos restantes. Lleva el mudra hacia el pecho y respira profundamente.

La próxima vez que te sientas ansioso o que percibas que vas a perder el control, lleva tus manos hacia este sello energético.

Kalesvara mudra

Lleva tu dedo índice y pulgar hacia la forma de un corazón, tu dedo medio se queda estirado y se tocan las yemas, los demás dedos también están flexionados hacia adentro.

La palabra sánscrita kala significa tiempo, y esvar significa Dios o un poder superior. Este mudra está dedicado al Dios del tiempo.

Zaida Bemanar

La conciencia espiritual es la que nos permite tener un propósito claro, reconocer nuestros dones fundamentales y nuestra misión en la vida. Ella ofrece mirarse a uno mismo y al otro de una manera mucho más significativa que lo puramente psicológico o técnico

Deja un comentario

Deja un comentario