Adiós a los memes: La Unión Europea planea “firewall europeo” para acabar con el Internet libre

Traducido por el equipo de Sott.net en español

En un momento en que su legitimidad está siendo cuestionada por la mayoría de los europeos, la Comisión de la Unión Europea se está ganando muchos amigos con su última versión de una “Directiva sobre derechos de autor”, que muestra un notable desprecio por el público y los grupos de interés público, cuyas objeciones supuestamente tuvo en cuenta al redactar de nuevo la legislación sobre la reforma de los derechos de autor.

copyright directive

La semana pasada, tanto el gobierno alemán como el francés acordaron un “borrador final”. El principal motivo de controversia era si se debía permitir una exención para las pequeñas empresas de conformidad con el artículo 13. Francia dijo que no; Alemania, sí. Al final, Alemania cedió y aceptó las enmiendas que aplastarían a las pequeñas plataformas a favor de las Grandes Corporaciones estadounidenses. Vaya, gracias Merkel.

Increíblemente, ese fue el único punto sobre el que Francia y Alemania tuvieron algún desacuerdo, considerando que el resto del artículo 13, así como el artículo 11, son draconianos y no tienen en cuenta la razón ostensible de lograr una protección justa y una compensación para los creadores de contenidos de las obras protegidas por derechos de autor. Aunque los partidarios afirman que la Directiva ayuda a los creadores de contenidos, en realidad no utiliza ni define ese término. El “titular de los derechos” tiende a ser alguno de los grandes conglomerados (como las industrias cinematográfica o musical) y los creadores de contenidos que no están en obligación con estas entidades se verán repentinamente incapaces de ganarse la vida.

En cualquier caso, mientras que la Comisión de la UE afirma que “la aplicación de los principios de ‘legislar mejor’ garantizará que las medidas se basen en pruebas, estén bien diseñadas y proporcionen beneficios tangibles y sostenibles para los ciudadanos, las empresas y la sociedad en su conjunto” (p.3), obviamente han decidido que esto no se aplica a los artículos 11 y 13. Los eurócratas llevaron a caboinvestigaciones sobre estas medidas, pero sólo seleccionaron los hallazgos que apoyaban su agenda e ignoraron los demás.

Artículo 11 – Un “impuesto” sobre su enlace (borrador no oficial)

Llamado por los críticos el “link-tax” (“impuesto sobre el enlace”), este establece que los editores de periódicos deben ser compensados en cualquier momento en que su contenido sea compartido en línea por los recopiladores de noticias (como Google News). En otras palabras, los recopiladores deben pagar licencias por cualquier contenido que tenga menos de 2 años. La definición de lo que puede y no puede utilizarse legítimamente se ha ampliado de modo que los hipervínculos y los “extractos muy breves” puedan compartirse sin necesidad de pago, aunque esta descripción en sí misma es vaga y está sujeta a interpretación. No se definen las cuestiones sobre la longitud del extracto o si el extracto puede contener una imagen. De hecho, dejan que sean los Estados miembros los que hagan esas distinciones. Sin coherencia en la aplicación de la Directiva, obviamente habrá diferentes requisitos en los distintos países. Por lo tanto, incluso dentro de la UE, podrían aparecer mensajes de error como el que se muestra a continuación.

link tax error

“Error de impuesto sobre el enlace. No se ha encontrado una licencia en esta región para el artículo que desea compartir. ¿Ha considerado mejor hablar sobre el clima o algo así? Publicar URL simple. Actualizar a nuestro Plan de Enlaces Premium.”

Lo que tampoco está claro es cómo afecta esto a las entidades no comerciales. Aunque algunos sitios web afirman que el Artículo 11 no ofrece “ninguna excepción para los individuos o las organizaciones sin fines de lucro”, el último documento establece que “estos derechos no se aplicarán a los usos privados o no comerciales de las publicaciones de prensa realizadas por usuarios individuales”.

En efecto, esto es una excepción para alguien que dirige un blog, pero no está claro si un sitio web como Wikipedia o SOTT.net también está exento. Si no es así, significa que los recopiladores de noticias alternativos no podrán permitirse pagar las tasas de licencia, lo que en la práctica impedirá el acceso a cualquier persona que intente acceder a un sitio web con sede en Europa.

Google realizó un experimento para mostrar cómo tendrían que ser sus páginas para satisfacer los requisitos (suponiendo que el usuario no hubiera pagado las tarifas). El resultado esencialmente parecía una página web mal cargada. Según el vicepresidente senior de asuntos globales de Google, Kent Walker, “incluso una versión moderada del experimento (donde mostramos el título de la publicación, la URL y las miniaturas de los videos) llevó a una reducción del 45 por ciento en el tráfico a los editores de noticias”.

https://es.sott.net/article/65229-Adios-a-los-memes-La-Union-Europea-planea-firewall-europeo-para-acabar-con-el-Internet-libre

Deja un comentario