Este artículo de Yiamyut Sutthichaya pertenece a Prachatai, portal independiente de noticias en Tailandia. Se ha editado y vuelto a publicar en Global Voices como parte de un acuerdo para compartir contenido. *Se han cambiado algunos nombres para proteger la identidad de los entrevistados.

El público se apresta a atender el discurso en Sanam Luang, noche del 19 de septiembre. Foto y captura de Prachatai.

Fue la mayor protesta nocturna desde el golpe de 2014, y permitió que personas de otras partes del país asistieran a un acto político en la capital pues podían permanecer en el lugar de la protesta.

El 19 de septiembre, una protesta masiva movilizó a cientos hacia Bangkok para reclamar reformas y la redacción de una nueva constitución. Las protestas del día continuaron hasta entrada la noche, y los manifestantes se instalaron para dormir en la Universidad Thammasat de Bangkok (TU) y el campo contiguo de Sanam Luang.

A ella no le agrada el gobierno actual, ya que la economía, el costo de vida y otros varios aspectos no han mejorado.  La pandemia del COVID-19 también ha amenazado su estilo de vida, pues la fábrica ha prohibido las horas extras que usualmente equivalen a un ingreso extra del que dependen los obreros tailandeses para mejorar su calidad de vida. Quiere que el gobierno renuncie.

Para ahorrar dinero, vine aquí con todo el apoyo. Como te dije, hermano, la economía no es buena últimamente. No hay horas extras.

Pertenencias de Jane para pasar la noche. Foto y captura por Prachatai. Uso autorizado.

Al otro lado del campo de fútbol desde donde está Jane, está la Escuela de Negocios de la Universidad Thammasat de Bangkok, donde dormían docenas de personas.

Phawat comenzó a participar de protestas políticas en julio. Dijo que nunca le han gustado las protestas porque las consideraba un acto de fuerza o gobierno de una turba. La verdadera democracia debe implementarse a través de elecciones. Pero cambió de opinión cuando vio persecuciones legales unilaterales contra quienes se oponían al Gobierno, incluidos estudiantes.

“Queremos democracia”, expresó un comerciante de la provincia central de Samut Prakan que decidió pasar la noche con algunos amigos bajo el edificio cuando encontraron que todos los hoteles de la zona estaban llenos.

Nathakan Kamkaeo, graduada de Inglaterra, también pasó la noche en TU por la falta de capacidad hotelera. Dijo que quiere que la monarquía sea regulada bajo un cuadro legal sin influencia política.

Jay* se unió a la conversación. Al venir a la protesta, Jay esperaba que la gente de Tailandia pudiera tener un mejor gobierno en el que la monarquía estuviera regulada bajo principios democráticos, como se observa en los 10 pedidos que realizaron los estudiantes. Jay también quiere que terminen las desapariciones forzadas.

We want our difficulties to end in our generation. Nobody will have difficulties like us again. If they are not in trouble, they won’t have to come and protest, will they?

La noche a la intemperie no fue cómoda. Phawat y sus amigos se quejaron de que los baños no eran adecuados y procedimientos cuestionables como tener que esperar el permiso de la Policía para abrir el camión de baños públicos. Pero Phawat esperaba que estas dificultades valieran la pena.

Phawat  y su espacio para dormir. Foto y captura por Prachatai. Uso autorizado.

Queremos que nuestras dificultades desaparezcan en nuestra generación. Que nadie vuelva a tener adversidades como las que pasamos nosotros. Si no están en problemas, no tendrán que venir y protestar, ¿o sí?

I studied at the TU Law faculty in 1965, I went to the march [in October 1973]. I did not want my grandchildren to live like that. I thought it must end in our generation.

Un antiguo manifestante y la misma lucha de siempre

Durante la entrevista con Phawat y sus amigos, Saritphon Yotphayoung, de 74 años, exalumno de TU, se detuvo para contar sus experiencias políticas desde 1973 hasta 1976.

Saritphon dijo que la protesta de 1963 solo quería democracia, una Constitución, elecciones y el derrocamiento de los tres dictadores: el mariscal de campo Marshal ThanomCol Narong Kittikachorn y el mariscal de campo Praphas Charusathien).

Estudié en la facultad de derecho TU en 1965. Fui a la marcha (en octubre 1973). Yo no quería que mis nietos vivieran algo así. Pensaba que debía terminar en nuestra generación.

Ese mismo año, Saripthon trabajaba en el Ministerio de Justicia, antes ubicado cerca de Sanam Luang, donde vio que ahorcaban y mataban a mucho. Se dio cuenta de que los dictadores habían sido expulsados, recibidos nuevamente y que luego la gente se mataba unos a otros.

La protesta de 1973 fue exitosa pero sirvió meramente como preludio a la masacre de octubre de 1976 cuando mataron brutalmente a muchos. incluidos estudiantes, después de haber protestado contra el regreso de Thanom como monje a Tailandia. En ese entonces, el movimiento estaba tergiversado por una sociedad y medios conservadores de la realeza como un movimiento comunista y antimonárquico.

Meeting the kids in this generation again, I don’t want them to be 74 and still having to come and sit like this again. I want it to end already.

Compartió el mismo sentir de los jóvenes que quieren cambiar las políticas de Tailandia para mejor.

Los búhos de la noche

Los voluntarios velaron por la seguridad durante la protesta. Piyarat Chongthep, exactivista político y candidato a parlamentario para el opositor partido Futuro Hacia Adelante, fue responsable de los más de 270 voluntarios que supervisaron monitoreando la situación fuera de TU. Los voluntarios podían ser reconocidos por sus brazaletes azules

Encuentro a los chicos de esta generación de nuevo, no quiero que lleguen a los 74 años y que aún deban venir y sentarse acá otra vez. Quiero que ya todo termine.

Por un lado, los voluntarios trabajaron con la Policía para vigilar la seguridad pública y por otro lado, también estaban alerta ante cualquier tipo de violencia policial. Ya en la noche, los voluntarios se dividieron en tres turnos, se alternaban para supervisar la seguridad y los movimientos de la policía antidisturbios.

Piyarat ha estado organizando a los voluntarios desde la protesta del 18 de agosto en el Monumento a la Democracia. Son responsables por el orden público en las protestas, la organización del tráfico y también se aseguran de que los manifestantes no porten armas mediante una revisión de sus pertenencias.

Prachatai no pudo contactar con el grupo líder de TU, pero los voluntarios de TU expresaron que el trabajo básico consistía en mantener la situación bajo control, examinar vehículos que ingresaran a TU, patrullar el perímetro y velar por el bienestar de los manifestantes que dormían dentro del predio.

Las guardias de voluntarios estaban divididas en dos grupos independientes uno del otro. El grupo de Piyarat vigiló la situación afuera de TU, mientras que un grupo compuesto por estudiantes de TU observaron la situación dentro de TU.

Leer más sobre las protestas en Tailandia