ABDUCCIÓN
                  El término abducción, tiene por supuesto una interpretación semántica pero al cabo de un profundo análisis, resulta un término muy complejo a la hora de definir su alcance. Sin dudas tiene relación directa con la presencia de seres y naves desconocidas que abducen y transportan a otro lugar a uno o varios testigos y en ese marco es donde comienzan a tejerse las mas variadas conjeturas y la falta de respuestas concretas, significan que una parte de la ciencia está en deuda a la hora de explicar qué ocurre con este fenómeno.
         Desde el punto de vista de la ciencia, abordaremos el tema con la consulta a especialistas que se han identificado en algún momento de su carrera e investigación en procura de una respuesta. Sin embargo, nadie ha emitido una definición sobre el término que a tanta gente ha involucrado.
         Estamos ante un fenómeno inexplicable y que la propia ciencia al reconocer sus limitaciones intenta dejar de lado? Mientras tanto, decenas de testigos afirman vivir experiencias alucinantes que aún hoy no tienen respuesta. Que algunos recuerdan con terror y como una experiencia traumática, mientras otros por el contrario, sostienen que fue extraña pero que les gustaría volver a repetirla.
         A esta altura cabe reconocer que a partir de las experiencias vividas por los testigos, sus vidas no han vuelto a ser las mismas. Como si otras expectativas estuvieran pendientes en los recuerdos que perduran y en los que surgen al momento de indagar los investigadores. Porque hay que reconocer que en algunos casos, en principio recuerdan muy poco, mientras que las vivencias más profundas afloran con el paso del tiempo, generalmente al cabo de varios años.
         Por tal motivo vale sostener aquello de que los casos no se cierran y que el seguimiento por parte de los investigadores y profesionales es necesario.
         Pero en ese marco, también es factible encontrarse con personas que potencialmente pueden haber sido observadores de un extraño episodio, tan sólo en una observación a la distancia de un objeto extraño pero, la mente humana puede jugarle una pasada y generar una trama insospechada, que tan sólo tiene lugar en su mente.
         En tal sentido, a mediados de 2014 un personaje llegó a mi casa y me relató una experiencia alucinante, que como cazador había protagonizado en un campo a unos 140 km de la ciudad de Santa Rosa. El énfasis puesto en su descripción y el aumento de datos increíbles en posteriores reuniones, me permitieron trazar una serie de parámetros que elevados a consulta, dieron como resultado que la fantasía era la principal protagonista en la mente de este “testigo” que no obstante las contradicciones, intentó convertirse en protagonista excepcional de una historia que solamente él puede creerse.
         A esta altura de mi vida como investigador, he aclarado que si no es en la primera reunión, luego de 20 minutos de charla, un investigador experimentado ya tiene un perfil de su entrevistado. Las nuevas reuniones no hacen más que fortalecer la postura, lo que hace que quien quiere convertirse en protagonista, sólo intente embarullarse más en su propia historia que se vuelve insostenible.
         Este tipo de experiencias no son comunes en el interior, precisamente por la idiosincrasia de los pobladores de “la pampa profunda”, y quienes pretenden convertirse en forzados protagonistas, son precisamente gente que llegado de otras latitudes, especialmente de grandes ciudades y por algún raro comportamiento, buscan el protagonismo con estas historias que afortunadamente caen por su falta de consistencia y se evita la pérdida de tiempo. 

Deja un comentario