A veces solo te tendrás a ti para darte ánimo, así que practica



chica-luces-rostro-576x383

A veces solo te tendrás a ti para darte ánimo, así que practica

Resulta muy agradable el contar con el apoyo de quienes nos rodean cuando atravesamos por situaciones particulares, sin embargo, muchas veces las condiciones no estarán dadas para ello, bien sea porque estamos lejos de esas personas, porque no hemos puesto en evidencia que estamos pidiendo un salvavidas, porque no estamos rodeados de ese tipo de personas o bien no inspiramos que nos impulsen.

Cualquiera que sea el motivo, sin detenernos a analizarlo, nos hace pensar que podemos ser autosuficientes y que podemos encontrar en nosotros mismos la motivación que quizás sentimos necesitar de un ente externo.

Para ello es necesario el reconocimiento y la valoración, de lo que somos, de lo que tenemos, de todo nuestro inventario y desde allí resultará sencillo decirnos a nosotros mismos: “eres un ser con capacidades ilimitadas, múltiples virtudes y millones de posibilidades a tu alcance”. Cuando entendemos esto, nuestros pasos se hacen más ligeros.

mujer caminando

Ya el hecho de convencernos de esa afirmación resulta muy beneficioso, porque muchas veces el problema radica en que no somos capaces de reconocer eso que somos, que no es un invento, es así, somos todos, por naturaleza seres maravillosos, con capacidad de crear nuestras vidas a la carta, pero vivimos saboteándonos.

El solo hecho de esperar de alguien ánimo, reconocimiento, apoyo, solo habla de lo poco que nos conocemos, del poco valor que nos podemos dar y de la importancia que le damos a los estímulos externos.

Entendamos que mientras mantengamos vivas esas creencias limitantes, estaremos cerrando el torrente de bienestar que habita en nuestro ser, aprende a decirte a ti mismo:

¡Tú puedes!

mujer-presente-fuerte

Confía en tu intuición cuando susurre, poco a poco te irás sensibilizando ante su voz y no tendrás que esforzarte, ni silenciarlo todo para escucharla, ahí está el ánimo que necesitas, la confianza y la calma.

Celebra tus logros, por pequeños que parezcan, anida en tu mente pensamientos que te generen bienestar, que te dibujen sonrisas en tu rostro, el mantenerte conectado con lo que te hace bien, te mantendrá la mayor parte del tiempo creando cosas agradables a tu vida y cada vez las situaciones en las que sientas necesitar una grúa se distanciarán, porque irás siempre con tu salvavidas de la confianza puesto, que te dará la certeza que incluso cuando no lo parezca, todo va por un buen camino.

Disfruta de ti, reconócete y llega a donde te corresponde llegar.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet






Deja un comentario