Dormir bien es uno de los puntos más importantes para tener una buena salud en todos los aspectos, pues la falta de descanso te afecta en lo físico, emocional y mental. Tener un descanso suficiente y adecuado te ayuda a prevenir enfermedades, a mantenerte saludable, e incluso aumenta tu longevidad

 

Desde la perspectiva de la medicina china, descansar mejor se trata de equilibrar el yin y el yang. Para lograrlo, además del trabajo interno de relajación, es necesario mantener un entorno armonioso en la recámara, al aplicar los principios del feng shui.

 

Te puede interesar: Descubre cómo el feng shui te puede ayudar a dormir mejor

 

Practica ejercicios de respiración 

La preocupación, el pensamiento excesivo y los pensamientos recurrentes tienen una energía muy yang y por eso dificultan conciliar el sueño. Para serenar la mente por las noches y evitar que tus pensamientos te impidan dormir, prueba con un ejercicio de respiración consciente para ayudar a elevar la energía yin en tu mente.

Si sueles tener problemas para dormir, si padeces de insomnio o despiertas a lo largo de la noche, las siguientes recomendaciones de la medicina china te pueden ayudar.

Una opción es la respiración relajante 4-7-8, la cual reduce el ritmo cardiaco, trae tu conciencia al momento presente y equilibra el sistema nervioso, con lo cual fomenta sentimientos de calma y paz al liberar el exceso de energía y los pensamientos negativos.

 

La técnica 4-7-8 también le enseña al cuerpo a absorber menos. En una cultura donde la mente y el cuerpo se saturan continuamente con estimulación externa, esta es una lección poderosa. 

 

Para realizar este ejercicio de respiración, sigue estos pasos:

 

Te puede interesar: 4 métodos de respiración infalibles para dormir

  • Siéntate o recuéstate en una posición cómoda.
  • Descansa la punta de la lengua contra el paladar, de modo que quede justo detrás de tus dientes frontales superiores. 
  • Vacía completamente los pulmones de aire. 
  • Luego, inhala por la nariz durante 4 segundos, contén la respiración durante 7 segundos y exhala por la boca durante 8 segundos.
  • Repite al menos cuatro veces para iniciar, y después puedes configurar un temporizador de 1 a 2 minutos y aumentar gradualmente hasta llegar a 5 minutos.

 

 

Cuida la temperatura y la iluminación

Los estudios demuestran que la luz brillante que se usa dentro de la casa o que se cuela de las lámparas de la calle puede suprimir la producción de melatonina. Así que procura no encender la luz principal de tu cuarto cuando vayas a la cama; mejor usa una pequeña lamparita de noche con luz tenue y cuando estés listo para dormir, apaga todas las luces y cerciórate de que las cortinas estén bien cerradas para evitar las filtraciones de luz externa. Usar cortinas gruesas y opacas ayudará a mantener oscuro el espacio para dormir. 

 

Duerme más temprano

Entre las 11 de la noche y la 1 de la madrugada se consideran las horas más yin del día, cuando la energía está más tranquila; por eso, muchas veces, si vas a dormir después de la 1 a. m., se te dificulta más conciliar el sueño. Entonces, acostarte antes o poco después de las 11 p. m. puede ayudarte a sincronizar tu reloj biológico con esta energía relajante.

En cuanto a la temperatura, el rango óptimo para el dormitorio está entre 19 y 21°C. Ya que tu cuerpo naturalmente baja su temperatura durante el descanso, mantener un ambiente fresco te ayudará a permanecer en un sueño profundo.

 

Si tienes un sistema de calefacción de aire acondicionado, ajústalo de modo que obtengas una temperatura en este rango; en caso contrario, si hace mucho calor, puedes dejar la ventana un poco abierta, dormir con ropa ligera y sólo con la sábana; y en temporada de frío, dormir abrigado, con calcetines, ropa térmica y cobertores que te brinden calor sin ser pesados.

 

 

 

Toma en cuenta la posición de la cama

El feng shui es el arte y la ciencia de la colocación de objetos en las habitaciones y se basa en los principios taoístas del yin y el yang. Para hacer de tu recámara un espacio energéticamente ideal para el descanso, el feng shui recomienda colocar tu cama de modo que los pies no queden en dirección hacia la puerta, pues esa posición genera inseguridad y miedo

 

Lo que sí es necesario es que desde la cama puedas ver hacia la puerta. De esta manera tendrás una sensación de seguridad al poder ver si alguien entra, sin sentir que no tienes privacidad o que la energía de tu cuarto se escapa o se contamina. 

 

Si el espacio reducido es un problema, puedes colocar una cortina japonesa noren (es una pieza de tela rectangular dividida por la mitad en dos paneles), para que incluso cuando la puerta esté abierta haya un límite que te ayude a sentirte con privacidad y haya algo para reducir el flujo de energía con el exterior.

 

Elige bien los colores

El color tiene un efecto muy poderoso en el feng shui. Si tienes un espacio pequeño, los tonos neutros suaves pueden ayudar a que se perciba más grande y luminoso. Para un dormitorio relajante, los colores más fríos como el azul y el gris pueden ayudar a disminuir la energía y crear un ambiente tranquilo.

Te puede interesar: La posición ideal para tu cama según el feng shui

 

 

Saca los espejos y las fotos familiares de la recámara

Los espejos no son recomendables en la recámara y mucho menos aquellos que miran hacia tu cama, pues en el feng shui se cree que reflejan energía y pueden hacer que tu mente tenga presentes los factores de estrés físico o pensamientos preocupantes y acelerados. Incluso pueden hacer que parezca que hay una presencia que te observa al dormir. 

 

Deja afuera las pantallas

La recámara debe ser un espacio para el descanso, así que debes evitar realizar en ella actividades de trabajo o entretenimiento que impliquen el uso de pantallas, como computadoras, televisores, tablets y celulares. 

Además, se recomienda quitar las fotos de familiares, amigos o cualquier otro ser querido del dormitorio, pues su presencia hace que la energía de las personas retratadas se estanque en el cuarto, lo que podría dificultar que concilies el sueño.

Tener pantallas en tu cuarto puede ser una tentación para pasar tiempo en ellas antes de dormir, lo cual puede hacer que se te vaya el sueño. Además, si usas la computadora o el celular antes de dormir, tu mente se quedará con la idea de los pendientes que tienes y eso te generará estrés que dificultará tu descanso. Lo ideal es apagar todas las pantallas al menos 1 hora antes de acostarte.

 

 

 

Mantén tu cuarto limpio y ordenado

Por último, mantener tu espacio de descanso limpio y ordenado contribuye en gran medida a promover la claridad mental, la relajación y el sueño, pues, ¿quién querría dormir enmedio de la suciedad y el desorden?

 

Mientras que la suciedad y el desorden hacen que la energía se estanque y generan un ambiente estresante, tener tu cuarto limpio, organizado, con una decoración minimalista y objetos que te hagan sentir tranquilo ayudará a crear el ambiente para un sueño reparador.

 

Te puede interesar: Haz de tu recámara un espacio para relajarte y tener dulces sueños

Foto de portada: Yanalya / Freepik

Zaida Bemanar

La conciencia espiritual es la que nos permite tener un propósito claro, reconocer nuestros dones fundamentales y nuestra misión en la vida. Ella ofrece mirarse a uno mismo y al otro de una manera mucho más significativa que lo puramente psicológico o técnico

Deja un comentario

Deja un comentario