7 superalimentos que te ayudarán a depurar el hígado de forma natural

 El hígado, junto con la vesícula biliar, desempeña un papel muy importante para la salud de nuestro cuerpo.

Y es que solo participa en las funciones digestivas. También interviene en procesos vitales como la segregación de hormonas y el almacenamiento de algunos nutrientes.
Hace parte de los llamados órganos excretores, dado que todo el tiempo filtra la sangre para remover las toxinas que se van acumulando en el torrente.
Esto facilita la destrucción de algunos tipos de virus y bacterias y, de paso, evita el desarrollo de algunas patologías crónicas que afectan la calidad de vida.
El problema es que algunas veces presenta dificultades para cumplir con sus tareas, ya sea por alguna enfermedad o porque la práctica de malos hábitos genera una acumulación excesiva de desechos.
Debido a esto, es fundamental mejorar los hábitos de alimentación, y aumentar el consumo de aquellos ingredientes cuya composición nutricional fortalece y estimula sus funciones.
En esta oportunidad queremos compartir los 7 mejores para que no dudes en añadirlos en tu dieta.
1. Brócoli
Considerado como uno de los vegetales verdes más saludables, el brócoli es una de las mejores opciones alimentarias para depurar el hígado de forma natural.
  • Contiene poderosos antioxidantes que se han relacionado con la disminución del riesgo de cáncer y la eliminación de las toxinas retenidas en el cuerpo
  • Su alto contenido de fibra favorece el proceso de digestión y, de paso, facilita el control de los niveles de colesterol alto.
  • Aporta vitamina E, un nutriente liposoluble con efecto antioxidante que protege este órgano del deterioro prematuro.
2. Frutos secos
Los frutos secos contienen nutrientes como el aminoácido L-arginina cuyos efectos en el organismo reducen el nivel de intoxicación del hígado.
Esto, sumado a su contenido de fibra y ácidos grasos omega 3, hace que sea una buena opción para estimular la depuración de este órgano vital.
Su consumo en mínimas dosis promueve el control del colesterol y apoya el proceso de digestión de las grasas.
3. Manzanas
Las manzanas son uno de los superalimentos que no deberían faltar en la dieta.
Conocidas desde hace años por sus propiedades medicinales, son idóneas para limpiar el hígado y mejorar la actividad de la vesícula biliar.
Ricas en pectina, un tipo de fibra soluble, son un alimento que promueve la limpieza del tracto digestivo, removiendo las toxinas acumuladas en el colon y el hígado.
Su ingesta disminuye los niveles de colesterol malo (LDL), y reduce la sobrecarga de tareas que sufre el hígado al tener que metabolizarlo.
También aporta ácido málico, un nutriente natural que facilita la expulsión de compuestos carcinógenos y toxinas retenidos en la sangre.
4. Frutos cítricos
Todas las variedades de frutos cítricos contienen aceites esenciales y vitaminas antioxidantes que estimulan la depuración natural del hígado y la desinflamación.
Su alto aporte de vitamina C aumenta la respuesta inmunitaria del cuerpo y previene el desarrollo de infecciones y patologías graves.
También mejora la síntesis de materiales tóxicos e impulsa su eliminación a través de los procesos digestivos.
5. Aguacates
El aguacate o palta es uno de los frutos ricos en nutrientes que promueven la salud y limpieza del hígado.
Destacado por su contenido de aminoácidos esenciales, fibra y antioxidantes, es un ingrediente ideal para remover las toxinas retenidas en el cuerpo.
Aporta glutatión, un compuesto requerido por el hígado para remover los agentes extraños y toxinas acumulados.
Su concentración de ácidos grasos omega 3 facilita la reducción del colesterol malo (LDL) y desempeña un rol importante en la regulación de los procesos inflamatorios.
6. Aceite de oliva
El aceite de oliva es una de las grasas más saludables que se pueden añadir en la dieta para proteger la salud hepática.
Contiene sustancias antioxidantes, antiinflamatorias y depurativas que impulsan la limpieza de la sangre para una correcta eliminación de las toxinas.
Sus ácidos grasos esenciales controlan los niveles de colesterol malo (LDL) y mejoran la salud arterial para reducir el riesgo cardíaco.
Su aporte de vitamina E y aminoácidos crean una barrera protectora contra los radicales libres, disminuyendo el riesgo de cáncer y afecciones crónicas.
7. Tomates
Los tomates contienen licopeno y aminoácidos esenciales que, tras ser absorbidos, promueven el buen funcionamiento del hígado para una óptima eliminación de los desechos.
Su aporte de glutatión, una poderosa proteína, le confiere efectos desintoxicantes que ayudan a mejorar las funciones hepáticas.
También contiene flavonoides y beta-caroteno, sustancias antioxidantes que mejoran la circulación y la protección frente a los radicales libres.
Para mantener el hígado saludable y libre de toxinas, aumenta el consumo de estos alimentos y refuerza sus efectos evitando malos hábitos como el consumo de alcohol y cigarrillo.

Este articulo fue realizado gracias a mejorconsalud.com Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.


Deja un comentario