5 mentiras que tenemos que dejar de decirle a nuestros amigos

Mentira: “No me estoy sintiendo bien ahora.”


Lo que realmente significa: “Simplemente no tengo ganas de salir”.


Por qué es terrible: existen solo pocas veces que puedes usar la excusa de “No me siento bien” antes de que la gente no vaya a creer en ti o empiecen a evitarte por completo porque asumen que tienes algún desorden auto inmune horrible que te impide desde siempre poder ir a cenar a una hora regular. No quieres convertirte en el tipo con el que nadie cuenta nunca, porque estás muy feliz de cancelar siempre que te convenga.

IMAGEN: FINEART

Mentira: “Tu novio / novia / pareja es genial.”


Lo que realmente queremos decir: “No me gustan por varias razones, pero no tengo ganas de lidiar con las repercusiones de ser honesto cuando me lo pides”.


Por qué es terrible: Es tu trabajo, como amigo, responder a preguntas importantes con honestidad cuando se te presenten. Muy pocas personas en la vida de tu amigo van a estar al frente sobre el hecho de que su nueva pareja es absolutamente repulsiva. El hecho de que están en la agonía de enamoramiento embriagador y no puede verlo por sí mismos no significa que tú no puedas ser honesto y potencialmente salvarlos de unos meses de quasi-romance traicionero.


Mentira: “No estoy molesto”


Lo que realmente significa: “Estoy realmente molesto”


Por qué es terrible: No hay nada peor que preguntar a alguien directamente si están molestos contigo por cualquier razón y tener que decirle “no”, cuando están claramente a fuego lento con la rabia. Si no tienes la decencia de decirle a tu amigo lo que pasa, no tienes el privilegio de estar molesto. Estar molesto es una emoción reservada para los adultos.



Mentira: “Puede que vaya a tu fiesta el sábado.”


Lo que realmente queremos decir: “No voy, pero no quiero lidiar con que estés enfadado conmigo durante toda la semana”.


Por qué es terrible: Estas serán, por supuesto, las circunstancias en las que en realidad no estás seguro de si es que puedes o no puedes asistir a algo en el futuro cercano. Pero vamos a ser realistas y decir que, a lo sumo, este es el caso sólo el 30 por ciento del tiempo. Simplemente no vamos a ir y no queremos decir que no, porque somos una especie de cobardes y gente terrible y el Internet nos ha hecho perezosos. Simplemente di que no, arranca la bandolera emocional y termine con eso.


Mentira: “No tengo problema con prestarte…”


Lo que realmente significa: “Deja de tomar mis cosas, por favor.”


Por qué es terrible: Todos sabemos que pocas cosas pueden desgarrar una amistad tan insidiosamente como las pertenencias personales prestadas (y a menudo no devueltas, o devueltas en mal estado). Ropa, películas, coches, cualquier cosa – es toda una receta para la implosión de la amistad. Y la mitad del tiempo solo querrás ahorrarte el problema y no decirles nada al principio, pero el código de “decencia humana” nos impide hacerlo. Mejor sé honesto y di siempre lo que sientes y quieres.


Deja un comentario