4.500 fragmentos de la estatua colosal de Psamético I y otros nuevos hallazgos

4.500 fragmentos de la estatua colosal de Psamético I y otros nuevos hallazgos

La misión alemana y egipcia que trabaja en el sitio arqueológico de la antigua Heliópolis, en el barrio de Matariya al noreste de El Cairo, ha recuperado aproximadamente 4.500 nuevos fragmentos de la estatua colosal de cuarcita del faraón Psamético I que, junto con las numerosas piezas halladas previamente, permiten calcular el tamaño y la forma del coloso, que fue deliberadamente destruido en época antigua, según ha anunciado el Ministerio de Antigüedades de Egipto.

Nuevos fragmentos de la estatua colosal del faraón Psamético I y otros hallazgos del Antiguo Egipto

Más información

Nuevos fragmentos de la estatua colosal del faraón Psamético I

10

Fotografías

Ayman Ashmawy, el jefe del departamento de Antigüedades Egipcias y el codirector de las excavaciones, ha explicado que los nuevos fragmentos confirman que el faraón, de la dinastía XXVI, fue representado de pie pero con una característica inusual: el brazo izquierdo por delante del cuerpo. Destaca, además, una escena cuidadosamente tallada en el pilar trasero de la estatua, que muestra al rey Psamético I arrodillado delante de Atum, el dios creador, cuyo principal lugar de culto fue Heliópolis.

Dietrich Raue, el director de la misión arqueológica alemana, ha proseguido los trabajos en la zona del templo de Nectanebo I, quien reinó a comienzos del siglo IV a.C., tres siglos después del reinado de Psamético I. La misión alemana ha encontrado numerosos fragmentos de una entrada de cuarcita de los reinados de Ramsés II (dinastía XIX) y Nectanebo I (dinastía XXX) cerca del templo de este último, en Matariya.

La estatua colosal de El Cairo probablemente representa a Psamético I (y no a Ramsés II)

Más información

La estatua hallada en El Cairo probablemente representa a Psamético I

Entre los muros del templo han aparecido algunos fragmentos excepcionales: un friso con figuras en relieve de halcones, parte de una entrada del faraón Merenptah, de la dinastía XIX y partes de una esfinge colosal de granito rojo, de época ramésida. «Parece evidente que Nectanebo I añadió su edificio a un templo más grande de época anterior«, ha comentado Raue. Los trabajos de excavación también han sacado a la luz nuevas estancias de mediados de la época ptolemaica.

Ir a la fuente

Deja un comentario

Maestroviejo

El tiempo del despertar … tu conciencia, tu alma, tu mente, tu vida

Somos conciencia

Un grupo de personas queriendo buscar puntos de vista distintos de cómo llevar la vida y enfrentar los problemas nos pusimos a recopilar información para poder compartir nuestras inquietudes y tratar de desenmarañar la vida.