20 Prácticas Espirituales para realizar en medio de la Pandemia de Coronavirus, ¡disfrútalas!

La Organización Mundial de la Salud, en sus siglas OMS, el día 11 de marzo del año 2020, declaró que el COVID-19 es una pandemia mundial. Para evitar la propagación de la pandemia de coronavirus, evite el contacto físico y no entre a grandes multitudes. 

Lo que comenzó en China a mediados de noviembre de 2019 se ha extendido por todo el mundo. No se encontraron estadísticas exactas sobre las personas infectadas debido a la falta de pruebas en muchas áreas, pero lo cierto es que los números están rápidamente actualizados y la cantidad de contagiada en el mundo crece aceleradamente.

Hasta ahora, las personas con mayor probabilidad de morir a causa de la enfermedad de la pandemia de coronavirus son las personas mayores y las personas con problemas de salud subyacentes y sistemas inmunes débiles.

Es Hora de Desarmar el Miedo y la Incertidumbre

La situación es lo suficientemente grave como para asustar a los mercados financieros mundiales, preocupados por los efectos en los cambios de los patrones de trabajo cambiantes y el acceso limitado a los recursos.

Las industrias de viajes, restaurantes, entretenimiento y otras, se preocupan enormemente, esto, debido a que se alienta a las personas a evitar estar en espacios cerrados con otras personas.

Los hospitales y otras instalaciones de atención médica están preparándose para una afluencia de pacientes.

Todo esto no está bien, no obstante, existen buenas oportunidades, una de ellas es una mayor dependencia nuestra a las prácticas espirituales, y esto, sí está muy bien.

Es esencial desarmar el miedo y la incertidumbre al COVID-19, esto, debido a que se trata de un virus “novedoso” o nuevo, y los científicos, los trabajadores de la salud y el público en general saben muy poco sobre qué esperar de él.

Sabemos que se propaga rápidamente, que será difícil hacer que todas las personas que puedan estar infectadas se realicen la prueba, y que una vacuna posiblemente podrá estar lista dentro de 12 a 18 meses.

Actualmente no existen medicamentos disponibles para frenar la pandemia de coronavirus. A medida que pasan los días y los meses, las cualidades desconocidas de la pandemia se van descubriendo; sin embargo, mientras tanto, necesitamos prácticas espirituales para disminuir el impacto del miedo y la incertidumbre.

Estas prácticas no pretenden endulzar o minimizar los peligros muy reales de esta emergencia de salud global, pero podemos ayudarnos a lidiar con el estrés asociado, aceptar lo que no podemos cambiar, lograr paz mental y física, y desarrollar nuestra capacidad de recuperación. Por esto, deseo darte a conocer algunas prácticas para que pruebes y empieces a generar más paz y alegría en tu corazón, en tu vida, en tu existencia.

¡Conoce cada una de estas prácticas espirituales ahora!

Abraza tu miedo

Los miedos aparecerán en paquetes. El miedo a contraer el coronavirus puede ir acompañado de otros temores: la muerte, la pérdida de un ser querido, el aislamiento, los problemas financieros y algunos otros.

La maestra budista Lama Surya Das te alienta a abordar todos tus miedos y trabajar para transformarlos. Pregúntate:

¿De qué tienes miedo?… Comienza con un solo miedo. No puedes atravesarlos todos a la vez, así que no lo intentes. Donde encuentres tus mayores miedos, encontrarás enterrado un tesoro profundo debajo de tu psique.

Te aconsejo simples gestos o rituales que te permitan abordar simbólicamente un problema o un miedo en tu vida, luego, evolucionarlo.

Bradford Keeney, un practicante de muchas tradiciones chamánicas, es un maestro en la creación de prácticas inteligentes y útiles. Para lidiar con el miedo, prueba sus bolas de miedo, utiliza fichas para desviar el miedo.

Miriam Greenspan en su escrito “La sabiduría en las emociones oscuras” asegura que debemos saludar la capacidad de nuestro miedo para conectarnos con los demás.

Si el miedo solo te dice que salves tu propia piel, no hay mucha esperanza para nosotros. Pero el hecho es que en el miedo consciente, existe un poder potencialmente revolucionario de comparación y conexión que puede movilizarse en masa.

Acepta la Incertidumbre

Cuando estamos preocupados o angustiados, es útil darse cuenta de que algo no es seguro. En lo que respeta a la pandemia de coronavirus, hay mucha incertidumbre.

El maestro budista Ajahn Chah piensa que en muchas situaciones de la vida y estados de ánimo, felices o infelices, podríamos estar constantemente grabando que “esto es incierto”. Vamos creando en nuestras mentes realidades que no son, y lo más grave de todo, es que al final lo creemos, y en consecuencia, se cumple.

El maestro básicamente enseña que:

Cuando te sientas a meditar, es posible que aparezcan diversas condiciones de la mente, que veas y conozcas todo tipo de cosas, que experimentes diferentes estados. No los mantengas al tanto y no te envuelvas en ellos.

Alimenta las Emociones Positivas

Esta es una de las mejores formas de desarmar el miedo y la incertidumbre.

El maestro budista Thich Nhat Hanh usa la respiración como la puerta de entrada a la calma, la alegría y otros sentimientos positivos. Dice:

Al respirar, siento calma en mí. Al exhalar, sonríe a la calma en mí. Al inhalar, experimento alegría en mí. Al exhalar, sonríe a la alegría en mí.

Susannah Seton y Sondra Kornblat, autores de 365 Energy Boosters, dicen que es recomendable y posible practicar el positivismo en cualquier situación, si hacemos las preguntas correctas. Dicen los Autores:

“Realmente tenemos la opción de ver el vaso medio lleno en el lugar del medio vacío. Y cuando miramos lo que está bien en el lugar de lo que está mal, nos damos energía renovada para enfrentar la vida en toda su complejidad“.

Muchos de nosotros nos gusta más ver lo negativo escondido de una persona, que mencionar lo positivo muy visible que posee ese Ser. ¡Evita olvidarlo!, alimenta tus emociones positivas.

Toma un Respiro de la Negatividad

Es importante mantenerse informado sobre la pandemia de coronavirus, pero leer o mirar las noticias constantemente puede acelerar el crecimiento de las semillas de la preocupación y la desesperación dentro de usted, y en consecuencia, afectar negativamente tu sistema inmunológico.

El Dr. Alan Epstein asegura que para ser feliz en el día a día, es necesario realizar un descanso de las noticias. Dice:

Haga todo lo posible para cerrar el mundo exterior y concentrarse en su propio mundo… Seguir las noticias día tras día puede inducir un sentimiento de depresión e impotencia. Tomar un respiro de la constante negatividad de la escena mundial puede ser rejuvenecedor.

Recibe con tranquilidad y entusiasmo lo que viene y has creado, no te pegues de la negatividad del pasado.

Arthur Green en Ehyeh, se basa en el entendimiento de que nuestras preocupaciones y sueños se derivan de nuestros pensamientos sobre el mañana, asegura que:

El mañana, después de todo, todavía no existe.

Él ofrece un ejercicio basado en esta tendencia natural a dirigir nuestra atención hacia el futuro:

Al sentarse en silencio, es posible que puedas abrir las manos, girando tus palmas hacia arriba, permaneciendo en silencio. Las palmas abiertas indican tu aceptación. Lo que sea que suceda, lo recibirás. Pase lo que pase mañana, allí buscarás la presencia de Dios.

Ver que la Vida es Buena

¿Tu vida es buena?, ¡claro que sí!, jamás lo vayas a dudar.

La maestra zen Brenda Shoshanna en Fearless presenta una estrategia para cuando experimentas expectativas de catástrofe. Dice:

La Biblia dice: ‘Prueba y ve que la vida es buena’. Esta afirmación resiste el miedo y se ríe en su cara… díselo a ti mismo.

Practica las Medidas Preventivas

Practica las medidas preventivas que la Organización Mundial de la Salud nos ha aconsejado. Básicamente, son las mismas medidas preventivas que aprendimos desde pequeños a usar para evitar un resfriado.

Lo primero y más importante es lavar las manos con frecuencia, especialmente después de tocar superficies como pomos de puertas, barandas, botones de elevadores, carritos de supermercado, contacto físico con otras personas, entre muchas otras.

La recomendación es que te laves las manos vigorosamente con agua y jabón durante 20 segundos. Esos momentos son perfectos para recitar un mantra o una breve oración.

El maestro budista Ethan Nichtern señala que 20 segundos es aproximadamente el tiempo que lleva recitar lentamente las frases de Meditación Metta (bondad amorosa). Quiero enseñarte algunas frases extraídas de su Facebook.

Que todos los Seres estén Seguros; que todos los Seres estén Contentos.

Observa esta otra frase:

Que todos estén Sanos; Que todos los seres vivan con Facilidad“.

El libro de Thich Nhat Hanh de versos de atención plena para la vida diaria, “Momento Presente, Momento Maravilloso”, tiene varios gathas (versos cortos) para los tiempos de lavado de manos:

El agua fluye desde el alto de las montañas, el agua está en lo profundo de la TierraMilagrosamente, el agua llega a nosotros y sustenta toda la vida.

Cuando te laves las manos:

El agua fluye sobre estas manosPuedo usarlas con habilidad para preservar nuestro precioso planeta.

Es importante que mientras haces estos ritos, agregues oraciones intercesoras a tu régimen espiritual.

Verifica tus suministros de alimentos y enseres

Mientras compra y almacenas tus víveres, haga una oración de agradecimiento por la cadena de suministro que los trajo a usted: los granjeros, fabricantes, camioneros, campesinos, tiendas, servicios de entrega, supermecados, entre otras muchas personas

Aproveche este momento para recordar qué tan dependiente es usted de los servicios que prestan otras personas. Alan Morinis, que enseña prácticas de Mussar Judío, asegura que:

La gratitud comienza por reconocer lo bueno que se te presenta“.

La práctica japonesa de Naikan te anima a concentrarte en lo que ha recibido y dado. Brenda Shoshanna, maestra Zen, explica la práctica:

Haga una lista cuidadosa y específica de todo lo que ha recibido hoy. Tenga cuidado de no pasar por las cosas pequeñas. Todo importa.

Escucha a tu Cuerpo

Si no te sientes enfermo(a), aún puede ser útil examinar tu cuerpo y ver qué tiene para decirle. ¿Cómo te sientes hoy tu cabeza, nariz, garganta, pecho, abdomen, piernas y pies?, ¿qué puedes aprender de tu cuerpo prestándole esta atención extra?

Para desarrollar este ritual espiritual existen prácticas corporales para probar. Quiero enseñarte el escaneo corporal del maestro budista Thich Nhat Hanh, el cual es:

Un ejercicio para liberar la tensión en el cuerpo como un todo y liberar la tensión en cada parte.

El maestro explica claramente que:

Podemos comenzar prestando atención a todo el cuerpo y luego a diferentes partes del cuerpo. Comience con la cabeza o el cabello de la cabeza y termine con los dedos de los pies.

Bendice tu Cuerpo

Si tienes síntomas, además de recibir atención médica, puedes seguir las sugerencias de Sue Patton Thoele:

Bendiga suavemente su cuerpo, con tanta aceptación como sea posible

Estos son buenos momentos para algunas prácticas en su casa. Bendice tu casa. Muchas personas organizan una ceremonia de bendición cuando se mudan a una casa nueva, y para los cristianos, la Epifanía es tradicionalmente un momento para hacer una bendición de la casa.

Si va a pasar más tiempo en su casa debido al distanciamiento social o la cuarentena, haga que su casa se sienta especial haciendo una ceremonia. 

Escribe la sacerdotisa episcopal Barbara Brown Taylor en “Aprendiendo a caminar en la oscuridad”.

Agradece tu cama. Las camas son algo que todos tenemos en común

En este extracto del libro, ella examina una variedad de sentimientos que le llegan en la cama, especialmente cuando no puede dormir, y concluye que:

Una cama, en resumen, es donde enfrentas tu cercanía o lejanía de Dios

Una vez que haya hecho esta reflexión, es posible que desees utilizar esta bendición de James Mirel:

Soy consciente de la comodidad que me brinda la cama y de sus abundantes bendiciones.

¿Tú eres consciente de esto?, ¿cada cuánto bendices tu cuerpo?

Aprecia las Cosas que te Rodean

Aprecia las cosas que te rodean, los objetos, herramientas y electrodomésticos en su hogar estarán útiles durante una estadía prolongada allí, ¡te servirán bastante!. Gregg Krech requiere este ejercicio:

Antes de acostarte, haga una lista de estos objetos. Reflexiona sobre los esfuerzos que otros han hecho para inventar, diseñar, fabricar, empaquetar y enviar estos objetos para que puedas hacer tu vida un poco más fácil o más agradable.

Escucha buena Música

La cantante Rita Wilson, quien con su esposo el actor Tom Hanks, dio positivo por COVID-19, y estando en cuarentena en Australia, realizó una solicitud a través de Twitter para escuchar algunas canciones en estos momentos de aislamiento. Luego configuró esta lista de reproducción en Spotify. Dicen que esto es fuente de curación, sin embargo, es importante escoger música que de verdad pueda ayudarte y que te guste.

Ahora, es probable que otras listas estén circulando, y tú también puedes hacer las tuyas.

Por otro lado, te invito para que observes películas sentimentales, de tramas tristes. En tiempos difíciles, es importante nuestras emociones, incluida nuestra tristeza y desesperación, ¡tendrás magníficas enseñanzas!

Aprovecha el Don de las Lágrimas

Las tradiciones espirituales honran el “don de las lágrimas” y han encontrado formas de ritualizarlo. Uno de estos rituales es observar películas que logren mostrar nuestros sentimientos en conexión con otros seres en su sufrimiento y dolor.

En un artículo que leí alguna vez sobre “por qué llorar en el cine puede ser una práctica espiritual”, leí esta historia:

En la película animada Spirited Away, ganadora del Premio de la Academia, una niña se pierde en un parque temático abandonado. Se hace amiga de un niño que le regala un pastel que, según él, le devuelve su fuerza. Cuando te la veas, comenzarás a llorar. Existe fuerza en las lágrimas

Trabaja en Soledad

Un cambio en las interacciones sociales puede desencadenar la soledad o agravarla en aquellos que ya se sienten solos. Hugh Prather ofrece un ejercicio espiritual para contrarrestar la soledad.

Una vez en la mañana y en la noche, durante 5 o 10 minutos, repita silenciosa y lentamente estas palabras: Soy gentil. Soy paz. Soy uno. Mientras dices esto, trata de tomar conciencia gradualmente de un lugar en ti al que apuntan las palabras, un lugar de absoluta quietud y paz, la única parte de ti donde no hay soledad

El maestro budista Allan Lokos describe otra práctica importante que puedes realizar. Mira:

A veces podemos sentirnos solos, abandonados, no amados. Recuerda a alguien que te ha ofrecido amor incondicional en algún momento de tu vida. Mira a esa persona y mantenla en tu conciencia por prolongado tiempo

La soledad también trae asombrosas enseñanzas. ¿Le tienes temor al silencio?, ¿no te gusta la soledad? En medio de la soledad y el silencio ejercita tu contemplación, ¡verás que muchísimas enseñanzas recibirás!

La Enfermedad ofrece Crecimiento Espiritual

Los maestros espirituales han reconocido por mucho tiempo que la enfermedad ofrece oportunidades para el crecimiento espiritual.

Ram Dass, escribiendo en “Todavía aquí después de sufrir un derrame cerebral”, dice:

Al hacer que la quietud sea necesaria, la enfermedad nos frena hasta aquí y ahora. Y en ese presente, podemos encontrarnos con la presencia. Estar presente con su enfermedad.

El maestro Zen Seung Sahn lo dice atindamente:

Tiempo de enfermedad, mi alma y mi cuerpo; Bendíceme, oh Dios, mi creencia y mi condición

Barbara Ann Kipfer en “201 Little Buddhist Reminders” ofrece un gatha por enfermarse:

No me enojaré con enfermarme. La enfermedad es ineludible y puedo elegir tener un gusto e incluso recuperar la fuerza de la enfermedad… Todo es impermanente, incluso la enfermedad… 

Conéctate a través de la Oración

Conéctate a través de la oración. Aunque no puedes ir a un servicio o reunión de adoración comunitaria, puedes orar por los demás, solo o con otros, quiero darte a conocer algunas sugerencias.

“Una oración por los afectados por la pandemia de coronavirus” se publicó en el blog S&P’s Praying the News en enero. Dice así:

“Dios de la Misericordia, te pido que me ayudes a consolar aquellos Seres que han perdido sus miembros más queridos con la muerte. Trae paz a quienes viven con incertidumbre…”. 

Diane Berke, gran amiga, fundadora y directora espiritual de “One Spirit Learning Alliance” en la ciudad de Nueva York, ofreció una oración en una reunión virtual de la comunidad el 12 de marzo de 2020. Comenzó con estas palabras:

“Me gustaría que nos uniéramos ahora en orar por nosotros mismos, rezar por los que amamos, rezar como siempre decimos al final de cada seminario, por aquellos que necesitan orar pero que hoy no tienen a nadie que recuerde su nombre”.

Más adelante ella concluyó:

Y finalmente, te ofrecemos a nosotros mismos. A veces ni siquiera sabemos qué es lo que necesitamos, pero aquí estamos. Nos colocamos a nosotros, a nuestros seres queridos, a nuestro mundo precioso en Tus manos. Tú sabes el camino a la curación. Muéstranos el camino

La Sacerdote Episcopal Mary C. Earle ha escrito una oración para el cuerpo, centrándose en un órgano del cuerpo, y cómo se conecta uno con los demás. En el caso de COVID-19, podrías orar por tus pulmones:

Da gracias por tu cuerpo, por un órgano en particular y su funcionamiento incesante. Ten en cuenta a aquellos en las profesiones de curación que ayudan a las personas que tienen una enfermedad que afecta a este órgano en particular

Puedes hacer oración en silencio en este momento:

El amor nunca fallaIncluso en los momentos más oscuros, el amor da esperanza. El amor nos obliga a luchar contra la pandemia de coronavirus junto a nuestras hermanas y hermanos que viven en la pobreza y en la abundancia de recursos económicos.El amor nos obliga a unirnos en oración con nuestros vecinos cercanos y lejanos.El amor nos obliga a dar y actuar como uno. Ahora, está claro que nuestro futuro es estar unidos más fuertemente que nunca. Mientras oramos en nuestros hogares individuales, en todo el país y en todo el mundo, estamos unidos como una sola familia.Entonces, hagamos una pausa y encontremos un momento de paz, mientras levantamos nuestros corazones juntos en oración.

Reconoce tu Unidad con los Demás

A medida que se nos instruye sobre cómo navegar en nuestra vida diaria y minimizar los riesgos para nosotros mismos y para los demás durante la pandemia de coronavirus, una verdad se vuelve clara: todos estamos juntos en esto.

Lo que cada uno de nosotros hace, y no hace, puede tener un impacto en la propagación del virus. No importa lo que sea nuestra propia situación de salud, estamos conectados con lo familiar y lo extraño, lo fuerte y lo vulnerable.

Esto es lo que Belleruth Naparstek en “Su sexto Sentido” describe como un “lugar de sintonía empática”. Se trata de ver las conexiones, las redes de energía entrelazadas entre las personas y las cosas, y residir tanto como sea posible en ese lugar sin separación.

Te invito para que al final de cada día, dedique unos minutos a la autoevaluación, identificando esos momentos en los que se registran con más fuerza su conexión con los demás.

En “El Código de Atención Plena”, el autor Donald Altman ofrece una práctica de relación simple:

Imagina conscientemente a cada persona que conoces como tu propio hermano o hermana, alguien cuyo bienestar, seguridad, salud y felicidad te importa profundamente.

Este ejercicio es supremamente importante, con toda seguridad te será de extraordinaria ayuda.

Basándose en su sabiduría como Jefe del Budismo Tibetano, el Dalai Lama dice que la propagación del virus demuestra cómo el mundo es interdependiente y todos nos impactamos unos a otros. Escribe:

El brote de este terrible coronavirus ha demostrado que lo que le sucede a una persona pronto puede afectar a cualquier otro ser.

Luego asegura:

Pero también nos recuerda que un acto compasivo o constructivo, ya sea trabajando en hospitales o simplemente observando el distanciamiento social, tiene el potencial de ayudar a muchos.

Ejercita tu Compasión

La maestra budista Sharon Salzberg escribe en “El  Manuel de Bondad”:

“La compasión es un estado mental abierto, abundante e inclusivo, nos permite enfrentar el dolor más directamente. Con la visión directa, sabemos que no estamos solos en nuestro sufrimiento y que nadie necesita sentirse solo cuando tiene dolor”.

El Teólogo Wayne Muller  hizo eco de este punto en su libro “Legado del Corazón”:

Nunca estamos solos en nuestro sufrimiento. El dolor del ser humano es compartido con todos los que viven. En esta meditación, usamos nuestro propio dolor para hacer contacto con el que padecen simultáneamente todos los demás Seres.

Los budistas tienen muchas prácticas para desarrollar su capacidad de compasión. El decimosexto Tülku de la línea Chagdud Chagdud Tulku Rimpoché dice:

Piense en todos los que en todo el mundo están muriendo en los hospitales en este momento… Luego, vuelva a prestar atención a las circunstancias actuales. Si no está muriendo en este momento ni está perdiendo a los que quiere… unase al sufrimiento de otros Seres. Lo que puedas para reducir el sufrimiento de los demás.

Abraza y Practica la Meditación

La práctica de la Meditación Tonglen es una de las mejores formas de ampliar tu círculo. Respira el dolor de alguien angustiado y exhala algo para aliviar esa angustia. El monje tibetano Pema Chödrön, quien explica esta práctica en su libro “Comienza donde estás”, aconseja trabajar siempre con el sufrimiento inmediato de un ser y con el sufrimiento universal de todos; esto hace que su práctica sea sincera y visionaria:

Lo principal es ponerse en contacto con la fijación y el poder de la actividad klesha (estados mentales perturbadores, emociones destructivas) en usted. Esto hace que las situaciones de otras personas sean completamente accesibles y reales para usted. Deje que su propia experiencia sea un trampolín para trabajar con el mundo

Abraza y Practica la Esperanza

Práctica y abraza la esperanza. Las personas que se enfermen durante la pandemia de COVID-19, y aquellas que no, tendría mucho sentido establecer algunas prácticas de esperanza que le sirvan a largo plazo. Vive con tierna esperanza.

Escribe el ministro protestante Dr. Robin R. Myers:

Si la nuestra es una civilización destinada a sobrevivir, es primordial restaurar el antiguo arte de la esperanza.

Para practicar, recomienda:

Sea paciente y recuerde con qué frecuencia las cosas funcionan de acuerdo con una sabiduría que está más allá de la comprensión. En el camino, nunca abandone la alegría de esperar cosas que le dan placer y le hacen feliz lleno de paz y amor.

Existe en Agradecida Alegría

Morar en agradecida alegría es fundamental. Dos prácticas dan profundidad y amplitud a nuestra esperanza. El maestro budista Jack Kornfield los conecta en una meditación sobre gratitud y alegría, él termina con este mensaje:

Practica morar en la alegría hasta que el esfuerzo deliberado de la práctica desaparezca y las intenciones de la alegría se mezclen con la alegría natural de su corazón sabio

¡Bienvenido a la dulce fragancia! El Dr.Tom Cowan en “El camino de los santos” nos recuerda que el tiempo cura todas las heridas.

Cuando algo te preocupa, enciende una varita de incienso y siéntate ante ella, notando la lenta combustión… Deja que tus pensamientos se centren en la forma en que pasa el tiempo y recuerda que con coraje y buena voluntad, una dulce fragancia llegará incluso de las dificultades en las que te encuentran actualmente.

¡Extraordinarias prácticas espirituales para que desarrollemos en medio de la pandemia de coronavirus!, ¿cierto? Sería importante que muchas otras personas conocieran este estupendo mensaje, te invito para que lo compartas si crees que puede ayudar a otro Ser. ¡Recibe gran Saludo y Abrazo de Luz!

pandemia de coronavirus practicas espirituales 20 practicas espirituales para realizar en la pandemia de coronavirus i223892
“Soy consciente de la comodidad que me brinda la cama y de sus abundantes bendiciones”.

Autor: William Hernán Estrada Pérez, Redactor en la Gran Familia de Hermandadblanca.org
 

Deja un comentario

Maestroviejo

El tiempo del despertar … tu conciencia, tu alma, tu mente, tu vida

Somos conciencia

Un grupo de personas queriendo buscar puntos de vista distintos de cómo llevar la vida y enfrentar los problemas nos pusimos a recopilar información para poder compartir nuestras inquietudes y tratar de desenmarañar la vida.

Categorias

Síguenos

A %d blogueros les gusta esto: