10 métodos sencillos para detectar a un mentiroso

¿Cómo saber si alguien te está mintiendo? Es una pregunta que la gente se ha hecho probablemente desde que se inventaron las mentiras.




  Una investigación del Doctor Leanne ten Brinke, psicólogo forente en la Hass School of Business de la Universidad de California Berkeley y de sus colaboradores, sugiere que nuestros instintos para identificar mentirosos son en realidad bastante buenos, pero que nuestra mente consciente nos falla a veces.



  Afortunadamente, hay indicios que debes vigilar para tratar de saber cuándo te están mintiendo.
  Pero antes de empezar a revelar los signos que nos deben llamar la atención para detectar a un mentiroso, debemos saber que de una manera u otra, todos mentimos en algún momento, tanto por acción como por omisión, y que en este caso se trata de reconocer los gestos y las palabras que traicionan a un mentiroso.
  Cuando alguien miente, las expresiones corporales y la manera de hablar, lo traicionan. Por lo general, podemos detectar el 54% de las mentiras, pero con un poco de entrenamiento podríamos reconocer hasta el 90%.



1) Un mentiroso toma distancia de los hechos que le reprochan.

  Veamos por ejemplo, el caso de Bill Clinton cuando dijo: “No tuve relaciones sexuales con esa mujer”, cuando podría haber dicho: “No tuve ninguna relación con Mónica”.
  Toma distancia de manera deliberada, tratando de hacernos creer que a “esa mujer” no la conoce o que ni siquiera recuerda su nombre.

2) Utiliza expresiones para asegurar.

  Un mentiroso utiliza expresiones precisas y restrictivas y una de las más comunes es: “para ser sincero…” o “sinceramente…”
  ¿Para qué avisar que será sincero o que va a decir la verdad? ¿Acaso pensaba mentir? ¿O lo hace de todos modos e intenta disimularlo?

3) Trata de ganar tiempo.

  Un mentiroso repite la pregunta antes de responder. ¿Por qué? Para tomarse el tiempo suficiente de elaborar una respuesta. Una persona que dice la verdad, es espontánea y habla sin titubeos.



4) Mantiene contacto visual prolongado.

  Un mentiroso mira a los ojos con intensidad, para mantener el contacto durante más tiempo con el fin de convencer, y para eso, necesita hacer más esfuerzos. Este es un signo característico.
  Una persona que dice la verdad, sólo mantiene el contacto visual durante unos pocos segundos.

5) Sonrisa falsa.

  Cuando alguien miente, las emociones son falsas y entonces el mentiroso recurre a la sonrisa. Es casi imposible que una sonrisa fingida y una espontánea sean iguales.



  Podemos verlo en nuestras fotos, cuando debemos sonreír de manera artificial, no nos vemos naturales porque sólo la boca sonríe y no el resto de nuestra cara.
  Con una sonrisa natural, los ojos se contraen por la emoción y se forman pequeñas arrugas en los extremos. La verdad se ve en la mirada.

6) Muchos detalles.

  Para convencer con su mentira, el mentiroso se esfuerza dando gran cantidad de detalles. Esto resulta muy poco natural. Cuando notes que alguien te cuenta algo y detalla de manera minuciosa, desconfía.



7) Desvía la atención hacia otros.

  Cuando alguien dice la verdad, no necesita acusar a nadie más, pero si el mentiroso siente que puede ser descubierto, inmediatamente tratará de desviar la atención hacia otros y mostrará a posibles culpables.
  Esta actitud, debe ponerte en estado de alerta.

8) No puede contar su historia al revés.

 Si un relato no te parece que esté muy claro, puedes formular preguntas invirtiendo la cronología. Cuando alguien miente, es muy difícil contar una historia empezando por el final. El mentiroso, de manera casi segura, comenzará a caer en contradicciones.



9) El lenguaje verbal.

  Un cambio en el tono de voz, puede desenmascarar a un mentiroso, pero los expertos recomiendan también prestar atención la velocidad del discurso y a la respiración. 
 Si notas un aceleramiento o una disminución de uno de estos dos elementos, tal vez sea un indicador de que no te están diciendo toda la verdad.

10) El lenguaje gestual.

  El lenguaje corporal cuenta para detectar mentirosos. Una actitud negativa, o las puntas de los pies hacia el exterior, no dejan dudas.



  Alguien que dice la verdad, tiende a apuntar los pies hacia la persona con la que habla y a hablar con los brazos abiertos. La cabeza rígida y tensa, es otro indicador de mentira.
  Hay que tener en cuenta que estas técnicas no son una ciencia exacta y que muchas veces las personas se expresan de manera diferente, en función de su timidez, su estado de ánimo o su personalidad.

Esto te dará resultado si miras con detenimiento a la persona y te acostumbras a sus gestos más habituales.

Ir a la fuente

Deja un comentario