UNA MANERA DE AMAR DE MANUEL MARVIZÓN. Y EL NACIMIENTO DE CORO YERBABUENA

UNA MANERA DE AMAR
Manuel Marvizón
Casi sin darme cuenta 
han pasado los años,
solamente un recuerdo,
de diciembre en diciembre,
me los va contando.

Una caja guardada 
en aquel viejo armario, 
que nevada de polvo 
aguardaba el momento 
que yo estaba esperando,
dentro, aquel nacimiento,
que mi abuelo decía 
que la cara del niño
reflejaba el cariño 
de la virgen María.

Es que en cada navidad,
vuelve siempre a mi portal,
una estrella que ilumina, 
el amor que da la vida,
y que nunca hay que olvidar. 

Es que en cada navidad,
es más fácil encontrar,
lo mejor que hay en la gente, 
los recuerdos que son siempre,
una manera de amar.

Siempre aquel nacimiento
que mi abuelo decía
que la cara del niño,
reflejaba el cariño 
de la virgen María.
Es que en cada navidad,
vuelve siempre a mi portal
una estrella que ilumina, 
el amor que da la vida,
y que nunca hay que olvidar. 
Es que en cada navidad,
es más fácil encontrar,
lo mejor que hay en la gente, 
los recuerdos que son siempre,
una manera de amar.
Una manera de amar…

UNA MANERA DE AMAR – PATRICIA VELA 
Canción de Navidad grabada en el año 2008 y compuesta por Manuel Marvizón y cantada por Patricia Vela acompañada de la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla dirigida por el Maestro Fco. Javier Gutiérrez Juan, grabación que la artista realizó a favor de varias causas benéficas.
UNA MANERA DE AMAR – CORO BLANCA PALOMA



Coro Yerbabuena 
El Nacimiento
Música y letra: Rafael Gonzalez


Por el caminito que lleva a Belén, 
una borriquilla, María y José
La luna los sigue, los quiere alumbrar, 
y el largo camino cuando llegará,
el viento los mira, 
María suspira ya no puedo más,
tranquila mi vida, decía José, 
por el caminito que lleva a Belén.
Acelera el paso, andando deprisa, 
ella se divisa, espera mi bien,
se acabó el camino, bendito destino, 
ya estamos muy cerca, ya se ve Belén
la noche está fría, 
tranquila María, buscaré posada,
llamaré a las puertas en la madrugada, 
y tendrás al hijo que tanto esperabas.
Nadie abrió la puerta, 
un frío silencio jugó por respuesta,
la calle vacía ni un alma despierta, 
tan solo la luna lo miraba inquieta.
Por las calles de Belén, 
camina José, buscando cobijo,
un viejo establo será, 
donde nacerá, María tu hijo.
Nos quedaremos aquí, 
entre el buey y la mula nos dará calor,
y la luz de luna clara, 
alumbró su cara, llena de dolor.
Cógeme la mano, aprieta con fuerza, 
que lo estoy sintiendo, el momento se acerca,
gritos y suspiros, sangre derramada, 
y el llanto de un niño, en la madrugada,
ha sido valiente, lo puso en sus brazos,
 le beso en la frente,
ya tienes tu hijo, fruto de tu vientre, 
descansa María que el niño ya duerme.
Casi amanecía, nació aquella noche, 
dormía María,
el niño lloraba, José sonreía, 
y hasta la gente ya, a verlo venían.
Llegó la mañana, despertó María,
mirando a su niño, 
le dió con cariño besos de alegría,
tres Magos de Oriente, 
vinieron a verlo,
era su destino, 
y un largo camino para conocerlo.
Pastores llevaron al recién nacido, 
ropitas de abrigo,
y leñas de olivo pa’ quitarle el frío,
se marchó la luna, estrella y luceros,
el sol alumbraba la divina cara 
del rey de los cielos (x2)
Casi amanecía, 
nació aquella noche, dormía María, 
el niño lloraba, José sonreía,
y hasta las estrellas a verlo venían.
Por el caminito que lleva a Belén, 
una borriquilla, María y José.

Deja un comentario