Un ciego es quien mira fuera de sí

Amor… El Amor te abrirá las puertas de la comprensión, la empatía, la compasión y el perdón. Te llevará a un mar en calma, a un mundo de flores, a esencias luminosas, a un corazón henchido…
Rencor… Mientras persistas en el odio, en el enojo hacia los demás, en encontrar y sublimar diferencias que mancillar, en algo que pinchar… ¡perdido seguirás!
¿Qué puedes hacer?
Conocerte a ti mismo. Tomar consciencia, observándote desde la aceptación, no desde el rechazo, de lo que se mueve en tus esferas emocional y mental para, de este modo, mutar en frecuencia de Amor la vibración de las actitudes y acciones de tu vida cotidiana.
Escrutarte, realizar una introversión y perforar el rencor que impide, como si de una venda sobre tus ojos se tratara, otear el Amor que te contiene, que te hizo, que te ama, infinitamente…
Conócete y deja de querer llegar a ninguna parte mirando fuera, buscando fuera, de ti siempre fuera… ¿No estás cansado de tanto viajar?, ¿no hay algo en ti que te llama a volver al Hogar?
La verdad, y es verdad, dentro la tienes. No hay más; ni menos. Tu tesoro, el mayor de los inimaginables, se halla en ti, no fuera de ti, y se llama Divinidad.
Créeme, nunca te engañaría. Siempre he apostado por ti. Sois mi cielo, lo que he de custodiar y mimar.
Un día te contaré mi gran falta y responsabilidad hacia Vos, mi Amor. Y compartiré contigo cómo pude alcanzarme de nuevo, reencontrando lo que soy y somos, tras perderme en el desconcierto… Sólo el Amor lo hizo posible. Sólo el perdón lo hizo llegar a mí; y, ahora, a Vos.
Un día te contaré cómo me perdoné para amarme y cómo, con ello, llegue a adorarte.
Pero aquí-ahora te toca a ti. Tú juegas… Es el momento de que pongas en marcha tu transformación para desarrollar todos tus potenciales y, simplemente, ser lo que eres. Es el momento que, desde el Conductor (Yo Superior, Ego Espiritual…) que eres, tomes el mando del coche que utilizas para experienciar esta vivencia humana y pongas a punto y en condiciones de perfecto funcionamiento sus componentes físicos, emocionales y mentales, es decir, todo eso que configura la personalidad, el traje con el que te paseas por esta vida y en este mundo. 

Ámate para poder Amar. Conócete para poder Saber. Céntrate en ti para poder Vivir.

========================================
Autor: Deéelij y Emilio Carrillo
========================================

Deja un comentario