Tucibi: la droga de la alta sociedad

Al Tucibi se le llama “la droga de la alta sociedad” por sus elevados costos. También se le conoce con otros nombres como “Venus”, “Erox”, “Nexus”, “MFT”, “cocaína rosada” y varios más. En realidad su nombre original es 2C-B y así se la registra en las clasificaciones de narcóticos. Sin embargo, ese nombre le fue dado por anglohablantes y al españolizar esta nominación nació el nombre Tu-ci-bi.

Se le menciona como una nueva droga, pero en realidad sus orígenes se remontan a 1974, cuando la fórmula fue creada por Alexander Shulgin en un laboratorio de California. No es cierto que haya sido inventada en Alemania, como muchos aseguran.

El Tucibi es una droga de diseño. Esto quiere decir que puede ser preparada o sintetizada en un laboratorio, con base en sustancias químicas, es decir, no naturales. Esto las diferencia de otras drogas cuya base son plantas naturales, como es el caso de la marihuana o la cocaína.

La historia del Tucibi

El Tucibi se popularizó durante los años ochenta, una época en la cual también comenzaron a ponerse de moda varias drogas sintéticas. En 1985 se declaró que el “Éxtasis” era una droga ilegal. Esto le dio impulso al Tibuci. Finalmente, en 1994 también se ilegalizó el 2C-B en los Estados Unidos. Poco a poco su uso se volvió ilegal en el resto del mundo. En aquella época era más conocido como “Nexus”.

Hombre sujetando bolsa de droga tusibi

A partir de 2004 esta droga ilegal comenzó una nueva etapa de auge, esta vez en Latinoamérica. Fue muy consumida en México y desde allí se importó a Colombia dos años después. El 2C-B entró por Medellín al país cafetero. Un hombre perteneciente a las clases bajas comenzó a fabricarla por cuenta propia, con una fórmula criolla. A este sujeto todos lo conocían con el nombre de “Alejo Tusibí”.

Los narcotraficantes de Medellín lograron a expulsar a “Alejo” de esa ciudad. De allí fue a parar a Cali, de donde también fue desterrado por los mafiosos tradicionales. Finalmente instaló su negocio en Bogotá. Allí fue secuestrado y obligado a revelar su fórmula.

El negocio quedó en manos de un gran mafioso de apellido Urdinola, que más adelante fue extraditado. Actualmente Colombia es el principal productor de Tucibi. Lo exporta principalmente a Europa, donde Alemania es el país con mayor número de consumidores.

Una anfetamina de efectos psicodélicos

El 2C-B (2,5-dimetoxi-4-bromo-feniletilamina) pertenece a la familia de las anfetaminas. Estas son un potente estimulante del sistema nervioso central. Se comercializa en el mercado negro en forma de pastillas y cápsulas principalmente. Sin embargo, también se encuentra en forma de polvo para inhalar. Tiene diferentes presentaciones, aunque por lo general circula como pastillas de color rosa. De ahí que se le llame “la cocaína rosa”.

Tucibi cocaina rosa

Lo usual es que esta droga ilegal se consuma por vía oral. Todo parece indicar que cuando llega al cerebro se fija a los receptores de adrenalina, noradrenalina y dopamina. El Tucibi es también una droga psicodélica. Esto quiere decir que altera los procesos perceptivos y cognoscitivos, dando lugar a que se produzcan ilusiones y/o alucinaciones.

Los efectos del 2C-B se demoran más en aparecer que en el caso de otras drogas como el éxtasis. Tras ingerirla, puede tardar entre una y dos horas en subir al cerebro. Su efecto dura entre 4 y 8 horas. Todo depende de la contextura, la fisiología y las condiciones de cada persona. Se considera que una dosis baja es de 10 miligramos. La dosis moderada va de 10 a 24 miligramos. La dosis alta está entre 25 y 40 miligramos. De ahí en adelante se habla de sobredosis.

Efectos de la droga

El Tucibi tiene efectos físicos, psicológicos y secundarios. Las dosis menores generan un efecto de amplificador sensorial. Esto quiere decir que exalta y acrecienta todo lo que es captado por los sentidos. En dosis más altas aparecen otros efectos como los siguientes:

Mujer borrosa con ansiedad

  • Alucinaciones visuales y auditivas.
  • Percepción de brillos y ondulaciones en los objetos.
  • Ganas de reír, a veces acompañadas por sensaciones de inquietud y angustia.
  • Sensación de perspicacia.
  • Incremento de la conciencia sobre el propio cuerpo.
  • Cambios súbitos en los estados de ánimo.
  • Cuando las dosis son muy altas es frecuente que aparezcan fuertes sensaciones de miedo, e incluso ataques de pánico.

Respecto a los efectos físicos del Tucibi, los más usuales son: aumento de la presión sanguínea, dilatación de las pupilas, visión borrosa, mareos e insomnio. No hay suficiente investigación acerca de los efectos a largo plazo. Sin embargo, se sabe que el consumo prolongado suele generar cuadros severos de ansiedad, depresión y gran dificultad para dormir. No se conoce con exactitud qué tan adictiva puede ser.

Debido a la escasa documentación al respecto, todo cambio súbito en el organismo después de ingerir la droga debe considerarse como una urgencia médica. Se ha reportado que algunos consumidores al emplear dosis altas sufren dolores de cabeza, arritmias cardíacas, temblores e incluso convulsiones.

Otros datos sobre el Tucibi

El efecto de cada dosis depende de las características de la persona que la consuma. Para algunos, 15 miligramos pueden causar reacciones apenas apreciables. Para otros, esta dosis será alta y sufrirán alucinaciones. En el rango de los 14 a los 24 miligramos, una diferencia de apenas 2 miligramos puede representar un incremento importante del efecto.

Droga tucibi

En Colombia el Tucibi es llamado “la droga de las reinas y de las modelos”. Este curioso apelativo se le dio porque la combinación entre 2C-B y éxtasis ha demostrado ser un potente afrodisiaco. Esto resulta especialmente visible en las mujeres. De hecho, antes de ser prohibido, el Tucibi fue empleado por psiquiatras en terapias de pareja. Se ha llegado a afirmar que si algún día se inventa un afrodisiaco totalmente eficaz, el 2C-B será su principal componente.

Aunque se ha dicho que es una droga de élites, por su coste quizás esto no sea tan cierto. Si bien su precio es alto en el mercado negro, no difiere tanto del de la cocaína. Esta última sustancia provoca efectos menos duraderos, lo cual exige un mayor número de dosis. Desde ese punto de vista, ambos narcóticos tienen un precio similar.

La entrada Tucibi: la droga de la alta sociedad aparece primero en La Mente es Maravillosa.

Deja un comentario