Trump, los Bancos y la Bomba

Por Baher Kamal, 8 de enero de 2017

Common Dreams

Imagen: El salmón contracorriente

Imagen: El salmón contracorriente

Cuando las organizaciones a favor del desarme nuclear celebraron el pasado mes de octubre la decisión de las Naciones Unidas de iniciar en 2017 las negociaciones sobre un tratado global que prohíba estas armas, probablemente no esperaban que poco después se eligiera en Estados Unidos a Donald Trump como 45º Presidente. No tardó en abogar por un aumento de la potencia nuclear de los Estados Unidos.

Las Naciones Unidas, el pasado 27 de octubre de 2016, adoptó una resolución para iniciar las negociaciones en 2017 sobre un tratado que prohíba las armas nucleares, poniendo fin a un período que ya duraba dos décadas de parálisis en los esfuerzos mundiales a favor del desarme nuclear.

Han votado en contra de la resolución todos los estados de la OTAN con la única excepción de Países Bajos, que se ha abstenido. También han votado en contra Rusia, Israel y aquellos estados que pretenden entrar en la OTAN y/o en la UE (Bosnia y Herzegovina, Montenegro y Serbia)

El diario.es

En una reunión de la Primera Comisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que se ocupa de cuestiones de desarme y seguridad internacional, 123 naciones votaron a favor de la resolución, 38 en contra y 16 se abstuvieron.

La resolución establecerá una conferencia de las Naciones Unidas a partir de marzo de 2017, que estará abierta a todos los Estados miembros, para negociar un “instrumento jurídicamente vinculante para prohibir las armas nucleares, que conduzca a su eliminación total”. Las negociaciones continuarán en junio y julio de este año.

La Campaña Internacional para la Abolición de las Armas Nucleares (ICAN), una coalición de la sociedad civil que está presente en 100 países, calificó la aprobación de esta resolución como un gran paso adelante, marcando un “cambio fundamental en la forma en la que el mundo aborda esta terrible amenaza”.

Durante siete décadas, la ONU viene advirtiendo de los peligros de las armas nucleares, y en todos los lugares del mundo se han hecho campañas por su abolición. Hoy la mayoría de los Estados están de acuerdo en prohibir estas armas”, dijo la Directora ejecutiva de ICAN, Beatrice Fihn.

A pesar de la actitud por parte de algunos Estados sobre el tema de las armas nucleares, la resolución fue adoptada por mayoría aplastantes. Un total de 57 países fueron copatrocinadores; Austria, Brasil, Irlanda, México, Nigeria y Sudáfrica asumieron la iniciativa en la redacción del texto de la resolución.

Resolución del Parlamento Europeo

La votación de la ONU se produjo pocas horas después de que el Parlamento Europeo aprobase su propia resolución sobre el tema: 415 votos a favor, 124 en contra y 74 abstenciones, invitando a los Estados miembros de la Unión Europea a “participar constructivamente en las negociaciones del año 2017”.

La resolución de las Naciones Unidas para el inicio de un proceso de prohibición de las armas nucleares  se acordó con 123 votos a favor, 38 en contra (España fue uno de ellos) y 16 abstenciones.

el diario.es

Las armas nucleares siguen siendo las únicas armas con un gran poder de destrucción que todavía no han sido prohibidas a nivel mundial, a pesar del conocido impacto humanitario y las consecuencias catastróficas para el medio ambiente, advirtió el responsable de la campaña antinuclear.

Un tratado que prohíba las armas nucleares fortalecería las leyes internacionales contra el uso y posesión de estas armas, llenando las grandes lagunas existentes en el régimen jurídico actualmente vigente y estimulando las acciones efectivas para un desarme.

Hoy, 27 de octubre de 2016, se demuestra claramente que la mayoría de las naciones del mundo consideran necesario, factible y urgente la prohibición de las armas nucleares. Consideran que es la opción más viable para lograr avances reales en materia de desarme”, dijo Fihn.

Las armas biológicas, las armas químicas, las minas terrestres antipersonales y las bombas de racimo, están explícitamente prohibidas por el Derecho Internacional. Pero sólo hay prohibiciones parciales en lo que se refiere a las armas nucleares.

La ICAN también recuerda que el desarme nuclear ha estado en la agenda de la ONU desde su creación en 1945. “Los esfuerzos para avanzar en este sentido se han estancado en los últimos años, con naciones que han invertido grandes sumas en la modernización de su arsenal nuclear”.

Otras organizaciones a favor del desarme nuclear también acogieron favorablemente la resolución de la ONU: PAX, Soka Gakai International (SGI), una organización budista que promueve la paz, la cultura y la educación centrada en el respeto a la dignidad de la vida; Asociación Internacional de Médicos para la Prevención de la Guerra Nuclear (IPPNW), por mencionar algunas de ellas.

Estados Unidos debe fortalecer y ampliar su capacidad nuclear (Trump)

Sin embargo, el movimiento a favor del desarme nuclear vio truncada su alegría por la elección de Donald Trump como Presidente de los Estados Unidos, quien en un tweet del pasado 22 de diciembre de 2016, decía:

Estados Unidos debe fortalecer y expandir su capacidad nuclear hasta que el mundo se vuelva razonable respecto a las armas nucleares”.

De materializarse el anuncio de Trump, esto implicaría uno de los más insalvables impedimentos a favor del desarme nuclear.

¿Está financiando su banco las armas nucleares?

Mientras tanto se está desarrollando una campaña internacional para impedir que los bancos privados y las Empresas Financieras financien la producción y modernización de las armas nucleares.

Los Gobiernos han decidido negociar un tratado de prohibición de las armas nucleares en 2017 y ahora es el momento para que los Bancos, los fondos de pensiones y las compañías de seguros pongan fin a las relaciones financieras con las empresas involucradas en las armas nucleares”, dice Susi Snyder en un informe de Hall Of Fame.

Según un nuevo informe titulado “No financie la bomba” (Don’t Bank on the Bomb, en inglés) difundido la semana pasada por la ONG internacional Pax, los bancos españoles Santander, BBVA y Sabadell otorgan grandes cantidades de capital a compañías que producen armamento nuclear, entre ellas Boeing (EE.UU.) y Atomic Weapons Establishment (Reino Unido), que son las encargadas de renovar y producir nuevas armas nucleares para EE.UU. y el Reino Unido.

http://canarias-semanal.org,

Cerca de 400 bancos privados, fondos de pensiones y compañías de seguros continúan financiando, con el dinero de sus clientes, la producción de armas nucleares”.

El BBVA está involucrado en el negocio del armamento nuclear con 2.820 millones de euros.

Le sigue el Banco Santander, manteniendo la segunda posición de años anteriores, con 1.675 millones de dólares (1.490 millones de euros).

El tercer lugar en cuanto a bancos españoles vinculados a empresas productoras de armamento nuclear es para el Banco Sabadell, con 29 millones de dólares (26 millones de euros).

El salmón contracorriente.

De acuerdo con este estudio, 18 bancos, que controlan más de 1,7 billones de euros, están dispuestos a no colaborar con la financiación de las armas nucleares, con políticas que prohíben estrictamente cualquier tipo de inversión en empresas que produzcan armas nucleares.

Estos 18 bancos están representados en el Hall Of Fame de la edición Do not Bank on the Bomb de 2016, que fue hecha pública el pasado 7 de diciembre de 2016. Estas instituciones del Hall Of Fame tienen su sede en Australia, Dinamarca, Italia, Noruega, Países Bajos,, Suecia y el Reino Unido.

Bancos privados que se muestran en contra de la inversión en empresas que fabriquen armamento nuclear

Bancos privados que se muestran en contra de la inversión en empresas
que fabriquen armamento nuclear

El Informe también muestra que otras 36 instituciones financieras tienen políticas que hacen referencia específica a las armas nucleares como motivo de preocupación, y limitan la inversión de alguna u otra manera.

Aunque estas políticas tienen lagunas, viene a demostrar que hay un estigma asociado a las inversiones en armas nucleares. PAX pide a estas instituciones que refuercen sus políticas y Do not Bank on The Bomb ofrece recomendaciones personalizadas para cada institución financiera que se encuentre en esta situación”.

Las inversiones no son neutrales, advierte el informe: “Financiar e invertir son opciones activas, basadas en una evaluación realizada por la empresa que entra dentro de sus planes. Las instituciones que imponen limitaciones a la inversión en empresas que fabriquen armas nucleares están respondiendo al creciente estigma contra estas armas, diseñadas para matar indiscriminadamente”.

Todos los países con armas nucleares están modernizando sus arsenales nucleares, y la organización Don’t Bank on the Bomb detalla las 27 empresas privadas que están produciendo los componentes clave para fabricar armas nucleares, así como los 390 bancos, compañías de seguros y fondos de pensiones que todavía invierten en las empresas productoras de armas nucleares, agrega el Informe.

La lista que aquí aparece no es exhaustiva. Se trata de un intento de identificar a las empresas privadas que están involucradas en la producción de armas nucleares. Hay muchas otras empresas involucradas a menor escala o más indirectamente. Es importante señalar que la Industria de las armas nucleares es muy mayor de lo que aquí se refleja. Las empresas están localizadas en Francia, India, Italia, Países Bajos, Reino Unido y los Estados Unidos.

La lista que aquí aparece no es exhaustiva. Se trata de un intento de identificar
a las empresas privadas que están involucradas en la producción de armas nucleares. Hay muchas otras empresas involucradas a menor escala o más indirectamente.
Es importante señalar que la Industria de las armas nucleares
es mucho mayor de lo que aquí se refleja.
Las empresas están localizadas en Francia, India, Italia, Países Bajos, Reino Unido y los Estados Unidos.

Como debe ser negociado en 2017 un nuevo tratado que prohíba las armas nucleares, los Estados deben incluir una normativa que prohíba incentivos adicionales a las empresas asociadas con las armas nucleares y aumentar el coste económico de estas armas, su despliegue, almacenamiento y modernización”.

Baher Kamal es asesor principal del Director General de IPS para África y Oriente Medio.

———————————————-

Artículos relacionados:

En tu calle se fabrican misiles nucleares

—————————————————

Tagged: armas nucleares, Banco BBVA, Banco Sabadell, Banco Santander, bancos financian armamento nuclear, Donald Trump, Don’t Bank on the Bomb, negociaciones desarme
Ir a la fuente

Deja un comentario