“TRANSHUMANO – El CLUB de los MAESTROS ” ADAMUS SAINT GERMAIN

Yo Soy lo que Yo Soy, Adamus de Dominio Soberano.

Bienvenidos al Shaud 1 de la Serie del Transhumano. 

Hm, tomen una buena y profunda respiración en ella (toma una profunda respiración). Mm. Algo diferente. Hay algo diferente en el aire, en la energía. Pueden sentirlo si toman una buena y profunda respiración y salen de su mente por un momento (breve pausa)… Algo diferente. Ya hablaremos de eso en un momento, pero…
Tenía unas pocas palabras con las que comenzar, pero hay este irresistible aroma – (Adamus olfatea y risas de la audiencia) – mientras inhalo; un irresistible aroma ya sea de buen champán francés cuando respiran (Adamus huele de nuevo) o algo más penetrante. ¿Podría ser – podría ser café de verdad? (La audiencia dice “¡Sí!”) ¡Sandra! ¡¿Dónde está mi café?!
LINDA: ¡Adamus! Creo que es tu tiempo para acercarte al exclusivo Club de los Maestros.
ADAMUS: Bueno, estoy consiguiendo que me inviten…
LINDA: ¡Sí, lo estás! (Aplausos de la audiencia)
ADAMUS: … al Club de los Maestros humano. Gracias cariño.
LINDA: Queremos que veas estas hermosas creaciones que los Maestros están
haciendo. Sí.
ADAMUS: Así que sólo tendremos que caminar al Club de los Maestros.
LINDA: Sí. 
ADAMUS: Creo que podría haber preparado un pequeño discurso para esto, pero ¿quién sabe? ¿Quién sabe?
LINDA: ¡Oh! ¿Es posible? ¿Tú? ¡¿Un discurso?! 
ADAMUS: ¡Mwah! Un besito aquí antes… 
LINDA: ¡Oh! Aquí vamos. 
ADAMUS: ¡Oh, sí! 
LINDA: Sí, ¿qué más? Sí. Sí. 
ADAMUS: ¡Mwah! (Lanzando besos a varios miembros de la audiencia) Sí. Sí. 
LINDA: Sí, sí. 
ADAMUS: ¡Mwah! Besos en el aire. 
LINDA: ¡No te pierdas! ¡No te pierdas! 
ADAMUS: Mwah y un abrazo. Ah, querido viejo amigo (se abrazan). No te he visto en mucho tiempo. Mm. Mm. Y tu hermosa hija. no tiene… 
LINDA: Ella está preciosa. 
ADAMUS: Estaré contigo en un momento. 
LINDA: Sí, no hay problema. No hay problema. 
ADAMUS: ¡Mwah! Tengo mis besos a… oh. 
SHARON: ¡Oh. 
ADAMUS: ¡Oh! ¡Mwah! 
SHARON: Gracias. 
LINDA: No quería interrumpir nada. 
ADAMUS: Muy bien. 
LINDA: Bien. 
ADAMUS: Así que… 
LINDA: Aquí vamos. Aquí vamos. 
ADAMUS: Muy bien. Gracias. ¿Puedes tomar mi mano, por favor? 
LINDA: Sí. Sí. 
ADAMUS: Sí. Sí. 
LINDA: Quiero asegurarme de que estás cuidando a Geoffrey.
ADAMUS: ¡Ahh!
LINDA: ¡Oh! ¡Espera, espera!
ADAMUS: ¡Ahhh!
LINDA: ¡Oh! ¿viste eso? ¿Viste eso? (señalando la pintura de Tobías en la pared)
ADAMUS: Ah, Tobías.
LINDA: ¡Ah!
ADAMUS: Nunca te viste tan bien, Tobías…
LINDA: ¡Ohh!
ADAMUS: … como estás en ese cuadro.
LINDA: ¡Ohhh!
ADAMUS: Muy bien. ¡Oh! ¿Así que esto es todo?
LINDA: Esto es todo.
ADAMUS: Eso es todo, el Club de los Maestros.
LINDA: ¿No estás orgulloso? (Suspira profundamente) Es una increíble creación hermosa.
ADAMUS: Es una creación hermosa. Si no te importa, voy a conseguir mi café y…
LINDA: ¡Jaah! ¿Qué es esto?
ADAMUS: … y luego … ese es Timothy (Adamus se ríe).
LINDA: Detrás de Timothy, detrás Timothy.
ADAMUS: Voy a estar hablando desde aquí por un momento (Timothy se mueve a un asiento diferente). Entonces, sí, y mi café, señoras.
LINDA: ¡Ah! ¡Entrenada por un Barista! (Especialista en preparar café de alta calidad)
ADAMUS: ¿Ya está hecho? Un…
SANDRA: Sí, por el barista (Kerri).
ADAMUS: Oh, ¿podrías…
LINDA: ¡Ohh!
ADAMUS: … ir a la cámara y mostrarles lo bonito que se ve con el… gracias.
LINDA: ¡Ohhh! No estoy segura de tener que ir…
ADAMUS: Gracias.
LINDA: … para que la cámara lo tome. Oh Dios mío. Esto va a ser – esto está estresante. Está bien, ¿pueden ver el interior de esta taza de café?
ADAMUS: Bájala un poco y pueden inclinar la cámara.
LINDA: No creo que esto se pueda hacer.
ADAMUS: Directo a la taza de café.
LINDA: ¿Pueden verlo?
ADAMUS: ¡Ahí está!
LINDA: ¡Ohhh! Pueden verlo. ¡Esperen! ¡Esperen! Ohhh! ¡Vean el trabajo de un barista profesional! (Hay una forma de corazón en el interior de la taza de café) ¡Ohhh! ¡Para ti!
ADAMUS: Justo aquí. Entonces.
LINDA: Eres tan afortunado.
ADAMUS: Gracias y gracias a ti, gracias a las bellas damas, por hacerme un café de verdad. Todos estos años he soportado esto – ejem – otro tipo de café, un café menos elegante. Pero ahora, ahora… y sé que era mi deseo y le pedí a Cauldre y Linda que se aseguraran de conseguir una buena máquina de café para el Club de los Maestros. Si no te importa (toma un sorbo). ¡Ahhh!
LINDA: Finalmente, ¡la satisfacción!
ADAMUS: Gracias. Gracias.
LINDA: ¡Guau!
El CLUB de los MAESTROS

ADAMUS: Como el primer Maestro Ascendido en este club, en este club humano, me gustaría aprovechar este momento para invitar a todos los otros Maestros Ascendidos, tanto los que están encarnados en la Tierra y los que están en los otros reinos. Me gustaría invitarlos a que vengan, y Crash, podrías ser tan amable sólo de abrir la puerta, o Timothy, abran la puerta para dejarlos entrar. Estoy sólo bromeando. Ellos no necesitan la puerta para entrar (risas). La derriban. La derriban.
Voy a pedirles a ellos que vengan y se unan con todos ustedes, aquellos de ustedes viendo en línea, aquellos de ustedes aquí en el Centro de Conexión del Crimson Circle, para que realmente anclen estas energías, tomar una profunda respiración y permitir que las energías fluyan entre lo que podríamos llamar el cielo y la Tierra, entre los otros reinos y este reino humano, y más que nada, en este momento, permitir que todos los Maestros Ascendidos entren y estén con nosotros… fusionarlas realmente en el “y”. Ya no se trata tanto de los cielos y la Tierra o este reino y ese, se trata del “y”, los muchos. Y eso es realmente lo que todos ustedes están haciendo. Lo están haciendo en sus vidas personales; lo están haciendo aquí, en el Club de los Maestros.
Así que vamos a aprovechar este momento en el hermoso silencio, realmente no está en silencio, para invitar a los Maestros Ascendidos. Los que están aquí – más de mil quinientos que están aquí encarnados en este planeta – y todos los que están en los otros reinos, que tienen su propio club de Maestros Ascendidos, pero estoy seguro que ni siquiera se compara con las energías que tenemos aquí (pausa)… porque aquí hay algo tan especial, tal historia que está incrustada en esta pared. Una historia de su viaje, sus muchas, muchas vidas.
Se dijo antes que las piedras de este muro representan a todos los Shaumbra, las muchas, muchas piedras, y eso es cierto. Pero también representa todas sus vidas, todas sus experiencias, de todos y cada uno de ustedes, todas las piedras aquí – todo lo que han pasado, cada experiencia, cada dificultad, cada momento hermoso y alegre – justo aquí en esta pared.

Tomen un momento sólo para sentir eso. Es un muro conmemorativo, en cierto modo. No es el Muro de los Lamentos, de hecho, y no empiecen a poner pequeñas oraciones en él.
Es el Muro de la Alegría y el Muro del ser Transhumano.
Y en la otra pared, que mostraremos más adelante, pero en la otra pared en el lado opuesto del salón, que Cauldre ha llamado el gran muro de color carmesí, en ese muro se representa el arte de la vida y el acto de la vida. Es una hermosa pared y no es simplemente una pared plana, porque ustedes no son planos. Tiene dimensión. Tiene carácter en sí mismo. Tiene una línea gráfica en él, infundido no sólo por el artista que lo creó, sino por todos y cada uno de ustedes. Muestra los remolinos de la vida, la textura de la vida, la nada, pero la monotonía de la vida, lo que para muchos, y para los muchos que están viviendo en la naturaleza singular de la vida, sus vidas puede ser como lisas, casi un muro incoloro. Pero para aquellos que van dentro del “y”, que permiten el “y”, que permiten, en realidad, la encarnación de todo, este muro representa la belleza del “y”, del arte, de los potenciales.
Así que tenemos los dos muros, el Muro de la Alegría con sus experiencias, y el Muro del Y, representando profundidad y representando verdaderamente al Transhumano.
Y luego, por supuesto, justo en medio de ellos tenemos la máquina de café y la cocina, representando esa parte muy hermosa de la vida humana, alimentar al cuerpo, disfrutar de las cosas sensuales de la vida misma. Así que aquí lo tenemos.
Y el último muro, las ventanas. Las ventanas, que dan al mundo, que miran hacia fuera, dando una perspectiva de la realidad. Eso es lo que estos cuatro muros son en realidad. Y cuando se paran aquí hoy, cada vez que vienen de visita, en cualquier momento en el que se sientan en esta energía, ya sea que estén rodeados de otros Shaumbra o tal vez de sí mismos, sientan ahora la conexión que han hecho entre los otros reinos y este reino, la integración del “y”, aquí mismo.
Puede que sólo sea un pequeño espacio en un pequeño planeta en un universo muy grande, pero lo que hay y lo que representa, es traer el “y” a esta Tierra. Los muchos, la totalidad, ya no es una vida simple y lineal.
Vamos a tomar una buena y profunda respiración con eso.
Este día es tan importante, como histórico, o tal vez incluso más que el día que tuvimos el Salto Cuántico juntos, por allá en el 2007 en Septiembre. Y ese fue un día para decir que desmoronamos las escalas. Puede que no se muestre en su vida o en la vida humana de inmediato, pero el cociente de la conciencia, el camino de la historia cambió en ese día. Fue llamado el Salto Cuántico porque entramos en algo más. Ha tomado varios años para que se manifieste, pero aquí estamos ahora, en este día del “y”. Este día de la verdadera encarnación en este planeta que está aquí.
Vamos a tomar una profunda respiración con eso.
(Pausa)…
Y querida Linda, si me guías de regreso, y Sandra, ¿podrías llevarme mi café?
LINDA: (risas) ¿Alguien más que te gustaría?
ADAMUS: Ella es… sí, una escolta.
ADAMUS: Sí.
LINDA: Kerri, ¿podrías venir también?
ADAMUS: Kerri también puede venir como la barista de cabecera. ¿Te gustaría venir?
KERRI: ¡Oh, sí!
ADAMUS: Sí. Y tendremos un pequeño desfile de regreso al estudio.
LINDA: Aquí vamos.
ADAMUS: Bueno, tenemos que esperar a Kerri.
LINDA: Claro, por supuesto, por supuesto.
ADAMUS: Sí.
KERRI: ¡Está bien! Estaré allí.
ADAMUS: Sí, está bien. Allá vamos.
LINDA: Ahí vamos.
ADAMUS: Muy bien.
LINDA: ¡Ohhh!
ADAMUS: Gracias.
LINDA: Tan apropiado.
ADAMUS: Sí (aplausos de la audiencia, mientras todos caminan de regreso al estudio). ¡Oh! Estábamos viéndolos en el otro lado (risas de Adamus).
LINDA: Si vas a hacerlo, hazlo bien.
ADAMUS: ¡Oh! Tienen que actuar un poco de vez en cuando. Dejen de ser tan estirados, todos ustedes. Tienen que actuar un poco.
LINDA: Puedes hacerlo. Puedes hacerlo.
ADAMUS: Dicen: “¿Por qué tiene a Kerri o Sandra llevando su café?”
LINDA: Debido a que pueden.
ADAMUS: ¿Por qué no? Por qué no?
LINDA: Debido a que pueden.
ADAMUS: Porque entonces puedo pedirle a que suba al escenario, Sandra, y que recibía reconocimiento por ello (aplausos de la audiencia). Es por eso. Es por eso. Así que gracias.
SANDRA: De nada.
ADAMUS: Y gracias por el excelente café. ¡Oh” Está convirtiéndose en una espada. Yo sabía que lo haría (risas).
LINDA: (Se ríe) ¡Sí!
ADAMUS: Sí.
Vamos a tomar una buena y profunda respiración a medida que entramos a nuestro Shaud. ¡Oh! Se siente tan maravilloso aquí.
MAESTROS ENCARNADOS
Hay ahora cinco Shaumbra que están caminando este planeta como Maestros encarnados realizados. Cinco (aplausos de la audiencia).
LINDA: ¡Guau! ¡Grandioso!
ADAMUS: Tomó un tiempo. Tomó un tiempo, y sé que muchos de ustedes sobre la marcha se preguntaban, “Éramos sólo dos. ¿Cómo vamos a conseguir algunos más? ¿Viene a mí?” Pudieron decir. “¿Alguna vez vamos a llegar a esos cinco?” Algo así como mi número mágico. Y digo mágico porque ese es, podrían decir, el cociente energético o una relación de conciencia que se necesita para conseguir que realmente ruede la pelota, salten las palomitas de maíz.
No voy a revelar los nombres. Es insignificante, y pueden ser ustedes (Adamus se ríe), puede que no (risas). Eso no es tan importante como para revelar los nombres, porque hay un cierto… ¡Oh, querida! (Hablándole a una mujer vestida con un traje del siglo XVIII) ¡Oh, querida! ¿Eres tú? Ven aquí por favor. No puedo resistir. No puedo resistir. ¡Oh, Mi señora, que…
HENRIETTE: (Le entrega a él una copa y habla en francés) ¡Bonjour!
ADAMUS: Bonjour. ¡Ahh! ¡Ahh!
HENRIETTE: (Habla en francés)
ADAMUS: Oui. Sí. Luces tan elegante, tan divina (aplausos de la audiencia). Para la dama (ellos toman un sorbo). Creo que todos los Shauds serán diferentes a partir de ahora (risas). Estás absolutamente increíble y hermosa.
HENRIETTE: Me acuerdo de ti.
ADAMUS: Sí, me acuerdo de ti.
HENRIETTE: ¿Puedo darte un beso?

ADAMUS: Puedes tener un beso. ¡Oh! ¿Podrías Linda sostener el vino, pero… (más risas) Un poco… (él besa el aire en cada mejilla) y un verdadero caballero realmente no pone los labios sobre la cara, sí, o sobre la mano. Pero de todos modos, gracias, querida. Gracias (chocan las copas). Saludos una vez más. ¡Ah! Entonces, ¿por qué no todos se visten así para venir aquí? (Algunas risas) No se vistan de esta forma (refiriéndose al traje de Cauldre). Parece como si fueran a la iglesia o un funeral. (La audiencia dice “¡Ohhh!”) ¿Una bebida?
LINDA: No, gracias.
ADAMUS: Muy bien. ¿Así que podrías poner esto a un lado para que pueda mover mis brazos?
Cinco. Eso es todo lo que se requiere para crear el impulso para todos los demás.
Ahora, tengo que reconocer… eso fue bueno (en referencia a la bebida), pero voy a esperar. Tengo que reconocer que había más de un centenar, más de un centenar de Shaumbras bien intencionados que cruzaron antes de que ellos llegaran a la realización, encarnar su maestría. Y eso sin contar los que simplemente cruzaron debido a tener un cuerpo envejecido, un cuerpo deteriorado, pero un centenar tenían un cuerpo sano, un cuerpo saludable con el que cruzaron. Es difícil. Es muy, muy difícil.
Y, no, una pregunta surgió, “¿Alguno de ellos se quitaron la vida, como un suicidio?” No. Ellos no hicieron una elección consciente para cruzar. Sólo lo hicieron, porque a veces en esta transformación, pasando de ser un ser humano singular a un verdadero Maestro, es tan difícil para el cuerpo y la mente, tan duro para ellos, como todos ustedes saben. Transforma todos los ritmos y los patrones y de repente se encuentran en los otros reinos. No es que hicieron una elección consciente; simplemente están allí.
Entonces, de verdadero honor para aquellos que ahora están en el otro lado que estuvieron en el mismo viaje que ustedes, quienes, en cierto sentido, asfaltaron un camino para ustedes, asumieron muchas de las dificultades, porque al recordar la totalidad de sus pensamientos, la preocupación que tienen sobre sí mismos y sobre la vida y el estrés que tienen, lo que están ustedes haciendo en realidad es hacerse cargo de los desafíos de la conciencia, de la humanidad.
He hablado con ustedes acerca de esto antes. He dicho que estas cuestiones y problemas que ustedes creen que son suyos, que realmente sienten tan profunda y personalmente, no lo son en realidad. Están tomando estos temas en nombre de toda la conciencia. Y, en gran medida, los que pasaron al otro lado, que estaban en este camino de realización, se echaron encima una gran cantidad de sus miedos y preocupaciones. Ellos pensaban que eran suyos (de ellos). Ellos pensaban que eran los únicos con estos temores y estos pensamientos y estos sentimientos de desequilibrio, pero también eran suyos (de ustedes). Estaban llevándose algo de todos y cada uno de ustedes. No sientan pena por ellos; lo están haciendo bien en el otro lado. De hecho, están ayudando. Están energéticamente apoyando a todos ustedes. Pero ahora hay cinco y pronto van a ser muchos más.
Una cosa que fue única en todos y cada uno de ellos, de estos cinco, y que podrían estar observando en línea; una cosa que fue única, era que tenían una gran cantidad de luchas. Ya saben, hay tal lucha en tratar de ser un buen humano. Hay tal lucha en tratar de sanarse a sí mismos. Hay tal lucha en tratar de perfeccionarse, tal lucha en llegar a ser una mejor persona, y no funciona. No funciona.
Y para todos y cada uno de estos cinco, después de pasar por muchas luchas y tratar de hacerse mejor a sí mismos y tratar de hacerse espirituales o simplemente agradables o no con tantos defectos o sin debilidades; después de muchas luchas con esto y muchos sueños locos, un montón de sueños locos – de cierta forma se complementan – se despertaron una mañana, todos y cada uno de ellos, una mañana, y de repente simplemente lo consiguieron. Simplemente, lo lograron.
Es un análisis interesante, en cierto modo, porque después de toda la lucha sin un final a la vista, sin saber que iba a suceder en una semana o un mes o un año, sin final a la vista, simplemente lo consiguieron. Se integraron. Y se despertaron esa mañana y en vez de un sentimiento de lucha – “¿Cómo puedo hacer la iluminación? ¿Cómo puedo llegar a realizarme? ¿Cómo puedo ser esa persona que he tratado de ser, que pensé que quería ser?” – Se despertaron en la mañana, después de una más bien intensa noche de sueños, y había una serenidad. No había toda esa actividad en la mente y no había esa lucha. No había ese gran signo de interrogación justo al frente de ellos cuando se despertaron. En vez de eso, se despertaron y tomaron una profunda respiración y se limitaron a sonreír. “Lo logré”, dijeron. “Lo conseguí”.

No hubo relámpagos. No hubo como algunas de las experiencias que algunos de ustedes han tenido con la conciencia cósmica, sentimientos tremendos y agobiantes en otros reinos pero también con un tremendo desequilibrio en el cuerpo y la mente humana. Hubo una calma. Y lo fue sin todas las preguntas y todas las dudas persistentes y toda la duda de cuándo.
Fue un muy – para todos y cada uno de ellos – un momento de calma y tranquilidad. No fue un tipo de momento en el que querían correr por las calles gritando a todo pulmón, “¡Estoy iluminado! ¡Estoy iluminado!” Estaban sólo ahí y había tal sensación de alivio. Sin tensión, sin preguntarse qué va a ocurrir a continuación. Y no porque pensaban sobre no pensar en lo que iba a ocurrir a continuación, tratando de no pensar en ello, pero simplemente porque no había el pensamiento.
Ellos no tenían que tratar de pensar en el estado natural de la iluminación, simplemente estaba allí. Ellos no tenían que preguntarse lo que viene para este mundo, porque en cierta forma no importa. No lo llevaban sobre sus hombros, porque saben que hay absoluta perfección en la forma en que está. Y no se preguntaban cuánta luz traían en su cuerpo o cuánto de sus antepasados han liberado o no o si van a tener cáncer o qué tan viejos… todo esto cesó de esta manera – (¡snap!) – para todos y cada uno de ellos. Estaba simplemente todo allí, realizado.
En realidad, había una sensación de sencillez y gracia, una que no se puede pensar en la mente. Ustedes no pueden pensar en su camino a la gracia o la simplicidad; pueden permitirlas. Y les sucedió a estos cinco porque, bueno, llegaron al final de sus límites. Si les hubiera introducido a ustedes o ellos hace un año y les hubiera dicho: “Esto es el que se va a presentar, a uno de los cinco en un año a partir de ahora”, podrían haber pensado que estaba bromeando o mintiendo. No podrían haberlo imaginado, porque, en cierto modo, estaban en un naufragio emocional. Sus vidas estaban tan desequilibradas. Estaban tan frágiles, muy frágiles. No sensibles; sensible es bueno. Frágiles, como si fueran a disolverse. Estaban tan en el límite de unirse a los otros 100 o a aquellos que cruzaron antes. De cierta forma en la frontera.
Ustedes podrían haber pensado que no desearían eso como su Estándar, su ejemplo de alguien que iba a ser uno de los cinco primeros Maestros del planeta. No, no lo desearían, pero menciono eso a todos y cada uno de ustedes. Lo abordo porque su viaje es casi el mismo – las preguntas, las dudas, preguntándose cuando, el intentar duro, el tratar de ser un buen o mejor humano. Cada uno de estos cinco, finalmente, dijo “no más”.
En cierto modo, se dieron por vencidos. Pararon. Eran tan frágiles, temían que iban como a estallar, y probablemente lo harían, pero simplemente se detuvieron. Y dejaron de intentar. Dejaron de trabajar en ello. Y estaban en una especie de no-lugar, una no-zona por un tiempo. Así es que sucedió simplemente cuando pararon. Se siente terriblemente incómodo para el humano, pero no para el Maestro; terriblemente incómodo detener las actividades incesantes; terriblemente incómodo no tener un programa para ese día, no tener que estudiar su espiritualidad o practicarla, en realidad, ni siquiera pensar en ello. Terriblemente incómodo, porque no es el traje que han estado usando. No es ustedes. Es difícil identificarse con eso. Pero ellos no tenían otro lugar a donde ir, otro que no fuera el otro lado, así que simplemente se detuvieron. Y cuando lo hicieron, ese impulso, esa Directriz de Finalización finalmente fue capaz de entrar. Todos los aspectos, todas las partes y piezas, todas de los fragmentos, todas las partes perdidas de ellos fueron capaces de entrar.

Y lo que realmente pasó en esa gran noche de sueños que precedió a su despertar en la mañana en la realización; lo que realmente ocurrió fue que el ser singular que pensaban que eran y que ustedes creen que son, ese ser singular de repente se abrió realmente y permitió el “y”.
No pueden pensar su camino hacia el “y”. Pueden saber lo que significa, pero no pueden pensar su camino a él. No pueden trabajar su camino a él. No pueden ganar su camino a él. Pueden entender el concepto energético que no son un humano singular. Han estado por muchas, muchas vidas, viviendo en una realidad singular y creyéndola, creyendo esta realidad. Esa es una especie de broma, pero es una buena broma y una mala broma. Eso es algo así como una experiencia muy interesante en la percepción de lo que la conciencia puede hacer para vivir en la singularidad, pero nunca fueron destinados a ser de esa manera.
Y les digo esto mientras abrimos nuestra Serie del Transhumano. Transhumano significa ir más allá de sólo lo humano, trascender la humanidad. No salir de ella, y ese es uno de los errores más comunes – “vamos a pasar de ser un humano a ser superman”. Nah, no lo hacen. Todavía existe el humano y hay muchísimo más. Es una física muy, muy simple de la iluminación y es recibir ese “y”. Y eso es lo que estos cinco hicieron.
Todos y cada uno de ellos, en una noche de sueños. Algo así como la Última Cena, pero haciéndola en el estado de sueño, haciendo como una especie de, en cierto modo, una ceremonia, pasando por un final y luego el despertar por la mañana.
¿Cuándo fue la última vez que se despertaron en la mañana sintiéndose absolutamente descansados? No recientemente. Ni siquiera se engañen, o a mí. No recientemente. Se despiertan por la mañana sintiéndose aturdidos, como mucho, cansados a menudo, pero se despertaron en la mañana no sintiéndose que acababan de beber veinte tazas de café y que tenían una gran cantidad de energía falsa; se despertaron en la mañana y simplemente se sentían claros. Limpios. Cauldre está añadiendo esa palabra. Gracias, Virgo. Simplemente una sensación de limpieza en el interior. ¿Cuándo fue la última vez que se sintieron muy limpios en el interior, en realidad, sin la arena y sin el polvo y la suciedad y la mugre y el aceite y la basura? Lo saben. Pero ellos se despertaron simplemente sintiéndose refrescados. Y no pensaron: “¡Oh, caramba! Tengo que ir a buscar una camiseta que diga: “Soy un ser iluminado'”, en caso de que ustedes tengan esas camisetas. Pero sólo se relajaron en la iluminación. Y lo más importante, lo más importante fue que dejaron de intentarlo.
Ahora, admitieron que hicieron mucho trabajo, al igual que ustedes. Pasaron por muchos infiernos y muchas percepciones. Pasaron por muchas cosas, pero, de repente todo, cuando se detuvieron, fue como que ahora todo lo que habían hecho, todo el trabajo que realizaron, todas las cosas que habían aprendido, de repente, todo estuvo en condición de precipitarse, fácilmente. Ya no eran sólo más fragmentos ahí afuera. Simplemente llegaron.
“¿Qué hicieron el resto del día?” Se preguntan ustedes ahora. Ya saben, no dijeron: “¡Ah! Soy un Maestro” tampoco. Era como, “Me siento tan limpio y claro”. No fue hasta más tarde en realidad que empezaron a decir: “¿Es esta la realización? ¿Es esta la iluminación?” Y luego, fue como, “No importa porque ya no estoy más en busca de ella. Ya no estoy tratando. Por lo tanto, debe ser. Si esa no es mi meta, entonces debo haberla hecho. Si de repente no me importa, entonces debo estar”.
¿Qué hicieron el resto del día? Bueno, hicieron lo que harían normalmente, pero no lo hicieron con el estrés y la duda: “¿Estoy contrayendo alguna enfermedad? Oh, dios, ¿un mosquito me picó? ¿Tengo el virus del Zika?” Sólo se ocuparon de su día. Pero, ¿podrían imaginar por un momento, hacer su día y no tener esa fricción, no tener ese peso, no tener esa duda persistente, no preguntándose qué vendrá después? Sólo lo hacen.
Tuvieron días simples. Algunos de ellos se dirigieron al supermercado, porque tenían hambre. Eso es lo que ustedes hacen. De repente no manifestaron la comida delante de ellos, pero pueden hacerlo. Pero no lo hicieron. Ellos fueron al supermercado, pero había una facilidad. Y no había el estrés de ir a la tienda y la tensión por preocuparse, “¡Oh, dios! ¿Son estas orgánicas y son éstas vegetarianas?”
Ellos ya no se preocupan por eso. O “¿Tiene demasiada azúcar o…” No había ese estrés. Sin propósito. Y no tenían que luchar, resistir el impulso de ir a comprar un gran pastel de chocolate – “¡Oh, no, no! Realmente quiero eso, pero yo…” Simplemente no estaba allí. El estrés no estaba allí. Y si compraron el pastel, bien. Si no lo hicieron, bien. Pero ya saben cómo es eso, “¡Oh, dios! Me encantaría eso, pero no puedo comerlo. Oh, ¡deja de atormentarme con el chocolate!”
LINDA: ¿Alguno de ellos va a Costco (tienda por departamentos) para almorzar? (algunas risas)
ADAMUS: No, no creo que fueran a tener comida de degustación en Costco, al menos eso es lo que… No conozco a Costco, pero Cauldre me está diciendo, “No. No tienen comida de degustación allí”. (Algunas risas)
Algunos de ellos fueron a sus trabajos. Dos de ellos tenían un trabajo, tres de ellos no trabajaban – eso debería decirles algo – no tenían un trabajo regular. Y algunos de ellos sacaron a sus queridas mascotas a dar un paseo por el parque. Y dos de ellos tomaron una larga siesta, pensaron, “Hey, si el sueño de esa noche fue tan bueno, voy a tomar una siesta; ¡va a ser aún mejor cuando me despierte!” (algunas risas). Simplemente tomaron una siesta porque podían hacerlo. Continuaron con su vida, pero con una perspectiva totalmente diferente. No una perspectiva mental; algo muy experiencial. Estaban ahí. Estaban ahí.
¿Podrían imaginar por un momento? El cuerpo no siente el cansancio y no siente la corriente en chorro de sus antepasados que los succiona de nuevo? Simplemente ya no está allí. Es decir, ellos sabían, todos se dieron cuenta de su familia biológica, pero esa succión ya no estaba allí. Y yo diría que lo más importante fue que la cosa mental ya no estaba allí. “¿Qué estoy haciendo? ¿Quién soy yo? ¿Cuándo voy a lograr la iluminación?” Nada de eso estaba allí. ¿Podrían imaginar la diferencia que eso hace en su día?
Ellos no salieron y realizaron pequeñas proezas de magia haciendo que aparecieran monedas de oro en sus manos. Eso no tenía sentido. Eso es lo que un humano hace. Pero un Maestro no tiene que entrar en ese juego. El Maestro no tiene que salir e impresionar a otros sacando cosas de la nada. Eso no tiene sentido. Eso en realidad los arrastra más en ser un humano singular que hacerlo en la singularidad del Maestro. Y hay una gran diferencia. Las palabras suenan igual, pero hay una gran diferencia en las palabras.
Uno tenía una relación. Cuatro no. Eso debería decirles algo (Adamus sonríe), que hay algunos que podrían tener una muy buena relación, sí (algunas risas mientras mira a Linda). ¿Te gustaría una bebida?
LINDA: ¡Oh, sí! (más risas)
ADAMUS: Las relaciones son difíciles y aquellos que pueden hacerlo son verdaderamente admirados y honrados. Pero las relaciones, mientras están pasando por todo esto, son difíciles. Pero cuatro no tuvieron relaciones, uno la tenía. Y ese uno no salió a decirle a su – ¿cómo lo llaman en estos días, un compañero o vivir con quien sea? – No salió a correr y decirle, “¡Oh! No vas a creer lo que pasó. Estoy iluminado. Estoy iluminado y tú no”. (Risas) O, “¿Sabes que de lo que has estado riéndote de mí todos estos años sobre ese grupo al que iba? Bueno, finalmente sucedió”. No había necesidad de mencionarlo.
Imaginen eso por un momento. Se despiertan en la mañana después de unas diez vidas de trabajo muy duro tratando de ser una persona espiritual, luego, dejan ir que todo se vaya y de repente todo está ahí. Se despiertan en la mañana y hay precisamente esta sensación de “¡Oh! Estoy vivo. Yo Soy lo que Yo Soy. Yo Estoy Aquí”. Ya no hay que batallar más en ello. No tratan de hacerse mejor.

Supongo que lo llamarían una aceptación, un permitir. “Yo Soy lo que Yo Soy”. Y con eso, la realización, “Yo Estoy Aquí. Soy un humano. Estoy funcionando en este planeta y yo soy todas estas otras cosas”. Y. Eso fue lo que finalmente permitieron. Eso fue lo que surtió efecto.
Si hay algún mensaje que tienen para todos y cada uno de ustedes, el cuál les pedí, algún mensaje de cinco que en realidad lo permitieron, sería, “dejen de intentar tan duro. Dejen de trabajar en su ser humano”. Esto los llevará a ningún lado. Eso tal vez hará que piensen que están haciendo algo. Que va a ocupar su tiempo. Les dará un cierto sentido de una misión, meta, batalla. Pero en última instancia, los cinco les dirían, “Sólo detente, ahora mismo. Se el humano y se todo lo demás que se presenta”. Eso es todo. Y luego tendrán una noche de sueños y se despertarán en la mañana y van a tener esa sensación de claridad y limpieza, porque esa Directriz de Finalización, eso va a reunir todo lo que está allí.
Todo esto es natural. Sí, hay muchas cosas de las que hablamos. Cuando estoy hablando con ustedes, es para tranquilizarlos. Creo que hay ese constante dilema, “¿Estoy haciendo lo correcto? ¿Estoy en el camino correcto” Realmente, no estoy enseñándoles nada; sólo estoy tranquilizándolos. Les doy algunas palabras. Hago un poco de distracción, pero estoy diciéndoles que están en el camino correcto. Ahora dejen de intentar de tener la razón y sólo permitan.
Estamos entrando en este año, esta Serie, este año, y – ¿cómo les pinto este cuadro? Han hecho todo el trabajo. Aquellos de ustedes que todavía están aquí, aquellos de ustedes que no se han ido – y no hay nada malo con los que se han ido, pero ellos querían seguir trabajando en el humano – pero para aquellos de ustedes que todavía están aquí, este es el año cuando sólo toman esa profunda respiración; dejan de intentar. Es decir, todo en su vida. Esto no quiere decir que… Cauldre me está pidiendo un ejemplo: “Bueno, ¿Así que no construyeron un hermoso Club de Maestros?” Bueno, ¿es eso tratar o es ser creativo? Es trabajo, pero no están solo tratando de mejorarse a sí mismos.
Conocen la diferencia entre salir y construir algo sólo porque pueden o crean una canción porque pueden o crean una clase porque pueden o pintan porque pueden. Eso no es trabajo; eso es sólo vivir, frente al constante trabajo duro. Casi que pueden sentir los engranes rechinando mientras están tratando de trabajar en sí mismos, mejorarse, hacerse más espirituales, hacer que el humano sea mejor.
Es hora de dejar ir eso. Estén realmente permitiendo al humano, y luego empiecen a darse cuenta del “y”. Hay mucho más. Ahí es a donde vamos. Es por eso que quiero llamarla, la Serie del Transhumano.
El Transhumanismo
Y estoy oponiéndome a esta cosa que he mencionado en nuestra última reunión, el movimiento transhumanista en el planeta. El cambio a la tecnología – es lo que está sucediendo. Si no han tenido la oportunidad de ver la actualización de ProGnost, véanla, pero les voy a dar la versión resumida.
La tecnología es lo más grandioso que está sucediendo en el planeta. Lo crean o no, no es Donald Trump (risas), y no es Hillary Clinton. No es el terrorismo. No son los sistemas financieros. No son las estelas químicas en los cielos. No son los gobiernos secretos o los bancos, a menos que les gusten las distracciones. No es tanto el medio ambiente, pero eso juega un papel muy importante. No son las cosas que están cautivándolos en las noticias cada día o cautivándolos con sus discusiones de todas las conspiraciones en el planeta. Las conspiraciones, en particular, son enormes distracciones. ¿Por qué ellas succionan, tan a menudo, a las personas espirituales? ¿Por qué estas conspiraciones – de la misma manera, por qué son un imán para aquellos en el camino espiritual? No lo entiendo muy bien.
Eso no es lo que está sucediendo en este planeta. Lo que está sucediendo en este planeta es que hay esta pequeña y vieja cosa llamada conciencia que realmente comenzó – si la rastrean, lo que hago; si comienzan a hilvanar la conciencia – empezó a venir a este planeta bastante fuerte después de la Segunda Guerra Mundial. Podrían decir que la Segunda Guerra Mundial fue una especie de punto de definición en el planeta. Algunos la llaman la batalla entre la luz y la oscuridad. Yo sólo digo que fue el momento de traer más conciencia, ¿o no? Supongo que sería luz y oscuridad, pero hubo un momento decisivo durante la Segunda Guerra Mundial, justo al final, y en ese punto la conciencia fue traída al planeta. La semilla de Cristo que se plantó 2.000 años antes para que finalmente fuera a germinar.
No es casualidad que la mayoría de ustedes vinieran dentro de las siguientes dos décadas y media a eso, tal vez tres décadas, lo que es sólo un parpadeo en el tiempo. Pero no es coincidencia que vinieran a traer la conciencia. Eso fue lo que trajeron. Nacieron en este cuerpo y maduraron una mente, pero lo que trajeron fue conciencia. No sólo ustedes, hay muchos otros alrededor del planeta, pero trajeron la conciencia y eso empezó a cambiar las cosas. Y pueden ver la historia, la evolución, pasando por sobre todo a finales de los 50’s y 60’s, un tremendo cambio social en este planeta, y
se mantuvo – por un tiempo en los años 80’s, no sé – pero después de eso siguió. Eso fue lo que trajeron y eso fue lo que hizo la diferencia. Eso fue lo que trajimos en el Salto Cuántico – conciencia. Y la conciencia luego trajo la tecnología.
Miren en sus vidas, en su historia personal. ¿Cuándo surgió el primer ordenador personal? En su vida, y no estaría aquí si no fuera por ustedes. Y miren todos los desarrollos en la tecnología, particularmente en la computación, la informática, eso ha tenido un efecto tan profundo en este planeta, y cambia de forma cuántica, podrían decir. Esa es la cosa, la tecnología, pero la tecnología que fue producida por la conciencia. Eso es lo que está sucediendo en el planeta, y va a continuar.
Y esto que llamo la Serie del Transhumano, ya que saca provecho de los intelectuales y los científicos que ahora están mirando todo el cuerpo, cuerpos de partículas, simplemente generados por la tecnología. No hay nada de malo con ello en absoluto, porque, como he dicho, este cuerpo que tienen en este momento es sólo un montón de partículas, Edith. Sólo un montón de partículas que realmente no son suyas. Son partículas increíbles, de hecho, pero su cuerpo no es una cosa estable. Creen que lo es, pero no lo es.
Quiero decir, las partículas están cambiando en este momento. Se realinean en patrones similares, y esa es una de las cosas que vamos a estar rehaciendo este año, rehaciendo la forma de los patrones, porque las partículas entran; es un tipo de nuevas partículas, pero se alinean en un viejo patrón hasta que cambian y nuevas partículas entran, pero se alinean en el mismo patrón.
A medida que liberan los ancestros, mientras que liberan pensamientos que realmente no son suyos o aprenden a reconocer lo que es suyo y lo que no, los patrones de las partículas cambian. Eso es lo que vamos a estar haciendo. Pero me desvié del tema.
Uso la palabra “transhumano” porque hay este movimiento técnico-científico intelectual que está buscando hacer la misma cosa de la que he estado hablando, lo que estos cinco Shaumbras iluminados realmente hicieron. Están buscando perfeccionar al humano. Están buscando hacer al humano potencialmente inmortal. Están buscando evitar la muerte, es lo que están haciendo.
Es interesante. Es fenomenal. En realidad, mantendrá a la tecnología en movimiento y probará que es médicamente viable. Serán capaces de remplazar un órgano, ¿y por qué no? O una extremidad si pasa algo, ¿por qué no? Armando un ser entero a partir de los átomos, de las moléculas, a partir de las partículas, ¿a partir de cero? Sí, va a ser posible. ¿La conciencia de ese ser? Esa es una pregunta interesante. Esa es una pregunta que vamos a abordar, echar un vistazo a ambos lados a medida que avanza el año.
Pero, ¿se puede realmente infundir conciencia a un talego de partículas? ¿Y es – si un cuerpo se genera a partir de programas de computador, por ejemplo, que luego manipulan y los patrones de las partículas parecen ser parecidos a los humanos – es realmente humano? ¿Es consciente? Esa es una discusión increíble.
Diría que este año vamos a – en aras del drama, voy a decir que vamos a romper el código en ese tema – pero vamos a tener muchas y buenas discusiones al respecto. ¿Pero pueden infundir y mantener conciencia en un cuerpo y mente humana no producidos biológicamente? ¿Pueden?
Interesante, interesante dilema. Y digo no-biológico. Ya saben, en la manera que Tobías lo hizo y fue un gran logro infundirse a sí mismo en un cuerpo biológico muchos, muchos años después de que el cuerpo había sido dado a luz. Pero aún así era un recipiente biológico. Todavía seguía viejos patrones. Él fue capaz de infundirse en él, pero había muchos pre-requisitos que se llevaron a cabo. ¿Pero si tuvieran una pequeña impresora para un cuerpo humano y apretaran un botón y saliera un cuerpo humano, podría la conciencia realmente entrar en él?
Si tuvieran suficiente poder de cómputo que entienda todos los detalles de la historia humana, todos los detalles de los humanos, toda la información que está actualmente disponible en el planeta y la vincularan a esta impresora que produce seres, ellos tendrían acceso a todos los datos, ¿podría eso tener conciencia? Y hay quienes piensan que sí, porque tienen todo, podrían decir, el conocimiento de todo en el planeta.
Por cierto, ¿se dan cuenta que sólo en los últimos dos años la base de la información del planeta que se almacenó en los ordenadores de los hogares, las oficinas, en los centros de datos, es más que todos los conocimientos previos que jamás se acumularon en este planeta, incluyendo los tiempos de la Atlántida? – Por favor, no vamos a volver a Atlantis; que estaba bien en ese entonces, pero no era
mucho mejor, por cualquier medio – a todo esto. En tan sólo dos años, la base de la información sobre este planeta es más que toda la historia del planeta; mucha información valiosa ha sido almacenada en los últimos dos años.
Ahí es donde vamos y de eso se trata nuestra Serie del Transhumano. Pero se trata de tomar un pequeño sendero diferente. Hay quienes van a tratar de perfeccionar al humano, hacer al cuerpo humano relativamente inmortal. Eso está bien. Inmortal. ¿Por cuánto tiempo desean existir realmente en ese cuerpo humano? Esa es mi pregunta. Pasé 100.000 años en una prisión de cristal. En cierto modo, era mi cuerpo. Era mi realidad. Puedo decirles ahora mismo, que realmente llegan a atascarse, aburrido después de unos 200 años (algunas risas), tal vez 300. Después de eso – bueno, cuando no hay nadie más alrededor para abrumarlos, divertirlos o cualquier otra cosa, para tener un buen tiempo.
Así que me pregunto acerca de esta cosa llamada inmortalidad. Pero ¿por qué la inmortalidad? ¿Por qué esta búsqueda utilizando la tecnología para hacer al cuerpo inmortal, alimentar al cerebro con toda la base de datos del conocimiento humano?
Tengo que apartarme y reírme un poco. ¿Por qué? ¿Por qué? Y en realidad no quieren oír esto, pero son singulares. Ellos aún se enfocan sólo en el humano, sólo en esta dimensión, sólo en esta realidad. Eso es. Entonces, ellos están tratando muy duro para hacer al humano mejor, hacer que viva más tiempo, hacerlo más inteligente, hacerlo más fuerte, hacerlo más atractivo.
No hay mucho de qué hablar, en el otro movimiento transhumano, no muchos hablan de los sentidos y la sensualidad, aparte de hacer tal vez la audición un poco mejor o la vista un poco mejor, pero es inmortalizar al humano. No hay mucho de qué hablar sobre la vida misma, la experiencia de la vida.
Ahora – y de nuevo me pongo aquí en el extremo un poco – pero en este otro movimiento transhumano, ellos quieren hacer inmortal al humano. Y me gustaría sentarme con ellos y pedirles, tal vez ustedes podrían organizarlo para mí, estaría realmente encantado de preguntarles, porque tuve un poco de experiencia en la filosofía – creo que cree la filosofía, una de mis errores, pero tuve algo de experiencia – pero ¿por qué quieren eso? ¿Es su vida tan buena que nunca se quieren morir? ¿Están experimentando tan opulenta y profundamente? Quiero decir, se la pasan todo el día delante de un ordenador buscando cuestiones técnicas. Es decir, ¿es eso lo que quieren hacer en los próximos 20 millones de años? (Algunas risas) Y de cierta forma me río de ellos, en una forma educada Adamus (más risas), ¿realmente? Estuve atrapado en un cristal y no fue del todo tan bueno.
¿De verdad quieren que el cuerpo sea inmortal? ¿De verdad quieren enfocarse sólo en lo humano y ni siquiera traer la sensualidad? No veo en ninguno de estos movimientos transhumanos que tengan grandes órganos sexuales o tener los más grandes orgasmos o algo de eso. Sólo “quiero vivir para siempre en un cuerpo robótico y…” Pero, ¿qué pasa con la vida misma? ¿Qué pasa con la sensualidad? ¿Qué pasa con la multi-dimensionalidad? Así que me encantaría saberlo.
Por eso intencionadamente denominé a esta Serie “Transhumano”, porque ustedes van – vamos – a ir por un camino un poco diferente con un pequeño y diferente resultado neto. Estamos trascendiendo la singularidad de ser sólo un humano y vamos a entrar en el “y” con una tremenda liberación, entonces, de la carga del humano.
Le sigo pidiendo a Linda hacer una lista de las charlas que vamos a hacer, pero tenemos que hacer una sobre la Herida de Adán muy pronto. Pobres hombres. ¡Oh! Me siento tan mal, porque tenemos la Herida de Isis y todos hemos procesado eso y ahora es sobre la Herida de Adán. Los pobres hombres están atrapados allí. ¿No es difícil ser un hombre? (Un hombre dice “Sí”) ¡Sí! ¡Sí! ¿Lo ven? ¿Lo ven? Todos los hombres. ¿No es difícil ser un hombre o qué? Ya saben, estar sentados al lado de la Herida de Isis aquí y ahora ustedes el –ni siquiera hemos abordado la Herida de Adán. Entonces, ¿dónde estaba? (Algunas risas)
Así que en nuestro transhumanismo, ir más allá de la singularidad de todo, y en lugar de utilizar la tecnología o exclusivamente usar la tecnología para hacer que su cuerpo dure – probablemente podrían empujarlo para que dure, con tecnología, voy a decir, probablemente, otros, oh, 30 o 40 años, ya saben, de lo que calculo este momento. La tecnología podría cambiar, pero 30 o 40 años con un muy, muy buen tipo de nano partes del cuerpo o nano partes en su cuerpo, pero eso es todo.
Así que lo estamos haciendo un poco diferente. 
Estamos trascendiendo la singularidad del ser humano. 
Estamos quitando la carga del ser humano, diciendo: “Ya no tienen que esforzarse más”. No tienen que trabajar en ello, tensionarse, porque son el humano. Son el jod-… son el humano y… (alguien dice “¡Ejem!”) Vean cómo… ¿qué? No dije ninguna mala palabra. Joder, podría hacerlo si quisiera, pero… (muchas risas), ¡pero no lo hice! Ese es todo el punto. Fue una realidad alternativa cuando dije joder, pero para esta transmisión no he dicho eso. Casi – pensaron que iba a decirlo.
Ese fue el mago. Pensaron que iba a decirlo. Lo oyeron. Es por eso que tenía que decirlo en voz alta en otra realidad. No lo he dicho en esta realidad, porque en esta realidad todos llegan a quedar atrapados en las malas palabras. Es como, ¡oh! Es… ¿Qué significa joder de todos modos? No, me refiero a…
LINDA: ¡Después! ¡Luego! (Algunas risas)
ADAMUS: No, sólo estoy deteniéndome aquí por un momento. ¿Qué significa realmente? ¿De dónde vino? ¿Alguien sabe? ¿Dónde fue utilizada por primera vez? (Alguien levanta la mano) Sí. Linda traerá el micrófono de manera que puedas decirlo en frente de todo el mundo. Así que no entiendo porque en mi vida no habíamos oído esa palabra. No teníamos esa palabra.
LINDA: Por aquí.
ADAMUS: Sí. La peor palabra que teníamos en ese entonces era “Satanás”.
SHAUMBRA 1 (mujer): Podría estar equivocada.
ADAMUS: Sí.
SHAUMBRA 1: Siempre oí que significaba “por relaciones sexuales indebidas”.
ADAMUS: ¿Por qué?
SHAUMBRA 1: Por relaciones sexuales indebidas.
LINDA: ¡Ohh!
ADAMUS: ¡Oh, mierda!
SHAUMBRA 1: Cuando a las personas les pusieron ataduras…
ADAMUS: Quiero decir, lo estoy viendo. Sí, sí.
SHAUMBRA 1: Cuando a las personas les pusieron ataduras.
ADAMUS: Por relaciones indebidas… ¿qué son relaciones indebidas?
SHAUMBRA 1: Sexo. (Se ríen)
ADAMUS: ¡Lo sé! Tuvimos una broma en ese entonces con los sacerdotes y los obispos. Relaciones indebidas.
LINDA: Creo que era “fornicar bajo el… (alguien dice” consentimiento…”) consentimiento del rey”. Sí, sí, sí. Había que conseguir el permiso de él.
ADAMUS: Creo que este sería un buen tema para los Shaumbra en Facebook (Linda se ríe). Bueno, fueron malas palabras reveladas. ¿De dónde vienen ellas? ¿De dónde viene “mierda”? He oído que la usan.
LINDA: ¿No sabes de dónde viene? (Risas)
ADAMUS: Nunca uso esa palabra. He oído que usan esa palabra. ¿De dónde vino? No teníamos palabras como esa en mi última vida. No teníamos esas palabras. Llamábamos a alguien…
LINDA: ¿No tenías alguna palabra Francesa para ello?

ADAMUS: Algunas palabras Francesas. Llamábamos a la gente zorras o bastardos o palabras así o los maldecíamos con el nombre de Satanás y esas cosas. Pero no teníamos estas palabras graciosas y la gente se quedaba enganchadas en ellas. ¿Les gustó toda esta pequeña distracción? Regresemos a lo de transhumano. ¡Se estaban durmiendo! Se despabilaron cuando empecé a decir jod… (risas) Estaban realmente dormidos.
Así que nuestro trabajo en el transhumanismo, una broma intencional, supongo; un juego de palabras intencional, muy deliberado. Nuestro trabajo es simplemente permitir la liberación muy natural de la biología ancestral, y al hacerlo, modifican las partículas que componen su cuerpo en su propia imagen. No la imagen de Dios o definitivamente ninguna imagen de los antepasados. No vamos a ir por alguna gran sanación de masas. Eso realmente no funciona. Estamos re particularizando, simplemente dejando ir lo viejo. Estamos tomando una gran, lo que llamarían, basura biológica ancestral y simplemente la sacamos – no he dicho esa palabra, la otra palabra – y simplemente la dejamos ir. Y encontrarán un movimiento transhumano natural dentro de sí mismos donde no tienen que usar un montón de tecnología. ¿Y si lo hacen?
Por cierto, me preguntan de vez en cuando, “Adamus, ¿no es falso tener un estiramiento de cara?” No me importa. Tener un estiramiento. No importa. O “¿Es malo hacerse una cirugía estética?” Probablemente la haría si estuviera en su planeta en este momento. ¿Por qué no? Disponen de las herramientas. Es la conciencia en la que lo hacen. Si la están haciendo porque se dicen, “Odio mi cara o mi cuerpo”, eso es una cosa. Si dicen: “Oye, ¿por qué no?” Ya saben, salgan y tengan un pequeño –
¿cómo lo llaman? – trabajo. “Sí, ella tuvo un pequeño trabajo”. (Algunas risas) Pero si se la van a hacer, háganlo bien. Vayan donde alguien que sabe lo que está haciendo, no un carnicero o algo de eso. Gasten algo de dinero en ella. Háganlo bien. Háganlo en conciencia.
En el transhumanismo, no vamos a estar enganchándonos también en ordenadores o tener chips implantados en sus cerebros. Se trata de entender la diferencia entre conciencia y el intelecto y eso es todo. Es muy sencillo.
No vamos a estar tratando de mejorar la mente, para ser más inteligentes. Inteligente es una cosa muy humana. Es muy lineal. Muy, muy lineal. ¿Cuánta información pueden o quieren retener? Como un Maestro Ascendido, casi no retengo información. No la necesito. ¿Por qué? No tengo ningún banco de memoria de ordenador o cualquier otra cosa que almacene información, y tampoco lo quiero. Es
una carga. Si necesito saber algo, simplemente lo pido y luego está ahí. Y eso es todo. Sea lo que sea, simplemente está allí, si me importa lo suficiente. Si no, no está allí.
Han alcanzado herramientas en estos días. Con unos diez toques con los dedos se puede encontrar todo. ¿Por qué cargarla en su cerebro? Pueden cargarla en el bolsillo de echo, en ese iYammer que tienen. Así que no vamos a estar tratando de mejorar el cerebro, volverse mas inteligentes. Ser inteligente es muy humano, muy lineal. El intelecto – muy, muy humano.
Ya saben, como un resultado de la conciencia, el intelecto fue creado. El intelecto – una forma de percibir e interpretar la experiencia, una dimensión, por ejemplo. El intelecto permite eso, pero el intelecto no estaba destinado a ser exaltado, el único enfoque. En los otros reinos, no es necesario el intelecto. No es necesario ser inteligente. Los datos – suelo decir, ustedes van a algunos de estos otros reinos, los datos los matarán. Realmente lo harán, porque eso significa que están tratando de permanecer en una perspectiva humana en otro reino que no los contempla, no los reconoce, no los usa. Van a un tiroteo con una espada, y van a perder.
Así que no vamos a trabajar en construir al intelecto. Vamos a llegar a entender la diferencia entre conciencia e intelecto, y hay una gran diferencia. Una gran diferencia. Llegaremos a la conciencia en nuestro movimiento transhumano.
¿Van a utilizar las computadoras? Absolutamente. Pueden usar las computadoras para manejar datos, información, las cosas intelectuales que necesitan en la vida. No vamos a iniciar ningún movimiento, internarnos en el bosque y usar divertidos – los hombres con divertidas tirantas y las mujeres sombreros – y no usar computadoras o electricidad. No. Definitivamente vamos a utilizar los recursos que han sido creados por su conciencia llamada tecnología, pero para una mejor experiencia de la vida, no la única experiencia en la vida. Y hay una gran diferencia.
Somos como inconformistas en esto. Hay – debatibles los números – pero vamos sólo a decir que alrededor de 30.000 Shaumbras en todo el mundo se esforzarán en esto, quienes han llegado tan lejos, continuarán llegando, más o menos. Van haber algunos que incursionarán, que llegan, y como alimento en la mesa, toman un poco de aquí y un poco allá, pero esto no es algo que ustedes hacen como si estuvieran en un buffet. Quiero decir, aquí es todo el curso.
Así que digamos que son 30.000 en comparación con, oh, quizás 20 a 23 de millones que en este momento están en un camino transhumano diferente. Un número bastante pequeño en comparación. Y el otro, el camino transhumano intelectual, estará reuniendo cientos de millones de personas, los mil millones, en su vida útil. Ellos no pueden llamarse a sí mismos transhumanistas, pero ese es el camino en el que están.
Así que somos muy pequeños en número, pero con mucha experiencia, muy experimentados, muy comprometidos y muy, básicamente, expandidos. Tienen una imagen de lo que está pasando. Están en expansión. Ustedes más allá de sólo el ser humano.
Es todo lo que podrían decir que querían – deseaban ser más saludables, deseaban tener un aspecto más joven – pero esa no es la razón por la que lo estamos haciendo. Lo estamos haciendo porque es el momento para simplemente ser ustedes, y ser todo ustedes, no sólo el singular tú.
Así que voy a pedirles, durante el próximo par de años más o menos, vean el paralelismo entre nuestro transhumano – un hermoso símbolo se muestra en la pantalla en este momento (un círculo con un signo “más” en el medio), si pudieran mostrarlo a los oyentes en línea.
¿Qué significa esto? ¿Qué significa esto? Bueno, es el circumpunto, el círculo con el punto en él. Recuerden que siempre he dicho que el punto fue la Fuente, de dónde vienen. El círculo representa sus experiencias, su sabiduría, básicamente. Y podían haber pensado que el punto nunca cambió, porque siempre era la Fuente. Era de dónde venían. Era pura conciencia rodeando todas sus experiencias. Pero algo ha cambiado, y ahora ha llegado a ser un signo más. El circumpunto nunca será el mismo otra vez.
Y pueden ver la imagen vaga del círculo original, la Fuente original o lo que podrían llamar la pura, pura, pura conciencia, pero ahora se está expandiendo. Es el signo más. No es una cruz. No es en lo que Jesús murió y nosotros no vamos a poner una pequeña imagen de un tipo clavado en ella. No. (Adamus se ríe) Y no es la bandera suiza. Lo siento por algunos de ustedes, pero no es el símbolo de Suiza. Es un signo más. Ustedes saben lo que es un signo más, significa y. Y. Sí. El signo más. Así
que ese es el símbolo.
Es también expansión en todas las direcciones, y si pudiéramos representar esto más que de una forma bidimensional, esos más’s, la radiancia iría en todas las direcciones, incluyendo hacia el interior. En todas las direcciones; no sólo expandiéndose, expandiéndose en sí misma. La verdadera expansión está en todas las formas, todas las direcciones.
Así que eso es lo que esto representa. Esa es la nueva conciencia en el planeta, y eso es lo que, básicamente, ustedes han creado. Así que dicho eso – eso fue sólo mi discurso de apertura (Adamus se ríe).
Vamos a tomar una buena y profunda respiración en ustedes el humano, en ustedes el humano que va a dejar ahora de tratar tan duro para ser un mejor humano, por favor. Por favor. Vamos sólo a llamarlo el final del camino en este punto. ¿Por qué?
Ya saben, lo triste sería… algunos de ustedes son un poco más maduros, lo están haciendo con los años, ¿por qué se mantienen tratando tan condenadamente, incluso con su salud o su cerebro? Dicen: “¡Oh! Voy a perder mi cerebro”. Esa es la mejor cosa en el mundo que les puede pasar (algunas risas). No con algunas de las enfermedades como el Alzheimer o algo así, pero ser capaces de ir más allá de la mente. Y si alguno de ustedes están experimentando que la mente se tambalea en este momento, eso es lo que es. Simplemente se están expandiendo. Tomen una profunda respiración, cállense, dejen de tomar medicamentos y disfruten del bamboleo (algunas risas).

La Pregunta de Hoy
Así que vamos a tomar una buena y profunda respiración y pasemos a las preguntas. Linda con el micrófono por favor, todos los Shaumbra en estado de alerta. Y, no sé, Cauldre me está pidiendo mantenerlo corto hoy porque tienen una gran fiesta. Y está soleado afuera. ¿No es asombroso? El sol salió cuando ese Club de Maestros fue abierto.
LINDA: Tienes todo el tiempo.
ADAMUS: No, Cauldre quiere ir de fiesta, pero tengo mucho que decir (algunas risas).
LINDA: Lo superará. Él lo superará.
ADAMUS: Pregunta…
LINDA: Tienes todo el tiempo.
ADAMUS: Pregunta – oh, lo sé.
LINDA: ¿Estás tratando de hacerlo corto?
ADAMUS: ¿Hacer corto qué?
LINDA: Innovar más.
ADAMUS: No, no, no, no. Tengo horas y horas y horas que merecen la pena.
LINDA: Bueno, bueno, bueno, bueno.
ADAMUS: Puedo ir hasta mañana (algunas risas).
Pregunta, Linda en el micrófono con su primer, um…
LINDA: ¿Voluntario?
ADAMUS: Voluntario. Afortunado voluntario. Iba a añadir… ponle el micrófono al frente de su cara antes de hacer la pregunta, ¡caramba!
LINDA: ¿En serio?
ADAMUS: Bueno, sí.
LINDA: ¿Ahora mismo?
ADAMUS: Sí, a cualquiera, y luego voy hacer la pregunta.
LINDA: Bien. Voy a escoger a uno bien comprometido.
GARRY: Ah, ja.
ADAMUS: ¡Oh! Este es uno bueno.
GARRY: ¡Oh, de golpe!

ADAMUS: Oh, bien. Entonces, doctor, ¿qué pondrías – y no quiero que pienses en esto; hazlo rápido, está allí – qué vas a poner en tu lápida o tu tumba? Sé que no eres…

LINDA: ¡Oooh!
ADAMUS: Vas a ser cremado. Pero en tu lápida, ¿qué vas a poner en ella? Cinco palabras o menos. Diez palabras.
GARRY: Para Siempre.
ADAMUS: “Para Siempre” me gusta eso. Bien. “Para Siempre”. Eso es todo. Me gusta. Es algo poético, filosófico. Es un acertijo. Algunas personas mirarán y dirán, “¿Para Siempre qué?” Lo entiendo sin embargo. Para Siempre. Bueno. Estás nutriendo claramente mi siguiente punto que voy a hacer.
Bien, mantén en movimiento ese micrófono. Ellos van a pensar en ello demasiado. Ah, y van a – sí. Bien, siguiente. ¿Qué vas a poner en tu lápida, tu tumba, tu placa en la pared? Sí, ponen una placa en la pared. ¿Qué vas a poner en ella?

CATHY: He Vivido.

ADAMUS: “¡He vivido!” Bien. ¿Qué tal, “Me Encantó?” “He Vivido. Me Encantó”. Bien, “He Vivido”. Bien. ¿Lo has hecho? ¿Has vivido?
CATHY: Ahora Yo Soy.
ADAMUS: Bien. Podría preguntarte – y esto estará al respaldo de la placa para que nadie pueda verlo – ¿cómo describirías tu vida? Como en 50 palabras o menos. Ehh, badoom, a partir de aquí – ¿cómo describirías eso?
CATHY: (Haciendo una pequeña pausa)… Muy intelectual, analítica.
ADAMUS: Proyectada.
CATHY: Perfeccionista.
ADAMUS: Planificada.
CATHY: Organizada. Con metas. Y a un punto de permitir y vivir y atraer naturalmente, sin esfuerzo y solo en total alegría.
ADAMUS: ¿Alguna vez tienes todavía esa tendencia de hacer un poco de planificación y un poco de organización? Se lo puedes decir al tío Adamus.
LINDA: ¡Ohh! Ella simplemente estuvo de acuerdo en ayudarnos a hacer un viaje a Cuba.
ADAMUS: No voy a decírselo a nadie.
CATHY: Sí, pero…
LINDA: Ella está organizando un viaje Shaumbra a Cuba. ¡Ella ya lo está planeando!
CATHY: Pero eso está todavía permitiéndose. Eso se está permitiendo. Si las respuestas vienen, ya sabes, las tomas.
ADAMUS: Así que es como un largo camino para ser como, lo que yo llamaría, comprometida…
CATHY: Mm hmm.
ADAMUS: … a como, eh, simplemente dejar ir.
CATHY: Mm hmm.
ADAMUS: Lo mejor que podrías hacer por ti misma. Sí. Dejar ir no significa como quitarse toda la ropa y correr desnuda por la calle, pero – no es tan malo – pero sólo parar de estructurarte a ti misma. Estructurar es destruir. Deja de estructurar. Deja de tratar de hacerte a ti misma algo que nunca vas a ser y no quieres ser de todos modos, ¿de acuerdo? Bueno. Gracias.
Un par más. Una lápida, ¿qué pondrían – siempre me ha gustado esta pregunta – en una lápida?
KAY: Ella Vivió en Alegría.
ADAMUS: Ella Vivió en Alegría. ¿Es esa una afirmación cierta?
KAY: La mayor parte del tiempo.
ADAMUS: La mayor parte del tiempo.
KAY: No todo el tiempo, pero la mayoría de las veces.
ADAMUS: ¿Qué porcentaje de las veces?
KAY: Probablemente del 70 al 80%.
ADAMUS: ¡Oh! Eso es bueno. Me gusta eso. Sí, sí.
KAY: Sí.
ADAMUS: En la parte posterior de la placa, ¿qué pasó en las otras veces?
KAY: Continúe aprendiendo a dejar ir (se ríe).
ADAMUS: Bien. Y después dejas de seguir aprendiendo y sólo dices ¡que se jo…!
KAY: Dejar ir.
ADAMUS: Y dejas ir.
KAY: Sí.
ADAMUS: Sí. Y luego todo el mundo en tu familia piensa: “¡Ohhh! Ella está muy rara ahora, sólo deja ir”. ¿Sabes qué? Cualquiera opinión que ellos tengan que sea negativa es bueno para ti. Lo digo en serio. Si ellos dicen, “¡Oh! Ella está loca”. Eso es una buena cosa. En el momento en que digan, “Ella es como nosotros” (risas) “¡Oh, caramba! ¿Qué hice mal?”
KAY: A menudo soy la más extraña en la habitación, y no me molesta ni pizca (se ríe).
ADAMUS: ¿Por qué no? En realidad, a la gente le encanta la rareza.
KAY: ¡Lo hacen!
ADAMUS: Están incómodos con ello sin embargo. De hecho, en secreto les encanta, ya saben, cuando hay un poco de extrañeza desarrollándose. Pero dirán algo como, “¡Oh, dios!” Simplemente no pueden aceptarlo. Son tan Ingleses al respecto (más risas), “¡Oh! Simplemente no podemos. Simplemente… es tan de mala educación”. Y, sí. Lo siento, pero ya saben – si estás viendo desde Inglaterra o eres de Inglaterra – saben de lo que estoy hablando. Y te estás riendo. Puedo verte.

LINDA: Aquí es Inglaterra.
ADAMUS: Sí. ¡Oh, sí! (Linda se ríe). Sí. Entonces, ¿qué vas a poner en tu tumba-… estaba en lo cierto acerca de…
SHAUMBRA 2 (Mujer con acento Inglés): Sí, Totalmente. Totalmente, sí (se ríe).
ADAMUS: Totalmente. Ya sabes, funcionó hace 300, 400 años. Ya sabes, era muy apropiado. Pero ahora es como ¡vamos!
SHAUMBRA 2: Sí.
ADAMUS: Quítate esa ropa interior apretada (risas).
SHAUMBRA 2: ¡Totalmente!
ADAMUS: Y… sí, está bien. En tu lápida.
SHAUMBRA 2: Yo Estoy Aquí.
ADAMUS: “Yo Estoy Aquí”.
SHAUMBRA 2: Yo Estoy Aquí.
ADAMUS: Bueno. En el suelo. En tu lápida, “Yo estoy aquí!”
SHAUMBRA 2: ¡Estoy Más Allá!
ADAMUS: ¡Hola!
SHAUMBRA 2: ¡Aquí y Más Allá! (Se ríe)
ADAMUS: Algunas personas pasan y miran su lápida y dirán, “¡Sí, duh!” (más risas)
SHAUMBRA 2: Sí, eso es bueno, ¡eso los cuestionará! (ella se ríe)
ADAMUS: “Estoy Aquí”. Sí, bien. En la parte posterior, ya sabes, que no pueden ver. ¿Qué dirá? ¿Que dirá sobre tu vida?
SHAUMBRA 2: Ha sido un Infierno de Viaje.
ADAMUS: “Un Infierno de Viaje”.
SHAUMBRA 2: Sí.
ADAMUS: Bien. Sí.
SHAUMBRA 2: Sí (ella se ríe).
ADAMUS: Sí. ¿Lo harías otra vez de la misma manera?
SHAUMBRA 2: Hmm. Probablemente no (se ríe).
ADAMUS: Probablemente no. Sí. Esa es la parte Inglesa de ella hablando. Ella diría, “¡Joder, no! ¡No lo haría!” (Risas)
SHAUMBRA 2: Sí.
LINDA: ¿Qué?
SHAUMBRA 2: Sí.
ADAMUS: Oh, no lo haría. Bien, gracias. Oh, ¿vas hacer que hable ahora?
SHAUMBRA 2: Sí.
ADAMUS: Bien. Bien…
LINDA: Oh, oh. Bien.
ADAMUS: Adelante.

LINDA: Lo siento, Lloyd.
ADAMUS: Tu lápida. ¿Qué diría?
LLOYD: Yo diría: “¿Quién quiere vivir para siempre?”
ADAMUS: “¿Quién quiere vivir para siempre?” Derecha.
LLOYD: Eso es lo que diría.
ADAMUS: Bien. Bien. Un par más.
LINDA: Bien.
ADAMUS: Bueno. Me gusta eso.
LINDA: Pediste lo raro. Veamos. No me han defraudado.
ADAMUS: Hola.

GREGORY: Pequeño y Desagradable Demonio (algunas risas).
ADAMUS: Sí. Sí.
GREGORY: Libertad.
ADAMUS: “Libertad” Bien. ¿Eso es en tu lápida?
GREGORY: No quiero una lápida.
ADAMUS: Sí. ¿Quieres una placa?
GREGORY: Sigo Adelante.
ADAMUS: “Sigo Adelante”, sí. “Sigo Adelante. Estás Atascado”. (Risas) Me gusta eso. Bueno. Dos más.
LINDA: Bien.
ADAMUS: Oh, por cierto, ¿qué dirá la parte posterior de tu lápida, tu placa?
GREGORY: Diría Pequeño y Desagradable Demonio.
ADAMUS: “Pequeño…” Bien.
GREGORY: Sí.
ADAMUS: ¿No vas a poner, “¡Baaa!” En la parte de atrás?
LINDA: (Suspiros) ¡Ohhh! ¡Ouu!
ADAMUS: Es una broma privada.
LINDA: Bueno, vamos a…
ADAMUS: A él le gustan las ovejas, ¿verdad? Por qué no?
LINDA: Espera, espera, espera.
ADAMUS: Son mejores que los humanos, ¿verdad? Bueno. ¿Dónde estamos ahora? Sí.

SHAUMBRA 3 (mujer): Más Allá de Todo.
ADAMUS: “Más Allá de Todo”. Bien. ¿En la parte posterior, que no es revelada?
SHAUMBRA 3: Tal vez algo en mi idioma.
ADAMUS: Sí, bien.
SHAUMBRA 3: Sí. Heech.
ADAMUS: Bien.
SHAUMBRA 3: Eso es todo.
ADAMUS: ¿Qué significa eso?
SHAUMBRA 3: Lo mismo.
ADAMUS: Bien.
SHAUMBRA 3: Sí.
ADAMUS: Bien. Gracias. Uno mas.
LINDA: Bueno, uno más. Uno más.
ADAMUS: En tu lápida.
LINDA: Ehh, ehh, ehh.
ADAMUS: Entonces, todos vamos a morir.
LINDA: ¿Algún voluntario? Veamos. Veamos. ¡Oh! Debería haber sabido.
ADAMUS: Así que has tenido un poco de tiempo para sentirlo. ¿Qué diría?

CAROL: Porque Puedo.
ADAMUS: “Porque Puedo”. Bien. ¿Qué hay en la parte posterior?
CAROL: Demasiada, demasiada, demasiada manera de trabajar.

ADAMUS: Sí, sí. Bien. Bien.
Vamos a tomar una buena y profunda respiración.

La Mentira de la Muerte
Lo primero que vamos hacer ahora. Vamos a bajar la intensidad de estas luces del salón un poco para que no moleste la luz en sus ojos. Lo primero que vamos hacer es… creo que es tan importante en este punto, al principio de esta Serie… hablé de ello el mes pasado, pero realmente quiero tratarlo ahora.
La muerte es una mentira absoluta. Es una absoluta mentira, y es una de esas mentiras que es tan arraigada que la gente cree absolutamente y luego la gente muere. Y es una lástima, porque es una mentira. Es una ilusión.
Ahora, voy a ser muy directo, es una mentira bochornosa. No hay muerte. No hay. Y alguien podría venir y decir, “Pero Adamus, mira. Bueno, has muerto Adamus”. No, no lo hice. No lo hice. He estado diciendo que he vivido durante cientos y cientos y cientos de años. He sido conocido por reaparecer bien después de un tiempo de mi muerte, pero no fallecí. Simplemente hice una transición, y hay una gran diferencia.
Se podría argumentar que el cuerpo físico muere y, por eso, la muerte es real, pero no tiene que ser así. El cuerpo físico no tiene que morir como conocen que la muerte es – ataques al corazón, enfermedades, accidentes cerebro-vasculares o deterioro físico gradual. No tiene por qué morir. Ustedes van a incorporar, van a portar los atributos de su ser físico en su Yo Soy-dad y no van a morir.
Van hacer la transición de una encerrada, limitada y muchas veces dolorosa existencia. Van a tener una transición de eso, ¿pero no es eso lo que han deseado? Pero no van a morir.
Van a entrar en otros reinos donde la naturaleza física y la naturaleza intelectual no son fundamentales, donde tal vez ni siquiera son conocidas, pero van a existir. Estarán y tendrán la certeza, la sabiduría e incluso los recuerdos de todo lo que han hecho, dónde han ido y lo que han pasado. Sin embargo, con el fin de entrar en nuestro transhumanismo, nuestra versión de ello, lo que simplemente significa salir de su ser humano singular, es importante que en este momento trascendamos la muerte misma.
Los humanos en general se preocupan sobre esto desde el momento en que tienen conciencia de su nombre, de su ser. Los niños pequeños tienen miedo desde las edades de dos, tres, cuatro años de la muerte en sí y nunca fue bien explicada. Se les dice: “¿Qué le pasó a la abuela?” “Bueno, la abuela se fue al cielo”. No, ¡no lo hizo! (Algunas risas) Ella se fue al infierno. Ella era una abuela diabólica. (Adamus se ríe) No pude evitar eso.
No ella no lo hizo. Hizo la transición de una experiencia física e intelectual limitada, paréntesis – sin decirle al niño – prisión. Hizo la transición, porque no queremos que el niño desee demasiado pronto salir de la cárcel, si saben lo que quiero decir. Hizo la transición. Ella no murió. Ella está todavía allí y aquí; no está muerta en el suelo. Lo que es una cosa triste, dolorosa, poner a la gente en la tierra en este tiempo. En aquel entonces tenían que hacerlo, en cierto modo. Pero en este tiempo, es una cosa triste. Meter su cuerpo bajo tierra para que los gusanos y las arañas y la demás basura que existe se beneficien, y la contaminación. Ellos nunca tuvieron contaminación en ese entonces. Ahora tienen contaminación. Su cuerpo está sencillamente allí inerte en la contaminación (alguien dice “Ahhh”). Ahhh. Y luego un perro viene corriendo por el cementerio y se detiene justo encima de su tumba… (risas). ¡Ahhh!
LINDA: ¡Vuelves a las malas palabras! ¡Salgamos de las malas palabras! (ellos se ríen)
ADAMUS: Sólo estoy diciendo que no es una cosa bonita. Y están tendidos allí…
LINDA: ¡Por favor! ¡Regresas a las malas palabras!
ADAMUS: “¡Oh, no! ¡No! Noo!!!” (Más risas) “¡Aghh! ¡Eghh!”
LINDA: ¡Quédate con las malas palabras! (Ellos se ríen)
ADAMUS: Tienes que reír de vez en cuando, ¿verdad? De lo contrario, llegas a ser demasiado seria. Hay que reírse. Es tan fácil llegar a ser serio y pesado. REÍR, ESO ES UN ARTE.
¿Bueno, dónde estábamos? ¡Oh! La muerte. Es una mentira. Es una mentira absoluta. Y voy a pedirles que sientan en ir más allá de la muerte. No van a morir. Van a tener una transición, tarde o temprano, porque se llegan a cansar de todo esto. Les diré que, ya están realmente cansados, de lo contrario no estarían sentados aquí. No, realmente. Si fueran tan tontos, estúpidos, felices con ser un humano y con su cuerpo y sus familiares y todo, no estarían aquí sentados. Pero saben que hay más. Es por eso que están aquí.
Pero vamos a tomar un momento ahora mismo, y vamos a estar haciendo esto – lo haremos en cada Shaud, ¿de acuerdo? Hasta que realmente yo sienta que hemos ido más allá de la muerte. No hay música en este caso. Sólo vamos a parar por un momento. Vamos a hacer un merabh silencioso. (Linda hace un ruido que suena como tirarse un pedo y hay algunas risas) ¿Perdona? Deberías ir al baño, si tienes que… (Linda se ríe a carcajadas) O ahora puedes hacer eso con tu boca, como dirían
ustedes.
LINDA: ¡Oooh! Eso es lo que yo diría (Linda continúa riéndose).

ADAMUS: Muy bien. Vean, podemos reírnos de la muerte, ¿verdad? Estamos sentados aquí a punto de ir más allá de la muerte; podemos – (¡escupe!) – escupir sobre la muerte. Es una mentira, y no estoy diciendo eso filosófica o espiritualmente. Es de hecho una mentira. Y una vez que vayamos más allá de la muerte, esa preocupación acerca de la muerte, preguntarse qué sucede cuando mueren; una vez que vayamos más allá de eso, pueden vivir de nuevo.
Pregunté por sus epitafios, ¿qué ponen allí? Bueno, voy a llegar a eso en un minuto. Así que vamos a morir ahora mismo. Vamos a ir más allá de ello.
Tomen una buena y profunda respiración. ‘Un Merabh silencioso’ significa que no hay música, pero puedo hablar (Linda se ríe).

BEN: ¿No hacemos eso todo el tiempo?
LINDA: Interesante.

ADAMUS: “Lo hacemos todo el tiempo”, dice Crash o alguien. Sí, Ben. Bien, vamos a tomar una buena y profunda respiración y voy a pontificar un poquito.

Un Merabh para Ir Más Allá de la Muerte

Ustedes han vivido con la ilusión de la muerte durante tanto tiempo como puedan recordar, hasta el punto en el que realmente lo creen, al igual que los humanos. Es una realidad, supongo. Es una realidad, pero no la realidad. Es una manera de vivir, supongo, pero no van a morir. No van va a morir.
Van a existir. Van a – en algún momento, cuando se cansen de la condición física y la condición intelectual – decir: “Vamos a hacer la transición. Vamos como a succionar todo eso, traer todo dentro de nuestra existencia. Vamos a empacar esa bolsa y traer todo en el ser”. Tienen esa ilusión de la muerte, “Bueno, es cuando el espíritu abandona su cuerpo. Dejan su cuerpo atrás”. ¡No! No. Vamos a traer el cuerpo con – la esencia, los elementos energéticos del cuerpo y la mente y todo lo demás – pero van a ser traídos a la nave nodriza, dentro de ustedes.
No hay muerte. Proclamo en este día que no van a morir. Esa identidad humana no va a ser enterrada bajo tierra o quemada en brazas calientes. No el infierno, estoy hablando de la cremación. Algunos de ustedes, de inmediato, “¡Oh! Voy a ir al infierno”. No. Esa fue la cremación. Así que con el fin de ser los transhumanos en la Tierra, los Maestros encarnados, caminemos más allá de la muerte misma.
Tanta oscuridad, tanto temor, tanta retórica y dogma y todo lo demás sobre la muerte, y simplemente no es verdad.
Ni siquiera el humano muere. Ya saben, ¿ese humano? Ni siquiera el humano muere para llegar a tener una elevada conciencia, al espíritu, lo que sea. No. Incluso el humano de ustedes vive. Toda la esencia energética de lo que experimentaron en el ser físico es traída en la nave nodriza. Se absorbe. Viene a ustedes. Incluso la esencia de su cuerpo, pero un cuerpo ahora que no envejece y no entra en el dolor o cosas de esas. Todo es traído en la transición.
Pero incluso mucho antes de esa transición, existe la transición en este momento, la transición que está teniendo lugar del cuerpo ancestral, salir de la conciencia de masas de la mente. Pero mientras el humano todavía teme a la muerte y se pregunta acerca de la muerte y tiene básicamente a la muerte como una meta – la muerte como una meta, pero una que están tratando de evitar – entonces desechan todo lo distorsionado.
Así que vamos a ir más allá de la muerte, de toda la ilusión. Está escrito en los libros sagrados, “Ustedes mueren, mueren, mueren”. No, en realidad no lo hacen. Vamos a escribir este nuevo libro sagrado que dice: “Yo Soy lo que Yo Soy. Yo Existo. Hay muchas transiciones del Sí Mismo, pero la muerte ya no está en mi conciencia”.
Vamos a tomar una buena y profunda respiración en esta Serie del Transhumano.
(Pausa)…
Va a ser un desafío en algunos aspectos. Su mente va a volver a la muerte y tener pensamientos sobre ella, pero voy a pedirles que dejen de tratar de evitar la muerte y dejen de tratar de pensar en ello y simplemente entiendan que no van a morir. Quiero que sientan eso en estas próximas semanas.
Imaginen eso, por un momento. Y no estoy hablando sobre ser inmortal como los otros transhumanistas, donde usan partes robóticas y todo eso para perpetuar una vida singular. Estoy hablando que la muerte no existe. Es una transición.
Las transiciones a las que están acostumbrados. Son maestros de las transiciones. Pasan por ellas todo el tiempo.
Y realmente sientan eso, eso – quiero decir, es casi divertido – no hay muerte.
Ustedes, Maestros, no van a morir.
(Pausa)…
¡Qué alivio! Qué cambio de conciencia después de todo este tiempo, bueno, de cierta forma ustedes eran como los otros transhumanistas. Estaban buscando una especie de inmortalidad, en cierto modo. Estaban buscando, básicamente, tener todo el conocimiento y toda la sabiduría, en cierto modo. Estaban buscando ser superhumanos, en cierto modo, singulares, en cierto modo. Pero vamos más allá de todo eso ahora. Pongamos una gran signo “más” en el centro del círculo del Yo Soy.
Esa es una de las cosas que los cinco de los que hablé antes han permitido en su realización, se dieron cuenta, “No voy a morir. Ya no voy a preocuparme sobre esto de nuevo. No voy a morir. Voy a tener una transición, una evolución. Voy a trascender en muchas maneras, ¿pero la muerte? No”.
Voy a estar tocando este tema. Sólo tendremos que hacer un corto y pequeño “más allá de la muerte” en el próximo par de Shauds, de todos modos. No hay muerte, y una vez que podamos liberar eso, oh, somos tan libres.
Sólo imaginen por un momento, no intelectualmente, pero realmente, realmente diciendo: “¡Oh! Eso es cierto. No voy a morir”. Qué alivio es eso.
Vamos a tomar una buena y profunda respiración y hablemos sobre algunas transiciones y ahora con un poco de música – eh – otra manera (las luces se encendieron en lugar de disminuir la intensidad). Ahora, con un poco de música. Sí, vamos aumentar un poco la luz sobre sus rostros, los hace despertar y luego vamos a ir directamente a un nuevo y real merabh que deseaba hacer hoy.

Merabh en TheCrimsonCircle
La Vida en el Espejo Retrovisor – Merabh
(Comienza la música)
De acuerdo, vamos a tomar una buena y profunda respiración.
Que día. Que día. Soy, en cierto modo, como un amigo muy, muy orgulloso – no padre, pero amigo – estoy muy orgulloso de ver lo que han creado aquí en la Tierra. Sí, es un pequeño espacio en un pequeño pueblo en un pequeño planeta, pero sin embargo, es tan simbólico. Es una declaración que los Maestros están aquí. Han llegado a consolidarlo en la pared. No es sólo un signo impreso. Me refiero a que fueron tan lejos como para fundirlo en bronce, fundirlo en un metal y ponerlo en una pared – “Los Maestros están aquí, encarnados, es real”.
Ahora, si toman una profunda y buena respiración y se relajan, y saben cómo es cuando – creo que algunos de ustedes lo llaman un viaje por carretera – cuando van en su coche. ¡Ah! Tal sensación placentera a veces. Van en su coche y van por carretera, lejos de la ciudad, en medio del campo, no hay tráfico y ponen un poco de música en la radio. Oh, la radio, Cauldre me está diciendo que eso es realmente muy arcaico. Ponen un poco de música en cualquier dispositivo de esos que tienen. No en
una radio, es un radio para mí. Siempre será una radio (algunas risas).

Están escuchando un poco de música. No me importa cómo la reproducen. Digamos que están tarareando para sí mismos (Adamus se ríe). Cauldre pelea por las cosas más divertidas, y el punto es que están relajados y se divierten, ¡maldición! (Risas)

Y el camino está abierto y es un día soleado y nadie más les está diciendo que están conduciendo mal. Están relajados y oh, Dios mío, qué viaje ha sido. Y no están en un viaje, eso es lo curioso. Están sólo manejando. Ya no hay más camino, ni destino real. Están ahí afuera conduciendo.

Y, saben, tienen ese dispositivo – y Cauldre no me corrijas. Tienen este dispositivo en su coche y se llama espejo retrovisor. Es por eso que pueden conducir, ir hacia adelante o lo que sea, y pueden mirar hacia atrás para ver lo que hay detrás. Y hoy, es su vida la que está detrás de ustedes. Están en continúa expansión, están continuando sus experiencias, pero su vida vieja está en el espejo retrovisor.

Realicen una mirada a ello en este merabh – la vida en el espejo retrovisor. Me gusta esa analogía, porque, como ven, no se están dando la vuelta y miran. No lo hacen, como, mirar hacia atrás en una ciudad en llamas. Simplemente están mirando por el retrovisor. Es un reflejo, es una perspectiva, realmente no es ni incluso literal. Qué vida la que han tenido.

Qué vida la que han tenido mirando por el espejo retrovisor. Una vida llena con inmensas aspiraciones y deseos, a diferencia de lo que la mayoría de la gente no tiene. No fue ni siquiera una vida de aspiración por dinero o fama ni nada de eso; una vida que se dedicaron a sí mismos, a ese círculo con un punto en el medio.

Qué desafíos. Qué tremendos desafíos han tenido en esta vida. Podrían haber sido con la familia o podrían haber sido con la carrera o su salud, pero si miran por ese espejo retrovisor por un momento, verán que los desafíos fueron realmente consigo mismos.

Se presentaron muchas veces con miembros de la familia o la salud, la riqueza, pero los desafíos fueron realmente su satisfacción, su aceptación consigo mismos.

Su vida en el espejo retrovisor.

Tratando tan duro, criando niños, tratando de pagar las facturas. Miran por ese espejo retrovisor en su vida tratando de ser espirituales. Esa fue una transición en su vida, este hermoso deseo apasionado de respuestas, finalmente. Miran por el espejo retrovisor y esa fue su vida, y está detrás de ustedes ahora.

Hubo momentos tan sensibles en esa vida en el espejo retrovisor. Si hacen una buena contemplación, miren toda la energía que pusieron en esa vida, diría que por lo menos cinco veces más que una persona típica pone en su vida. No estoy hablando sólo de ir a trabajar, sino que simplemente estoy hablando de su energía dinámica en la vida. Tanta energía en ella.

Esa vida es como una obra de arte, en cierto modo. Sé que no fue fácil y saben que no fue fácil, y ahora está en el espejo retrovisor.
(Pausa)…

Tomen una buena y profunda respiración. Está en el espejo retrovisor. Eso significa que es sólo un reflejo. Está detrás de ustedes.
(Pausa)…

Tantos callejones sin salida. Muchísimos caminos sin salida. Han intentado cosas diferentes y no tuvieron los resultados esperados. Eso está bien. Tantos obstáculos en el camino.

Creo que las peores partes fueron, cuando estaban allá atrás, cuando acababan de perderse; como que fallaron. Es terrible a veces no tener esa sensación de dirección y ¿qué hacer? ¿A donde ir? Y ni siquiera lo saben y sólo están perdidos. Son un extraño en un mundo extraño, un mundo que en realidad no es el suyo y lo saben. Pero, ¿cómo diablos salir de él? Eso es perderse.

Mientras observan por el espejo retrovisor, una vida tan singular, lineal. En ese camino, en esa carretera de tratar con tanta fuerza, trabajando por las respuestas. Eso está ahora en el pasado. Eso está en el espejo retrovisor.

Todo eso está detrás de ustedes ahora.

Y eso que se llama la muerte, ese objeto oscuro en el espejo retrovisor allá en su vieja vida, la preocupación sobre la muerte. ¡Maldita sea! Ese fue un mal chiste. Quiero decir, sólo fue una mala broma. Eso fue una gran mentira, la muerte.

Hacen una transición de hecho, de hecho, por cierto. No quieren permanecer en un estado de ser para siempre. No quieren estar sólo en este cuerpo físico.

Supongo que cuando uno cree que no hay nada más, que esta es la realidad, cuando creen que esta es la realidad, supongo que entonces ellos tratan de estar en ella para siempre. Pero cuando saben que hay mucho más, cuando saben que hay muchas realidades allí y esta realidad es su propia ilusión, supongo entonces que no quieren permanecer en un estado humano inmortal. Si no que hay mucho mas.

La muerte, qué mentira. La muerte, para mí, para Adamus, es la mentira de los ignorantes. Eso es todo lo que es. Es ignorancia. Me gustaría usar una mala palabra en este momento, pero no me parece bien apropiado en medio del Shaud decir una mala palabra (algunas risas).

No, la muerte es realmente para los ignorantes, para los inconscientes. ¿Por qué la gente no la cuestiona? ¿Por qué? Supongo que porque son ignorantes. Son inconscientes, y sólo la aceptan y luego se mueren, porque creen en ella. Pero eso está en su espejo retrovisor en este momento.

Todo eso está detrás de ustedes.

Y todo eso de tratar. Miren hacia atrás allí. Miren todos las señales, mientras miran por el espejo retrovisor; todas las señales en el camino. ¡Caramba! Quiero decir, todo lo que ven en el espejo retrovisor es un montón de señales e instrucciones y normas y todo eso. Ahora miren al frente de ustedes. No hay señales. No hay señales de “Gire por Aquí”, “Pare Aquí”, “Ceda el Paso a los Idiotas”. No hay nada de eso. No hay señales.

No hay tendidos eléctricos tampoco. ¿Lo ven? No hay líneas de alta tensión. Miran por el espejo retrovisor, líneas eléctricas por todas partes, contaminando visualmente el medio ambiente. No hay tendidos eléctricos.

Miran por el espejo retrovisor y hay líneas eléctricas y señales. Y, ¡Oh! Señales. Esas representan todas las cosas que trataron de controlar para sí mismo. “Para”. “No Hagas Esto”. “Gira Aquí”. “No Gires Allí”. “Ríndete a la limitación”. “Ríndete a la Familia”. “Ríndete a Negociar Contigo Mismo”. Todas aquellas señales. ¿No están contentos de que están en el espejo retrovisor ahora?

Allá en la vieja vida tenían que utilizar un GPS sólo para encontrar la manera de llegar a algún lugar. ¿Qué demonios fue eso? Tan confuso que alguna pequeña caja les esté diciendo a dónde ir. Tal vez era su pareja o cónyuge, pero tan confuso. Aquí, cuando miran al frente de ustedes, no necesitan de un GPS o un mapa o cosas como esas. Sólo saben a dónde quieren ir. Ni siquiera tiene que tener un destino en particular. Los destinos están detrás de ustedes ahora.

Ahora, mientras todo esto está pasando, mirando en el espejo retrovisor, su vida, como fue; entonces tienen el camino completamente abierto, sin señales, no hay tráfico, no hay contaminación, está abierto y disponible delante de ustedes; esto hace que tengan como consecuencia una pausa, supongo que un breve momento de reflexión, cuando de repente se dan cuenta, “¡Oh, Dios mío! Realmente estoy cambiando. ¡Oh, Dios mío! Ya no voy a volver allí. ¡Oh! Esto es real”.

No hay vuelta atrás. No hay vuelta atrás.

No hay vuelta atrás a las señales y a las líneas de alta tensión y al zoológico y a la congestión y la confusión. No hay vuelta atrás. Ya no hay vuelta atrás a la muerte y no hay vuelta atrás a los viejos ritmos. Ya no hay más patrones. Hace que se den un momento para una pausa y, oh, toman una profunda respiración y luego la realidad les dice. “No hay vuelta atrás.” Mientras podrían decir: “O.M.G. (¡Oh, mi Dios!) No hay vuelta atrás”.

Entonces, de repente el coche como que disminuye su velocidad. De repente, están mirando por el espejo retrovisor y luego miran al frente, miran al espejo retrovisor, de vuelta a su vida, miran al frente. Y entonces miran por todas partes. “No hay vuelta atrás en absoluto. Ni siquiera a la muerte”. No vamos a regresar a la muerte. No vamos a regresar a los viejos patrones. “¡Por Dios!”

Y por un breve instante, hay un poco de ansiedad diciendo: “Pero entonces, ¿qué sigue?” Y al momento en que la ansiedad parece llegar, simplemente pasa. No tiene patrones para aterrizar. No tiene ritmos viejos para fortalecerse. La ansiedad viene y se va.

No hay vuelta atrás.

Siempre tienen los recuerdos. Siempre tienen el espejo retrovisor, pero ya no van a estar mirando demasiado. Diría que, no estarán mirando por el espejo retrovisor demasiado. Siempre tendrán los recuerdos. No se anulan. No se han ido. Bueno, simplemente ya no van a volver atrás.

En esa realización, toda esa energía causando patrones de cierta manera, todo lo que ha causado que los ciclos permanezcan dentro de sus viejos patrones y ciclos, de repente desaparece. Son libres. La energía es libre. Todo va a lo nuevo.
(Pausa)…

¿Qué sigue? No importa.

Será mejor que cualquier cosa que el humano singular podría haber previsto. Será más allá, mucho más allá de lo que la mente podría haber pensado o incluso creado.

Qué momento aquí, en este tipo de situación pausada; el coche va más lento, se dan cuenta de que nunca van a volver, pero también la belleza de dónde vienen.

Y de repente, de la nada, de repente, hay un sonido de sirenas – “¡Woo! ¡Woo! ¡Woo! ¡Woo! ¡Woo! “¡Oh, mierda! Pensé que estaba más allá de todo esto!” (Algunas risas) Y luego se dan cuenta de que era sólo Adamus Saint-Germain diciendo, “¡Dejen de preocuparse. Todo está bien en toda la creación!”
¡Y así es!
Disfruten del Club de los Maestros, queridos Shaumbra. Los amo profundamente.
Gracias. Gracias. (Aplausos de la audiencia)
Serie del Transhumano Shaud 1
Presentando a Adamus Saint-Germain
Canalizado por Geoffrey Hoppe
Agosto 6 de 2016
Crimson Circle – www.crimsoncircle.com
Traducción: Yezid Varón

























Deja un comentario