Tecnologia Keshe

Queridos todos,
Expandid por favor estos documentos a través de internet y no los guarden para sí mismos.Esta es la memoria USB que se ha dado a los gobiernos y ahora se ofrece al público, porque los gobiernos no lo ponen al servicio del pueblo y quieren detenerme para que no se lo de a ustedes.
Por favor, pida que todos lo compartan, para que todos en este planeta puedan tener todo el conocimiento para poder tener alimentos, salud, movimiento, poder material y así sucesivamente.
Por fin hemos roto las cadenas del control de la ciencia.
Se lo agradezco a todos.
Mi vida está en grave peligro y esta podría ser la última correspondencia que intercambiamos.
Pero manténgase correcto y comparta el conocimiento correcto de la forma correcta.
Ellos han planeado para mí un largo encarcelamiento o asesinato.
Esta será la voluntad de Dios.
He compartido todo el conocimiento y lo seguiré haciendo mientras siga libre y vivo.
Gracias por todo el trabajo y cooperación.
Vamos a continuar retransmitiendo en directo el trabajo de laboratorio mientras podamos, grabaremos el proceso y lo mostraremos todo.
MT. Keshe.
El científico nuclear iraní Mheran Keshe se hizo mundialmente conocido al presentar su tecnología de reactor de plasma en el año 2004. 
Desde entonces, a través de su Fundación, ubicada en Bélgica, se han perseguido dos objetivos: la liberación de la tecnología que secuestraron las élites hace más de un siglo, y el cambio de paradigma de la humanidad que conllevaría este acontecimiento. 
Con la distribución y aplicación universal de esta tecnología en igualdad de condiciones para toda la humanidad, podrían acabarse muchas de las limitaciones con las que habitualmente nos topamos. 
Cada ciudadano de la Tierra podría utilizar su propio sistema de suministro de energía en su hogar, procurarse comida y agua destilada y viajar sin necesidad de combustible fósil. ¿
Llegaremos a ver el ansiado cambio por fin?
Entre los logros que aseguran haber conquistado sobre la salud los miembros de la Fundación, se cuentan: la reducción y/o supresión de la necesidad de inyectar insulina en pacientes diabéticos, eliminar sin traumas protuberancias o bultos que el cuerpo ha generado a lo largo de los años, destruir células cancerígenas, reconstruir células del cerebro perdidas en accidentes o en hemorragias cerebrales graves, y revertir casos de coma “irreversibles”, pudiendo los afectados volver a la normalidad en un tiempo razonable. Para Keshe, también es posible prolongar la vida cientos de años, (sin detener el proceso de envejecimiento, que por ahora resulta imposible).
También se han obtenido progresos en el campo de la visión humana, en los que se ha conseguido aumentar la vista mediante la reposición de las células dentro de la estructura interna del ojo.
Sería mediante el uso de su tecnología, que Keshe se recuperó rápida y satisfactoriamente de una caída que sufrió en 2011, causándole un traumatismo craneoencefálico, la rotura de ocho costillas y daños en los pulmones y el hígado.
El señor Keshe demostró en una de sus investigaciones que uno de los detonantes del cáncer de estómago y problemas intestinales graves es el uso frecuente de las pastas de dientes comerciales habituales (con alto contenido en flúor y en zinc).
Mediante esta tecnología revolucionaria se han podido también producir elementos como el nitrógeno, oxígeno, carbono, hidrógeno y agua, todos ellos nutrientes esenciales para el ser humano.
En abril de 2012, Barack Obama firmó un decreto presidencial contra aquellas tecnologías que ponen en peligro a la Defensa de Estados Unidos. 
Esto tuvo lugar dos días después de la primera presentación oficial de los sistemas Magravs en Bélgica. El personal de la NASA que iba a asistir a la presentación, rehusó ir dos días antes.
Continuando en el 2012, ese año recibieron las patentes tecnológicas de Keshe los países de Irán, Sierra Leona, Italia, Japón, Sudán, Tailandia, Armenia, India, China, Rusia, Bangladesh, República Democrática del Congo, Australia, Brasil, Taiwán, Perú, Bolivia y Malta.
La NASA ha prohibido cualquier contacto de sus científicos con la Fundación Keshe, amenazándolos con el despido y bloqueando el sitio web de la Fundación. Sin embargo, desde la propia Fundación Keshe han podido comprobar que sus miembros acceden al foro con asiduidad, incluso han creado servidores-espejo para evitar ser identificados.
Y las posibilidades de las patentes Keshe parecen no tener fin: teóricamente con ellas se podría viajar de Teherán a Nueva York en 5 minutos, controlar un reactor espacial mentalmente sin medios mecánicos o informáticos, desactivar las comunicaciones por satélite y bloquear los radares de los drones estadounidenses para propiciar su captura en pleno vuelo.
Pero el de Keshe tampoco ha sido un camino de rosas, y a lo largo de su carrera se ha encontrado con múltiples contratiempos e intentos de desacreditación. 
Por ejemplo, en 2010 fue retenido 11 días en Toronto, durante los cuales se le incautaron sus materiales y fueron copiados sin permiso, sin que su esposa e hija pudieran hacer nada ni se les diera ninguna explicación.
Continuamente son interceptadas las comunicaciones de la Fundación por los medios telefónicos, telemáticos y correo ordinario. Incluso han llegado a acusar a Keshe y sus miembros de estar llevando a cabo prácticas terroristas.
Algunos a favor y otros en contra que mejor que empezar el año deduciendolo por si mismo ,felicidades a todos y espero este año acrecentar vuestra luz y deseo de investigacion personal
http://luxliber.blogspot.com/2017/01/tecnologia-keshe.html

Ir a la fuente

Deja un comentario