“Saddam Hussein habría podido acabar con este lío en un par de semanas”

El monasterio cristiano de Mar Mattai, fundado en el siglo IV y situado en Irak, es uno de los más antiguos del mundo, donde en los mejores años su entorno albergó a miles de personas.
Hoy en día quedaron solo cinco monjes. 
Uno de los frailes que permanece ahí, el padre José, ha concedido una entrevista al portal ruso Lenta, en la que explica que los últimos 10 años de turbulencia y violencia de los extremistas del Estado Islámico han provocado un gran éxodo entre los cristianos de Irak.
“Antes del año 2013, en Irak había más de un millón y medio de cristianos, y ahora un poco más de 200.000. 
Solo fíjense en eso: es más del 75 %, y ellos nunca volverán”, cuenta el monje y agrega que muchos cristianos huyeron del país cuando el Estado Islámico tomo la ciudad de Mosul en 2014.
El Estado Islámico
“Saddam Hussein habría podido acabar con este lío en un par de semanas. 
Él habría podido detener las matanzas, la destrucción y el caos que ahora reina en todas partes”, sostiene el padre José y señala que el EI fue creado para “destruir el mundo, la civilización y la historia” de quienes piensan diferente.
Según el monje, el éxito que han tenido los radicales en Irak y Siria, solo “se puede explicar por una conspiración internacional”. Catar, Arabia Saudita y Turquía les concedieron armas y dinero, de acuerdo con el fraile.
“Es ridículo decir que esto se hizo sin el conocimiento de países tan importantes como Estados Unidos. Aquí incluso los niños lo saben”, agrega.
“Como un cáncer”
Asimismo, el monje señala que Europa actualmente se encuentra inundada de refugiados que huyeron de Siria, Irak y otros países de Oriente Medio. 
Sin embargo, con ellos “cientos, si no miles de milicianos o personas que comparten sus puntos de vista” han penetrado en los países occidentales. 
Y según sostiene el padre José, en Europa todos ellos son tratados como víctimas del conflicto, sin excepción. Pero de acuerdo a su oponión, “con demasiada frecuencia, no lo son”.
“Tienen una idea, una forma de pensar que exportan e imponen a los demás.
 Es como un cáncer: se comienza con una sola célula y se extiende por todo el cuerpo”, indica el cura y concluye afirmando que uno de los líderes del EI afirmó una vez que iban a “triunfar en Europa con la ayuda de la democracia europea”.

Ir a la fuente

Deja un comentario