SABEMOS POCO DE NOSOTROS MISMOS Y CASI NADA DE LOS DEMÁS

LO QUE NADIE SABE DE CADA UNO DE NOSOTROS ES LO QUE MÁS PESA EN NUESTRO INTERIOR, EN NUESTRA ALMA Y EN NUESTRO CORAZÓN. A VECES HAY COSAS INCONTABLES POR LO BELLAS Y EXCELENTES QUE SON; OTRAS POR LO TERRIBLES QUE NOS HACEN SENTIR.

De cualquier forma todos tenemos un lado oscuro, gris; secretos inconfesables, esos secretos que uno se llevara consigo cuando se vaya de aquí, secretos que antes se depositaban en los confesionarios o en el rincón más profundo de nuestra alma para silenciarlo por siempre.

Son muchas las cosas que ignoramos de nosotros mismos y también son muchas las cosas que no sabemos de los demás. Incluso de nuestros seres queridos cercanos.

No sabemos qué sienten cuando sus recuerdos afloran detrás de sus ojos, no sabemos las ganas de renovar el aire en sus ilusiones, no sabemos lo que odian o lo que aman. Ni siquiera, a veces, lo sabemos de nosotros mismos.

LO QUE NADIE SABE DE UNO MISMO ENTRA EN LOS EXTREMOS DE LA VIDA; EN LO MEJOR O EN LO PEOR, TODOS TENEMOS NOS GUSTE O NO DOS CARAS, QUE MANIFESTAMOS DEPENDIENDO DEL MOMENTO, LA SITUACIÓN Y LA PERSONA O PERSONAS CON LAS QUE NOS RELACIONAMOS.

El mundo acaba y empieza en cada uno y con cada uno. Muchas veces me pregunto por qué estamos tan seguros de que lo que vemos nosotros lo ven los demás. Por qué estamos seguros de que cuando advertimos un problema el resto ve los mismos parámetros. Por qué creemos que si nosotros amamos advertirán ese mismo amor los de nuestro alrededor. 

Lo cierto es que no hay un ser humano igual a otro y que nadie piensa, actúa y siente igual a otro.

Nadie sabe todo de nadie. Somos un microcosmos único en el que nos diluimos y reinventamos a cada instante, en nuestros sentimientos, en nuestras emociones.

Algunos toman nuestra comida, pocos degustan su sabor y apenas nadie averigua la receta.

LO QUE NADIE SABE DE TI ES QUE ERES MARAVILLOSAMENTE DIFERENTE; UN REGALO INMENSO EN ESTA MAGNÍFICA VIDA POR LA QUE PASAMOS APENAS DE PUNTILLAS.

POR ESO A PARTIR DE HOY MÁRCATE UN PROPÓSITO, EL DE DAR LO MEJOR DE TI EN CADA MOMENTO Y A CADA SER HUMANO QUE SE ACERQUE A TI. COMO DECÍA TERESA DE CALCUTA QUE TODO AQUEL QUE SE ACERQUE A TI CUANDO SE VAYA, QUE SE VAYA MEJOR QUE CUANDO LLEGO.


Deja un comentario