PIDEN CÁRCEL PARA 6 JÓVENES POR EL “DELITO” DE REPOBLAR UN PUEBLO ABANDONADO

Querer vivir fuera del sistema, sin hacerle daño a nadie y autogestionando los propios recursos no es buena idea en la España del impuesto al sol, la ley mordaza y la dictadura de la opinión única. Que se lo digan a los jóvenes que hace cuatro años decidieron repoblar Fraguas, un pueblo abandonado de la Sierra Norte de Guadalajara, volcando su ilusión y su energía en un proyecto modélico de recuperación del entorno rural … hasta topar con el “perro -rabioso- del hortelano” de una administración que dice preocuparse por la despoblación del campo, pero que a la hora de la verdad criminaliza a quienes en vez de palabras fáciles y huecas ponen manos a la obra y demuestran que con tesón y esfuerzo se pueden cambiar las cosas … 

O se debería poder, si el Estado no cuidara de anteponer a la utopía las sacrosantas y fascistas virtudes del orden, el respeto a la propiedad (por muy echada a perder que ésta esté) y la represión de toda alternativa. Los repobladores se encuentran con que la Junta de Castilla-La Mancha pide para cada uno de ellos 600 euros de multa por usurpación, 2 años de carcel y 2.250 euros por delito contra la ordenación del territorio y 2 años de carcel por daños (?), mas 26.779,17 € para sufragar la demolición de lo que han reconstruido. Esto es una puta vergüenza. Pero ya se sabe, por definición, “intolerable” es solo lo que ocurre en Venezuela.

España: el país donde robar fondos destinados a niños discapacitados sa-
le gratis, pero reconstruir pueblos abandonados puede llevarte a la cárcel.

Cuatro años de cárcel y una elevada multa es la pena a la que se pueden enfrentar seis “okupas”por el caso que se instruye en el juzgado número cuatro de Guadalajara.

A las seis personas, que desde el año 2013, “okupan” parte del pueblo de Fraguas en la Sierra Norte de Guadalajara con el objetivo de reconstruirle, se les acusa de varios delitos: usurpación, por el que les piden una multa de 600 euros para cada uno, un delito contra la ordenación del territorio por el que piden dos años de cárcel y 2.250 euros, y un delito de daños por el que solicitan dos años más de cárcel. Además se les pide que hagan frente a un gasto de más de 26.000 euros que son necesarios para pagar la demolición de lo que han reconstruido en este pueblo.

Tras haber recibido los escritos de acusación están ahora pendientes de que se notifique la fecha del juicio oral.

Fraguas es un pueblo de la sierra norte de Guadalajara abandonado desde hace más de 30 años, y cuyas casas fueron usadas como blanco de proyectiles en sucesivas maniobras del ejército. En 2013 un grupo de personas, que se autodenominan repobladores, se asentaron en la localidad y empezaron a reconstruir casas.

El litigio comenzó meses después tras ser informados por la Guardia Civil y agentes medioambientales de que estaban incumpliendo la ley. En junio de 2015 estas seis personas ya fueron llamadas a declarar al juzgado acusadas de usurpación del monte público.

En Change.org se ha iniciado una campaña de recogida de firmas para conseguir apoyos a esta causa y evitar la expulsión. Además tienen previsto enviar una carta a diversas instituciones, entre las que está la Junta de Comunidades y la Diputación Provincial, pidiendo la paralización del proceso y que se retire la denuncia. Consideran que con este proceso se está fomentando la despoblación rural en la provincia.

Los “repobladores” construyeron por sus propios medios una casa del pueblo que estaba medio derruida. Para ello utilizaron métodos tradicionales, hasta el punto de que llegaron a fabricar sus propios ladrillos de adobe, que era el material empleado originariamente.

En un mundo racional, es evidente que el trabajo desarrollado por estos repobladores sería reconocido y premiado. Pero me temo que es esperar demasiada decencia por parte de un Estado que ha dejado de ser “del bienestar” para convertirse lisa y llanamente en “del disparate” esperar algo tan elemental.

(Fuente: http://www.guadalajaradiario.es/)

Ir a la fuente

Deja un comentario