NOTICIAS FABRICADAS Y ACTORES DE CRISIS (4)

Recordemos, al hilo de estas prácticas que “Desmontando a Babylon” está poniendo al descubierto en la serie de videos que enlazo, algunos casos que los medios occidentales ocultaron de forma aviesa.

Ghassan Ben Jeddou, el conocido periodista que se hallaba al frente de la delegación de Al Jazeera en Beirut, renunció a su cargo en protesta contra tales prácticas y la descarada parcialidad de esa cadena, destacando que la “campaña de difamación contra el gobierno sirio” transformó el canal de televisión en un “vulgar órgano de sucia antipropaganda”.

Al-Jazeera construyó decorados que reproducían la plaza de los Omeyas y de los Abasidas de Damasco, igual que hizo con la Plaza verde en Trípoli.

La Televisión siria, el jueves, 6 de octubre 2011, difundió un programa especial con una larga entrevista a Thierry Meyssan, presidente de la Red Voltaire.

En ella, Meyssan relata su experiencia en Libia sobre el terreno. Al final de la entrevista daba una primicia, como antes ya lo hiciera, siendo el primero en advertir que Al Jazeera estaba preparando un enorme escenario en sus estudios de la TV en Qatar, que reproducían la Plaza Verde de Trípoli.

Por ello fue de nuevo acusado de difundir “teorías de la conspiración”, igual que cuando alertó de que no había pruebas de que ningún avión se hubiese estrellado en el Pentágono el 11 de septiembre del 2001.

Sin embargo Tierry de nuevo tenía razón, el escenario fue utilizado en la batalla de Trípoli, como se demostró inmediatamente.

Manifestación a favor del presidente Asad en Siria, presentada
por los medios como una manifestación “contra Asad”

Desde el comienzo de la batalla de Trípoli, Al-Jazeera transmitió imágenes de propaganda falsas de la plaza verde con el pueblo celebrando la llegada de los “rebeldes”.

La web rebelion.org, dirigida por el filósofo trotskista Santiago Alba Rico, censuró a Meyssan desde 2011, colocándose del lado de la OTAN y basando sus informaciones en la cadena mencionada, pese a que esta difundía mentiras absolutamente evidentes.

El fraude fue rápidamente desmontado y se demostró que las imágenes estaban filmadas en esos estudio de Qatar donde la cadena tiene su sede, para hacer parecer que los rebeldes habían entrado en la ciudad.

Incluso el jefe del Consejo Nacional de Transición, Mustafa Abdul Jalil, no tuvo mas remedio que reconocer el fraude calificándolo de propaganda de guerra.

Thierry Meyssan ya había anunciado anteriormente esta intoxicación mediática antes de que sucediera, pues la preparación de los estudios de TV no pasó desapercibida y el gobierno libio advirtió de ella.

Pocas semanas después se anunciaba que Al-Jazeera construiría decorados que reproducirían la plaza de los Omeyas y de los Abasidas de Damasco.

La falsificación de las imágenes alcanza de este modo cotas surrealistas llegando a fabricar completamente una realidad virtual para alimentar la propaganda de guerra, eso que los medios occidentales tienen la desvergüenza de llamar “información”.

(Fuente: http://www.laindependientedigital.com/)

Ir a la fuente

Deja un comentario