No estamos en la cúspide de la cadena alimenticia: los seres que se nutren de nuestro miedo y ansiedad

La cadena trófica excede lo material. En ese mundo espiritual del cual parece que nos alejamos cada vez más, la energía que generan las emociones humanas negativas podrían servir de alimento a oscuros seres de otros planos de existencia. Así lo expresó en sus días Rudolf Steiner, un filósofo austriaco, erudito literario, educador, artista, autor teatral, pensador social y ocultista, en una de sus obras literarias. A continuación, reproducimos un texto de este autor que hace referencia a tal «vampirismo energético».

archon-feeding-on-energy

En los reinos espirituales existen seres para quienes la angustia y el miedo emanados por los seres humanos son un bienvenido manjar. Cuando los humanos no están sometidos a estas emociones, estos espíritus perecen de hambre. Aquellas personas que no se vean muy convencidas de ésto, creerán que es una simple comparación.

Pero para quienes estén familiarizados con lo expuesto, es una realidad. Si el temor y la angustia irradia desde la gente, entrando en pánico, entonces estos seres se nutren de ésto y se vuelven cada vez más poderosos.

Estos seres son hostiles a la humanidad. Todo lo que promulgue los pensamientos negativos, la ansiedad, el miedo y la superstición, desesperación o incertidumbre, en verdad son fuerzas hostiles de los mundos suprasensibles, provocando crueles ataques contra el ser humano mientras se alimentan.

Rudolf Steiner (foto) fue el fundador de la antroposofía, la educación Waldorf, la agricultura biodinámica, la medicina antroposófica y de la nueva forma artística de la euritmia.

Rudolf Steiner (foto) fue el fundador de la antroposofía, la educación Waldorf, la agricultura biodinámica, la medicina antroposófica y de la nueva forma artística de la euritmia.

Por lo tanto, lo más importante será que la persona que ingrese al mundo espiritual supere el miedo, los sentimientos de vulnerabilidad, desesperación y el temor.

Pero justamente tales son los sentimientos que se corresponden con la cultura contemporánea y con el materialismo; ya que enajena a las personas del mundo espiritual, es especialmente indicado para crear desazón y temor frente a lo desconocido, provocando lo mencionado anteriormente como fuerzas hostiles en su contra*.

Hasta aquí el texto de Steiner. Teniendo en cuenta lo dicho, ¿podría ser que estos seres, desde las sombras más recónditas de la realidad, generen eventos de discordia entre los humanos para alimentarse del miedo y el odio resultante?

Videos relacionados


*Por Rudolf Steiner (1861-1925), «El conocimiento sobre el Alma y el Espíritu», GA56, 12 de diciembre de 1907 (página 145). Traducción al español por Diego Milillo.

Mystery Planet

Deja un comentario