Las familias más bonitas son las que cuidan sus lazos desde el amor y el respeto

Aunque no lo parezca, las relaciones familiares suelen ser una de las más complejas en la vida, no es fácil sobrellevar las situaciones familiares, ser empático, respetuoso del proceder de los demás y aprender a aceptar a todos y cada uno de los miembros de nuestro círculo familiar, de esa familia que tanta felicidad nos da, pero también amarguras y frustraciones.

La familia es la cosa más importante del mundo. Princesa Diana

niños-cogiendo-luciérnagas

El respeto en la familia, es un ingrediente vital para fortalecer los vínculos, aprender que cada quien tiene su enfoque, su perspectiva, su manera de actuar y de reaccionar, esto se trata de respeto y así como en cualquier relación, de el dependera la armonía que alcance la familia, incluso en los momentos de mayor presión.

En la familia encontramos toda la diversidad posible, en gustos, caracteres, cualidades, virtudes y defectos, por mucha afinidad que exista, siempre surgen los antagonismos, esto es parte de la convivencia, y aunque exista el amor de por medio, el respeto es trascendental para mantener una relación sana y en armonía.

Hermanas-abrazadas-con-los-pelos-unidos-por-una-trnza

Al final del día una buena familia debería hacer todo olvidable. Mark V. Olsen

Es necesario aprender a respetar a los demás, sin juzgar, sin medir acciones, pues cada quien es responsable de aquello que hace o deja de hacer, de lo que tolera y lo que decide, no es menester que tengamos que justificar o estar de acuerdo con las actitudes de quiénes nos rodean, esto no significa que el desacuerdo entre familiares no sea válido, claro que lo es, pero necesario es aprender a aceptar a cada quien como es.

el-legado-de-mi-abuelo-un-vínculo-eterno

Si aprendemos a respetar a la familia y sus miembros, tendremos mayores posibilidades de mantener una relación de pareja basada en el respeto, pues debemos mantener claro, que puede haber respeto sin amor, pero el amor sin respeto pierde su condición. Cuando esperamos que todos actúen en base a lo que nos parece correcto, terminamos por agotarnos y aislarnos pues a nadie le resultará grata nuestra compañía, especialmente si se siente permanente juzgado y por lo tanto no se respeta su posición.

El vínculo que te une a una verdadera familia no es de sangre, sino de respeto y alegría por la vida de otro. Richard Bach

A la familia hay que darle su lugar y espacio en la vida, entendiendo, que de ella parten nuestras opciones en la vida y es en ella que nace la base sobre la cual construiremos nuestra vida, respetarla y darle su justa atención, es vital para preservar la armonía.

Por: Marvi Martínez

También te invitamos a visitar:

Cuando decepcionar a la familia significa poder ser nosotros mismos

No es necesario llevar la misma sangre para sentirse familia

Qué hacer cuando tenemos una familia mala vibra…

Pase lo que pase, el calor de la familia no se consigue en otra parte…

Deja un comentario