“La Maldición de ser apasionadamente Shaumbra”

Sí realmente quieres saber que es shaumbra, te advierto antes que entres a este mundo.
Sí, porque es un mundo totalmente nuevo, no está dentro de las convenciones a las que quizás estés habituado.

Toda tu cabeza, tu cuerpo, tu espíritu, van a ponerse patas para arriba, para el costado, y quien sabe si de en cuando en cuando desaparezcan en algún que otro portal dimensional, que no tengas ni idea de como lo has atravesado.

Ser shaumbra en estos tiempos que corren…hmm diría que es una gran, gran aventura.
Llena de misterio, de magia, de amor, de compasión, y ante todo, “grábate esto” ante todo de CONCIENCIA.

Sí, conciencia de ti mismo.

Vas a entrar a explorar a un gran y magnifico ser, 
¡si en realidad te la juegas y te la quieres jugar!
Te vas a conocer, del derecho, del revés, a ciegas, lleno de luz y lleno de mierda.

Vas a entrar a descubrirte, a pelarte capa por capa como una cebolla, y ya sabes lo que pasa cuando pelas una cebolla, ¿no?, unas buenas y cuantas lágrimas van a rebosar de tus heridas, de tus procesos, de tus experiencias vividas.

aceptarás toda vieja batalla
aceptarás cada aspecto, entero, torcido quebrado o herido
aceptarás que solo fueron representaciones dentro de tu creación

Puedes pelearte con el mundo si quieres… si lo eliges
Pelearte con cada ser que asome su nariz en tus energías
Irritarte por cada situación que llegue para tambalear tu bello barco pirata.
Mas nada podrá, una vez que te hayas encontrado con tu Alma, nada podrá irrumpir en tu dulce esencia. En ese sabor tan propio que te delata a millones años luz de distancia, ese, tu propio y único sello dentro de la creación.

Entrarás y saldrás del “mundo”, una y otra y otra vez, sabiendo que eres realmente único e irrepetible; que en ti el verdadero impulso creador; que tus creaciones son únicas; que nadie ni nada puede crear lo que tu no desees; que si cedes tu poder, es por elección o por omisión; que ya no podrás esquivar la responsabilidad que ello conlleva; que ser un creador es inminente según tu conciencia; que ser apasionado es parte clave en el recorrido; que estarás conciente muchas veces; que estarás inconciente otras tantas cuando dudes, cuando temas, cuando te dejes llevar por la corriente; que siempre sabrás internamente que esos momentos solo están de paso; que esperarás que la tormenta cese; que aunque te hayas revolcado, sigues sintiendo en lo profundo que el sol volverá a salir…sintiendo otra vez el espacio sagrado y seguro, porque recordaste conjurarlo…¡ah!


Nada es estático, nada está establecido, cambiarás el rumbo, tanta veces muevas las velas, y sin embargo, todo está sucediendo a la misma vez, lo que es, lo que no es , lo que será y lo que fue, está dentro de tu esfera, de tu propia espiral. Solo al enfocarte, tomando una determinación clara, con confianza de que quieres experimentar, es ahí, en ese momento, cuando soltarás amarras para disfrutar de tu propio ser, entregándote confiado…

Confiando en ti mismo, confiando en que las energías están a tu favor, sirviéndote como siempre lo han hecho, aunque no hayas reparado hasta ahora en ese mero acto. Confiando en que todo se acomoda, en que todo es realmente perfecto tal cual es, tal cual se presenta, ante tus elecciones más claras, concientes y ¿como no? hasta las inconcientes.

Vas a entrar a explorar distintos mundos que te componen, serás un pirata consagrado dentro de tu propio corsario, querrás batallar con monstruos reales e imaginarios, querrás disminuirlos a polvo, mas cuando tomes el rol del “vigia” y contemples lo que sucede, como buen observador, la carcajada crecerá desde el mismo centro de tu ser, para estallar en un Argggg maravilloso lleno de liberación…Habrás logrado asimilar una de las simples consignas de tu propio ser… Ser la totalidad, aceptando, siendo amorosamente compasivo con cada parte de ti mismo.

Y como todo corsario una maldición lo acompaña, una maldición apasionada, navegarás y navegarás tus propias aguas, internas y externas buscando miles de respuestas, buscando tierra firme, buscando la seguridad de un puerto que no sea fantasma…Y aunque el navío nunca se detenga, (aunque a veces así lo sientas)  un día, desde la inmensidad de altamar, desde la soledad atestada de tu ser, elevarás la copa para celebrarte, comprendiendo que todo lo que has vivido es parte de tu viaje, que nada ni nadie te corre, más que tu propia sombra implacable que pide ser reconocida…

Cuando llegues al puerto seguro – punto cero– de tu propia respiración, habrás hallado el milagroso tesoro, ese que solo te pertenece a ti, ese que nadie ni nada puede tomar, ese que solo se manifestará delante de tus ojos cuando hayas dejado caer el parche/velado de tu tercer ojo. El ojo de la cosmovisión, de la multidimensionalidad, de la mágica presencia de que todo es tan real, si es que tu corazón elige creer que así lo sea…


Ser shaumbra, implica una bendita pasión!!!
Pasión por encontrarte con el Amor de tu vida
Enamorarte de ti mismo
enamorarte de tu alma
enamorarte de quien eres, respetando y honrando todo el recorrido que te trajo hasta aquí
enamorándote de quien eres en el momento del ahora,
enamorándote de tal manera que desde tu punto de presencia comenzarás a irradiar tu ser verdadero…

** ** **
¿qué somos? … Shaumbras!!!
¿qué queremos? … la Iluminación!!!
¿cuándo? … en el Momento del Ahora!!!
¿qué hacemos?… Permitimos!!!
((( Y )))

Pirata…
Te llamarás a ti mismo pirata espiritual… amando cada travesía que oses librar dentro de ti mismo. 

Lorena – Ser Esencial
Cuentos – Sensaciones

Deja un comentario