La lucha es difícil y las posibilidades de ganar son cada vez menores

NO HUBO NINGÚN GÉNESIS: El hombre nunca fue creado


Tu crees lo que te han contado: que la Humanidad es joven, que su génesis se gestó hace 7.000 años, que los hicieron de barro y aliento divino. Hace poco, unos arqueólogos descubrieron tablillas que hablan de tiempos remotos, de cuando la historia aún lo consideraba “primitivo” y la realidad es que ya construía templos, pero fue instruído y controlado por los Nephilim y los dioses Annunaki (Anu, Enlil, Enki), que lo reconstruyeron a partir de un protohombre derivado de un reptil. Pero su historia es más antigua aún y la verdad es bien diferente… mi nombre es Erikepaios, y soy el primero de los Primordiales.

Adam Kadmon fue el primero, el arquetipo que ya estaba desde siempre, emanado del Ain Soft, el Anthropos para unos, el Arbol de la Vida, para otros, también conocido como Purusha, divinidad única omnipresente, el pleroma, el Innombrable.

No podemos hablar de antes o después, de primero o segundo en el universo infinito y eterno, el tiempo no existe y todo se da como la manifestación de un instante; de manera que fue en esa manifestación que Lucifer, el ángel de la mañana, descubrió al Creador, Narayama, “empacando” los espíritus increados en almas creadas por él.

Y creó cuerpos “a su imagen y semejanza”, no la de él mismo, sino de Adam Kadmon.
Y allí fue la rebelión de Lucifer y sus seguidores y el triunfo del Señor de los Ejércitos y Metraton, que terminó en la derrota del Angel que Trae la Luz, que fue enviado a lejanos mundos como castigo.

De manera que los espíritus increados y el mismo Lucifer perdieron aquella batalla. Esa fue la llamada caída de los ángeles, anterior y diferente al relato bíblico de los nephilim.

Como Gaia creara la tierra con infinito amor hacia sus criaturas, ayudada por los primordiales, los dioses de los elementos y los tierra-formadores, quedó esta lista para ser habitada.

Y aquéllos habitantes eramos parte del proyecto Tierra y lo amábamos tanto como ella.
Aún siendo espíritus increados danzábamos con alegría, componíamos hermosas canciones, creábamos excelsa poesía, con tierra de diferentes colores pintábamos paisajes y flores en el cuadro de la Naturaleza y recorríamos la Tierra mostrando nuestras producciones y halagando a todos con ellas.

No había matemáticas ni ciencias de ese tipo en nuestros corazones, porque el hombre, era, en su forma primordial, un creador estético por naturaleza.

Habitamos el planeta en sus comienzos, cuando todo era grande y todavía había capas de vapor en la superficie, la materia era más liviana y podíamos moldearla sólo con pensar en ello.

Pero las cosas no quedaron así para siempre, la materia comenzó a ponerse más densa y nosotros a mutar con ella, sin comprender con exactitud adónde nos llevaría.

Y, luego, llegaron ellos, en sus naves poderosas, con sus armas que queman y truenan, con sus conocimientos de física y genética. Los Annunaki y sus vigilantes nephilim.

Algunos pueblos se opusieron desde el principio a esta invasión y fueron tratados como enemigos. La condena y la aniquilación se balacearían peligrosamente sobre sus cabezas, por siempre.

Recordad, antes que continuemos, que nosotros seguimos siendo aquél Adam Kadmon que se tomó como prototipo de la creación, ahora reducido a una masa de barro llamada Adan.

Los invasores les dieron un cuerpo pesado y carnoso, difícil de controlar y lleno de defectos, pero, sobre todo, un cuerpo que necesitaba matar para sobrevivir y engendrar para perpetuarse, pues su vida era muy corta y su memoria eliminada al término de cada vida.

A esto la humanidad tenia ya grandes ciudades e inventos tecnológicos, pero recordaba todavia su origen, pues lo pasaban de padres a hijos y esto debía ser corregido.

Para que los pueblos no los rechazaran, los convencieron de que eran sus dioses, a quien deberían adorar, primero por la fuerza, luego por la repetición y la costumbre, hasta que más tarde los tentaron con el engaño de la riqueza y el poder.

Las tribus se dividieron y hubo grandes guerras con armas devastadoras que arrasaron con pueblos completos.

Jugaron también con los tiempos. Necesitaban hacernos creer que éramos noveles en la Tierra y que carecíamos de historia. La misma fue reducida y reescrita en solo 7.000 años al llegar a nuestra era.

Entonces fue que, entre sus mentiras, crearon el relato del génesis, con el que encubrirían por siempre la manipulación genética de los humanos.

Y luego del génesis, viendo que aún así había tribus que no los aceptaban, arrasaron la tierra con grandes inundaciones y lluvias que cortaron la existencia de muchos. Al reducir a la humanidad, sería mas sencillo convencer a las nuevas almas de la historia que ellos relataban. Al mismo tiempo, en otras civilizaciones se ignoraba todo esto.

Asi que los dominadores firman un pacto. Lo firman los falsos dioses con los sacerdotes de las tribus fieles. Y les prometen poder y riquezas a cambio de aniquilar a las tribus que no creen en ellos. Y habia tribus enemigas cuyos dioses eran los mismos, pero con diferente nombre y firmaron el  mismo pacto, con lo que la lucha se mantendria aún cuando fueran exterminados todos los no-creyentes.

Y unos pocos conservaban el conocimiento y la memoria de la sangre, pero eran exterminados, familia por familia y así como hicieron con ellos, veréis que trataran de hacer lo mismo con lo que resta de aquella memoria en los pueblos hoy conocidos como Rusia y la tribu Kurda.

Los que van naciendo, olvidados de todo, son reprogramados con la historia y las creencias falsas, de manera de continuar con el dominio.

Pero algunos comienzan, de todas maneras, a recordar y es por esto que han planeado un nuevo armagedon.

Los “creyentes”, las almas débiles que no recuerdan nada de su pasado y se han adherido a la mentira annunaki, se burlan de los Viryas y los llaman conspiranoicos y atrapados por el demonio. La lucha es difícil y las posibilidades de ganar son cada vez menores, pero continuará hasta el último Virya porque el sometimiento es inaceptable.

Si quieres saber más sobre ese tema, te recomiendo la lectura de :
LOS LIBROS DE ANTON PARKS – Descarga gratuita

Deja un comentario