LA INFLUENCIA EN EL CINE DE LOS GRANDES MAESTROS DE LA PINTURA

Si algo nos enseña el cine es a mirar. Por su propia naturaleza y por los recursos que se desprenden de ésta, el cine nos obliga a mirar de cierta manera, a poner cierta intención en nuestra mirada, a observar ciertos elementos de formas muy determinadas. Esa, en parte, es la gracia del cine y el elemento que distingue a los grandes directores: la imprevisible mirada que ponen sobre un fragmento del mundo, descubriendo ahí lo que nadie nunca antes había visto.

En esto, sin embargo, el cine no es pionero, sino más bien el heredero de una tradición más antigua: la pintura. Antes que el cine, los pintores enseñaron a la humanidad a mirar el mundo: el color de las cosas, las posibilidades de la perspectiva, los juegos de la luz, etc. Cuando el cine surgió, ya los maestros de la pintura habían formado nuestra mirada.

Quizá por ello no es casual que, de tanto en tanto, ciertas obras pictóricas se cuelen a la gran pantalla, tal y como demuestra esta compilación realizada por Vugar Efendi, cineasta él mismo y, antes que eso, conocedor amplio tanto de cine como de pintura.

Cabe mencionar que este video es una segunda parte de otro realizado por Efendi hace algunos meses, el cual compartimos también a continuación.

La cultura, después de todo, es una especie de mar común en el que todos navegamos, en donde las obras emergen con conexiones secretas entre ellas, profundas y no evidentes.

(Visto en http://pijamasurf.com/)

Ir a la fuente

Deja un comentario