Fracaso en los rendimientos: Evaluación del rendimiento de los cultivos transgénicos

Contrariamente a lo que se viene diciendo sobre los mayores rendimientos de los cultivos transgénicos, la mayor parte del aumento de los rendimientos en los últimos años se debe al cultivo tradicional o a la mejora en las prácticas agrícolas

Por Unión de Científicos Preocupados

ucsusa.org

fracaso_rendimientos

Desde hace años la Industria Biotecnológica viene diciendo que está alimentando al mundo, afirmando que sus cultivos modificados genéticamente tienen unos mayores rendimientos.

Es una afirmación vacua, de acuerdo con un informe del experto Doug Gurian-Sherman de la Unión de Científicos Preocupados (UCS), publicado en marzo de 2009. A pesar de los 20 años de investigación y de los 13 años de comercialización, la Ingeniería Genética no ha aumentado de manera significativa los rendimientos de los cultivos en los Estados Unidos.

Fracaso en los rendimientos es el primer Informe para evaluar de cerca el efecto a escala mundial de la Ingeniería Genética en los rendimientos de los cultivos en relación con otras tecnologías agrícolas. Se revisaron dos docenas de estudios académicos sobre el maíz y la soja, los dos principales cultivos alimentarios modificados genéticamente que se cultivan en los Estados Unidos. Sobre la base de estos estudios, el Informe de la UCS concluye que la Ingeniería Genética no ha aumentado los rendimientos. El maíz resistente a insectos ha aumentado sus rendimientos de manera marginal. El aumento de los rendimientos durante los últimos 13 años, según el Informe, se ha debido en gran medida al cultivo tradicional o las mejoras en las prácticas agrícolas.

rendimiento_cultivos2

El Informe de la UCS aparece en un momento en el que el aumento en el precio de los alimentos y la escasez en todo el mundo (habla del 2009) ha provocado llamamientos para aumentar la productividad agrícola o los rendimientos, es decir, lo producido por unidad de terreno cultivado durante un período determinado de tiempo. Las Empresas de Biotecnología sostienen que la Ingeniería Genética es esencial para alcanzar ese objetivo. Monsanto, por ejemplo, está desarrollando una campaña publicitaria en la que afirma que “sus semillas avanzadas tecnológicamente… aumentan de manera significativa los rendimientos de los cultivos”. El Informe pone en tela de juicio dicha afirmación, concluyendo que la Ingeniería Genética es poco probable que desempeñe un papel importante en el aumento de la producción de alimentos en el futuro.

La Industria Biotecnológica viene prometiendo desde la década de 1990 un aumento en los rendimientos, pero el documento Fracaso en los rendimientos dice que las modificaciones genéticas no han aumentado los rendimientos en estos 20 años, al menos de manera significativa.

Fracaso en los rendimientos establece una distinción fundamental entre el rendimiento intrínseco y el rendimiento operativo, conceptos que a menudo son tergiversados por la Industria y mal entendidos por otros. El rendimiento intrínseco se refiere al potencial de producción de un cultivo en las mejores condiciones posibles. El rendimiento operativo se refiere a los niveles de producción después de las pérdidas debidas a plagas, sequías u otros factores ambientales.

El estudio examinó los logros tanto del rendimiento intrínseco como el operativo de los tres cultivos modificados genéticamente más comunes en los Estados Unidos: la soja tolerante a herbicidas; maíz tolerante a herbicidas y el maíz resistente a insectos (conocido como maíz Bt, por contener material genético de la bacteria Bacillus thuringiensis con objeto de resistir a varios tipos de insectos).

La soja tolerante a herbicidas, el maíz tolerante a herbicidas y el maíz Bt, no han logrado incrementar los rendimientos intrínsecos, según el Informe. La soja tolerante a herbicidas y el maíz tolerante a herbicidas tampoco han logrado aumentar los rendimientos operacionales, en comparación con los cultivos convencionales.

Mientras tanto, el Informe señala que el maíz Bt proporciona una ventaja en el rendimiento operativo pero de carácter marginal, de un 3% a un 4% sobre los cultivos convencionales. Desde que se cultiva el maíz Bt, desde 1996, el aumento en los rendimientos ha sido de un 0,2 a un 0,3 por año. Si ponemos esta cifra en contexto, los rendimientos globales del maíz en los Estados Unidos ha tenido un promedio anual de un aumento en los rendimientos del 1% , que es considerablemente una cifra más alta que la de los rendimientos del maíz transgénico.

fracaso_rendimientos1

Además de evaluar el historial de la Ingeniería Genética, Fracaso en los rendimientos considera el potencial de la tecnología para aumentar la producción de alimentos en las próximas décadas. El Informe no descarta la posibilidad de que la Ingeniería Genética contribuya finalmente a aumentar los rendimientos de los cultivos. Sin embargo, sugiere que no tiene mucho sentido apoyar la Ingeniería Genética a expensas de tecnologías que han demostrado aumentar sustancialmente los rendimientos, especialmente en muchos países en vías de desarrollo. Además, estudios recientes han demostrado que los métodos de la agricultura ecológica y similares, que minimizan el uso de pesticidas y fertilizantes sintéticos, pueden duplicar los rendimientos de las cosechas a bajo coste para los agricultores pobres en la regiones en desarrollo como el África subsahariana.

El Informe recomienda que el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, las Agencias agrícolas estatales y las Universidades realicen un mayor número de investigaciones y desarrollen aquellos enfoques que se sabe aumentan los rendimientos de los cultivos. Estos enfoques deberían incluir los modernos métodos de convencionales de mejoramiento de las plantas, la agricultura sostenible y ecológica y otras prácticas agrícolas sofisticadas que no requieran que los agricultores paguen costes iniciales elevados. El Informe también recomienda que las organizaciones de ayuda alimentaria de los Estados Unidos pongan estas alternativas a disposición de los agricultores de los países en desarrollo.

Si queremos avanzar en la lucha contra el hambre debido a la superpoblación y el cambio climático, tendremos que aumentar los rendimientos de los cultivos. El cultivo convencional supera a la Ingeniería Genética”, dijo Gurian-Sherman.

———————————————————-

Tagged: cultivos convencionales, cultivos transgénicos, Doug Gurian-Sherman, rendimiento intrínseco, rendimiento operativo, rendimientos, Unión científicos preocupados
Ir a la fuente

Deja un comentario