FAMA

Hablando del articulo anterior, hay momentos que el diablo me tienta en el desierto del deseo, y pienso en darle esos cinco minutos de fama que reclaman algunos desesperados y patéticos sujetos como Juan Pix, cuyo sentimiento de frustración, fracaso e impotencia por su miserable existencia, lo proyectan en interminables episodios de odio y encono hacia DDLA, este administrador o cualquiera que forme parte de este propósito o divulgue la información de DDLA.

Odio y encono que lo ciega y lo carcome por dentro, logrando así intoxicarse con su propio veneno, convirtiéndose en un amargado y aburrido personaje de un cómic barato. Espero que estos sujetos logren superar su trauma, quizás por algún “desagradable suceso en su infancia”, antes que su propio demonio los fagocite y destruya, llevándolos a los páramos de la locura y la muerte. Cuidado!! que el odio es adictivo y transforma su existencia en un infierno artificial donde no puede vivir sin inyectarse su veneno.   

Parece que finalmente la tentación del diablo me venció, y logró que le diera los cinco minutos de fama a un miserable y patético tipejo, que está mas cerca de la lastima de mi parte, que del perdón de la suya. Realmente un mono con chanclas de lo peor. Ahí tiene mi atención Sr.Juan Pix, disfrútela mientras dure.

PD: Este artículo se autodestruirá pasado un tiempo. No quiero que la fama se le suba a la cabeza, a ver si el mono con chanclas, se cree un importante mandril. 

Sektorl


Ir a la fuente

También te interesaría leer...

Deja un comentario