En 2030, en Argentina, todos los ómnibus del área metropolitana serían eléctricos

Estos vehículos de transporte público generan el 25% de los gases de efecto invernadero de la ciudad.

La idea parte de la investigación de dos ingenieros industriales argentinos, Gastón Turturro y Matías Ubogui, que hicieron una simulación y modelización para incorporar en distintas etapas este tipo de vehículos eléctricos.

Gracias al proyecto fueron premiados en el más reciente Congreso Mundial de Energía, llevado a cabo el pasado mes de noviembre en Estambul, Turquía.

Turturro es miembro de la Comunidad de Líderes Energéticos del CACME (Comité Argentino del Consejo Mundial de Energía), mientras que Ubogui pertenece a la Asociación Argentina de Vehículos Eléctricos y Alternativos (AAVEA).

Actualmente en CABA hay unas 91 empresas que explotan 136 líneas. Mueven 1.700 millones de pasajeros en más de 9.600 autobuses.

El trasporte debe cambiar

Actualmente, los autobuses colaboran con casi 17% de los gases de efecto invernadero del mundo. Aunque parece un número grande, los vehículos particulares aportan más del doble, cerca del 37.47%.

Las ciudades cuyos sistemas de transporte público son más eficientes tienen menos problemas de contaminación y menos tráfico, pues sus habitantes optan por viajar en colectivos a sus destinos.

El dióxido de carbono que sale por el caño de escape de los vehículos se estaciona en la atmósfera del planeta, impidiendo que el calor salga expulsado al espacio y haciendo que la Tierra se enfríe.

Ese efecto es conocido como “calentamiento global” y causa estragos en plantaciones, sequías extensas, inundaciones y la extinción de cientos de miles de animales cada año.

Los autos no solo producen Co2. Entre los gases que emanan están el óxido de nitrógeno, óxido de azufre, compuestos orgánicos volátiles y miles de partículas contaminantes que se liberan al ambiente.

Foto: Foto: Wikimedia Commons.

Ecoportal.net

LR 21

http://www.lr21.com.uy/

EcoPortal

Deja un comentario