El replanteamiento y redefinición de lo que se entiende por real (Recordando lo que Es: 73)

Otro de los grandes saltos cognoscitivos dado por la ciencia contemporánea se centra en el replanteamiento de lo que se entiende por real. Lo que engarza con lo percibido y divulgado por antiguas culturas y tradiciones espirituales, que afirman que: 1º. El mundo percibido por los sentidos corpóreo-mentales es pura ilusión (“maya”). 2º. Por debajo de lo que percibimos hay algo más poderoso y fundamental y, desde luego, más real, aunque sea totalmente intangible. En lo referente a lo primero (el segundo punto se abordará en la próxima entrega de Recordando lo que Es), la ciencia está aportando hoy datos e información fundamentales para entenderlo. Muy especialmente, la Teoría de Cuerdas y la Teoría del Principio Holográfico, ambas en la vanguardia de la física contemporánea. Así, la Teoría de Cuerdas explica cómo la única característica cierta de la materia es su inmaterialidad; y de la energía, su insustancialidad. ¿Cómo es posible? Pues debido a que, bajo las formas materiales y energéticas, se encuentra presente la vibración (a ella apunta el término “cuerda”, que da nombre a la teoría). En la misma línea, la Teoría del Principio Holográfico parte de las teorías de la gravedad cuántica propuestas por Gerard ‘t Hooft (Premio Nóbel de Física en 1999) y Leonard Susskind (considerado precisamente como uno de los padres de la Teoría de Cuerdas) y gira en torno a un postulado central: la entropía de una región del espacio o de una masa ordinaria es directamente proporcional no a su volumen, sino a su área superficial. Por esto, la masa no ocupa un volumen -tal como hasta ahora pensábamos y nuestros sentidos corpóreo-mentales parecen mostrar-, sino un área… Todo ello desemboca en una conclusión tan asombrosa como rompedora de nuestros esquemas mentales: el volumen es, en sí mismo, ilusorio; y el Universo es, realmente, un holograma. En suma, la realidad -el mundo y el Cosmos en el que el ser humano despliega su experiencia vital y consciencial- es un magno escenario holográfico donde:
+la masa es sólo una “propiedad” que un bosón (vibración del vacío) otorga a las partículas elementales;
+el  volumen es, en sí mismo, una ilusión;
+la materia y la energía no son sino pura “apariencia”, pues su esencia es vibracional y, en última instancia, vacuidad; y
+todo, a su vez, está lleno de vida y es la vida misma, incluido lo que denominamos materia, por densa que sea.
=======================================================
Una nueva entrega de Recordando lo que Es se publica en este blog cada domingo.
=======================================================

Deja un comentario