EL FUTURO EN EL DESARROLLO PERSONAL



►“Si realmente crees que el futuro es inevitable, será inevitable. Y será tu gran error”.

►”Me interesa el futuro porque es el sitio donde voy a pasar el resto de mi vida.”
                                                                                                                      (Woody Allen)

                                  ►    “El futuro tiene muchos nombres. 
                                        Para los débiles es lo inalcanzable. 
                                       Para los temerosos, lo desconocido. 
                                       Para los valientes es la oportunidad.”
                                                                                                      (Víctor Hugo)

        ►  “Solamente aquel que construye el futuro tiene derecho a juzgar el pasado.”
                                                                                                           (Friedrich Nietzsche)

          ► “Procuremos más ser padres de nuestro porvenir que hijos de nuestro pasado.”
                                                                                                            (Miguel de Unamuno)

                                ►  “Estudia el pasado si quieres pronosticar el futuro.”
                                                                                                         (Confucio)

   ► “Hay un pasado que se fue para siempre pero hay un futuro que todavía es nuestro.”
                                                                                                                            (F.W. Robertson)

                                   ►   “El futuro no es un regalo, es una conquista.”
                                                                                                  (Robert Kennedy)

►“Mi futuro comienza cuando me levanto cada mañana… Cada día busco algo creativo para hacer con mi vida.”
                                                                                                               (Miles Davis)

                            ►   “La felicidad aplazada para el futuro es irrecuperable”.




En mi opinión, el futuro siempre es una consecuencia del pasado y del presente. De la atención y dedicación que se le conceda a la vida actual, al presente, al tan repetido Aquí y Ahora, depende, sin duda, lo que será eso que llamamos futuro. Lo que está por venir. 

Lo primero: el futuro que parece estar previsto para uno no es inevitable. Cuando se habla de futuro, deberíamos ajustarnos más a la realidad y hablar de propuesta de futuro. 

El futuro es maleable, y nosotros somos los artesanos que le daremos forma y contenido. Somos sus artesanos responsables. Tú eres el responsable de tu futuro.

Es una porción de tiempo limitada por la inevitable muerte. Generalmente, lo llenamos de proyectos, de buenos deseos, de esperanzas… y le encomendamos a él, equivocadamente, la resolución de bastantes de nuestros problemas actuales.

El peligro del futuro es que proyectemos en él todas las cosas que queremos que sean buenas, queriendo que por la acción de una magia que no existe lo convertirá todo en maravilloso, sin nuestra colaboración, sólo magia. Esa es la mentira más perversa que nos podemos contar, como también es mentira pensar con un pesimismo derrotista que todo lo que venga será malo.

En realidad, lo que llamamos futuro no es más que un presente aplazado que se hará realidad cuando estemos preparados o necesitados de él. Es un cuadro en blanco: podemos pintarlo como queramos.

Es muy difícil demostrar que existe un futuro que ya está definido y que está decidido lo que ha de suceder inevitablemente. 

Nos gusta creer que es cierto que existe el libre albedrío.

Pero también es cierto que diferentes mancias y logías bien ejecutadas, con toda la parte de ciencia que las logías contienen, y orientadas todas a una misma cuestión o adivinación, se ponen de acuerdo y vaticinan más o menos lo mismo, de lo que se podría deducir que el futuro “está escrito en algún sitio”. Yo mismo he comprobado que haciendo predicciones sobre una persona (que posteriormente se ha podido verificar el resultado) mediante la quirología, astrología, tarot, numerología, etc… se llegaba al mismo augurio. En los diferentes vaticinios coincidían en resaltar el 90% de las cosas que eran importantes para la persona y coincidían con idéntico resultado. El otro 10% de los vaticinios era matices de escasa o menor importancia.

Insisto: es más adecuado creer en que existe una propuesta de futuro y no un futuro inevitable. 

Es más acertado aceptar que uno mismo es el responsable de su propia vida, de lo que haga con ella, de las decisiones y acciones que tome o no tome, así que lo adecuado es gobernar la propia vida y no relajarse o despreocuparse dejando nuestro futuro en manos de eso que a veces llamamos futuro, que no es otra cosa que el resultado de nuestro presente.

Hoy. Aquí y Ahora. La responsabilidad de la propia vida. 

Esto es, sin duda, más importante que el futuro porque es el origen del futuro.

Te dejo con tus reflexiones…

Francisco De Sales
buscandome.es

Deja un comentario