El amor tiene la fuerza de transformar un enemigo en un amigo…

confiar

El amor tiene la fuerza de transformar un enemigo en un amigo…

En nuestro camino en la vida, muchas personas nos topamos, algunas se quedan, otras se van, los afines llegan y también los antagonismos, lo llamemos como queramos, nuestra vida esta llena de personas, de relaciones y de allí fluye la energía principal que nos guía en nuestras decisiones, pues cada paso que damos, está atado en la mayoría de los casos a otras personas.

Así nos rodeamos de los amigos, pero también se hacen presentes los enemigos, o más bien aquellas personas que no concuerdan directamente con nuestros criterios, opiniones, juicios y enfoques, aunque en mucho casos y para muchas personas, las relaciones de conflicto van mucho más allá y las relaciones llegan a tornarse realmente de enemigos, de lucha, competencia y enfrentamiento constante.

nutrir

Quien conoce el Amor sabe el poder que tiene y quien desea conocer el Amor,busca el poder y lo encuentra. Anónimo

 

Si bien es natural tener una reacción adversa y de rechazo hacia aquellos que nos lastiman, o a quienes amamos, es menester comprender que todo marca una pauta, un inicio y también tiene un fin, nada es permanente, nada es eterno más que la vida misma, y no hay relación que el amor no pueda reconducir, conflicto que el amor no pueda aligerar y personas que por amor, no transformen lo más profundo de su alma.

Muchas veces, los enemigos no son más que nuestros propios temores, aquello que reflejamos de nosotros mismos, aquellas virtudes que nos lastiman o esos defectos que deseamos eliminar, las relaciones conflictivas están llenas de heridas, pero también de verdades, pues nadie llega a conocer mejor a otra persona que un enemigo.

 El temor minimiza, el amor engrandece y fortalece la confianza. Anónimo

 

intuir

Cuando se asumen las relaciones desde, con y hacia el amor, se descubren cosas maravillosas, se transforma el panorama y eso que nos pesaba y nos lastimaba profundamente, puede tomar un rumbo placentero y fascinante, pues el amor otorga esa virtud, esa capacidad y ese don maravilloso de dar oportunidades.

Generalmente nos afanamos gran parte de la vida por mantener las afinidades, dedicamos espacio, tiempo y atención a los amigos, son nuestros afines, con quienes nos sentimos a gusto y reconfortados, sin embargo, aquellos con quienes no congeniamos, donde no hay afinidad, es donde está el verdadero trabajo y la labor más satisfactoria, siempre hay algo que el amor pueda enseñar, especialmente cuando se trata de relaciones interpersonales.

Más que un sentimiento, el amor es un Don divino capaz de hacer milagros. Anónimo

 

desconfiar

Muchas veces, nos ha pasado a muchos, tenemos cierta percepción de una persona, sentimos rechazo, incomodidad, incluso muchas personas dicen odiarse, sin embargo, no entendemos que hasta el odio es un grado de amor, en su más mínima expresión, es su nivel más básico, hay un sentimiento que genera esa emoción, algo que nos ata y nos une a esa sensación de rechazo…

Y es que el verdadero triunfo está en cada afinidad que sumemos a nuestra vida, la oportunidad entregada a cada persona de conocer ese lado que de seguro empatiza con nuestra vida, todos los seres humanos tienen una maravillosa verdad que los acerca…la sabiduría consta en encontrar ese momento.

También te invitamos a visitar:

Dominar a otros es fortaleza, dominarte a ti mismo es el verdadero poder…

El amor no se busca, se construye

¿Sólo existe un ‘amor de tu vida’?

Los apegos… Causas del sufrimiento

Deja un comentario