Descubrimiento histórico en Egipto encuentran una gigantesca estatua del Faraón Ramsés II de 3.000 años de antigüedad

Una gigantesca estatua del Faraón Ramsés II de 3.000 años de antigüedad, encontrada enterrada en una favela en El Cairo, es aclamada como “uno de los descubrimientos más importantes de la historia”.

Arqueólogos egipcios y alemanes han encontrado una inmensa estatua de 26 pies (8 metros) sumergida en las aguas subterráneas de un barrio pobre de El Cairo.

Los investigadores dicen que probablemente representa al venerado faraón Ramsés II, quien gobernó Egipto hace más de 3.000 años.

El descubrimiento, considerado por el Ministerio de Antigüedades como uno de los más importantes de la historia, fue hecho cerca de las ruinas del templo de Ramsés II en la antigua ciudad de Heliópolis, situada en la parte oriental del moderno Cairo.

Ramsés el Grande fue el más poderoso y célebre gobernante del antiguo Egipto.

Conocido por sus sucesores como el “Gran Ancestral”, dirigió varias expediciones militares y amplió el Imperio Egipcio para extenderse desde el este de Siria asta el sur de Nubia.

Fue el tercer faraón de la XIX Dinastía de Egipto y gobernó de 1279 a 1213 aC.

“Encontramos el busto de la estatua y la parte inferior de la cabeza y ahora quitamos la cabeza y encontramos la corona, la oreja derecha y un fragmento del ojo derecho”, dijo Anani.

Arqueólogos, funcionarios, residentes locales y miembros de los medios de comunicación vieron como un enorme montacargas sacó la cabeza de la estatua fuera del agua.

La expedición conjunta Egipto-Alemania, que incluía a la Universidad de Leipzig, también encontró la parte superior de una estatua de piedra caliza de tamaño natural del faraón Seti II, nieto de Ramsés II, que tiene 80 centímetros de largo.

Los arqueólogos encontraron la estatua en el distrito de Mattarya, que es el sitio de la antigua capital de Heliópolis.

Los expertos ahora intentarán extraer las piezas restantes de ambas estatuas antes de restaurarlas.

Si tienen éxito y se demuestra que el coloso representa a Ramsés II, será trasladado a la entrada del Gran Museo Egipcio, que se inaugurará en 2018.

Vídeo con más de 25 fotografías del descubrimiento:

Ir a la fuente

Deja un comentario