“COMPRENDIENDO Y LIBERANDO PATRONES” (+) TRANSHUMANO – ADAMUS

Yo Soy lo que Yo Soy, Adamus de St. Germain.
Es bueno estar de regreso con mis amigos, aquí, de vuelta al Centro de Conexión del Crimson Circle. ¡Ah! De regreso a esta hermosa energía que todos ustedes están creando, de regreso con todos ustedes en línea. ¡Ah!

Amigos, ustedes lo son, de hecho. He enseñado, he trabajado con muchos, muchos a través de los años, a través de los siglos. Les he enseñado en las Escuelas de Misterio. Les he enseñado en las sociedades secretas. He tenido otros canalizadores en el pasado, pero nada como este grupo, nada como todos ustedes. Shaumbra, son una estirpe rara, un linaje interesante (algunas risas), rebeldes y piratas, y me encanta eso. Me encanta eso, y hoy, bueno, vamos a estar metidos en esa energía.
Nunca he tenido un canalizador antes vestido como un motociclista, y supongo que eso es algo bueno. Supongo, ya saben, que podrían estar en la túnica de un monje; supongo que podrían estar en un traje de negocios, pero eso es lo que me encanta de este grupo. ¡Ah! Tan tenaces, tan llenos de humor, incluso en algunos de los momentos más difíciles. Y están pasando por uno de los mejores momentos y uno de los más difíciles en este momento, y todavía pueden sonreír. Todavía pueden exponerse. Sé que se presentan por el café y la comida gratis, pero vamos a pretender que se están mostrando por todo lo demás.
Hablando de café, ¿dónde demonios… (la audiencia está diciendo “Está justo detrás de ti”) ¿Colocado detrás de mí? ¿No está servido apropiadamente? Linda, ¿te importaría entregarme mi café? (Algunas risas)
LINDA: Eso fue culpa mía. Lo hice. Estaba aquí mismo.
ADAMUS: ¡Oh! Gracias. Vean, vean, quiero que vuelvan a presenciar esto. Hagámoslo otra vez. No, hay… vean lo que sucede en el intercambio de energía que se presenta.

El dar y el recibir, el amor y la gratitud (más risas por la forma como Linda está haciendo caras). Sé que esto es… (más risas mientras Linda se pone de rodillas) Se burla de mí. Se burla de mí, y este es Adamus hablando, no Cauldre. Ella se burla de mí. Hagámoslo otra vez. Quiero que ustedes… (la audiencia dice “¡Ohh!”) No, yo…
LINDA: No tientes a tu suerte.
ADAMUS: ¡Ah! Hay un punto muy, muy importante aquí – un punto muy importante – para cada uno de ustedes. No se trata sólo de que Linda esté en servicio amoroso. Pero quiero que vean el intercambio de energía (más risas, ya que Linda se niega a devolverle el café).
LINDA: ¿Podrías ser amable?
ADAMUS: Estoy haciendo un punto aquí para que cada uno de ustedes pueda usarlo en su vida.
LINDA: Sólo un Maestro puede estar en servicio (todavía manteniendo el café lejos de él, unas risas más). No estoy haciendo esto de servir.
ADAMUS: Estoy haciendo un punto muy importante y esto va cuesta abajo rápidamente (más risas). De acuerdo, vamos a jugar de nuevo. Ponlo aquí. Ponlo aquí. Adelante. Adelante, ponlo aquí. Bien. Y hablando de comida y café, ¿dónde está mi café?
LINDA: ¡Oh, Adamus! ¡Adamus! Aquí está.
ADAMUS: Ahora, cállate. Vean el intercambio de energía (risas como lo demuestran).
Oh, no, hay un hermoso intercambio de energía que tiene lugar. En lugar de sólo la taza de café puesta aquí en la mesa, tener que disponer de él por ustedes mismos, en realidad hay algo muy elegante, muy sagrado en un intercambio de energía. Así que uso eso…
LINDA: ¿Puedes servirlo una vez más? (Más risas)
ADAMUS: Lo uso como un punto… no, puedes sentarte ahora (risas). Lo uso como un punto para todos y cada uno de ustedes, un punto muy, muy importante. Cuando viene a ustedes, cuando es traído a ustedes y les sirven, observen el intercambio de energía. Sean conscientes de ello.

Muchos de ustedes han sido bloqueados, en cierto modo, para recibir, para permitir. Va a venir a ustedes de muy nuevas y bellas maneras. Recíbanlo. Tengan en cuenta el intercambio de energía. Si viene a través de otra persona, el amor, la admiración, el honor, el estar en verdadero servicio…
LINDA: ¡No, te amo! ¡Te amo! Lo siento.
ADAMUS: … cuando viene a ustedes.
LINDA: Lo siento. Es… la chaqueta de cuero me incomoda.
ADAMUS: Y luego permítanse recibirlo sin culpa ni vergüenza. Hay un punto muy, muy importante en todo esto, porque viene. Está ahí. Recíbanlo. No permitan, sea lo que sea que venga a ustedes, que esté disponible en una mesa en alguna parte, que esté disponible en su ático o en su garaje. Dejen que venga de todas las formas posible. Dejen que la energía les sirva. No sólo ir y servir su propia taza; eso no es permitir que la energía les sirva de verdad. Dejen que les sirva. Dejen que les sirva.
Este es un hermoso comienzo para el día de hoy, porque vamos a estar adentrándonos hoy en los viejos patrones. Vamos a derrumbarlos. Un patrón viejo es, por ejemplo, tener que ir a buscar su propio café. Muchos de ustedes lo hacen cada mañana, pero también hay café – energía, abundancia – que va a venir a ustedes y la reciben en gracia (él le ofrece a Lydia que está en la primera fila), y observen el intercambio de energía. No, no. Tómalo. Toma un maldito sorbo (risas).
LYDIA: (tomando un sorbo) Mm.
ADAMUS: Muy bien.
SART: ¡Bebe toda la taza!
LYDIA: Muy bien.
ADAMUS: Bien. Sí. (Risas) ¿Quieres el tuyo? Sandra, otro café por favor. ¿Latté? Sin grasa. ¿Leche de coco?
LYDIA: Como el tuyo.
ADAMUS: Igual que el mío. Otro, Sandra. Grítalo (más risas).
SANDRA: (Desde la cafetería) ¡Bien!
ADAMUS: ¿Cómo diablos oyó eso?
LINDA: Va a ser una larga tarde.
ADAMUS: Eh, va a ser una corta tarde. (Adamus se sonríe) 
Antes de seguir adelante, sí, ustedes lo son, de hecho, buenos amigos. He tenido un momento tan agradable, y continuará por un largo tiempo, trabajando con todos ustedes. Hay tal irreverencia (algunas risas). Hay tal humor. Hay tanta belleza en todo esto. Yo – y esto es muy, muy cierto – voy al Club de Maestros Ascendidos. No es sólo una historia. Voy allí y ellos me preguntan, porque muchos de ellos están enseñando a otros grupos y quieren saber, “¿Cómo va este grupo de Shaumbra?” Y quieren saber “¿Están ustedes abriéndose camino?”

Están luchando, algunos de los Maestros Ascendidos, con sus grupos. Están realmente luchando, porque la gente en los grupos tienden a quedar tan atascados, tan temerosos de un cambio real. Puedo ir allí, como un papá orgulloso, y dejarles saber que lo estamos haciendo. Absolutamente, lo estamos haciendo. Así que… (alguien dice “¡Woo hoo!”) Sí, gracias. Un “¡woo-woo!” (ahora el público dice “¡Wooo!” y algunos aplausos).
Un Recordatorio
Por lo tanto, un recordatorio, un punto para recordar – probablemente lo haré más a menudo en los Shauds, porque tenemos muchas cosas que hemos cubierto – pero un punto que quiero que recuerden que va a ser particularmente relevante en las próximas semanas: Si hay algo… estas son pequeñas cosas que he dicho antes, pero voy a repetirlas porque puedo sentir de cierta forma lo que está por venir. Este es uno importante también.
Si hay algo en su vida que no les gusta, echen un buen vistazo realmente porque hay algo en él que todavía les está sirviendo. Eso es tan básico, tan importante.
A veces luchan con estas cosas. No les gusta su falta de abundancia. No les gustan sus problemas de salud. No les gusta su pareja, sea lo que sea que suceda. Simplemente no les gusta su vida apestosa, tal vez. Hay algo todavía que les está sirviendo, de lo contrario no estaría allí. Y sé que he molestado a unos Shaumbra cuando dije eso. “Bueno, no lo entiendes. Tengo esta enfermedad” o “apenas puedo pagar mis cuentas. Estoy viviendo en el asiento trasero de mi coche”. Bien, echen un vistazo a ello. Hay algo que aún les gusta de ello. Les está sirviendo en algún nivel. Y entren en él y realmente sean conscientes y reflexivos de ello, eso es difícil. Es más fácil culpar a sus problemas sobre esas cosas – digamos, falta de abundancia – es más fácil culpar a eso y decir: “Bueno, no puedo hacer nada por mi falta de abundancia”. No, de verdad realmente les gusta. Hay algo que les gusta de ello.
Sumérjanse en él. ¿Qué es lo que les gusta? Bueno, para muchos de ustedes ahora – esto no se aplica a todos – para muchos de ustedes ahora, la falta de abundancia evita que tengan que hacer cambios reales en su vida. La excusa de la falta de abundancia, que siguen aferrándose a ella, les permite no permitir más luz. Lo que sea que-es, llenen los espacios en blanco; saben, tienen dolores de cabeza todo el tiempo, digamos que esa es la excusa – está bien, les está sirviendo de alguna manera. De lo contrario, no estaría allí. Es un principio básico, lo que llamarían universal. Es muy, muy simple. 
Los hospitales, los consultorios médicos, todos llenos de gente haciendo fila – colas y colas de personas – con excusas. Colas de personas tratando de encontrar respuestas, pero realmente no tratan de encontrar la respuesta, realmente, absolutamente no tratan de encontrar la respuesta. Están tratando de encontrar excusas.
Si hay algo en su vida que no les gusta – esto no es un juicio – pero si hay algo que no les gusta, averigüen cómo todavía les está sirviendo. Pregúntense; Sean el Maestro y pregúntense: “¿Cómo me está sirviendo todavía?” Sea lo que sea que no les gusta. ¡Oh¡ A Lydia justo aquí (Sandra le trae su café) y eso son tres dólares (risas y la audiencia dice “¡Ohhhh!”) Estoy bromeando.
SART: Cárgalo a la tarjeta de crédito. (Adamus sonríe)
ADAMUS: Así que vamos a tomar una profunda respiración con eso. Es un punto para recordar en estas próximas tres, cuatro semanas hasta que nos reunamos de nuevo, porque va a venir: algo, algunas cosas en su vida no les gusta, ¿cómo les está sirviendo? Relaciones familiares. Saben, es tan básico, como Tobías lo presentó hace varios años: tienen sus problemas de salud, tiene sus problemas de abundancia y tiene sus problemas de relaciones – y el de autoestima, pero la autoestima es lo que crea a los otros tres – ¿cómo todavía está sirviéndoles? Y es, y no me digan, no se digan: “No lo sé”. Eso no es aceptable. Está ahí por una razón. Entonces, qué manera tan hermosa de comenzar sobre la energía que les sirve (él toma un sorbo de su café). ¡Ahhh!

Problemas en el Cuerpo
Desde nuestra última reunión, ¿qué ha estado pasando? Bueno, diría que lo más grande que ha estado sucediendo con muchos de ustedes – no todos, pero con muchos de ustedes – problemas en el cuerpo (alguien dice “Oh, sí”). Dificultades con el cuerpo. Dolores en el cuerpo, el cuerpo actuando extrañamente, el cuerpo haciendo cosas raras; algunos de ustedes creen que están teniendo ataques al corazón y que van a morir en medio de la noche; para algunos de ustedes su cuerpo es perezoso, su cuerpo simplemente no está respondiendo, y ¿a quién culpan? A mí, por supuesto (risas). ¡Sí, gracias! Envejecen. Envejecen. Sí, incluso para aquellos que tienen veinte. Oh, no veo a ninguno de veinte años aquí. ¿Veinticinco? Envejecen. Oh, se dicen, “Estoy envejeciendo”. No, no lo están. Por favor, no importa cuántos años, qué tan jóvenes son, no es una cosa de envejecimiento. Es demasiado fácil culpar al envejecimiento. Es la intensidad de los cambios que están teniendo. La intensidad de los cambios.
Ahora, a dónde van como un Maestro encarnado – estás tan preciosa (a Edith) – como un Maestro encarnado en este planeta requiere de muchos cambios. Cambios en el Cuerpo de Conciencia, que incluye a la biología física. Están trayendo nuevos niveles de conciencia, luz y energía en su cuerpo.
La mayoría de ustedes han liberado mucho – quizás no todo, pero mucho – de las viejas energías ancestrales que estaban en su cuerpo. Todavía tienen algo que voy a llamar energías kármicas en el cuerpo – suyas – pero esas no fueron tan significativas como sus energías ancestrales. Si no han escuchado Libertad Ancestral, por favor, háganlo. Si no pueden permitirse – ¿cuánto cuesta Libertad Ancestral, U$500, U$600? ¿Cuánto cuesta? (Alguien dice “creo que son U$300, ¿no?”) Trescientos.
LINDA: ¡No!
ADAMUS: ¿Cuánto?
JEAN: U$95.
ADAMUS: ¡Noventa y cinco dólares! ¿Eso es todo lo que están cobrando por ello? Si no pueden pagar U$95 por su karma ancestral, sólo observen sus problemas de abundancia (risas). O miren su tarjeta de crédito, sí. Es realmente una de las mejores cosas que pueden hacer para ustedes.
Han dejado – muchos de ustedes – han dejado que las cosas ancestrales se vayan. Eso es lo que están construyendo. Eso es lo que su cuerpo está construyendo – viejos problemas ancestrales, ADN, tejido, todo eso. Están dejando que se vaya. Ahora su cuerpo está pasando por un nivel de cambio, para que literalmente, permita más luz y más conciencia.
También podrían decir que lo que está pasando es que la integración que está teniendo lugar ahora mismo en su Cuerpo de Conciencia donde… imaginen esto como un bello y brillante ovillo del Yo Soy, y su biología física, que estaba separada, que pertenecía a sus ancestros, y su mente, que sólo Dios sabe de dónde vino, y todo lo demás, está de algún modo integrándose, llevado a la totalidad del Cuerpo de Conciencia, hasta el punto donde, como he dicho en el pasado, realmente no sienten la diferencia entre su cuerpo físico, su mente, su conciencia, su conocimiento. Todo estará integrado.
Lo que han estado pasando por estas últimas tres o cuatro semanas, en particular, se presentó en el cuerpo. ¡Oh! Y es difícil. Es duro, porque están adoloridos, no tienen energía, algo realmente empieza a ser muy, muy doloroso. Su cuerpo no reacciona como solía, y por supuesto, lo veo; veo que muchos de ustedes están introduciendo suplementos en su boca. Muchos de ustedes están intentando nuevos remedios de algún tipo. ¿Podrían simplemente abstenerse, si lo desean, sólo por un par de semanas, dejar de consumir todos esos suplementos?
Todo lo que están haciendo es decirle a su cuerpo: “Hay algo malo contigo, querido cuerpo, así que te voy a cargar con vitaminas o jugo de cactus o píldoras de rábano”, o lo que sea. Algunas de las cosas más extrañas que he visto. Algunas de las cosas más extrañas. De hecho, deberían poner algo en su Facebook, sus medios sociales – “las cosas más extrañas que estaba tomando en mi camino a la maestría” – porque hay algunas cosas raras que nunca pondría en mi cuerpo, si tuviera un cuerpo físico, y las empujan en ustedes diciéndose: “Es natural”. Bueno, no. ¡Es basura! (Risas) Y saben mal y hacen cosas muy extrañas a su cuerpo. Realmente las hacen.
Están pasando por un proceso elegante, gracioso, a veces doloroso ahora mismo. No lo estropeen. Duerman más. Esa es probablemente una de las cosas más grandes que podría aconsejarles, sueño extra, y sé que han estado durmiendo mucho de todos modos, porque de noche cuando ustedes, su mente, la mente humana deja de funcionar un poco, el cuerpo puede hacer lo que tiene que hacer.
Este proceso por el que están pasando ahora mismo, soltar la biología ancestral y traer todo al Cuerpo de Conciencia; tuvimos una pequeña reunión en el Club de Maestros Ascendidos. Lo analizamos y dijimos: “¿Cuánto tiempo tardaría normalmente alguien en pasar por todo este proceso?” Y llegamos a un número de 179 años (alguien dice “¡Guau!”). Bueno, pensamos que era bastante corto, en realidad. ¿En ciento setenta y nueve años, cuántas encarnaciones? Probablemente tres.
Típicamente, 179 años para pasar por este tipo de cosas sin volverse locos en primer lugar. Y lo están haciendo en, qué, ¿tal vez veinte años? O menos para algunos de ustedes, para otros un poco más. Esto no es una carrera, pero vean, están pasando por ello a tal velocidad que va a afectar sus rodillas y su espalda y su cuello y sus hombros y su estómago y sus intestinos y su corazón y su hígado – uno especial, el hígado – y los riñones. Afectará a todo. Está sacando los viejos patrones y reajustándolos. Pero es un proceso verdaderamente natural. Ocurre naturalmente, con gracia.
No van a morir. No tienen una enfermedad. No hay nada malo en ustedes. Pueden ir al médico, como algunos de ustedes lo hacen; van al doctor, casi esperando que el doctor encuentre algo, ¿pero luego qué? Luego van a tener un medicamento para ello y pretenden que se vaya, y realmente no lo hace. Van al médico y el médico les dice: “Um, en realidad, um, Elizabeth, hemos hecho todas las pruebas, sabes, días y días de pruebas, y en realidad no hemos encontrado nada malo. Pero te voy a dar una receta de todos modos. Al Dr. Mindful, el psiquiatra, puedes ir a verlo de hecho”. ¡Sugiero, sugiero, creo, creo, creo! (Gesticulando “tú estás loca”, risas)
ELIZABETH: ¿En serio?
ADAMUS: ¡Mwah! (Le da un beso) Eres tan hermosa. Sabes, si vienes aquí, tienes que jugar (más risas).
Así que algunos de ustedes han ido al médico y el médico les dice: “Bueno, no hay nada malo en su cuerpo”, porque no lo hay, y generalmente, no van a encontrar nada.
Ahora, es el momento de hacer la exención de responsabilidad.
LINDA: ¡Oh! Esto es sólo por entretenimiento. Esto no es un consejo médico.
ADAMUS: Gracias. Y ahora, puede ser ignorado (algunas risas), así que han estado pasando por cosas en el cuerpo, y diría que las cosas más grandes que he observado en ustedes – dolor en general. En general. De arriba a abajo, de lado a lado. Dolor en general. Saben, es diferente cuando sólo una parte de su cuerpo duele, digamos que su espalda, y luego enfocan todo allí. Pero, caramba, ¿qué hacen cuando su cuerpo entero les duele? ¡Sus pestañas les duelen! (Risas)
LINDA: Vino tinto.
ADAMUS: Es como si cada parte no tuviera un dolor agudo, sino sólo un “¡Auuuughhhh!” de dolor. ¿Qué hacen?
Así que por favor entiendan que realmente están pasando por una metamorfosis, una transformación en el cuerpo mientras están aquí. (Alguien levanta la mano) Un momento. Y otras veces no hay energía en absoluto, ninguna en absoluto. Me gusta esa. Es una de mis favoritas, porque dicen: “Ni siquiera puedo levantarme. Estoy en el sofá viendo… no sé lo que estoy viendo (risas). Uhh, las elecciones. Ni siquiera puedo levantarme. No tengo energía”. Me gusta mucho, porque eso les va a sacar ese biberón de vieja energía, de ir a los mismos viejos lugares para conseguir su energía.
Cuando están en ese estado y dicen, “Oh, Dios mío, no queda nada”, ahí es cuando la puerta se abre, ahí es cuando la energía viene a servirles de una manera diferente. Salen de la vieja forma de obtener energía física desde dentro y desde fuera. Y sé que muchos de ustedes han estado comiendo muy extraño últimamente y luego se sienten culpables. Eso no les ayuda mucho. Sólo coman como locos, si quieren. De verdad. Coman como locos o, algunos de ustedes, nada de nada. Pero la cosa del cuerpo ha sido la gran cosa últimamente.
Va a continuar un poco, pero saben, hay un alivio cuando saben por qué está ahí. No se trata de ustedes. Se trata de este hermoso proceso por el que están atravesando, trayendo la luz al cuerpo, llegando a ser el cuerpo de luz, y eso es exactamente lo que están haciendo. Vamos a hacer un merabh en un momento – vamos a empezar con un merabh – sólo para que puedan sentir lo que realmente está sucediendo y estar bien con ello, dejen de preocuparse. Sí, tendrán unos días bajos, días de vieja energía. Pero van a tener, algunos de ustedes ya los han tenido, muy altos, muy – bueno, alto no es la palabra correcta – expansivos, días de cuerpo con Nueva Energía. Pregunta.
HENRIETTE: ¿Podría dirigirte a qué es lo que está sucediendo…
ADAMUS: Voy a hacer que Linda te traiga el micrófono.
LINDA: De acuerdo.
HENRIETTE: ¿Podrías dirigirte a qué es lo que ocurre en la mente, en el cráneo? En otras palabras, mi experiencia… agradezco que te dirijas a esto hoy.
ADAMUS: Bien.
HENRIETTE: En mi trabajo cotidiano, quiero decir, tienes que usar tu mente y planear y hacer logística y todo esto.
ADAMUS: Claro.
HENRIETTE: Y tienes que estar en ello. (¡Dándole! ¡Dándole!)
ADAMUS: Bien. Realmente no.
HENRIETTE: Estoy encontrando …
ADAMUS: Sí, pero no realmente (hay un fuerte ruido de feedback en el sonido). Problemas con el cuerpo (risas). Sí.
HENRIETTE: Estoy encontrando que siento que estoy en un merabh cuando estoy en mi vida cotidiana. Ya sabes, algunas veces en el día más que en otros.
ADAMUS: Claro.
HENRIETTE: Pero bueno, por ejemplo, cuando estoy en un merabh…
ADAMUS: Adelante… resume.
HENRIETTE: Cuando estoy en un merabh siento que mi cerebro está siendo masajeado. Como si estuviera siendo lavado, limpiado, no sé, re-cableado, algo así. ¿Por qué está sucediendo esto cuando estoy en medio de hacer algo donde necesito tener…
ADAMUS: Bueno, no.
HENRIETTE: ¿Por qué?
ADAMUS: No voy a entrar en la mente hoy. Hoy es más que un día para el cuerpo. La mente está llegando… (Adamus se sonríe) Ehhh, la mente es toda otra cuestión. ¿Por cuál consideras que es más fácil pasar, por problemas del cuerpo o problemas de la mente?
HENRIETTE: Para mí eso es una lanzadera.
ADAMUS: Sí.
HENRIETTE: Estoy sintiendo los dos, y aprecio el direccionamiento, pero esto es lo que es, es como ¿qué está sucediendo aquí? ¿Es esta una parte del re-cableado? ¿Está entrando esta parte de la Nueva Energía?
ADAMUS: La respuesta es sí. La respuesta es sí.
HENRIETTE: Sabes, se siente físicamente dentro de la mente, dentro del cráneo.
ADAMUS: Yo diría que es más difícil pasar por los problemas del cuerpo. Si su cuerpo está sufriendo, si está en dolor, si de repente se estresan porque creen que tienen cáncer y diabetes y todo eso al mismo tiempo, los detendrá. Los detendrá rápidamente. Con la mente vamos a tratar más tarde, es algo diferente. Hoy, quería dirigirme al cuerpo.

Merabh para el Cuerpo
Así que vamos a hacer un corto merabh. Antes de entrar en el resto de nuestra discusión para hoy, hagamos un corto merabh para su cuerpo físico. Bueno. Y llegaremos a la mente, pero una cosa a la vez. Sí.
Y Cauldre me pide que les pregunte cómo está la temperatura aquí. (La audiencia dice “Frío”) Frío. Vamos a subirla un poco. ¿Qué es esto aquí una morgue o algo parecido? (Algunas risas) Es como, “Estamos hablando del cuerpo, y luego se están congelando”. Bien.
(La música comienza)
Oh, Cauldre me está diciendo que me siente en la silla. Pero no quiero sentarme, pero me sentaré (más risas). Bueno.
Tomemos una buena y profunda respiración. Una buena respiración profunda.

Así que el cuerpo está pasando por tremendos, tremendos niveles de cambio ahora mismo. Realmente no hay nada malo en su cuerpo, nada malo. Sólo está pasando por cambios que habrían tomado 179 años, hablo de años lineales.

Quiero que sientan por un momento lo que están haciendo en este momento al permitir estos cambios, muchos cambios. Lo llamaría como cambios que los “empujan al límite”.

Sientan su cuerpo, incluso con sus dolores o dolencias o bajo de energía o lo que crean que está pasando. Sientan el cuerpo y lo que realmente está pasando. Verán, se están enfocando en lo que está pasando en la superficie – dolor en general – pero sientan lo que realmente está ocurriendo en su biología.

Un nivel de liberación sin precedentes en una sola vida.
(Pausa)…

Liberar viejos patrones.
(Pausa)…

Y un nivel sin precedentes de traer nuevas energías, energías para servirles.
(Pausa)…

Con nuestro ejemplo del café hoy, dejando que esas energías vengan a ustedes. Entregándose a ustedes, entregándose a su biología, y ustedes aceptando, permitiendo el intercambio de energías de lo que ha sido una muy, muy vieja plantilla biológica, una antigua muy antigua plantilla; permitiendo que se vaya y aceptando estas nuevas energías que entran, de la misma manera que nuestro ejemplo del café.

Sí, permitan que ellas vengan a ustedes – no tienen que salir y buscar estas energías – Déjenlas que vengan a ustedes, y luego las aceptan. En su propia biología.
(Pausa)…

“Yo Estoy Aquí. Yo Estoy Aquí en este cuerpo de luz que es mío. Yo Estoy Aquí con la nueva biología que ya no más es sólo física y no es tan vulnerable a todas esas fuerzas externas, ni tan insegura como la vieja biología”, porque ahora es suya. “Yo Estoy Aquí en este Cuerpo de Conciencia”.
(Pausa)…

Hace unos meses, supongo que empecé todo este proceso. Lo que han estado pasando por este último mes, de cierta forma lo empujé. Y luego lo sintieron. Dije que la muerte es una ilusión, y lo es. Hay una transformación, de hecho, una transición, pero la muerte – significa que ya no están aquí más, se van, salen a algún otro lugar, que ya no están más aquí – no. De ningún modo.

Así que lo empecé cuando estaba hablando de que la muerte es una ilusión. Pensaron en eso, lo sintieron y su cuerpo empezó a responder también.

La muerte sólo puede ocurrirle a quien sostiene su viejo cuerpo, su cuerpo ancestral; pero no al que incorpora el suyo, es su cuerpo de luz.
(Pausa)…

La muerte es un patrón del viejo cuerpo físico, y no vamos allí. No vamos a dejar que el cuerpo vaya allí tampoco.
(Pausa)…

El cuerpo está respondiéndoles, a su conciencia, a sus deseos y a sus pasiones. Y todavía tiene su patrón, todavía trata de volver a lo que conoce por tal vez un millar de vidas o más.

Y entonces, cuando ya no funciona, entonces el cuerpo, la biología del Cuerpo de Conciencia, entonces entra en la luz. Se rehace a sí mismo, y eso es exactamente por lo que han estado pasando.

Sé que es incómodo, pero en realidad, lo más hermoso que pueden hacer es tener su propio Cuerpo de Conciencia.
(Pausa)…

No quería hablar tanto de la mente hoy, porque es realmente difícil incluso permitir el “y” del Maestro que son ustedes; es difícil estar en ese hermoso espacio de siempre permitir cuando el cuerpo está agitado, afligido, adolorido o asustado por infierno de cosas que les sucede.

Respiren profundamente en este hermoso espacio, sintiendo en esa biología cambiante suya.
(Pausa)…

Y, en vez de preocuparse por el cuerpo o combatirlo, o incluso intentar dominarlo con sus pensamientos, me gustaría que ahora mismo sólo permitieran… sólo permitan.

Cualquier cosa esté pasando en su cuerpo, lo que esté cambiando, moviéndose, desplazándose, cualquier tipo de efectos que estén teniendo o sintiendo, sólo permítanlos con la comprensión de que vinieron a esta vida para hacer algo, y lo están haciendo. Es así de simple.
(Pausa)…

Permitan que todo lo que está ocurriéndole a la biología suceda. Hay una evolución natural, hay una transformación natural que tiene lugar cuando uno se permite a sí mismo ser el Maestro; su cuerpo cambia.

Todos nosotros que hemos pasado por esto sabemos que hay momentos de gran incomodidad. Pero de repente parece que desaparece, y hay una nueva relación con su ser físico, una relación completamente nueva, mejor resumida por ustedes que de repente dice: “Este soy yo. ¡Este soy yo!”

Tomemos una buena y profunda respiración con eso. Una buena respiración profunda.
(La música termina)

Eso es lo que ha estado sucediendo en las últimas tres o cuatro semanas. Bueno, para algunos de ustedes un poco más que eso, pero en el cuerpo. El cuerpo. Está cambiando. Sí.

Así que, bueno. ¿No se siente bien? ¡Oh! Qué alivio. ¡Oh! ¡Oh! Sí. Bueno.
Pregunta de Hoy


Ahora, vamos a saltar directo a lo siguiente, queremos mantener las cosas en movimiento hoy. Lo siguiente, pregunta para ustedes. Linda con el micrófono.

LINDA: Es un placer.
ADAMUS: Sí.
LINDA: En servicio.
ADAMUS: Gracias. Me encanta el café. La pregunta es y Linda con el micrófono móvil, todo el mundo, oh, entra en pánico, “Me pregunto si me van a interrogar”.
La pregunta es: ¿qué es lo que más los sorprende de ustedes en esta vida? No es lo que los sorprende del mundo exterior, no tengo tiempo para esa discusión. ¿Qué es lo que más los sorprende en esta vida? Qué es aquello que se dicen: “Caray, eso es una sorpresa. Yo no…” Bueno, los dejaré que finalicen. ¿Qué es lo que más los sorprende de ustedes en esta vida? Vamos a empezar.
¿Cómo te sientes, por cierto?
JANE: Bien.
ADAMUS: Sí, bien. ¿Sientes como un flujo en el cuerpo?
JANE: Sí.
ADAMUS: Bien.
JANE: Sí. Me siento bastante bien.
ADAMUS: Sí. Tienes – si no te importa que sea un poco personal – has pasado por muchos cambios. Habían muchas viejas cerraduras y anzuelos en las cosas – viejas cosas en la familia, cosas viejas.
JANE: Sí.
ADAMUS: Has pasado por mucho para dejar que se vayan. A veces con miedo.
JANE: Sí.
ADAMUS: Realmente miedo.
JANE: Estaba reflexionando que ha sido cerca de seis años.
ADAMUS: Si. Realmente aterrador.
JANE: Muy aterrador.
ADAMUS: Pero esos días están, como Cauldre diría, estarán en el espejo retrovisor. Sí.
JANE: Cruzo los dedos.
ADAMUS: Sí. (Ella se sonríe)
JANE: Pero eso que dices realmente confirma lo que me vino primero. Son capas. Lo que más me sorprende es que hay capas de miedo, capas de conciencia, capas de alegría, capas de ira. Hay muchas capas y capas y capas, y siempre me sorprende que nunca terminan.
ADAMUS: Sí. Si fueras a poner un número en el número de capas por las que has pasado, ¿cuántas crees?
JANE: Ni siquiera…
ADAMUS: Da un número.
JANE: Siento que he tenido tantas vidas en esta vida y hay capas dentro de cada vida. Así que, no sé, 2.000.
ADAMUS: ¿Cuatro? ¡Oh, Dios!
JANE: No.
ADAMUS: Dos mil. (Adamus sonríe)
JANE: No, estoy diciendo capas y capas.
ADAMUS: Diría que probablemente más, como unas 17,000, pero eso está bien. Un montón de capas.
JANE: Muchas capas.
ADAMUS: Sí. Sí. Y es por eso que normalmente se necesitarían 179 años para trabajar en todo esto, porque desprenden una, luego otra. En realidad, después de un tiempo es desmoralizador. Se dirán, “¿Esto nunca terminará?”
JANE: Sí.
ADAMUS: “¿Habrán más capas? ¿Que viene después? ¿Qué cebolla más tengo que pelar?” Así que entramos en una extraña dinámica. La alternativa es simplemente – ¡bang!– hacerlo todo a la vez o hacerlo en un par de grandes pasos. El problema es, que es abrumador.
JANE: Sí.
ADAMUS: Es realmente abrumador. Y cuando los Shaumbra lo han intentado – tratan de salir y hacerlo como super-rápido, como si estuvieran en una carrera – entonces se encuentran a mi lado del velo, fuera del cuerpo físico como, ya sabes, ese tipo de cambio. Y eso está bien, pero luego se sienten muy obligados a regresar enseguida a empezar donde lo dejaron.
JANE: Mm hmm.
ADAMUS: No esperan en los otros reinos durante un par de cientos de años como solían hacer. Se sienten muy obligados a volver enseguida, y ya saben cuando alguien regresa de inmediato, saben lo que sucede. Regresan a esa misma familia.
JANE: Sí.
ADAMUS: La misma familia. Es como si lo supieran, porque la familia dice: “Está bien, entra. Alguien va a quedar embarazada esta noche, y ¡estaría bien que fueras tú!” (Risas) Y luego entran en seguida y están de nuevo en un patrón muy viejo. Y en realidad es como dar unos veinte pasos hacia atrás. Entonces, sí, esa es la dificultad. Podríamos hacerlo mucho más rápido, lo que algunos de ustedes les gustaría, pero hay el Equilibrio Mental y Físico, y eso es de lo que se trata realmente en la actualidad; ese equilibrio mental y físico de hacer todo esto. Sí.
Así que te sorprende la cantidad de capas.
JANE: Sí.
ADAMUS: Muy bien. ¿Cómo lo estás haciendo con esas capas?
JANE: Mejor en estos días, seguro.
ADAMUS: Que bien.
JANE: Hiciste un comentario en el merabh acerca de cuando el cuerpo se está desmoronando, es difícil estar en tu maestría. Se distrae uno mucho.
ADAMUS: Sí.
JANE: Así que siento que tengo que salir al otro lado con el cuerpo. Por lo que ahora soy capaz de superar las cosas de manera más fácil y con más gracia de lo que ha sido en el pasado. No hay tanto miedo.
ADAMUS: ¿Cómo le fue al cuerpo, con los problemas de ilusión del cuerpo, cómo eso te sirvió?
JANE: ¡Uhh! (Suspira) Quiero decir, capas de confianza. Simplemente dejar ir el miedo y realmente sólo confiar en mí misma que realmente siempre hay una solución.
ADAMUS: Bien. Estoy enfocándome aquí contigo. Y si no te importa que diga, te dio una buena razón para no ser la primera o la primera de las primeras. Te dio una buena razón para no estar ahí afuera. Una parte tuya quiere estar ahí afuera: “Realmente quiero ser esa innovadora, esa pionera por delante de los otros Shaumbra” – y eres buena en eso, pero has tenido algunos problemas con ello en el pasado. Y hubo ese, “Nunca voy a hacer eso de nuevo, ser la primera”, ya sabes. Supongo que es la mejor manera de decirlo, te sentías como si fueras esa vaca que se alejó del acantilado. (Ella sonríe) Ser la primera y todo el mundo te sigue y muy pronto hay un montón de vacas en el fondo (algunas risas). Y es como, “¡Ohhh! Fue mi culpa. Nunca debería haber…”
JANE: Sí
ADAMUS: Y por eso te has frenado intencionalmente.
JANE: Sí.
ADAMUS: Y has utilizado las cosas biológicos para frenarte, y tienes tanta brillantez. Y vamos a ir al precipicio, pero en lugar de caer como un montón de vacas – y alguien en línea ya se queja, “Ahí va de nuevo con lo de las vacas”. Ya sabes, escucha, esto no es PETA (Derechos de los Animales). Se trata del Crimson Circle y podemos hablar acerca de las vacas. Y no están muertas, es una cosa imaginaria. ¡Crean eso!
Entonces, pero en lugar de caer por el precipicio, nos elevamos. Así que no tengas miedo como de estar por delante del resto de nuevo. Bien.
JANE: Sí. Gracias.
ADAMUS: Siguiente. ¿Qué es lo que más les sorprende acerca de sí mismos en esta vida? Lo que más le sorprendería?
JIM: Cuando hiciste la pregunta por primera vez, lo que apareció ante mí era lo mucho que me subestimaba.
ADAMUS: ¡Ah! Interesante. ¿Qué tanto te subestimas? ¿Sobre qué te has subestimado específicamente a ti mismo?
JIM: Bueno, era como si pasara mucho tiempo trabajando en liberar, componer, dando un paso hacia la soberanía, y me olvidé de permitirme aceptar el otro lado.
ADAMUS: Sí. ¿Por qué?
JIM: (Pausa)… No he dicho que (ellos se ríen y Jim suspira). Esto no responde realmente a lo que has preguntado, pero tengo temor de ya no ser especial más.
ADAMUS: Interesante.
JIM: Tengo miedo de perderme en el mar de la humanidad, ellos realmente están entrando en ello ahora.
ADAMUS: Sí. Bueno, te puedo decir, vas a ser especial, pero no de la vieja forma que has estado pensado. Es una forma muy diferente de especial. No quiero decir demasiado en este momento, pero sintoniza ProGnost en Enero y vas realmente va a entenderlo. Vas a entender personalmente tu siguiente paso. Sí.
JIM: Gracias.
ADAMUS: Bueno. Bien, bien.
Uno de los temas es, para ustedes, para mucha gente, “¿Es todo esto real? Es decir, es todo esto real? ¿Es sólo…” y eso es una buena pregunta. Es el ser humano diciendo, “¿Es esto real? ¿Qué es…” Ya sabes, la única respuesta que puedo dar a eso es la respuesta que Tobías dio hace muchos años – “Si te permites que lo sea” ¿Es una locura.? Absolutamente. Absolutamente, comparado en volver allí. Por supuesto, comparado a un humano convencional, esto es algo absolutamente loco.
JIM: Estoy en ello.
ADAMUS: Exactamente, porque si te dijera que no puedes progresar en el viaje, que no hay maestría, que tienes que esperar un par de vidas más, que tienes que permanecer en esa vieja condición humana – eso sería como el infierno.
JIM: Devastador.
ADAMUS: Devastador. Devastador.
Y ni siquiera es debido a la esperanza que ustedes han puesto en todo esto; es el conocimiento de que está ahí. Ya no es sólo una zanahoria al frente del caballo; lo han probado ahora. Lo han sentido y saben que es real. Ahora, la frustración es que lo han sentido lo suficiente o la han probado, esta maestría, suficientes destellos que lo quieren todo ahora. Se dicen, “Bien, tuve ese pequeño destello. Dámelo todo ahora”. Y esa es la línea entretenida, el equilibrio divertido en el que estamos y lo vamos a estar hablando hoy. Y es como, “Ahora lo he tenido. No quiero volver a esa vieja manera. Lo quiero todo ahora, pero ¿por qué toma tanto maldito tiempo?” Así que, bueno. Gracias.
JIM: Bueno, creo que la razón por la que me toma tanto tiempo es que he tenido algunas experiencias muy intensas, y estoy muy claro que si lo hago más rápido de lo que lo estoy haciendo, me freiría.
ADAMUS: Tienes razón. Tienes toda la razón, y eso realmente aplica a todos aquí, todos los que escuchan. Si lo hicieran demasiado rápido, entonces se freirían. Estamos caminando en un delgado equilibrio entre el recalentamiento, la incineración del cuerpo y la mente, y este permitir, la maestría encarnada. Es una línea muy fina, y algunos Shaumbra han cruzado esa línea o ellos han llegado a un punto en el que simplemente ya no pueden aguantar más. Y voy a decir algo que puede sonar un poco rudo, pero aquellos que han partido, que llegan a los otros reinos con nosotros, han sido tercos, testarudos, casi un poco, podrían decir, egoístas al respecto y se olvidaron de permitir. Han estado trabajando en ello y luego se quemaron a sí mismos. Sí. Bien.
JIM: Yo sé de uno.
ADAMUS: Sí, sí. Y sé que algunos de ustedes están diciendo, “Oh, pero eran tan hermosos y los amábamos y luego cruzaron”, pero se quemaron a sí mismos. Se fueron demasiado rápido.
Además de venir a hablar con ustedes cada mes y, a veces todos los días, además de eso, hay toda una agrupación de seres que están en asistencia. Cientos, miles de seres que están trabajando con ustedes entre bastidores. Creo que tengo el centro de atención, el crédito, pero hay muchos, muchos seres que están trabajando con ustedes. No pueden hacerlo por ustedes, pero están ahí en muchos, podría decir, de los roles de apoyo energéticos, y se reunirán con ellos en el momento adecuado. Pero lo que ustedes están haciendo es monumental – monumental – y definitivamente no es para los débiles de corazón.
Continúa por favor. ¿Cuál es la cosa más grande de la que te sorprendes sobre ti mismo en esta vida?
GEORG: Lo más grande para mí fue que rompí con mis ancestros.
ADAMUS: ¿Rompiste con…?
GEORG: Rompí con mis ancestros, con mis padres, con mis abuelos, así como en un momento especial con mis hijos.
ADAMUS: Mm hmm.
GEORG: Esto fue muy importante para mí, para mi abundancia, lo diré de esta manera. No sólo por el dinero (se ríe), sino también por la sensación.
ADAMUS: Así que rompiste con las relaciones.
GEORG: Rompí con las relaciones. Voy a estar allí para ellos cuando lo deseen.
ADAMUS: Así es.
GEORG: Pero antes, yo nunca viene a ellos y ello no vinieron a mí.
ADAMUS: Así es.
GEORG: ¿Ah?
ADAMUS: Ah, ah. ¡Ahh!
GEORG: Sí, y hubo un flujo, un gran flujo de energía de mí a ellos.
ADAMUS: Así es. Pero ellos no vienen a ti.
GEORG: Pero ninguna marcha hacia atrás.
ADAMUS: Así es. Ellos no vinieron a ti.
GEORG: Había un desequilibrio de la energía.
ADAMUS: Así que no vinieron y te ofrecieron un poco de café, ¿verdad?
GEORG: Algo así. (Adamus le ofrece de su café)
ADAMUS: Sí, toma un sorbo, ya sabes.
GEORG: Oh, sí.
ADAMUS: Hay una buena comunidad aquí.
GEORG: Es una comunidad (risas).
ADAMUS: No, adelante y toma un sorbo. Sí. Sí (Georg toma un sorbo del café de Adamus). Sí. ¿Alguien más? ¿te gustaría tu propio café? ¡Sandra! Otro café.
GEORG: ¡Bien! (Risas y más risas de la audiencia)
SART: ¡Sandra!
ADAMUS: ¿Por qué no? Caray, ellos tienen una máquina aquí.
GEORG: Lo sé.
ADAMUS: También podrías tener uno.
GEORG: Sí.
ADAMUS: Bueno. ¿Por qué te sorprende, la ruptura de las relaciones?
GEORG: Debido a que necesité una gran cantidad de energía para hacer esto. Ah, y tuve la suerte de que cambié algo en mi vida, la verdad. Uno de los cambios, por supuesto, mi esposa, Lidia (se ríe). Nos encontramos muy tarde en nuestra vida. Tuvimos una vida antes.
ADAMUS: Mm hmm. Sí. Esta es su segunda, tal vez su tercera vida.
GEORG: Y ahora pasamos años con nuestras vidas (se ríe).
ADAMUS: Sí. Sí.
GEORG: Sí, esta es la tercera vida.
ADAMUS: Tercera esposa, tercera vida. Sí.
GEORG: Sí, sí. Eso está bien, ¿eh? (Ambos se ríen)
ADAMUS: Así que muchas relaciones han cambiado. ¿Estás solo?
GEORG: No, en absoluto.
ADAMUS: Muy bien.
GEORG: No, en absoluto.
ADAMUS: Bien.
GEORG: Estoy conmigo. Me siento mejor y mejor y mejor.
ADAMUS: Bueno. ¿Cómo estás de salud?
GEORG: Mi salud está bastante buena.
ADAMUS: Bastante buena.
GEORG: Potente (se ríe).
ADAMUS: Sí, sí. Bien.
GEORG: Potente.
ADAMUS: Gracias.
GEORG: Sí.
ADAMUS: Un par más. Un par más. Lo más grande que te sorprendió…
LINDA: ¡Miss Brasil!
ADAMUS: La más grande sorpresa sobre ti misma en esta vida. Sí. ¿Extrañas Brasil? ¿Es eso lo que he oído?
LIGIA (mujer): No, vine de Brasil y me decía, “¡Espero que Adamus no me llame!” (Algunas risas)
ADAMUS: Lo sé. Ya sabes, yo no, y nadie puede culparme. Ella lo hace (señalando a Linda). Sí. Sí. ¿Qué es lo más grande que te sorprende acerca de ti en esta vida?
LIGIA: Es una sensación de que lo sabía. Conozco el camino, pero de cierta manera no voy por ese camino. Lo sigo viendo.
ADAMUS: Sí, sí.
LIGIA: Lo sé, pero voy en el sentido contrario.
ADAMUS: ¿Por qué haces eso? Tengo que… (risas) ¿Por qué harías eso?
LIGIA: Lo que me sorprende es que preguntes eso y sé que no lo hago.
ADAMUS: Así es.
LIGIA: Eso es lo que me sorprendió.
ADAMUS: Así que sabías que iba a preguntar… sabías que te iban a dar el micrófono, pero no querías ser llamada, pero aquí estás al frente. ¿Qué dinámica hay que no querías, no querías sentir? Y se refiere a todo lo que está pasando – saber interior, pero vas por otro lado. Seguridad. Es más seguro ir en la otra dirección, en lugar de estar con el saber interior. El saber interior es como un territorio desconocido. Y es casi más seguro decir, “Bueno, me voy a quedar con lo que me gusta hacer. Me quedo con los viejos patrones y simplemente voy a soñar con el nuevo camino. Voy a soñar sobre ser un Maestro, pero, mierda, no voy a ir allí, porque ¿qué va a pasar?”
LIGIA: (Haciendo una pequeña pausa) ¿Cómo sabes?
ADAMUS: Sí. Gracias. Siguiente. Gracias.
LINDA: Siguiente.
ADAMUS: Gracias, aprecio tu respuesta.
LINDA: Bien.
ADAMUS: Última. ¿Qué es lo que más te sorprende sobre ti misma en esta vida?
APRIL: Supongo que en este punto, debería haber pensado que debería haber sido un poco más paciente con las cosas. Y me estoy volviendo cada vez menos y menos paciente todos los días.
ADAMUS: Seguro. Bueno, entonces estás en el momento (ella se ríe). No, realmente. Diste en el clavo. Una vez más, hablamos de todo esto en el Club de Maestros Ascendidos y hablamos de lo que hemos pasado. Y hay este – no sé de dónde viene – “vas a ser paciente y a estar a gusto con todo”. ¡No! He dicho antes que el Maestro es un hijo de puta intolerante (risas).
APRIL: Bueno, entonces soy un verdadera hija de puta entonces, ¡porque soy muy intolerante!
ADAMUS: Sólo estoy diciendo como eres (se ríen). Y es una lucha, porque están tratando, “Se supone que debo ser tan santo y amar a los delfines y a los unicornios y estar alrededor de todo el mundo”. Y, sabes, la Madre Teresa no fue una Maestra Ascendida. (Alguien dice “¡Ohh!”) Voy a decirlo de nuevo, la Madre Teresa no fue una Maestra Ascendida, y ella tiene un camino por recorrer. La amo; no es particularmente una dama divertida, pero… (risas). Tiene un terrible sentido del humor, pero, ya saben, ella tiene un camino por recorrer. Ella era como el afiche del niño martirizado en esta edad. Y ella hizo algo de buen trabajo, pero mucho de ello era como – ¡chu! ¡chu! ¡chu! (como si se azotara). ¿Eso realmente hace bien a alguien?
Ya saben, lo que quiero ver es conduzcan su nuevo… ¿qué tipo de coche deseas?
APRIL: Quiero uno nuevo de la marca Subaru.
ADAMUS: ¿Queéé? (Risas)
APRIL: ¡No me gustan los otros!
ADAMUS: ¿Eres de Boulder?
APRIL: ¡No! (muchas risas y algunos aplausos) es que no me gustan los otros coches. Me gusta mi Subaru.
ADAMUS: No, quiero algo impresionante. Quiero un… alguien dijo Tesla. Vamos por un Tesla.
APRIL: Bien. Bueno.
ADAMUS: Pero el que es super-lujoso, y con un motor que no suene como un coche eléctrico. Tiene un vroom, vroom, vroom en él, a pesar de que es eléctrico.
APRIL: Y potente, ¿verdad?
ADAMUS: Sí, sí. Pero simplemente suena impresionante. Y quiero verte deteniéndote en él en una comunidad de leprosos o un orfanato de niños en el coche más grande y caminar – no así (la forma en que se viste Cauldre) – pero quiero que caminen con ropa elegante y quiero que estén con esa luz a su alrededor, en lugar del – (flagelo) – sufrimiento. Eso hace una gran diferencia en las personas.
Ya saben, esta gente, los niños, en un orfanato y que, están ahí por una razón. Es decir, es la razón de su alma. No fue la sociedad que los puso allí ni nada de eso. De alguna manera les está sirviendo estar allí. ¡De lo contrario, no estarían allí! Esto no es ciencia para cohetes. No es difícil imaginar esto. Ellos están ahí – su alma, su humano, lo que sea – está ahí por una razón. Así que no les hace mucho bien que vean a alguien más como ellos – teniendo problemas, con falta de abundancia, problemas en la vida, que están sobre sus manos y rodillas para algún Dios que ni siquiera conocen. Ellos quieren ver – o yo creo que deberían ver – a un verdadero Maestro. “Yo Estoy Aquí. Estoy presente, estoy con abundancia, ¿y adivina qué? Puedes hacerlo también, pero vas a tener que dejar de lado algo de esa mierda. Vamos a tener que dejar de lado realmente algunas cosas básicas. Tu cuerpo ancestral” – ahora, aquí es en donde le hablan a los pequeños niños, ya saben – “Tu cuerpo ancestral, tu linaje ancestral. Sabes que – sí, no tienes ningún padre. Eso probablemente es bueno, que no te acuerdes de ellos, porque no estás tan atrapado en ello”. Gracias (Sandra le trae el café a Georg).
SANDRA: Presto atención. (Algunas risas)
ADAMUS: Sí. Y esta cosa de la falta de abundancia, todas las otras cosas. Ellos necesitan ver a un Maestro, no alguien que está quebrado y sufriendo y jugando en toda esta basura del sufrimiento humano. Es un juego. Oh, me gustaría que pudiéramos hacer un ProGnost en este momento, porque voy azotar la puerta de la casa (risas).
APRIL: Bueno, siento como que me estoy reprimiendo a mí misma, porque no puedo dejarlo ir.
ADAMUS: Sí. Sí, sí. Pero puedes dejarlo ir. Vamos a dejarlo ir hoy.
APRIL: Bien, bien. Estoy lista.
ADAMUS: ¿Puedes dejarlo ir hoy?
APRIL: Estoy preparada para ello.
ADAMUS: Muy bien. ¿De Verdad?
APRIL: Lo estoy.
ADAMUS: Ahora, ella llegó a un 90% por la forma en que lo hizo. “Esssstoy…”
APRIL: ¡Oh¡ (Se ríe)
ADAMUS: Hmm. Vamos a hacer eso de nuevo, “Estoy lista”.
APRIL: ¡Lo estoy!
ADAMUS: Bien. Bien. Lo estás. Todos lo estamos, y vamos a hacerlo para que no se fríen o se quemen a sí mismos. Pero tenemos que dar un salto aquí. Tenemos que dar un salto sin quemarnos, y ese es el tema principal del día de hoy. Así que, gracias.
APRIL: Gracias.
ADAMUS: Sí. Y eso es todo por ahora. Gracias por sus respuestas.

Respuesta Adamus


Lo que más me sorprende sobre todos ustedes es su dedicación, su compromiso, el que todavía estén aquí. Eso me sorprende. Aquí, en el salón, viendo en línea. Aquí, en el cuerpo. Es duro. Es realmente difícil. Y miles han salido – probablemente miles y miles y miles han dejado de Crimson Circle – por un montón de razones. No hay correcto o incorrecto en esto, pero ustedes permanecieron por sí mismos. Se quedaron. Su nivel de tenacidad, compromiso, terquedad es increíble. Eso me sorprendió, porque cuando entré después que el querido Tobías partió me preguntaba, “¿Hasta dónde podemos llegar con esto? ¿Cuántos se irán?” Y llegó, en realidad, la verdadera sorpresa, como señalaste, es el saber interior. Está ahí. Ese conocimiento interior es tan fuerte. Ahora, se crea un miedo; ustedes saben que ese conocimiento interior está allí, pero se dicen, “Vamos a regresar a lo cómodo, a la manera segura de hacer las cosas”.

Esa certeza que tienen, la han visto surgir hace poco – recientemente, los últimos dos o tres meses – y algunos de ustedes lo llaman, oh, como que se están volviendo psíquicos de repente. Simplemente saben algo antes de que suceda. Saben que el teléfono va a sonar. Saben que van a toparse con alguien en la tienda. Simplemente tienen una certeza y hay una especie de claridad que están empezando a desarrollar. Pero al mismo tiempo son temerosos de ella – ¿debería seguir eso? – porque están siguiendo un camino desconocido. Y es por eso que no quería entrar en lo mental el día de hoy. Vamos a hablar de eso más adelante, pero esa certeza está empezando a surgir, y voy a pedirles que sólo sean conscientes de ella. No tienen que seguirla en este momento, pero sólo sean conscientes, porque cuando lo están, es como una luz que viene aún con más intensidad.
Así que, lo que más me sorprende de todos ustedes es que no se hayan atorado con ella. ¡Ah! No se han atorado. ¡Es duro! Es muy, muy difícil. Es más fácil rezagarse un par de vidas o más. Es más fácil no ser el primero en pasar por ello, y hay una tendencia, a veces, a querer salir y esconderse, pero se han enganchado con ella. Así que bendiciones. (Alguien grita “¡Sí!”) ¡Sí! (Aplausos de la audiencia)
Así que lo siguiente. A continuación en la programación de hoy. Tengamos una taza de café. ¿Alguien, quiere café? (Risas) Se los estoy pasando hoy.
SART: (Gritando) ¡Sandra! (Más risas)
ADAMUS: Ella debería estar aquí escuchando los Shauds. En vez de, ¿qué es lo que está haciendo? Haciendo café.
PATRONES
Entonces, la próxima cosa que quiero abordar, entrando al núcleo de hoy, es que ustedes han tenido una gran cantidad de vidas, e incluso si ustedes son uno de aquellos que no han estado aquí por muchas vidas, que solo han tenido unas pocas, todavía están en patrones en su vida. Para aquellos de ustedes que han estado aquí más de mil vidas, han desarrollado patrones muy claros; claros patrones en el cuerpo, en la mente, en todo.
Repiten esos patrones, tienden a repetirlos; en realidad, lo curioso es que, en sus primeras vidas realmente trabajaron en la creación de esos patrones. Querían volver ahora al patrón del cuerpo físico y al patrón de la mente. No querían estar rebotando contra las paredes, así que muy pronto estaban en esos patrones. Ahora llegan al punto en que los patrones ya no funcionan más.
Los patrones son cosas como el envejecimiento. Envejecer. El envejecimiento y la muerte en realidad. El envejecimiento es un patrón que simplemente llegan a aceptarlo – “voy a envejecer” – porque lo han hecho mil veces. Están bastante familiarizados con el envejecimiento. Están bastante familiarizados con [pasar] del nacimiento y después la maduración física, sexual, mental y luego llegar al pico y luego, lentamente, poco a poco, lentamente, poco a poco envejecer.
Es casi como una hipnosis, pero es más que sólo eso, están en patrones, y hay una gran parte de ustedes que acaba de decir: “Bueno, esa es la manera en que es. Ya sabes, llegamos a viejos y luego la muerte”. No. No. Vamos a romper esos patrones o dejarlos ir o como quieran llamarlos.
No tiene que ser real. No tiene porqué ser de la manera en que es. Pero han tenido tantas vidas trabajando en ello, de hacerlo, de experimentarlo, simplemente van con el flujo. Y luego cuando algo viene a tratar de cambiar eso, cuando la certeza entra – todo lo que estoy diciendo hasta el momento, ya lo saben – cuando la certeza entra, es como, “¡Uf! Es demasiado para mí de manejar. ¿Qué quieres decir, que no envejezco? ¿Qué quieres decir, que ya no tengo que seguir los viejos patrones del cuerpo más?” Y se dicen a sí mismos: “Bueno, vamos a esperar a ver qué sucede mañana y luego la próxima semana”. Así que entran en estos patrones.
Otro patrón pesado es el patrón de la insatisfacción. Así que pasan por la vida y consiguen hacer ciertas cosas y otras cosas que no hacen y ustedes – ustedes y los humanos en general – tienen un patrón de insatisfacción – “Realmente no hice lo que quería en esa vida”. Y cuando llegan al otro lado, nos reunimos, hay por lo general esa fuerte inmediatez como de, “Bueno, debería haberlo hecho. Ojalá pudiera haberlo hecho. Tuve tan altas aspiraciones para esa vida”, y hay un patrón de insatisfacción. Casi llega a ser, después de un rato, bueno, que simplemente aceptan que no van a
tener una vida plena. Entran en ese patrón – “Bueno, quería dedicarme al arte” o “Tenía muchas ganas de abrirme camino en algunos niveles metafísicos espirituales” o “Realmente deseaba viajar por el mundo”. Y oigo esto todo el tiempo de Shaumbra, y luego se sintonizan con algunos de los otros en un gran nivel de insatisfacción. Ha llegado a ser un patrón, un patrón aceptado. Está bien estar insatisfecho.
Vamos a romper eso, porque no está bien. Vinieron aquí por algo. Fueron lo suficientemente tenaces, bastante obstinados, bastante comprometidos para llegar hasta aquí. No vamos a finalizar un montón de cosas no cumplidas cuando llegan al otro lado – “Sabes, estaba tan cerca de la verdadera realización encarnada. Pero, ya sabes, estaba aterrado de pasar por esos últimos pasos y no lo hice”. Eso ya no va a funcionar. Estos patrones no les pertenecen, pero van a aferrarse a ellos un poco. Van a aferrarse a ellos por razones que hablaremos en un momento.
Los patrones de la familia, por supuesto. La mayoría de ustedes han ido bastante más allá. ¿Qué otros patrones hay?
Les voy a decir una vez más, mientras consideran eso. Hay el patrón del descanso y la preparación que sobreviene. Cuando están tan malditamente cansados en el cuerpo y la mente que el patrón es “Voy a morir para descansar un poco. Voy a morir para parar y descansar en los otros reinos. Crearé un pequeño lugar cubierto de pasto con vacas y flores y pájaros, y simplemente voy a dormir allí por unos 100 años. Y sólo voy a dormir. Voy a descansar y voy a prepararme para la próxima vida, porque, ya sabes” – y este es un patrón que hacen, dicen – “Sabes, podría haberlo hecho, pero me quedé sin gasolina. Simplemente no tenía la energía. Así que voy a ir a dormir durante 100 años en el otro lado y luego regresaré todo rejuvenecido”. Van a regresar con toda la mierda. Van a regresar para comenzar todo de nuevo, olvidando todo lo que se dijeron a sí mismos, pasar por todos los procesos, que se remonta a sus familias ancestrales, que se remonta a un cuerpo físico débil en lugar de un cuerpo de luz. Así que eso es un patrón.
El patrón de “no puedo hacerlo. No puedo hacerlo. Esto es tan abrumador. No puedo hacerlo”. Y llenen el espacio en blanco de lo que sea. “No puedo hacer que funcione. He intentado. He intentado la iluminación, y Adamus, sólo estoy haciéndolo mal. No puedo hacerlo. Algo está mal. Tal vez sólo tengo como que, ya sabes, dejar el planeta y venir a hablar contigo y comprobarlo por mí mismo. Voy a tener una mayor claridad cuando vaya al otro lado”.
No. No es como que llegan al otro lado y –¡boof!– tienen una realización repentina. Llegan al otro lado y tienen ese momento de “¡Oh! mierda” “¡Ah! Caramba, debería haberlo hecho” y luego saltan de regreso y tratan de hacerlo de nuevo.
Así que ¿cuáles son algunos de los otros patrones que tenemos aquí? Sí. Linda llevará el micrófono para ustedes.
LINDA: ¡Sí, sí! Estoy corriendo.
ADAMUS: A los miles de millones de entidades que miran en línea.
JIM: ¿Podemos ver eso de nuevo, Linda? No (él se ríe). Uno de mis favoritos es que no hay nadie alrededor que puede hacer una relación al nivel que soy capaz de hacer ahora.
ADAMUS: Muy bien. Sí. Sí. En realidad, eso es interesante. Yo no diría que es un viejo patrón. El viejo patrón sería: “Tengo que tener una relación que sea adecuada”. En realidad, a dónde van es una cosa totalmente nueva, el “hay una relación que realmente vaya a resonar conmigo en ese momento”. Sí.
El viejo patrón de seguir los patrones. Ustedes nacen en un cuerpo físico en un pequeño bebé. No tienen que hacerlo. Tobías nos mostró eso. Arrancó cuando tenía diez años. Superan toda la caca de sí mismos y todo el resto de eso, el llanto y el enfermarse. Entran cuando el cuerpo está a punto de tener esa infusión de testosterona y todo eso. Entran después.
Así que el siguiente patrón en que las personas están ahora, no solía ser así, “tengo que tener una educación. Tengo que tener una pareja. Luego tengo que tener hijos con mi pareja. Luego – un nuevo patrón – tengo que divorciarme, y luego tengo que divorciarme de nuevo (risas) y luego otra vez, y luego otra vez, y después envejecer y después no tengo nada de dinero y tuve una carrera que no fue
satisfactoria. ¿Por qué fui a la escuela por una estúpida carrera que fue tan insatisfactoria? Voy a morir”. (Más risas)
Estos son patrones, y nadie los cuestiona. Nadie dice, “paro por un minuto. ¿Es esto lo que realmente quiero?” ¿Le recomendarían esto a sus hijos? (Alguien dice “¡No!”) ¿O nietos? ¿Le recomendarías todo esto a Tobin?
KERRI: No, no lo creo.
ADAMUS: micrófono, por favor.
LINDA: ¿Quién está gritando? No, no es Kerri. Ella no estaría gritando (risas de Adamus).
ADAMUS: Así que Kerri, has caído en patrones, pero…
KERRI: Lamentablemente, es cierto (risas).
ADAMUS: No, eso está bien.
KERRI: Está bien. Estoy bien con eso.
ADAMUS: No importa, siempre y cuando estés preparada para salir de ellos.
KERRI: Lo reconozco.
ADAMUS: Bueno, bien.
KERRI: El auto-sabotaje.
ADAMUS: Tienes un brillo en tus ojos hoy.
KERRI: ¡Lo tengo!
ADAMUS: Sí, lo tienes.
KERRI: Sólo para ti.
ADAMUS: Véanlo (algunas risas). Entonces, ahora ¿qué le recomendarías a Tobin?
KERRI: Le he recomendado a Tobin que, “¡Estás aquí para vivir! (Lanzando su puño al aire) Y esa es la única cosa que tienes que hacer”. ¿Y sabes lo que me dijo hace dos noches?
ADAMUS: ¿Tú – qué fue – estabas golpeándolo cuando dijiste eso?
KERRI: No, No. Estábamos tendidos en la cama.
ADAMUS: Pensaba que debía comprobarlo (Adamus se ríe).
KERRI: Le acariciaba por encima de su cabeza, pero…
ADAMUS: Sí. ¡Boom! ¡Boom!
KERRI: No, de verdad, mi hijo me dijo, “me di cuenta del significado de la vida y es que vamos a morir. ¿Y cuál es el punto de levantarse de la cama?” Y le dije: “¡Para vivir, hijo! Para ir acampar y oler las flores y estar en la fauna” ¿correcto?
ADAMUS: Sí, ¿cómo te fue?
KERRI: Y dije: “Te quedan como 90 años. Ni siquiera debes preocuparte por ello”.
ADAMUS: Sí, sí. Sí. ¿Cómo le va a él con todo esto?
KERRI: Estuvimos un poco intensos, sus padres. (Algunas risas)
ADAMUS: Sí, sí. Sí.
KERRI: Pero a él le gusta, y él me eligió, y estamos aquí juntos.
ADAMUS: Sí.
KERRI: Ahora es demasiado tarde. (Más risas)
ADAMUS: Así que probablemente no lo recomendarías a él los viejos patrones.
KERRI: No, no quiero que vaya a la universidad y asuma cincuenta mil dólares para un grado de artes liberales. No.
ADAMUS: Bien, bien.
KERRI: No, no quiero eso.
ADAMUS: Probablemente le digas, en la esencia de todo, “Sólo tienes que seguir a tu corazón”.
KERRI: Lo hago.
ADAMUS: Muy bien.
KERRI: Y le digo, “No dejes que nadie pase por encima de tu cabeza, chico”.
ADAMUS: Así es.
KERRI: Cuando algún pendejo se acerque a ti y empiece a ser malo…
ADAMUS: ¿Utilizas esas expresiones con tu hijo?
KERRI: Bueno, le digo, ya sabes, “Cuando ese pequeño bastardo se acerque a ti (risas) y trate de arruinar tu diversión, le dices, ‘¡Hey, pendejo! Estábamos pasando un buen momento hasta que usted se presentó””. Literalmente. Ya sabes, le estoy enseñando sobre el virus de la Energía Sexual y ese tipo de cosas.
ADAMUS: Bueno. Pero no desearías los viejos patrones en él.
KERRI: No, quiero que sea libre. Está tan lleno de luz y de alegría todo el tiempo. Y es por eso que quiero para él, y le digo todo el tiempo, “Estamos aquí para vivir y todo lo demás no importa”.
ADAMUS: Sabes lo que tengo que preguntar.
KERRI: (Susurra) Pregunta.
ADAMUS: ¿Eres un buen Estándar para él?
KERRI: Para nada. No (algunas risas). Debido a que me machaco en mi trabajo, en mi cubículo.
ADAMUS: No hay nada de malo con tu trabajo.
KERRI: Voy a hacer un esfuerzo extra y solucionarlo, no obstante, basada en tu consejo.
ADAMUS: Sí, está sirviéndote. Está sirviéndote.
KERRI: Se me sirve, ya sabes. Puedo criar al niño. Pongo un techo sobre nuestra cabeza y finalmente me he honrado por lo que he hecho, cuando casi he dejado el planeta varias veces, como sabes.
ADAMUS: E iba a decírtelo en persona, como darte la respuesta, pero dejaré que Cauldre lo haga después.
KERRI: ¡Oh, genial!
ADAMUS: Es un poco personal.
KERRI: Apuesto a que sí – oh.
ADAMUS: Sí, pero …
KERRI: No tiene importancia. Adelante.
ADAMUS: Bueno, estás utilizando a tu hijo como tu excusa.
KERRI: ¡Oh, sí! Lo sabía.
ADAMUS: Sí, sí. Sí.
KERRI: ¡Sabía eso!
ADAMUS: Pero en realidad lo que estás haciendo es arrojar todo tipo de malas energías en él al actuar así. Hay una especie de papel persecutorio que estás asumiendo. Él puede sentirlo, “Mami está haciendo esto por mí de lo contrario ya sería un Maestro Ascendido”.
KERRI: Lo sé, ¿verdad?
ADAMUS: Así es. Correcto.
KERRI: Sabía eso, pero, como que, ¿debo llevarlo al orfanato entonces? (Risas) Tal vez sería mejor.
ADAMUS: Puede ser que no tengas… (Adamus se ríe)
KERRI: Le dije a su padre que se lo llevara. Estoy como, “¡Prueba esto!”
ADAMUS: Deje de usarlo a él como una excusa.
KERRI: Bien, lo haré.
ADAMUS: Deje de usar…
KERRI: Lo he hecho
ADAMUS: “Tengo que cuidar…” Deseo que mires la sincronización cuando Tobin entró y su propia evolución, y las cosas que estaban ocurriendo en tu vida que podrían haber causado que las palomitas estallen y el traer a Tobin, lo que es maravilloso, pero lo has utilizado como una excusa para las cosas en tu vida. Y él siente la energía en algún nivel. Te preguntas por qué se comporta mal a veces, porque siente esa energía. Deja de usarlo a él como una excusa.
KERRI: Está bien, lo haré. Y reconozco eso. En realidad con toda honestidad… quiero decir, mis amigos saben que he dicho eso.
ADAMUS: Así que para el próximo mes llega con un informe de tres páginas y lo lees al frente de todos (más risas).
KERRI: ¿Puedo cantar una canción y bailar en vez de eso? Debido a que es más divertido.
ADAMUS: Sí, después.
KERRI: Bien. Bueno.
ADAMUS: Bien.
KERRI: Pero gracias. Reconozco eso.
ADAMUS: Gracias. No más excusas.
KERRI: ¡No más!
ADAMUS: Es un patrón. Es un patrón típico. Otro patrón… gracias. Gracias por permitirme ser tan personal contigo.
Otro patrón que voy a mencionar aquí muy rápido, el patrón de preocuparse por lo que piensan los demás. ¡Oh! Eso es tan pesado – “¿Qué van a pensar?” En realidad no importa, y eso no sería triste si no llegaran al otro lado, insatisfechos, y les dijera: “Entonces, ¿qué fue todo eso? ¿Por qué… estabas casi justo ahí. Eran sólo un par de respiraciones más para esa real iluminación encarnada”.
“Lo sé, pero tenía miedo de lo que otros fueran a pensar”. No sería eso… los Maestros Ascendidos estarían riéndose hasta mearse de la risa. Ellos en realidad dirían. “¡¿De Verdad?! ¿Vas a dejar que los demás piensen lo que debes hacer; vas a dejar que la vieja conciencia realmente guíe lo que estás haciendo?” Y me río de ello y ellos se ríen sobre eso, pero ustedes quedan atrapados en eso – los patrones de “¿Qué van a pensar ellos?” Los patrones de ser diferente.
Ya son diferentes, y eso es bueno. Ya son diferentes. En realidad, están como atrapados en la zona media de ser diferentes. Son lo suficientemente diferentes, pero no son únicos todavía. ¿Entienden la diferencia? Han venido a ser diferentes a lo convencional y los ponen en ridículo por eso, pero no han venido a ser únicos todavía.
Hubo algunos grandes pintores que conocí hace cientos de años. Eran diferentes. Ellos aprendieron, en primer lugar, a cómo pintar como todo el mundo, y es un poco lo que les pasa a ustedes; aprendieron a cómo ser un humano como todos los demás. Luego, ellos empezaron a ser diferentes. Ellos comenzaron a explorar sus propios estilos y sus propios métodos, y tuvieron mucha burla por parte de los demás. El ridiculizarlos se detuvo cuando llegaron a ser únicos, cuando ellos en realidad colmaron todas las expectativas con el cambio que hicieron en la concepción del arte, desde la pintura muy práctica a la pintura abstracta.
Luego llegaron a ser únicos y entonces todo el mundo los aceptó, en realidad los honraron y los veneraron porque ellos rompieron el molde. Y… (alguien dice “Murieron”) No necesariamente. Algunos de ellos después murieron, sí. Algunos de ellos, no – me encontré con un buen número de ellos – con algunos, mientras aún estaban vivos. Ellos pasaron por su período de burla. Pero ustedes son diferentes, pero aún no se han permitido ser únicos. Son diferentes, pero no se ha permitido a sí mismos recorrer el resto del camino para ser absolutamente Únicos, Soberanos, Libres de todos estos patrones. Es por eso que estamos aquí.
Unos patrones más, realmente rápido. Vi unas cuantas manos que se levantaban.
Linda corre con el micrófono. Gracias, Linda. ¿Les gustaría un poco de café allí atrás?
LINDA: Mm hmm. Hmm mm. Hmm mm. Hmm mm. Hmm mm.
ADAMUS: Un patrón.
SHAUMBRA 1 (mujer): Ser temerosa de revelar mi poder.
ADAMUS: Revelar tu poder, sí. Vamos a cambiar esa palabra: Revelar tu Propia Luz. El poder es realmente una ilusión. Entiendo lo que quieres decir, sin embargo; ser el Yo Soy. Voy a ser más sucinto con eso – ser el “Yo Estoy Aquí”. Yo Estoy Aquí, que significa “en lugar de todos los pensamientos y sueños sobre ello, en lugar de soñar con la realización encarnada, Yo Estoy Aquí. Soy el Maestro”. Y entonces esa parte humana salta y dice: “Sí, pero mira, mira. Todavía eres…” y es como, “Espera. Espera, humano. Te escucho. Yo Estoy Aquí y tú, humano, todavía estás aquí y estamos juntos”. Es el “y”. Simplemente es estar en tu propia luz, siendo el “Yo Estoy Aquí”. La parte que conocen tan bien, se siente tan bien; la grandeza, “Yo Estoy Aquí. No estoy por ahí. No estoy esperando. Yo Estoy Aquí”. Bueno. Me vuelvo tan apasionado acerca
de esto.
Una más para las manos que realmente están arriba, Linda. ¿Qué más? ¿Qué otros
patrones?
MARY SUE: Esto, también, llegar a su fin. Y una vez que se acabe, todo será mejor.
ADAMUS: Sí, sí. Correcto (Adamus se ríe). Danos un ejemplo en la vida real.
MARY SUE: Bueno, tengo estas cosas que necesito hacer y tengo que enfocarme en ello y no puedo vivir mi vida hasta que lo finalice, porque domina mi vida.
ADAMUS: Así es.
MARY SUE: Y una vez que lo he terminado, entonces puedo disfrutar de mi misma.
ADAMUS: Todo va a estar bien.
MARY SUE: Sí.
ADAMUS: Hasta que tengas la siguiente cosa que tienes…
MARY SUE: ¡Exactamente!
ADAMUS: Y la siguiente cosa.
MARY SUE: Siempre aparece. Y a veces llegan más. Sí.
ADAMUS: Sí. Hermoso – ese es un hermoso ejemplo.
MARY SUE: Vale.
ADAMUS: Y un patrón más, y luego me gustaría seguir adelante. El patrón más es uno que… está bien.
LINDA: Espera. Sí, sí.
ADAMUS: Un par más. Bien. Bien.
LINDA: La famosa Patricia Aburdene.
PATRICIA: Sí, la famosa Patricia Aburdene. Muy bien, así que aquí está. Está relacionado con eso.
ADAMUS: Sí.
PATRICIA: Entonces, esto es realmente mierda, y es tan real para mí. Así que, sí, puedes hacer cosas realmente grandes, pero tienes que darte cuenta de que va a ser muy estresante.
ADAMUS: Así es.
PATRICIA: ¡Bleagghhh! Pero ¡eso está en mí! ¡Oh Dios mío! Eso está tan en mí.
ADAMUS: ¿Qué tal un ejemplo práctico de eso?
PATRICIA: ¡Je! ¡¡Mi vida!! (Risas)
ADAMUS: Realmente puedes hacer grandes cosas, pero…
PATRICIA: Seguro que va a ser estresante y difícil.
ADAMUS: Así es.
PATRICIA: Pero de algún modo estresante.
ADAMUS: Sí.
PATRICIA: Tienes que esperar eso.
ADAMUS: Estresante, luchado.
PATRICIA: Va a ser estresante, si quieres hacer cosas realmente grandes.
ADAMUS: Sí. Sí. ¿De dónde viene?
PATRICIA: ¡Pftt! Bueno, es un patrón.
ADAMUS: Exactamente. Son patrones. Son vidas. Incluso no importa si vas y lo identificas como ser una monja o algo por el estilo. Pero es…
PATRICIA: Las monjas no lo tienen estresante.
ADAMUS: Uhhh…
PATRICIA: Al menos en mi cabeza.
ADAMUS: Es un tipo de estrés, un estrés sagrado.
PATRICIA: ¡Un estrés sagrado! (Risas)
ADAMUS: Las monjas tienen mucho estrés, para cualquiera de ustedes que son monjas que están en línea hoy. Hay mucho estrés, porque nunca pueden ser lo suficientemente buenas. Nunca pueden – y el padre, quiero decir, el padre y el Padre – para ellos nunca… ya sabes, las mujeres no son lo suficientemente buenas. Las mujeres son – mm-mm-mm – no son lo suficientemente buenas. Y así que, no importa qué, si estás en un cuerpo femenino, lo siento, nunca puedes hacer algo
suficientemente bueno. Así que las monjas tienen una gran cantidad de estrés.
PATRICIA: Así que tal vez yo – tal vez…
ADAMUS: ¡Sí!
PATRICIA: … eso es parte de mis disparates.
ADAMUS: Sí. Disparates, lo llamo (risas). Ustedes, chicos, me están dando las líneas hoy (más risas). Sí, es un disparate. Y, sí, y es un patrón, es una programación como que “Tengo que trabajar duro para ello, tengo que insistir en ello, tiene que ser difícil para que tenga algún valor. Tengo que dar mi sangre, sudor, lágrimas y el alma para que tenga algún valor”. Es divertido, porque llegan a demostrarse algo a sí mismos. Pero lo hacen una y otra y otra vez.
PATRICIA: Excepto que realmente no es muy divertido.
ADAMUS: La primera vez lo es.
PATRICIA: Oh, sí, la primera vez lo es.
ADAMUS: Después que… la primera vez es como, “!Lo hice! Superé todas las probabilidades. Me mantuve enfocado en ello. Fue tan intenso y me enfermé y todo lo demás”. La primera vez. Después de eso, es un viejo patrón. Es un viejo patrón. ¿Cómo puedes salir de él?
PATRICIA: No lo sé.
ADAMUS: No me gusta esa frase.
LINDA: Uh oh (risas) ¡Ohh! ¡Lo hiciste!
PATRICIA: Lo hice (Linda suspira).
ADAMUS: Eh, lo hiciste.
PATRICIA: Lo hice.
ADAMUS: Simplemente haz algo. Cualquier cosa. Empieza la energía a moverse cuando sólo haces… haces cualquier cosa. Así que vamos a jugar de nuevo.
LINDA: ¡Llévalo al infierno, Patricia!
PATRICIA: Alguien me dio la respuesta.
ADAMUS: Eso está bien. Vamos a regresar en el tiempo…
PATRICIA: ¡Ríndete!
ADAMUS: … y decir. Entonces, ¿cómo manejas eso? ¿Qué haces? ¿Cómo lo superas?
PATRICIA: Alguien me dio la respuesta. Ríndete.
ADAMUS: Rendirse. ¡Darse por vencidos! Me gusta eso o alguna respuesta habrías dado. Pero, sí, te rindes. Pero es un patrón, así que va a tratar de seducirte de nuevo…
PATRICIA: Sí, lo hará.
ADAMUS: … en su patrón. ¿Por qué? Porque es cómodo, es familiar. Incluso si no te hace sentir particularmente bien, es un patrón y lo sabes.
PATRICIA: Así que me dí por vencida y no pasó nada.
ADAMUS: Sí, bien. Bueno (alguien se ríe en voz alta).
PATRICIA: ¡Me di por vencida! Nada sucedió.
ADAMUS: Bien. ¿Cuándo te rendiste? (Ella se ríe) ¿Cuándo te rendiste?
PATRICIA: Después de mi último libro.
ADAMUS: Bien. Um…
PATRICIA: Bueno, realmente no me rendí, ¿verdad? (Muchas risas)
ADAMUS: Muy bien. Bueno. Te rendiste un 8,2%.
PATRICIA: ¿8,2%?
ADAMUS: De un centenar. Te rendiste un poco.
PATRICIA: Oh, de cien (Adamus se ríe). ¡Pensé que en una escala de uno a diez, eso era bastante bueno! (Más risas)
ADAMUS: No, no, no, no ¿O es un mil? No, te diste un 8,2%, así que renunciaste un poquito, y eso es un buen comienzo. Pero esa es una transición perfecta para lo que viene a continuación. Bien.
PATRICIA: Gracias.
ADAMUS: Gracias. Lo aprecio. Y gracias a todos los que participaron.
Como ya he dicho, amo a los Shaumbra. Podemos jugar. Podemos divertirnos. Podemos hablar de algunas de las cosas más profundas, dolorosas, conmovedores de su vida y todavía permanecen. Están aquí. Así que eso es hermoso. Gracias. Gracias.
Entonces, ¿a dónde vamos ahora con todo esto? Bueno, hoy es el día en que estamos hablando acerca de patrones. Patrones en el cuerpo. Han estado pasando por dolores en el cuerpo, bajos niveles de energía.
Vamos a subir la calefacción un grado más porque… (audiencia lo aprueba) Sí, sí, sí. Sí. Hay un poco de frío y vamos a hacer un merabh en un momento. Quiero que estén tan relajados y…
LINDA: ¡soñoliento?
ADAMUS: Seguro. Soñoliento. Bueno, sí. ¿Alguien quiere un poco de café antes de empezar?
LINDA: ¡Aghhhh!
ADAMUS: Todos estarán levantándose para ir al baño durante el merabh.
Comprensión

Al punto. Los patrones les han servido en muchos sentidos. Empezamos hoy básicamente diciendo: “Miren en su vida”. Miren lo que está pasando, incluso si no les gusta. Está ahí, porque está sirviéndoles. Véanlo. No traten de batallar contra ello, pero sí tengan una comprensión. “¡Oh! Los patrones estaban allí porque eran cómodos. Eran conocidos. Yo no tenía que ser muy diferente. No tenía que ser único. Podría sólo ser un poco diferente”. Los patrones estaban allí porque, bueno, ustedes no pensaron que los iba a matar, pero lo hacen. Los patrones estaban allí porque hay una amnesia. Hay una hipnosis. Hay algo así como esta manta sobre la conciencia, y la permiten. Entran en ese desfile y marchan como todo el mundo, a pesar de que su certeza les dice, “ya no debería estar más en este desfile. No debería estar marchando”.
La pregunta es, ¿cómo van más allá de eso? No pueden – puedo decirles en este momento – no pueden luchar contra ellos. Pueden intentar y llega a ser un juego obsesivo el tratar de superarse a sí mismos, tratando de luchar contra sí mismos, tratando de mantener una voluntad férrea para sí mismos. Eso no funciona. Eso no funciona en absoluto. Entonces, sólo cavan más profundo en sí mismos.
¿Entonces, qué hacemos? Bueno, en primer lugar tenemos la comprensión de lo que está pasando – están en un patrón, los mantiene como en; el patrón les impide hacer esos avances – y luego hacen una Elección muy Clara y Consciente para Permitir un Cambio Cuántico. No un pequeño cambio, y ese es uno de los otros patrones de la vida – un avance gradual, al estilo de la tortuga (algunas risas). Y luego, pueden decirse a sí mismos: “Bueno, estoy haciendo progresos. Mira lo lejos que he llegado”. Bueno, estoy como, vaya, han avanzado como dos metros en los últimos veinte años (más risas). Bien por ustedes, pero vamos a ir a lo cuántico. Vamos a permitir. Y eso es – me mantendré volviendo a esto y volviendo a esto – es el permitir. Eso es. Permitir.
Permitir significa salir de su camino, salir del camino humano. Hay una evolución natural, ciclos naturales que, cuando uno permite, se introducirán nuevos niveles de luz; LUZ literal, en su cuerpo; luz que los sacará de los patrones, incluso cuando el humano todavía esté tratando de aferrarse a ellos, si permiten.
Y digo luz, de nuevo, porque luz es – no estamos hablando acerca de la luz del sol o del salón aquí – pero es el movimiento de la pasión del Yo Soy. Es luz, y esta luz luego atrae la energía. La energía, literalmente, es lo que cambia las estructuras y los mecanismos y el mundo exterior, pero es la luz a la que se le permite entrar en el cuerpo que va a cambiar los patrones del cuerpo. Es la luz a la que le dan permiso, con el tiempo, que entre a la mente, que cambia la mente.
El humano se resistirá a ella, absolutamente. El humano, en primer lugar, quiere unas tablas físicas, “quiero que me muestren eso y luego quiero que flotes en el aire por encima de mi cabeza para demostrar que se puede hacer”. Ese es el humano.
SAM: Eso sería genial.
ADAMUS: Eso sería genial, sí. Y, ¿cómo sabes que no soy yo? ¿Cómo sabes que no soy? (algunas risas)
SAM: Bueno, quiero decir, cuando estás haciendo esa pregunta, acabo de entrar en la percepción. No te percibo en el aire, sólo te percibo allí.
ADAMUS: Sí. Es la percepción y los sentidos. ¿Qué sentidos estás usando en este momento?
SAM: Visual, en su mayoría. Confirmo que estás ahí.
ADAMUS: El 60% de toda tu percepción se basa en lo visual, y hay otros sentidos. Y fácilmente podría estar flotando por encima de tu cabeza ahora, a punto de descender sobre tus hombros, pero si estás utilizando sólo el sentido de los ojos y un poco de la audición en este punto, entonces no estás conciente de eso.
SAM: Es cierto.
ADAMUS: Te abres más allá de eso a los demás sentidos, otros 200.000 sentidos, y de repente el mundo se abre. Te abres. Sí.
SAM: Mira, la cosa para mí es…
LINDA: Espera, espera, espera, espera. Si vas a seguir hablando, necesitas el micrófono.
ADAMUS: Sí, sí, micrófono.
SAM: Oh, está bien.
ADAMUS: ¿Quieres un poco de café? (Algunas risas)
SAM: No, gracias. La cosa para mí es, no obstante, que una vez que permites eso – ya sabes, salir del patrón, estás en el nuevo espacio de soberanía, ya sabes – ¿dónde está la relevancia allí? La práctica. Ese es el reto para mí, supongo.
ADAMUS: ¿Relevancia de qué? ¿Tu trabajo? ¿Tu novia?
SAM: Todo lo anterior, ya sabes, etcétera, ¿correcto? Es decir, estamos aquí y…
ADAMUS: Te invitaría a Dejar de Pensar Como un Humano, debido a que estás pensando dentro de los cinco sentidos y la mente.
SAM: Es cierto.
ADAMUS: Y estás pensando, “¿Cómo esto va a beneficiarme” en una manera que ni siquiera puedo imaginar hasta que realmente lo permita, y el humano dice: “Bien, ¿qué tan bien logro salir de esto? ¿Cuál es el beneficio aquí para el humano?”
SAM: Bueno, es una cuestión de comportamiento, ¿verdad? Quiero decir, para mí, participar, al estar basado en la nueva experiencia, al permitirlo tiene que haber alguna relevancia a escala humana, supongo.
ADAMUS: Seguro. Por supuesto.
SAM: Y ahí es donde me quedo bloqueado de vez en cuando.
ADAMUS: ¿Cuál crees que es la relevancia?
SAM: Supongo que facilidad de algún tipo, ¿correcto? Quiero decir, esa es la aceptación universal.
ADAMUS: Sí, pero no es sólo eso. Diría que, al limitarlo – y estamos quedándonos sin tiempo – la relevancia es que sabes que estás viviendo en un mundo en blanco y negro o gris y sabes que hay un mundo de color a todo tu alrededor.
SAM: Sí.
ADAMUS: Sabes que hay mucho más. Esa es la relevancia para el humano. No se trata de ser más joven, más atractivo, más rico, nada de eso. Esos son viejos patrones. Y ellos casi son patrones inalcanzables para el humano. Se crean suficientes barreras para esas cosas. La verdadera relevancia va del gris al color, a partir de una experiencia sensorial muy limitada.
SAM: Mm hmm.
ADAMUS: No estoy aquí para hacer que tu 3D, 5S – cinco sentidos – tengan una mejor experiencia. ¿Por qué? Debido a que, tarde o temprano, te cansarás de ellos de todos modos.
SAM: Mm hmm.
ADAMUS: Mi papel no es hacer que tu 3D, 5S tengan una experiencia mejor. Puedes ir a la librería y conseguir una gran cantidad de libros para mejorar un poco tu vida. 
Estamos aquí para ir a una Experiencia Totalmente Sensorial. No sólo para satisfacer al humano, sino para satisfacer a ese Maestro que ha estado llamando a tu puerta diciendo: “Humano, permíteme entrar”. Y el humano dice: “Bueno, pero ¿cómo sé que no eres un lobo grande y feroz? ¿Qué traes? ¿Cómo vas a hacer mi casa mejor?” Y vas a pasar por toda esa letanía de cosas. No es por eso que estamos aquí. Estás aquí por la Iluminación Encarnada, no para el mejoramiento del humano.
SAM: Mm hmm.
ADAMUS: Sí. ¿Tiene sentido?
SAM: Lo hace. No sé si eso es exactamente lo que estaba poniendo por delante, pero sí tiene sentido.
ADAMUS: Sí.
SAM: No es tanto como el miedo a que es el lobo grande y feroz,. Es que no hay muchos lugares para expresar o poner esto aquí en la realidad, en la realidad en la que estamos compartiendo con todos los demás. En este mundo físico que tenemos para vivir, estarás en la 3D y luego traes eso, y, ya sabes, estás un poco fuera del patrón, y aún así aquí te encuentras a ti mismo, ¿correcto?
ADAMUS: Así es. Entonces, la pregunta para todos, es, ¿desean continuar en la vida que están ahora? ¿Afinándola un poco, lijando algunos de los bordes rugosos, pero básicamente deseando continuar con la vida que tienen ahora, en su perspectiva de vida que tienen ahora? Y si lo hacen, está bien para ustedes, pero me atrevo a decir que tarde o temprano se cansarán de ella. O bien, hay una certeza – hay un conocimiento que ya tienen, que los trajo hasta aquí – “¡Maldita sea! Hay algo más rico, más apasionado, más significativo. Hay algo más allá”. Y han llegado a probarlo, y ahora quieren todo y eso está bien. Sí.
Pero me atrevo a decir que el humano se beneficiará, pero no lo estamos haciendo para el beneficio del humano, si eso hace sentido. El humano absolutamente se beneficiará. Para el humano que está viendo en este momento, tal vez los dolores y dolencias en el cuerpo desaparezcan, que lleguen a tener un aspecto más joven, que sean más saludables, más felices, con una nueva pasión, todo el resto de eso; pero nosotros no lo estamos haciendo para beneficio del humano. De lo contrario, quedaríamos atascados en los mismos viejos patrones.
Si quieren saber qué tiene al humano atascado en esta búsqueda, vayan a una librería y busquen en lo – ¿cómo lo llaman ahora? – oculto, la autoayuda, el auto-loque-sea. Busquen allí. Esas son las cosas para el beneficio del humano. Vean los títulos, recorran algunas hojas por muchos de ellos. Diría que, con muy pocas excepciones, son para el beneficio del humano, y no estamos haciendo eso.
Lo que estamos haciendo aquí, querido Maestro, beneficiará al humano, pero no estamos haciéndolo por el humano. Ese es un viejo patrón, y los mantendrá aquí. Y vamos a atravesar eso.
Vamos a tomar una profunda respiración, disminuyan la intensidad de las luces y prepárense para nuestro merabh.
¡Me encanta reunirme con ustedes! Me encanta contar historias cuando vuelvo al Club de Maestros Ascendidos (algunas risas y aplausos). No, las historias. Y luego, digo, “¡Así que estoy sobre el escenario y Linda se acerca y me golpea y me tira el café encima! Y luego, algunos de los asistentes empiezan a escupirme y me lanzan manzanas (risas). Y después, una pelea estalla, y luego, rápidamente, todas las energías se arremolinan y todos estamos bailando desnudos, y…” (Risas)
LINDA: ¡En tus sueños! (Más risas)
ADAMUS: Me gusta contar historias. Ellos no las creen tampoco, por cierto, porque muchos de ellos vienen aquí.

Merabh para Ir Más Allá de los Patrones


Vamos a tener algo de música, las luces del salón se apagan.

(Comienza la música)
No sé cómo se ha pasado el tiempo hoy. Parece que ha sido extraño. El querido Cauldre y Linda, estaban sorprendidos. Terminaron su presentación muy por delante del tiempo previsto. ¿Yo? Puedo extenderme en realidad. ¿Pero no pareciera que acabamos de comenzar? (La audiencia lo aprueba)
Esos son otros patrones, los viejos patrones del tiempo. Ellos comienzan a desvanecerse.
(Pausa)…

Nada como buenos amigos y buena música y un muy buen café. Extraño algunas cosas sobre ser un humano, pero puedo sentirlas o experimentarlas a través de Cauldre y a través de ustedes. Extraño, eso sí, una buena taza de café. Echo de menos una buena comida con hojuelas de avena, miel y frutos secos, lo suficiente para hacerme agua la boca en este momento.
(Pausa)…

En realidad, creo que lo que más extraño, en verdad, sobre cualquier cosa, es la Risa Humana. Creo que eso es lo que más extraño. He trabajado con otros canalizadores, otros grupos, no había tantas risas. Y cuando hice mis payasadas para tratar de tener algo de risa, se fueron (risas). Bueno, pensaron… bueno, estaban en ese patrón espiritual, todo tiene que ser de cierta manera.

Así que ahora llegamos al punto al que estaba tratando de llegar hoy. Todos estos patrones que han sido creados, estas formas de hacer las cosas – la forma como el cuerpo vive y muere, la forma en que la mente piensa – todos esos cambios. Los patrones, los patrones personales, tener que trabajar duro o el estrés por conseguir las cosas. ¡Oh! Llegan a estar tan arraigados. ¡Maldita sea! Muy arraigados. Y, ¿ya saben lo que pasa? Cuando el humano trata de luchar contra ellos, cuando el humano trata de pelear contra ellos, en realidad llegan a prevalecer más. ¿No es eso extraño? Realmente se vuelven más arraigados. La maldita cosa que estaban tratando de no hacer y ahora, incluso, lo está haciendo aún más, porque hay un foco de energía mental en él que mantiene los viejos patrones lineales y locales. Mantiene los patrones arraigados.

Cuando intentan luchar contra estas cosas en su mente, cuando intenta luchar contra el envejecimiento, por ejemplo – “voy a ser más joven. Voy a ser más joven” o “Me voy a sentir mejor”, intentan – nunca me gustaron las afirmaciones. Casi salgo corriendo de Sedona hace ocho años por decir eso, pero algunas personas están empezando a darse cuenta de por qué. Todo lo que están haciendo es afirmar el desequilibrio, afirmando la misma cosa que no les gustó, y va a permanecer allí.

¿Entonces, qué hay que hacer? ¿Qué hay que hacer? Es hacer exactamente lo que estamos haciendo ahora. Tener algo de risa, beber un poco de café y permitir que la energía les sirva.

¿Recuerdan cómo empezamos hoy? Improvisamos, no fue ensayado, ni siquiera lo discutimos. Nadie sabía lo que iba a venir. “¿Dónde está mi café?” Y permitir que la energía les sirva. Espero que eso los haya impresionado. Y la resistencia a simplemente dejar que la energía les sirva, y lo hará si le permiten.

Permitir, en este caso, es un cambio cuántico. Tal vez ese es un término sobreutilizado, “cuántico”, pero uno no lineal, de cambios no predecibles; rompiendo los viejos patrones – viejos patrones del cuerpo, los viejos patrones de hábitos de trabajo – y no pueden luchar contra ellos, pero podemos permitirlos.

Vean, la razón de porqué el permitir funciona, es por que los patrones estaban en un estado no natural de energía.

Era casi como arcilla que fue puesta en las manos del alfarero y llegó a ser un pote, un jarrón, y eso está bien, es hermoso. Pero, finalmente, no es natural para ella que siga siendo así para siempre. Es por eso que las cosas se rompen, las cosas se deterioran. Ellas regresan a su estado natural.

Los patrones, la cerámica, fue hermosa por un tiempo. Pero no estaba destinada a ser así para siempre. Sus patrones, ya sean auto-creados o creados por la conciencia de masas, creados por un millar de vidas, no fueron destinados para permanecer así para siempre.

El Maestro se da cuenta de que es hora para permitir el cambio de las energías.

Es el momento de salir del camino y permitir. Realmente, permitir. No sólo hablar acerca de permitir, pero permitir cuánticamente, significa, salir de la gráfica.
(Pausa)…

Mil vidas de patrones, ahora está cambiando.
Es un poco aterrador para el humano, pero para el Maestro es excelente. Exquisito.
(Pausa)…

Mil vidas creando jarrones, y ahora vamos a algo totalmente diferente.
(Pausa)…

Aquí es cuando se trata de permitir, y permitir que las energías les sirvan; permitir que ese café sea entregado en sus manos.
(Pausa)…

Examinen lo que hay en su vida, las cosas que tal vez no les gustan, las cosas que están listos para superar, pero que todavía están allí. ¿Por qué? Aquí es donde se permite a sí mismos escuchar la respuesta de porqué todavía están allí, ¿por qué la necesidad del sufrimiento o el estrés? ¿Por qué las malas relaciones? ¿Por qué la falta de claridad? Está ahí porque de alguna manera todavía está sirviéndoles, y está tan lista para cambiar, entonces, está dispuesta a cambiar cuando ustedes lo permiten.
(Pausa)…

Nada de esto es realmente tan difícil o tan complicado. No hay grandes secretos a nada de esto.
(Pausa)…

No es extraño que, en realidad, para facilitar realmente un cambio, un cambio para salir de los patrones, en realidad es la antítesis de lo que pudieron haber pensado. No es trabajar duro en ello. No es descifrar un secreto. Es simplemente un condenado permitir a un estado natural, a una evolución natural.

Hay una especie de, podrían decir, un movimiento energético que saca los patrones que ocurren; un movimiento energético que trae la luz a su cuerpo, que trae su cuerpo, podrían decir, al Cuerpo de Conciencia. Es un movimiento natural. Es un movimiento agraciado.

Siéntanlo por un momento. Sientan por un momento ese movimiento agraciado que trae la luz al cuerpo. Se integra en el Cuerpo de Conciencia.
(Pausa)…

Ahora, sientan ese movimiento agraciado, ese libre y expansivo movimiento de energía…
(Pausa)…

… comparado con pensar sobre ello, tratando de esforzarlo mentalmente, tratando de hacer que suceda, va a suceder. Sientan la diferencia de energía entre estos dos. Tratando mentalmente de que algo suceda…
(Pausa)…

… contra permitirlo.
(Pausa)…

Hay una gran diferencia, ¿no está allí?

Sé que algunos de ustedes piensan: “Bueno, permitir. ¿No debería estar haciendo algo?” No. No. Es por eso que hemos creado los merabhs. No. Sólo lo respiran.
(Pausa)…

Algunos de ustedes están pensando, “Bueno, ¿no deberíamos como cantar algo ahora mismo?” No. Lo que pueden hacer ahora es escuchar la música. O pueden tomar una siesta, incluso.

Pero estamos aquí en esta conciencia, un deseo y una conciencia para decir: “Vamos a liberar los viejos patrones de un millar de vidas. Permitamos que éstos vuelvan a su estado natural”. Y luego sólo dejan que suceda.
(Pausa)…

Es la simplicidad, supongo que dirían; la simplicidad del Maestro, y luego pasa una cosa hermosa. De repente, “Yo Estoy Aquí. Yo Estoy Aquí fuera de los patrones. Yo Estoy Aquí en mi luz. ¡Guauu! Ojalá hubiera sabido que era tan fácil. Sí. Yo Estoy Aquí en mi luz, mi luz que es mi cuerpo”.
(Pausa)…

Mi luz que es mi certeza.
(Pausa)…

Mi luz que llega a mis sueños por la noche.
(Pausa)…

Mi luz que entra a mi conciencia en cada momento de vigilia. Yo Estoy Aquí en mi luz. Y entonces están.
(Pausa)…

Los cambios por los que están pasando en este momento son épicos, verdaderamente épicos en el cuerpo y la mente, y estos no son cambios que puedan pensar abriéndose camino. No pueden mentalmente tratar de trazar estos cambios. No pueden tratar de hacer estos cambios. Está más allá de la capacidad de la mente; está más allá de lo que la mente consideraría como posible.

Los cambios vienen de todas las formas. Vienen a cambiar sus sentidos, la forma de percibir la realidad.

Hemos estado hablando acerca de eso por un tiempo – sus sentidos. Los sentidos son una forma para percibir la realidad, pero hay algo más pasando con todo esto en este momento. No sólo el cambio de los sentidos, aunque eso es grande. Eso es enorme.

Lo que está sucediendo en este momento es el cambio en ustedes y la forma en que crean. Ese fue un patrón que estuvo tan arraigado – cómo crean.
(Pausa)…

Cómo crean. De manera limitada, en pequeñas formas incrementales.

Pero todo eso cambia, y quería esperar hasta esta parte de nuestro día para incluso hablar de eso. He hablado y continuaré hablando de los sentidos, la forma como perciben la realidad. Pero quiero que sientan por un momento, los patrones que han tenido de cómo crean – crean su realidad, crean su flujo de energía, crean cualquier cosa; felicidad.

Cómo crean. ¿No es esa la cosa, por encima de todo, que era la más suprimida, la más limitada? ¿El mayor patrón de todos?
(Pausa)…

Pequeñas creaciones. A menudo, creaciones incoloras. creaciones insatisfactorias. creaciones frustrantes, a menudo, con muy pocas, lo que yo llamaría, creaciones innovadoras.
(Pausa)…

El Yo Soy es un creador.
(Pausa)…

En su núcleo, en su corazón, ustedes son un creador. Lo que es el mayor patrón de todos es la limitación de lo que es su verdadero Ser, que es suyo, lo que podrían decir, su derecho natural, su ser verdadero, su derecho de existencia. Eso es lo que fue modelado. Eso fue lo que fue reprimido. Ese es el núcleo a la respuesta a cada pregunta que surgió hoy, de todas las discusiones.

“¿Dónde está el creador que soy yo?”

Ese es el patrón que cambiamos hoy y estamos permitiendo. Todo lo demás hoy fue una distracción para que pudiéramos llegar aquí – un cambio cualitativo en la forma en que crean.
(Pausa)…

Y tienen razón; la vieja forma con la que estaban creando ya no va a funcionar más. Lo han descubierto recientemente. Esa vieja manera ya no va a funcionar más.

Permitamos ese cambio ahora mismo, en este momento.

Simplemente permítanlo. No piensen en ello. No se estresen por ello. Ni siquiera se enfoquen en ello. Sólo permítanlo – un quántico, multi-cósmico, increíble, cambio expansivo de un patrón muy viejo.
(Pausa)…

Vamos a derrumbar la vieja forma con la que creaban.

Dios mío, tuvo que haber llegado a ser realmente viejo y aburrido, frustrante, desconsolador.

Tomen una profunda respiración y permitan; el camino del creador libre.

No tienen que hacer nada que no sea sólo tomar una profunda respiración y permitir. Eso crea una conciencia que trae la luz, que atrae la energía que cambia y que libera, eso los abre.

¡Maldita sea! Tenía que ser muy, muy difícil, no ser el creador, o ser el creador limitado.
(Termina la música)

Una buena respiración profunda, mis queridos amigos. Una buena respiración profunda.
(Pausa)…

Su cuerpo podría doler un poco. Sienten que están teniendo estas luchas internas en la mente. Es posible que se sientan absolutamente desorientados. Se pueden sentir tan fuera de la base a veces, y ahí es donde toman una profunda respiración y permiten y se dan cuenta que están pasando por algo que debería haber tomado 179 años y lo están haciendo en unos pocos años.

Van, de ser normales, de estar en lo convencional a ser diferentes, a ser absolutamente únicos. ¡Sí!

Así que vamos a tomar una buena y profunda respiración con eso.

Y cuando lleguen a tener un pequeño temor o lleguen a estar asustados, toman una profunda respiración y recuerdan…

ADAMUS y la audiencia: … todo está bien en toda la creación.

ADAMUS: Con eso, es una delicia estar con mis queridos amigos. Gracias. Gracias.

Serie del Transhumano – Shaud 3
Presentando a Adamus Saint-Germain
Canalizado por Geoffrey Hoppe
Noviembre 5 de 2016
Traducción: Yezid Varón





























Deja un comentario