Hermoso Poema que nos invita a la reflexión de la vida misma: Tú eres la fuente

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});Nadie te da nada, tú eres la fuente.Vas a recibir lo que des.Das quien estás siendo, pues esto te estás dando. Lo que estás dando, es lo que estás siendo.Lo que estás recibiendo, es lo que estás siendo.Lo que estás siendo en relación a otros,es lo que estás experimentando. A quién te estás dando?A quién estás recibiendo?A quién estás experimentando? El estado del ser que elijas experimentaren relación a otros será la causade lo que  TU MISMO experimentes.  El ser que decidas manifestar, será lo que la vida te dará.El ser elegido es el pedido y tu experiencia es la respuestadel universo a tu pedido. Nadie puede ingresar en tu mundo interior.Lo que seas en relación a los otros serán contigo.Es el ser que experimentarás. La ilusión te hace creer que te relacionas con otrosPero eso no es posible.En todo momento te relacionas contigo mismoen presencia de otros. A quién te estás dando en presencia del otro?A quién estás recibiendo en presencia del otro?A quién estás experimentando en presencia del otro? La vida siempre te dará lo que decidas ser.No importa con quienes te relaciones, tuya será la experiencia. En todo momento estás eligiendo y decidiendo,manifestar, crear y experimentar,algún aspecto de tu ser.Y son tus aparentes relaciones con los demás,las que te permiten conocerte a ti mismo,en tu propia experiencia.… Seguir leyendo...

El camino de la aceptación

Aceptación es un término que, fácilmente, nos puede generar cierto rechazo. La expresión “tienes que aceptarlo”, el mensaje “aceptación de…” que encontramos al final de los documentos de carácter contractual, o esas palabras que hemos oído más de una vez en una boda “tú XXX aceptas a YYY…”, etc. Nos ponen en alerta ya que, una vez has aceptado, puedes tener la impresión (o la certeza) de haber entregado un cachito de ti. Otro aspecto que influye en nuestra relación con la aceptación es la visión subjetiva que tenemos del mundo. En pocas palabras, existe todo lo que Es y nuestra tendencia es invertir energía en lo que quisiéramos que fuera. Esto tiene consecuencias profundas en nuestra vida y es un proceso del que solemos ser poco conscientes.Las emociones como herramienta El campo de las emociones resulta muy útil para el trabajo de la aceptación, porque es algo muy vivo y dinámico. A lo largo del día podemos experimentar multitud de diferentes emociones que, salvo excepciones, aparecen como reacción al medio y su influencia. Recibimos un premio y aparece la alegría. Nos acercamos a un examen y aparece la ansiedad. Recibimos un “no” y sentimos frustración. ¿Qué hacemos? Buscar emociones que nos gustan y huir de las que no nos gustan.… Seguir leyendo...

Tu ejemplo como padre, vale mucho más que tus palabras

Nuestro ejemplo es sin duda una de las cosas que más debemos cuidar en todas nuestras relaciones, sin embargo, cuando de ser padres se trata es fundamental entender que los niños aprenderán de manera sostenida, más con las acciones y ejemplos, que con las palabras. Por más buenas sean las intenciones de una enseñanza, si nuestra conducta dice lo contrario a lo que hemos querido transmitir en palabras, al niño le costará trabajo rescatar la lección y tomar el camino que sea coherente con nuestras palabras.Ciertamente nuestros hijos vienen a la vida a escribir sus propias historias, en ningún momento podemos pretender tomar por ellos su lápiz y escribir lo que a nosotros nos gustaría leer. Es bastante arrogante querer replicarnos en nuestros hijos, pretender que nuestras maneras son las mejores o que como a nosotros nos han criado de una manera en particular y somos personas de bien, debemos criar a nuestros hijos de esa exacta manera. La vida ha cambiado y afortunadamente las tendencias de crianzas son un poco más abiertas en cuanto a darle amor al niño se trata, está en nosotros los padres seguir nuestra intuición y romper los paradigmas que sean necesarios para ofrecerle a nuestros hijos la crianza que disminuya las improntas que se generan en sus cerebros por heridas emocionales generadas en sus infancias.… Seguir leyendo...

No gastes energía tratando de entender cosas a las que solo el tiempo les dará sentido…

Cuántas incógnitas enfrentamos en la vida, cuántas interrogantes permanecen en el camino y muchas de ellas jamás llegan a aclararse del todo, incluso, muchas veces invertimos gran cantidad de tiempo y gran parte de nuestra energía, tratando de entender cosas y situaciones que simplemente no tienen explicación alguna.¿Qué son mil años? El tiempo es corto para el que piensa, e interminable para el que desea. Émile Chartier, AlainLos misterios no obedecen únicamente a esa parte mística y maravillosa, incluso hasta fenoménica, hay cosas que sencillamente no se nos ha dado entender, estás profundidades de la sabiduría, de lo desconocido, de eso que sentimos y presentimos, suele hacerse natural para nosotros, sin embargo, también están otras incógnitas más ordinarias, en las cuales invertimos mucho tiempo y jamás llegan a develarse. Relaciones interrumpidas, amistades quebrantadas, situaciones laborales, comentarios mal intencionados, enemigos ocultos y conflictos inesperados, situaciones que no llegamos a entender, que nos toman por sorpresa, que nadie nos aclara o las fuentes no son certeras, finalmente terminamos más confundidos que al inicio.A siete años de un suceso, el suceso ya es otro.  Camilo José CelaEs inútil preguntarnos una y otra vez, sobre aquellas cosas que jamás llegamos a descubrir, que se quedaron sin explicación o que no nos fueron aclaradas jamás, justas o no, no vale la pena invertir mayor tiempo en ellas, cuando es precisamente el tiempo el que se encargará de darles sentido.… Seguir leyendo...

Si es romántico, no es amor verdadero

Todos conocemos el amor romántico, así como el amor por la familia y los amigos. Pero existe otro tipo de amor, al cual llamaban Ágape en la antigua cultura griega. El amor ágape se mueve en una frecuencia más profunda, se mueve entre lo incondicional y lo divino incluso. Tiene más que ver con el amor universal y/o espiritual. ¿Has pensado alguna vez en ello? ¿Has sentido alguna vez este tipo de amor?Hace un tiempo, en una conversación bastante interesante, alguien me cuestionó diciendo “Ese amor del que hablas es cerebral”. Muy segura de mí misma, como apasionada de las neurociencias, respondí con tono sarcástico “¿Qué otro si no?”. Su respuesta no pudo dejarme más impactada; “Amor Espiritual”. En ese momento algo en lo más profundo de mi ser resonó y se abrieron en mí un sinfín de cuestiones y dudas, de las que sería consciente algunas semanas, incluso meses, después. ¿Cómo era posible que nunca hubiera reparado en ello o me lo hubiera cuestionado? Fácil. Mi cabeza aún estaba llena de prejuicios hacia la espiritualidad, las religiones o cualquier persona que las practicara. A partir de ese momento comencé a interesarme en las diferencias entre el amor espiritual y el que reside en el cerebro.… Seguir leyendo...

¿Piensa mal y acertarás?

El tema de la confianza, las expectativas y sus resultados, los podemos evaluar desde varios puntos de vista, sin embargo, desde cualquiera de ellos, se marcará una tendencia a que ciertamente los resultados sean los esperados. Y esto afortunadamente no solo ocurre, cuando pensamos mal, sino cuando tenemos expectativas positivas. Todos somos un enigma, inclusive para nosotros mismos, pero ciertamente algo se llega a conocer del otro y algo llegamos a conocer de nosotros mismos y en función de nuestras creencias, adoptadas por experiencias, por referencias, crianzas, etc, logramos hacer pronósticos más o menos certeros en relación a personas y situaciones.Todo está entrelazado y nos lleva a reforzar que de una manera u otra, nuestros pensamientos crean nuestra realidad, tanto de forma positiva como negativa, podemos hablar de teorías como El Efecto Pigmalión, Profecías autorealizadas, entre otras, en donde los resultados obtenidos se asocian a las expectativas y sesgos de los observadores, y estamos hablando de personas, es decir, nuestros pensamientos y creencias influyen en el comportamiento de los involucrados en ellos. El principio del Ho’oponopono, de origen hawaiano, lo rescata un médico (Dr. Ihaleakala Hew Len) quien a través de sus creencias ayuda a enfermos mentales bajo su cuidado.… Seguir leyendo...

Muchas veces tendremos que agradecer lo que no se nos dio como deseábamos

Hemos escuchado muchas veces este dicho “témele a tus deseos, pues se pueden hacer realidad“ y para quienes no lo conocen, puede sonar un tanto ilógico e incoherente, sin embargo, cuando nos detenemos un instante para reflexionar, nos damos cuenta que todos alguna vez en la vida, hemos atravesado una situación en la cual una vez que se cumple aquello que tanto deseamos, simplemente nos sentimos agobiados, esto ocurre particularmente en el ámbito de las relaciones amorosas.Cuando alguien desea algo debe saber que corre riesgos y por eso la vida vale la pena.Paulo CoelhoDesear es una acción natural, la ilusión de lograr ciertas cosas, de llegar a ciertos niveles, de ser capaces de vivir ciertas experiencias y de llegar a espacios deseados, es común en los seres humanos, de hecho imprimimos mucha energía en lograr ese deseo, en hacerlo realidad, incluso acudimos a cualquier artimaña, creencia o camino, que nos acerque a la realización del deseo anhelado. Más ocurre, que en muchos casos llegan a hacerse realidad, establecemos esa relación deseada, alcanzamos ese cargo laboral, compramos la casa soñada, o cualquier otro panorama, y resulta que la infelicidad se hace presente.Amor y deseo son dos cosas diferentes; que no todo lo que se ama se desea, ni todo lo que se desea se ama.… Seguir leyendo...

Me cuido como mujer para darte lo mejor de mí, hijo mío

Cuidarse como mujer es actuar en sabiduría, en salud y en bienestar. Es recordar lo que valemos y merecemos para poder dar la mejor versión de nosotras mismas a nuestros hijos. Es aprender a ser fuertes, a dejar a un lado los miedos para abrazarnos a la esperanza y a ese bienestar que sana, orienta y alimenta. Algo que nos recuerdan muchos especialistas en crianza y en maternidad, es la necesidad de atender el bienestar emocional y psicológico de la madre, tanto durante el embarazo como los primeros meses tras el parto. Resulta curioso, por ejemplo, cómo nos preocupamos por las mamás para que vayan a las revisiones, para que se hagan las ecografías, para que coman de forma adecuada, etc, pero pocas veces nos enfocamos en saber cómo se encuentran emocionalmente, si sufren estrés… Aún más, tras el parto, suelen acontecer la que es para muchas mujeres la época más compleja y delicada. De hecho, a día de hoy la depresión postparto sigue siendo un tema tabú. Es como si la mujer que no se ve con fuerzas, que siente mal, sin energía, motivación ni ánimo fuera en realidad el reflejo de una “mala madre”. Es necesario dar una vuelta de tuerca hacia estos temas.… Seguir leyendo...

Y a fin de cuentas… Lo importante no es saber lo que uno tiene, sino recordar lo que uno vale

A lo largo de la vida, la mayoría de las personas aprendemos a darle valor a lo que realmente lo tiene, entendemos que la vida no se trata de hacer un conteo de lo que uno tiene o le falta conseguir, sino que tiene que ver con reconocer nuestro valor como seres humanos, como personas que están librando de manera individual sus propias batallas, con la intención de crecer, de amar, de ser amados y sobre todo sintonizar con la felicidad. Hablamos mucho del término felicidad y muchas veces no entendemos ni de qué se trata. Ciertamente los conceptos son tan variados como personas hay en el mundo, pero algo que mantienen en común es que se trata de un estado que no lo ofrece ninguna condición externa, sino que está vinculado a nuestro estado interior.Cuando el mundo deja de afectarnos y no aceptamos que condicionantes definan nuestro estado de felicidad, es allí cuando nos realmente la felicidad tiene lugar, teniendo más que ver con un equilibrio y paz interior, que nos permite ser inmunes a las situaciones y circunstancias. Cuando no podemos reconocer nuestro valor estamos expuestos a que cualquier cosa o cualquier persona tenga el poder sobre nosotros de afectarnos, de llevarnos a menos, de hacernos dependiente, de generar apegos y de perder la libertad de manejar nuestra vida bajo parámetros saludables, donde nos vinculamos a otros desde el amor, especialmente el amor por nosotros mismos.… Seguir leyendo...

Cuando tienes claras tus convicciones en la vida, no necesitas defenderlas ante nadie

¿Creencias?…Muchas podemos encontrar en la vida, especialmente hoy día, que todos apuntan a nortes distintos, en la búsqueda personal de cada quien, en lo que presienten, en lo que sienten y en lo que consideran puede guiar su vida, o incluso convertirse en su vida misma.Una fuerte convicción forma a los héroes como a los fanáticos. Anónimo¿La verdad?…Pueden haber muchas, cada quien tiene la suya, su motivación, su razonamiento, aquella creencia que les satisface y que cala con sus principios en la vida, lo que conforma y de alguna manera nos orienta para hallar la tranquilidad en determinados momentos y espacios.Además de identificarnos con ciertas costumbres, creencias o tradiciones, solemos desear que los demás, nuestros allegados y seres queridos, compartan la misma dicha, de manera que le extendemos nuestra práctica en aras de que tenga el mismo efecto en los demás y pueda ayudarles a encontrar la felicidad que nos dió a nosotros…Siempre queda a cada uno suficiente fuerza para luchar por lo que está convencido. GoetheEs importante recordar que cada quien tiene sus propias convicciones, principios, valores, y que aquellos que sustentan su vida en bases sólidas de convicción, no sólo no necesitan imponer nada, únicamente exponer, sino que además no siente la necesidad de defenderlas, no es menester alinear a nadie con nuestro pensamiento, el respeto a los tiempos, espacios y criterios es una gran virtud, que va más allá de cualquier convicción.… Seguir leyendo...

21 Pensamientos para alejar de ti cualquier duda, temor o incertidumbre

Muchas veces la incertidumbre, el miedo o la duda nos visitan, inclusive con intenciones de quedarse con nosotros. Los mecanismos para disipar esas emociones junto con sus sensaciones asociadas son múltiples, sin embargo a muchas personas le basta solo un frase que las aliente y las conecte con la racionalidad para sentirse reconfortados y seguros. Acá te dejamos un listado de las que consideramos pueden serte útiles:El hombre valiente no es el que no siente miedo, sino aquel que conquista ese miedo.-Nelson Mandela. Ganas fuerza, coraje y confianza en cada experiencia en la que te paras a mirar al miedo a la cara. Eres capaz de decirte a ti mismo, “he vivido este horror. Puedo controlar lo siguiente que venga”. Debes hacer lo que crees que no puedes hacer.-Eleanor Roosevelt. Cuando haces lo que más temes, entonces puedes hacer cualquier cosa.-Stephen Richards. No cedas a tus miedos. Si lo haces, no serás capaz de hablar a tu corazón.-Paulo Coelho. Los temores no son más que un estado de la mente.-Napoleón Hill. Tiraríamos muchas cosas, si no tuviéramos miedo de que otros las recogieran.-Oscar Wilde. A veces, aquellos que más tememos hacer, es lo que más necesitamos. –Ralph Waldo Emerson. Deja que tu fe sea más grande que tu miedo.… Seguir leyendo...

Las cosas no comenzarán a sucederte hasta que no creas que las mereces…

Si pudiéramos hacer memoria de la cantidad de oportunidades desviadas, personas alejadas, situaciones evadidas, a causa del mal hábito de no creernos merecedores de ello, el ser humano tiene la costumbre de irse a los extremos, están aquellos que se creen merecedores de todo y más y aquellos que jamás se sienten dignos o merecedores de lograr lo que solo dejan al alcance de sus sueños.La dignidad no consiste en nuestros honores sino en el reconocimiento de merecer lo que tenemos. AristótelesSi tan solo entendieramos por un instante, que el universo se abre a nuestros deseos, que cada pensamiento es una petición que se eleva, que esa sabia creencia de que todo confluye y conspira para ordenar nuestro camino, representa una gran verdad, y en la mayoría de los casos se consigue con una gran traba, y es que no nos creemos merecedores… El ejemplo más sutil y directo, lo encontramos en las relaciones amorosas, muchas personas están atadas y sujetas a relaciones que les brindan principalmente sufrimiento, y la causa real de esta tortura prolongada, radica en no ser capaces de aceptar que merecemos un cambio, de creer que alguien mejor puede complementar nuestra vida, de no sentirnos merecedores de atraer nada más a nuestra vida.… Seguir leyendo...