RECREOS DE 10 MINUTOS DE MEDITACIÓN

Cuando los niños se vuelven demasiado ruidosos, se les da tiempo de recreo . Independientemente de por qué los padres y los maestros administran un tiempo de recreo, que es en última instancia la intención de ayudar a los niños a calmarse , volver a conectar con el momento presente, y comenzar de nuevo, es un reinicio que ayuda a los niños a volver a entrar en el patio de recreo de la vida un poco más despacio y con mayor conciencia de sus actos. Los adultos también pueden beneficiarse de un reajuste periódico. La mayoría de las personas se mueven tan rápidamente a través de días de ritmo rápido, de fechas límite, que a menudo descuidan su propia salud y bienestar. Para ayudar a reducir la velocidad, vuelve a conectarte a tí mismo y tus objetivos, y toma decisiones más conscientes y deliberadas, trata de tomar un descanso para volverte a calibrar periódicamente. Prueba estos rápidos recreos de 10 minutos de meditación o “tiempo adentro”, que te ayudarán a restablecerte. Gira a través de ellos en función de tus necesidades actuales. Establece un temporizador de 8 a 10 minutos antes de comenzar cada uno de ellos. Bono: estas meditaciones pueden extenderse a periodos de 20 a 30 minutos más largos si los encuentras agradables.… Seguir leyendo...

Hay tres puertas que te llevarán hacia la felicidad o hacia el sufrimiento

En cualquier momento de tu vida, especialmente cuando te enfrentes con pruebas que parecen ir más allá de tu capacidad, recuerda que puedes confiar en tu verdadero ser, en tu esencia. Hay un refugio donde encontrar paz, pero no está fuera de ti, sino en tu interior. Hay en nosotros 3 “puertas”: el cuerpo, el habla y la mente. Todas pueden crear dolor y eso es lo que nos causa sufrimiento. Pero sucede así porque no las usamos para entrar, sino para salir, para perdernos, para desconectarnos. Cuando encuentres dificultades, cierra los ojos un momento, lleva la atención hacia el interior. Siente la quietud de tu cuerpo. Existe entonces la posibilidad de encontrar un espacio ilimitado dentro de ti. Podemos llamarlo “madre”, “la esencia”, “lo divino”,… No importa: está ahí, y cuando lo descubres es como cuando un niño anda perdido y de pronto se encuentra a su madre. Como alguien que se ha perdido a sí mismo y se vuelve a encontrar. Es una vuelta al hogar. En ese momento, cualquier problema se resuelve si confías plenamente, si descansas en ese espacio donde encuentras libertad interior. Se trata de un lugar con infinitas posibilidades. La 2ª “puerta” es la palabra, el habla.… Seguir leyendo...

El espejo y tú

En mi opinión, mirarse con los ojos abiertos en un espejo es más duro que mirarse con los ojos cerrados en el interior. En este segundo caso, parece que la ausencia innegable e inevitable de unos ojos penetrantes que te indagan desde el espejo, silenciosa pero sólidamente, hace un poco más sencilla la situación.  En cambio, cuando te miras en el espejo y te mira esa figura que es exactamente igual que tú pero plana, igual que tú en cuanto a que no puede disimular su tristeza, con la misma mirada producto del desasosiego de no saber pero al mismo tiempo con una pregunta sin definir, una pregunta que todavía se está construyendo relacionada con “¿Quién soy yo?”, “¿Quién es ese del espejo?”, “¿Qué estoy haciendo con mi vida?”, “¿Qué me pasa?”, “¿Qué inquietud es esta que me agobia y me altera y me provoca una sensación de desubicación?”. Me armo de valor y miro a la cara al del espejo. “No sé quién eres”, me dice. “Yo tampoco lo sé”, le digo. “¿Qué quieres?”, pregunta. “No lo sé”, le tengo que decir. “¿Qué te pasa?”, inquiere. “Ya me gustaría saberlo”, tengo que reconocer frente a él y frente a mí.… Seguir leyendo...

Encontrar el apoyo en un mundo de espaldas

A veces, nuestra valentía se oxida y casi sin saber cómo nos calzamos con las suelas del desánimo. Es entonces cuando más apoyo necesitamos y más espaldas encontramos.Hasta que de pronto, alguien dice esas palabras mágicas capaces de curar: “estoy aquí, contigo”, “todo va salir bien, no te preocupes”. El apoyo es ese valor primordial que va más allá de la simple conciencia social o la solidaridad hacia nuestros semejantes. Apoyar es corresponder con afecto, es materializar nuestra empatía en forma de ayuda, respaldar en emociones y en esas acciones donde se inscribe el auténtico cariño, el más cómplice, el más íntegro. ►Estaré contigo apoyándote en todo momento, seré la alegría de tus sonrisas y la mano que te alce cuando caigas tan hondo que tan siquiera recuerdes amarte a ti mismo. No lo olvides, siempre me tendrás contigo a las malas, porque en las buenas puede estar cualquiera. Resulta curioso cómo todos, de algún modo, nos vemos a nosotros mismos como criaturas fuertes e inexpugnables con nuestras armaduras doradas. No obstante, todo guerrero cae derrotado alguna vez, y no por pedir ayuda vamos a ser más débiles: todos agradecemos una mano amiga en momentos de adversidad.El apoyo emocional, el lenguaje sincero del corazón El apoyo es en ocasiones un lenguaje que habla diferentes idiomas.… Seguir leyendo...

TODOS TENEMOS QUE CREAR NUESTRO PROPIO PLAN DE VIDA

En mi opinión, el Análisis Transaccional explica perfectamente lo que es un GUIÓN DE VIDA y lo que es un PLAN DE VIDA, y aclara la diferencia tan sustancial e importante que hay entre una cosa y otra. Explica que en nuestra infancia, durante el tiempo de nuestra educación –y durante toda la vida si lo permitimos-, los demás van escribiendo para nosotros un GUIÓN DE VIDA –que nosotros interpretaremos a lo largo de nuestra vida si no nos damos cuenta y decidimos salir de él-, y eso influye en cómo va a ser nuestro carácter, en cuáles van a ser nuestras experiencias a lo largo de la vida y la forma de reaccionar ante cada una de ellas. Nos inculcan una serie de normas –sus normas- y opiniones –sus opiniones-, que en realidad son unos MANDATOS inconscientes que no seremos capaces de apreciar pero repetiremos una y otra vez.  Son los otros quienes con sus imposiciones, información, reglas, o sugerencias, van conformando para nosotros un YO IDEA –que es la idea que cada uno tiene de sí en función de lo que le han ido diciendo los otros- y son ellos quienes escriben ese GUIÓN DE VIDA que nosotros interpretaremos como los actores interpretan sin discusión el que un guionista ha escrito.… Seguir leyendo...

Cuando la solución es el problema

” Cuentan que una noche, un hombre que regresaba a casa encontró a su vecino debajo de una farola como si estuviera buscando algo que se le había perdido. -¿Qué te ocurre?-preguntó el recién llegado. -He perdido la llave de mi casa y no puedo entrar-contestó este. -Te ayudaré a buscarla. Al cabo de estar buscando concienzudamente por los alrededores de la farola, el recién llegado pregunto a su vecino: -¿Estás seguro de haber perdido la llave aquí? -No, perdí la llave allí- contestó señalando hacia un rincón oscuro de la calle. -¿Y qué haces buscándola debajo de la farola? -Es que aquí hay más luz.” En ocasiones, intentamos una y otra vez la misma solución, aun cuando no nos da resultado. ¿No sería mejor optar por realizar algo diferente? Soluciones ineficaces “Levantamos primero la polvareda y luego nos quejamos de no poder ver” (Berkeley) A menudo, la vida nos propone retos, dificultades o problemas ante los que respondemos poniendo en marcha diversas estrategias. Muchas de estas soluciones, resultan caducas para la situación presente, ya sea porque han sido tejidas desde la inercia o porque conforman antiguos patrones que resultaron eficaces en situaciones similares en el pasado. Pero en ocasiones, el principio de “más de lo mismo” no produce “sorprendentemente” el cambio deseado, sino que por el contrario, la solución es el problema.… Seguir leyendo...

DESVINCÚLATE DE LAS HERIDAS DEL PASADO

La inclinación a vincularnos con nuestras heridas, en lugar de dejarlas atrás, hace que experimentemos constantemente la sensación de no ser dignos. Una persona que haya experimentado acontecimientos traumáticos en la vida, como una violación sexual, la muerte de seres queridos, enfermedades traumáticas, accidentes, rupturas familiares, drogadicciones y otras cosas similares, puede llegar a vincularse con los dolorosos acontecimientos del pasado y rememorarlos para llamar la atención o despertar lástima en los demás. Esas heridas de nuestras vidas parecen darnos una gran cantidad de poder sobre los demás. Cuanto más les hablamos a otros sobre nuestras heridas y sufrimientos, tanto más creamos un entorno de compasión por nosotros mismos. Nuestro espíritu creativo permanece tan conectado con los recuerdos de nuestras heridas que no puede dedicarse a transformar y manifestar. El resultado de ello es la sensación de desmerecimiento, de no ser digno de recibir todo aquello que se deseas. La tendencia a vincularnos con las heridas de nuestras vidas nos recuerda lo poco merecedores que somos de recibir nada de lo que realmente nos gustaría tener, debido a que permanecemos sumidos en un estado de sufrimiento. Cuanto más se recuerdan y se repiten estas historias dolorosas, tanto más tiene garantizado esa persona que no atraerá la materialización de sus deseos.… Seguir leyendo...

La parábola zen que nos muestra cómo hacemos una tormenta en un vaso de agua

Se dice que en su recorrido por la India, Buda estuvo en la ciudad de Rajgir. Atraídos por su fama, 500 brahmanes se reunieron para pedirle que les explicara el camino a la iluminación. Buda, que normalmente explicaba sus enseñanzas a través de parábolas, les contó 100 sūtras, este es uno de ellos.“Hace mucho tiempo, en un pequeño pueblo, vivía un hombre que tenía un rebaño compuesto por 250 vacas. Aquel hombre se sentía muy orgulloso de su ganado y se preocupaba de su bienestar. Se aseguraba de que pudieran pastar en libertad todos los días y de que el establo fuera suficientemente confortable. La leche que obtenía era de excelente calidad y todos lo alababan por ello. Todo marchaba viento en popa, no podía pedirle más a la vida. Sin embargo, un día, una manada de lobos famélicos atacó a una de las vacas y se la comieron. Al caer la noche, cuando el hombre hizo el recuento de su ganado, se dio cuenta de que faltaba una vaca.  Entonces pensó: “¡Qué desgracia! Mi rebaño está incompleto”. Con el paso de los días comenzó a desatender al resto de las vacas. Solo pensaba: “¿Por qué ha tenido que pasarme justo a mí?… Seguir leyendo...

Adelgazar con cerebro

Si el trabajo absorbe la mente, el cuerpo absorbe las grasas. Muchas personas se “drogan” con trabajo, y sin darse cuenta acumulan kilos y kilos de ansiedad. Es un mecanismo de doble dependencia: el alimento llena el cuerpo, el trabajo ocupa la mente. La solución es empezar a crear espacios “vacíos” para empezar a llenar con plenitud real. Sin intervenciones quirúrgicas ni dietas.El aumento o la pérdida de peso es un asunto muy interesante y fuertemente investigado en Mindfulness. Cuando aumentamos de peso, estamos acumulando energía que no está canalizada en la justa dirección, y nos alejamos más y más de nuestra auténtica realización. Los kilos son el depósito de energía que no hemos puesto al servicio de nosotros mismos, de todas las virtudes que no podemos practicar, nuestras habilidades secretas. En definitiva, la obesidad indica en realidad que no nos estamos ocupando de nosotros mismos, que le estamos dando más importancia al otro, quizás al trabajo. Debemos verificar si las opciones que creemos estar haciendo desde nuestra mente están en realidad en consonancia con la matriz del inconsciente. Si el peso que tenemos que pagar es el sobrepeso de la obesidad, debemos tomar conciencia de que nuestro mundo interno está haciendo algo urgente para ponernos en sintonía con nosotros mismos.… Seguir leyendo...

Sueños prestados

Nunca es nuevo lo que vemos, porque miramos siempre lo mismo y de la misma forma. No vemos lo que es, sino lo que esperamos ver, lo que hemos aprendido a ver y a imaginar… Lo que nos han dicho que debíamos. Vemos lo que somos y nos movemos poquito, para no hacer ruido y romper el mundo que nos mantiene en pie. Nos sentimos como un secreto guardado, como un álbum de fotos viejo, como un hogar en desuso de esos en los que ya sólo viven palomas…  Pensamos que miramos al futuro, pero vemos el pasado.  Lo que creemos nos ha filtrado la realidad para que proyectemos siempre pasado cuando pisamos el presente, para repetir situaciones y atraer siempre las mismas circunstancias a nuestras vidas. No paramos de repetir, en bucle, porque no aprendemos, porque pensamos siempre lo mismo y encontramos las mismas soluciones a nuestros dilemas eternos . Es como si cuando éramos niños nos contaran siempre el mismo cuento y esperáramos que tuviera un final distinto. El pasado pesa y se prolonga, se arrastra, proyecta su sombra en nuestras pupilas, en nuestras relaciones, en nuestros calcetines… Nos espera al pasar por la fuente camino a casa y se acuesta con nosotros en la cama cada noche.… Seguir leyendo...

REINVENTARNOS

En mi opinión, esta palabra define perfectamente una tarea que casi todas las personas tenemos pendiente de realizar. Es una lástima que no exista en el diccionario, así que tendré que usar una similar: REHACERNOS. Es cierto que algunos hemos comenzado ya en esto de REHACERNOS, incluso llevamos años en ello, pero es algo de lo que no se debe descansar, algo que nunca se da por concluido, algo que estará con nosotros hasta el último día de nuestra vida. Esto último, que deprime un poco y quita las ganas, ya que hace que parezca una tarea interminable, en realidad se puede ver de otro modo totalmente opuesto, con lo que la mirada un poco pesimista y apesadumbrada se puede convertir en una mirada optimista y alegre. Me refiero a que indica que aún vamos a poder seguir descubriendo en nosotros durante mucho tiempo facetas que pueden ser mejoradas, perfeccionadas, con lo cual cada día seremos mejores y cada día seguiremos teniendo una esperanza por la que seguir adelante.  REHACER (del diccionario de la RAE): 1. tr. Volver a hacer lo que se había deshecho, o hecho mal. A todos nos puede pasar –generalmente evito usar “todos”, pero en este caso es inevitable y cierto- que hay algo que tenemos calificado como que lo hemos hecho “mal”, y aunque procuramos entenderlo (excepto esos que se flagelan a diario por ello), y aunque nos arrepentimos de vez en cuando, en realidad nos gustaría poder eliminarlo del pasado –cosa imposible-, o no haberlo hecho nunca.… Seguir leyendo...