Si queremos niños creativos, propongamos una educación que valore la creatividad

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});La creatividad es una cualidad bien vista y mejor valorada, siendo una de las razones de este aprecio su escasez. Cada día, en las escuelas, las dinámicas de aprendizaje van relegando esta aptitud que todos atesoramos en algún grado. ¿Cómo podemos exigir o recuperar lo que nos arrebatan desde bien pequeños? Esta incoherencia provoca que, poco a poco, perdamos nuestra capacidad para reflexionar y para opinar de forma original sobre lo que ocurre. De esta manera, se produce una amputación del Yo. Ya no somos seres únicos, sino meras copias los unos de los otros. Algunos de los que se atreven a desviarse del camino son también aquellos que logran el éxito, pero ¿a qué precio? Pagando, por ejemplo, con el rechazo de sus seres queridos: incapaces de comprender cómo alguien puede complicarse la vida de ese modo.Hoy en día cada vez más se valora la creatividad en los trabajos, pero ¿no debería cambiar algo en la forma de enseñar para que esto en vez de escasear fuese abundante?CompartirLa creatividad: luz en un mundo de personas grises ¿Qué hay de aquel niño al que le encantaba dibujar? ¿Y a aquel otro que hablaba por los codos?… Seguir leyendo...

Ese momento, en el que decides amar a tu cuerpo por encima de su forma y peso

El momento en que decides amar tu cuerpo por encima de su forma y peso es un paso en la historia de “tu” humanidad.  Es un paso que muchas personas no son capaces de dar por la inmensa cantidad de prejuicios que han ido acumulando acerca de “cómo debe ser un cuerpo”. Pero… ¿Cómo debe ser? Preguntémonos, antes de juzgar, machacar y destrozar la dignidad de nuestro cuerpo: cómo debe ser un buen cuerpo…¿para qué?, ¿para quiénes?. Las modas también llegaron (para quedarse) en el tema corporal. Nuestro cuerpo se ha visto presa de una serie de modas que responden a determinados intereses. Los de otros, y no tanto a los nuestros. Intereses que son perfectamente válidos y que están en su derecho de existir. Ya que, al fin y al cabo, es uno mismo el que tendrá que decidir si prefiere aceptar su cuerpo en función de unos estándares escritos desde fuera o de unos construidos en base a uno mismo. Es una elección personal en todos los casos, pero no consciente en muchos. Nuestro cuerpo merece una mirada de aceptación en vez de desprecio constante Si la aceptación que hagamos de nuestro cuerpo depende de unos estándares externos, que cambian según la moda que impere en el momento, nos pasaremos toda nuestra vida vendidos a algo que está fuera de nuestro control.… Seguir leyendo...

A veces, las mejores personas llegan sin que las busques…

A veces, las mejores personas, las más bonitas, aparecen de improviso y sin que uno las busque. Llegan para plantar flores en el jardín de nuestros días tristes, están ahí para ser el eco de nuestras risas, el imán de nuestras complicidades, de nuestras aficiones y pasiones. Son ese faro que nunca se apaga, sin contradicciones, sin presiones ni dobles fondos… Los neuropsicólogos nos recuerdan a menudo que nuestro cerebro está programado para llevar a cabo conductas pro-sociales. Acciones como el altruismo, la ayuda al prójimo o el acto de conferir apoyo son realidades que genéticamente consideramos como significativas e importantes porque garantizan, al fin y al cabo, la supervivencia de nuestra especie.“A los grandes corazones ninguna ingratitud lo cierra, ningún desprecio lo cansa” -Leon Tolstoi-CompartirSin embargo, y aquí llega sin duda la mayor disonancia o ironía de la humanidad, en ocasiones actuamos como auténticos depredadores de nuestros propios semejantes. No nos referimos únicamente a esas conductas más extremas que encabezan los titulares de las noticias del día a día, hablamos ante todo de esas acciones tan comunes que todos hemos vivido en alguna ocasión y de las que se desprende aquello tan clásico de “deseo que seas feliz, pero no más que yo”.… Seguir leyendo...

¿Por qué no consigo llegar al orgasmo?

Está muy extendido en la cultura popular que a las mujeres les cuesta llegar al orgasmo. De hecho, siempre oímos que lo normal es que finjan que llegan al éxtasis en sus relaciones sexuales. Pero, ¿qué tiene esto de real? ¿Les pasa a todas las mujeres y les ocurre en todas sus relaciones? El caso es que se ha extendido una lista innumerable de mitos alrededor de las mujeres y la satisfacción que alcanzan en el sexo. La realidad es que el hecho de pertenecer al género femenino no implica una mayor dificultad para llegar al orgasmo. Pero, al igual que les pasa a los hombres, pueden experimentar problemas en esta fase de la respuesta sexual humana. ¡Sigue leyendo para conocerlos!“Escribir es como hacer el amor. No te preocupes del orgasmo, preocúpate del proceso” -Isabel Allende-¿Cómo es el orgasmo en la mujer? Para empezar, entendamos qué es el orgasmo. Es la fase de la respuesta sexual humana que aparece tras el deseo y la excitación. Una vez que se alcanza, vienen la resolución y la satisfacción sexual. Pero, ¿qué caracteriza al orgasmo? Es la sensación y el estado de placer que se logran en las relaciones de este tipo.… Seguir leyendo...

Sistema límbico: ¿qué es y cómo funciona?

Nuestro cerebro es una de las estructuras más maravillosas de nuestro cuerpo. Tanto es así, que aunque es una de las partes de nuestro cuerpo más estudiada, todavía queda mucho por descubrir sobre su funcionamiento. A pesar de ello, sabemos que dentro de él tenemos diversos sistemas que se han especializado en una parte del funcionamiento de nuestro cuerpo. Uno de los sistemas más importantes es el conocido como sistema límbico. La primera vez que se habló del sistema límbico, aunque de una manera menos conceptualizada y más primitiva de lo que lo conocemos ahora, fue porque Paul Broca nombró a una zona situada cerca de la glándula pineal, es decir en el limbo o borde, la zona de “el gran lóbulo límbico”. De ahí viene la lógica de su nombre, porque se sitúa en el limbo o borde de otras estructuras ya conocidas en ese momento. Pero el sistema límbico, tal y como lo conocemos actualmente, fue conceptualizado por el fisiólogo MacLean en 1949. Amplió la conceptualización primaria de este sistema que inició Papez en 1939, dándole su nombre actual. MacLean decidió la ampliación del número de estructuras que lo componen porque consideraba que en nuestra evolución fue igual de importante el desarrollo de la corteza cerebral que el desarrollo de nuestro cerebro emocional.… Seguir leyendo...

La inhibición afectiva tiene consecuencias

La inhibición afectiva puede definirse, en principio, como la dificultad para identificar y expresar las emociones y los sentimientos. Algunas escuelas de psicología definen a esta condición como “alexitimia”. Esta palabra viene de tres raíces griegas: “a” (sin), “lexis” (palabra) y “thimos” (afecto). Desde ese punto de vista, significa “sin palabras para los afectos”. Muchas personas que presentan inhibición afectiva sí tienen emociones y sentimientos. El problema es que es muy difícil para ellos precisarlos y, por lo tanto, expresarlos. No todos viven esta situación con la misma intensidad. En algunos casos este fenómeno no es tan profundo, mientras que en otros hay una total disociación con el mundo afectivo.“Nada más dos tipos de personas pueden hablar sin inhibiciones: los desconocidos y los amantes. Los demás solo están negociando”. -Anónimo-Una persona con alexitimia tiene dificultades para saber si lo que siente es amor o amistad, por ejemplo. También será muy parco si le preguntas cómo está. Te dirá “bien” o “mal”, pero no precisará qué significa ese “bien” o ese “mal”. No dirá que está “enojado”, o “entusiasmado”, o “triste”. En casos extremos, frente a la pregunta guardan silencio o dicen siempre “bien” de forma automática porque entienden que esa es la respuesta que esperan los demás.… Seguir leyendo...

Los lazos que me aprietan son los mismos que me impiden volar

Si me siento encerrado no podré despegar, no podré volar; si no me siento libre, mis alas jamás se abrirán. Sabiendo esto, ¿por qué hay personas que permanece atadas a relaciones que le desgastan por dentro? La clave podría estar en la necesidad de ser amado, considerado o valorado. El miedo a la soledad o al aislamiento estaría en la base de la dependencia emocional, la cual contribuye a crear lazos demasiado tensos y rígidos. Las personas que sufren de esto no pueden imaginarse sin una relación afectiva o alguien que constantemente cubra sus necesidades emocionales. En el momento en el que se sienten solas o acaban una relación buscan otra de manera casi inmediata, por el miedo a sentirse desprotegidos o abandonados. Cuando deseamos volar queremos sentirnos ligeros, queremos tener un nido al que volver, el cual debemos construir para que sea nuestra base de seguridad. Sin embargo, una vez conseguidas las herramientas, intentemos despegar y ver qué hay fuera, qué queremos y sobre todo, disfrutar del vuelo.  Si hemos creado unos vínculos dañinos o pobres, este vuelo no será posible ya que me impedirá subir a lo más alto y observar desde allí un nuevo punto de vista. Atado al nido no es posible ver todo lo que me rodea.… Seguir leyendo...

La vida tiene pocos premios y castigos pero sí muchas consecuencias

Nuestras acciones e incluso nuestros pensamientos generan consecuencias. Asumir este enfoque es lo que nos permite tomar las riendas de la propia vida con determinación para crear un hermoso diseño, y no para dejarnos llevar por los vaivenes caprichosos del destino. Porque en nuestro día a día no hay premios o castigos, lo que hay son consecuencias en base a nuestros actos u omisiones. Decía John Green en el libro juvenil “Buscando Alaska” que las personas tendríamos que ser mucho más conscientes de la cadena de consecuencias que resultan de nuestras acciones más pequeñas. Apreciarlo, darse cuenta de ello, no es precisamente fácil. A muchos nos han educado bajo ese paradigma férreamente conductista, donde asumir que a veces basta con apretar el botón rojo y evitar el azul para que las cosas vayan bien, para que la vida nos recompense por sí misma.“Si te enfadas, piensa en las consecuencias” -Confucio-CompartirSin embargo, el día a día no sabe de botones rojos y azules, la vida no recompensa ni castiga. Lo que hay son matices, son finísimas cuerdas sobre las que basta dejar nuestro aliento para que todo vibre, para que todo se mueva y genere algún tipo de impacto sobre nuestra realidad.… Seguir leyendo...

La violencia se aprende… y también se puede desaprender

Desde que comenzaron a estudiarse los fenómenos violentos en las ciencias humanas, a mediados del siglo XX, hay una pregunta que ha rondado todas las investigaciones al respecto: ¿es la violencia humana algo instintivo o se aprende? Al respecto han surgido multitud de hipótesis. Sin embargo, hay algo muy claro: todas las culturas, en todas las épocas, han manifestado comportamientos agresivos. La preocupación en torno a este tema se ha incrementado desde hace algunas décadas. Las guerras mundiales demostraron que la capacidad de los seres humanos de hacerse daño los unos a los otros no tenía límite. Esos y muchos otros hechos nos han llevado a vernos, inclusive, con miedo a nosotros mismos.“La violencia es el miedo a los ideales de los demás”. -Mahatma Gandhi-Quizás debido a esos episodios históricos, el concepto de agresividad adoptó una connotación completamente negativa. No siempre fue así. De hecho, sin la capacidad de agredir o responder a las agresiones no habríamos logrado sobrevivir como especie. Sin embargo, el ser humano ha llevado la violencia demasiado lejos y eso es lo que genera inquietud. La agresividad y la violencia, dos conceptos diferentes A veces se piensa que la agresividad y la violencia son dos realidades iguales, pero no es así.… Seguir leyendo...

5 diferencias entre narcisismo y autoestima

Dijo una vez David Levithan: “narcisismo. No podías creer que no tuviera un espejo de cuerpo entero”. En realidad, es buscar la legitimación del ser, al igual que la autoestima. Por ello es fácil confundir narcisismo y autoestima. Sin embargo, existen diferencias irreconciliables entre los dos y a ellas vamos a dedicarles este artículo.Tanto el narcisismo como la autoestima buscan de alguna manera la legitimación del ser. Y si es así…. entonces, ¿dónde está la diferencia?, ¿por qué se confunden con tanta facilidad? Simple, mientras el narcisismo realiza esta búsqueda a través de la buena imagen, la autoestima lo hace por simple existencia, de forma incondicional. Diferencias entre narcisismo y autoestima Siguiendo el razonamiento con el que arrancamos el artículo, podemos añadir que narcisismo y autoestima son ingredientes opuestos en las motivaciones y formas que generan. Así al menos lo consideran dos de los psicólogos que más han trabajado sobre esta confusión, Pilar Mallor y Manuel Villegas.En sus investigaciones encontramos diferencias claras entre narcisismo y autoestima, pese a que existan comportamientos que puedan, a falta de más información, atribuirse a los dos orígenes. De esta manera, ¿cómo diferenciamos ambas modalidades en una persona? Vamos a descubrir algunos puntos que las distinguen claramente.… Seguir leyendo...

3 tipos de mentes, ¿cuál es el tuyo?

Hablar de mente es hablar de un concepto un tanto abstracto, que no es del todo claro para muchos. Se trata de una palabra que pretende englobar los procesos que ocurren en nuestro cerebro: pensamiento, conciencia, percepción, creencias, deseos, sensaciones, etc. La mente vendría a ser ese terreno en donde tienen lugar los procesos conscientes, inconscientes y funcionales. Esa mente se ve reflejada en las ideas, en las acciones y en distintas manifestaciones de la actividad cerebral. Todo ello se produce a partir de procesos estructurados. En otras palabras, toda esa actividad mental no se da por azar, sino que obedece a patrones o esquemas que se van aprendido a lo largo de la vida. Esto no quiere decir que sea algo inmutable. En el cerebro, todo es susceptible de cambiar.“El cerebro no es un vaso por llenar, sino una lámpara por encender”. -Plutarco-De acuerdo a cómo se dan esos procesos, algunos estudiosos del tema han propuesto la existencia de tres tipos de mente: la rígida, la líquida y la flexible. Cada una de ellas tiene sus propias características y obedece a lógicas diferentes. Veamos esto en detalle. Las mentes rígidas: la resistencia a adoptar nuevas perspectivas La educación es el factor que más influye en la configuración de las mentes.… Seguir leyendo...

¿Cómo hacernos con una voluntad de hierro?

Lo ideal sería que nunca la tuviéramos que usar y nadáramos por ríos siempre a favor de corriente. En ningún caso es una buena idea seguir el empeño que alguna personas parecen atesorar: el de llenar sus agendas de actividades y compromisos que ponen a prueba su voluntad. Quizás, conseguir retos difíciles para la voluntad nos genere una gran satisfacción, pero también un gran desgaste. Así, quizás el primer camino para hacernos con una voluntad de hierro es no abusar de ella. No estar todo el día o todos los días cargando peso, sino intentar que la mayor parte de nuestras actividades vayan a favor de la gravedad. Eso también es inteligencia.La voluntad y la costumbre Además, la voluntad se vuelve menos necesaria cuando creamos una inercia. Por inercia se entiende en física al movimiento que tiene un objeto cuando la resultante de fuerzas sobre él es cero. Imaginemos una canica que rueda por una superficie sin rozamiento: en esta superficie no se pararía nunca o nos costaría más detenerla. Pues bien, esta inercia en las personas tiene que ver con la costumbre. Por ejemplo, una que tenemos todos, la de levantarnos. Si adoptamos una hora constante para abandonar nuestro refugio entre las sábanas, al final la voluntad que tendremos que hacer para levantarnos será menor.… Seguir leyendo...