“CARDENAL” BURKE : FRANCISCO NO ESTÁ CERCA DE LA HEREJÍA

‘Cardenal’ Raymond Burke

Muchos han oído hablar que los falsos tradicionalistas, desesperados por querer darle vida a la secta no católica del Vaticano II (es decir, la Ramera de Babilonia), están ahora haciendo gran alboroto por el hecho de que unos pocos ‘cardenales’ de la secta del Vaticano II –incluyendo al apóstata Raymond Burke– recientemente cuestionaron de modo formal la Amoris laetitia del Antipapa Francisco. En realidad, es repugnante ver a estos falsos tradicionalistas de mala voluntad seguir poniendo su esperanza en la secta del Vaticano II y en personajes como Burke. Aparentemente no les importa que Burke es un hereje notorio que acepta la Nueva Misa y todas las herejías del Vaticano II, que no condena a los adherentes del falso ecumenismo, que además cree en la salvación fuera de la Iglesia, y mucho más.

Los mencionados ‘cardenales’ también han indicado que, si el Antipapa Francisco no responde adecuadamente a su petición por una aclaración, ellos emitirán una ‘corrección formal’. Guau, qué baluartes de la ortodoxia, ¿no? – Por supuesto que no. Está pequeña acción de estos ‘cardenales’ ha dejado emocionados a todos los adherentes patéticos e incrédulos de la secta del Vaticano II . En su mala voluntad, los falsos tradicionalistas se aferran a las voces embusteras y soluciones falsas mientras que evitan las que son verdaderas. Ellos están desesperados en buscarse cualquier razón para seguir creyendo en la Ramera de Babilonia. Pues, el 19 de diciembre, The Catholic World Report publicó una entrevista en inglés con Raymond Burke, en la cual se le preguntó a Burke si él estaba acusando a Francisco de herejía. Él enfáticamente lo negó:

CWR: Algunos críticos dicen que usted está acusando implícitamente al Papa de herejía.

Cardenal Burke: No, eso no es lo que hemos implicado en absoluto. Simplemente le preguntamos, como el Pastor Supremo de la Iglesia, que clarifique estos cinco puntos que están confusos; estos cinco puntos serios y fundamentales. No lo estamos acusando de herejía, sino que le pedimos que nos responda a estas preguntas como el Pastor Supremo de la Iglesia. (Entrevista)

El ‘cardenal’ Burke y el Anti Papa Francisco

Estas respuestas de Burke confirman lo que ya sabíamos: que él es malo, incrédulo y patético. Es por eso que él es un ‘cardenal’ en la secta del Vaticano II bajo el Antipapa Francisco.

Sin embargo, tristemente estos adjetivos de malo, incrédulo y patético se aplican a todos los que obstinadamente ponen su esperanza en los apóstatas pro-Vaticano II bajo el Antipapa Francisco. Si ellos han visto la evidencia en contra del Antipapa Francisco (así como lo que hemos publicado acerca de él), y ellos siguen aceptándolo como el papa y colocan su esperanza en los herejes como Burke, entonces son una abominación ante Dios. Ellos no tienen fe, y solamente valoran las exterioridades. Ellos piensan que la Iglesia Católica es un edificio, y que cualquiera que se halle en él y se vista con túnicas apropiadas (como lo hace Burke), no importando lo que profesa la persona, ese tal ‘está con la Iglesia’.

La verdad, no obstante, es que la Iglesia Católica se compone de aquellas personas que de hecho creen y profesan la verdadera fe católica, y no herejes que ocupan los edificios que anteriormente les pertenecían a la Iglesia. Los falsos tradicionalistas que han colocado su esperanza en no católicos tales como Burke no tienen ninguna idea de quiénes o qué cosas constituyen la Iglesia Católica.

Burke acepta todas las herejías del Vaticano II; él acepta al Antipapa Juan Pablo II como un ‘santo’; él niega el dogma fuera de la Iglesia no hay salvación; y mucho más. Él no es remotamente católico. Él es un apóstata. Ninguno de los ‘obispos’ y ‘cardenales’ que se adhieren a la secta del Vaticano II y a la Nueva Misa son católicos. ¡Si ellos fueran siquiera ortodoxos incluso en asuntos tales como quién puede recibir lícitamente la comunión, entonces ellos condenarían al Vaticano II, al Nuevo Código de Derecho Canónico, y al Nuevo Catecismo por enseñar que los protestantes y los cismáticos orientales pueden recibir la sagrada comunión! De hecho, los falsos tradicionalistas que están indignados por Amoris laetitia, pero ignoran las cosas peores contenidas en el Nuevo Catecismo del Antipapa Juan Pablo II, muestran que ellos valoran las exterioridades y no la sustancia. Es una ofensa hacia su sentido de ‘piedad’ externa al pensar que los adúlteros públicos pueden acercarse al ‘comulgatorio’ junto a ellos; pero no les importa sobre la sustancia de la verdad que ello implica. Si les importara, entonces ellos estarían igual de indignados por la enseñanza oficial del Vaticano II de que los herejes pueden recibir la comunión. Como antes se mencionó, tales personas son una abominación ante Dios.

A pesar del hecho de que él es un apóstata patético que les da una falsa esperanza a los miembros de la falsa Iglesia del fin de los tiempos, Burke sí dijo algo cierto en esta entrevista. Se le preguntó qué pasaría si un papa “profesa formalmente la herejía”. Él respondió citando correctamente que la persona dejaría de ser papa automáticamente. Esto contradice a los falsos tradicionalistas que errónea (y heréticamente) enseñan que un papa necesitaría ser juzgado y declarado culpable de herejía antes de que dejase de ser el papa. (Los antipapas del Vaticano II, por supuesto, nunca fueron elegidos válidamente. Por lo tanto, ellos nunca tuvieron el oficio papal).

CWR: Algunas personas dicen que el papa se separaría a sí mismo de la comunión con la Iglesia. ¿Se puede declarar lícitamente que el papa está en cisma o herejía?

Cardenal Burke: Si un papa profesa formalmente la herejía él dejaría de ser el papa, por ese mismo hecho. Es automático. Y entonces, eso podría pasar.

CWR: Eso podría pasar.

Cardenal Burke: Sí.

CWR: Es un pensamiento aterrador.

Cardenal Burke: Es un pensamiento aterrador, y espero que no seamos testigos de eso en un futuro próximo.

Obviamente, el incrédulo Burke no considera el acuerdo sobre la justificación del Antipapa Francisco con los luteranos, sin mencionar sus otras innumerables herejías notorias, como algo que constituye “profesar formalmente la herejía”. Eso es porque Burke, así como el Antipapa Francisco, es un apóstata.

 

Deja un comentario