Alineación del Sol, la Luna y Mercurio despide el año 2016

Será la última conjunción astronómica importante del año; y el inicio de la última lunación del calendario lunar. Las alineaciones de la Luna con el Sol se repiten cada mes en la Luna Nueva y Luna llena, y son reconocidas por estimular las grandes mareas de los océanos, lo que puede crear más tensiones en las capas de la Tierra.

En este caso del 29 de diciembre se introduce el planeta Mercurio. Este tipo de alineación no ocurre cada mes. Mercurio puede alinearse entre la Tierra y el Sol, como también detrás del Sol.

Los tres astros: Sol, Tierra y Luna, estuvieron cerca, entre sí alineados (pero no tanto como estarán el 29), por ejemplo el 22 de junio de 2001,  el 4 de noviembre de 2002 y el 24 de septiembre de 2003, así como en otras fechas.

En los días previos, se puede observar la Luna Menguante en conjunción con Júpiter y la estrella Spica, en la Constelación de Virgo, visibles en el cielo nocturno ascendiendo sobre el horizonte en la madrugada del jueves 22 y viernes 23 de diciembre.

Para el sábado 24 y domingo 25, la Luna festejará siendo visible antes del amanecer en la constelación de Libra.

El martes 27 y miércoles 28 de diciembre, en los días previos a la Luna Nueva (oscura o negra), estará alzándose sobre el Este desde el momento justo antes del amanecer en la constelación de Escorpión, haciendo su paso junto a su estrella Antares y el planeta Saturno.

El 28, a las 19;41, hora UTC, es la esperada máxima conjunción inferior de Mercurio con el Sol, en la constelación de Virgo, que apunta hacia el centro de la Vía Láctea.

El planeta Mercurio estará alineándose entre la Tierra y el Sol: Tierra- Mercurio- Sol y posteriormente recibirá el paso de la Luna. La alineación que se formará será Tierra- Luna- Mercurio- Sol.

Esto ocurrirá durante la última Luna Nueva (Luna Negra) del año, cuyo máximo de oscuridad será el jueves 29 de diciembre, a las 7:53. hora UTC. A una distancia lejana, a 408527 kilómetros de nuestro planeta.

La Luna tendrá también otra razón para crear tensiones en la Tierra, ya que pasará por su máxima declinación en el hemisferio Sur, un par de horas antes, a las 4.30, hora UTC, antes de ascender nuevamente hacia el Norte (su cara apunta hacia el Sur).

Un equipo científico de la Universidad de Tokio recientemente señaló que el efecto sobre las mareas de las alineaciones entre la Luna y el Sol, puede estimular los terremotos,en zonas tectónicas activas, y en el caso de la Luna llena, una perturbación astronómica causada por el Sol, que dura hasta seis días.

Para el sábado 31 de diciembre la nueva Luna Creciente que partirá con un 3% de iluminación en la madrugada estará en la constelación de Capricornio, donde celebrará el Año Nuevo con un 7% de luz, cerca del planeta Venus.

La Luna apenas creciente hará conjunción el lunes 2 de enero con Venus, a poca distancia de Marte, con quien hará su conjunción visible después de la puesta del Sol, el martes 3.

Ecoportal.net

La Gran Epoca

http://www.lagranepoca.com/

EcoPortal

Deja un comentario