3 beneficios de implementar programas de salud y bienestar para las empresas

Lo importante para una empresa siempre ha sido la relación costes-beneficios. Algunas, en su propósito de aumentar esos beneficios y reducir los costes al máximo han puesto en peligro la salud de los empleados. Han aparecido numerosos problemas tanto físicos como psicológicos asociados una demanda creciente que buscaba aumentar la producción o el rendimiento.

El caso es que desde algunas empresas no perciben este malestar como problema propio. Es decir, creen que intervenir para solucionar este problema tendría un coste mayor que los posibles beneficios de solucionarlo. Sin embargo, la evidencia pone de relieve lo contrario. De hecho, cada vez son más las compañías que invierten dinero en fomentar la salud y el bienestar de sus empleados… ¡Descubre el porqué!

“La salud no lo es todo pero sin ella, todo lo demás es nada”

-Arthur Schopenhauer-

¿Cómo deben ser los programas de salud y bienestar para las empresas?

Ya que en las empresas siempre se busca la rentabilidad, hay una serie de recomendaciones a tener en cuenta si se quiere maximizar la inversión que se haga en un programa de este estilo. Por un lado, se pueden ofrecer incentivos a los empleados. De esta forma, se podría lograr que los trabajadores aumentaran su interés en realizar un programa de estas características.

hombre trabajando

Los incentivos no tienen por qué traducirse en un aumento de salario. Una mejora en las condiciones laborales o un descuento en algunos productos en los que los empleados estén interesados también pueden funcionar como incentivos. El cualquier caso, lo mejor es establecerlos de forma rigurosa, ya que una vez que se crean estos incentivos va a ser complicado eliminarlos. Además, para facilitar la adhesión al programa es positivo utilizar un sistema de metas.

Por otro lado, una buena idea consiste en proporcionar las herramientas y los recursos necesarios para que se implementen de forma eficaz los programas de salud y bienestar. Aunque estos sean de carácter grupal, es positivo que se adapten a las necesidades individuales de los empleados. Por último, es aconsejable promocionarlos entre los empleados y apoyarlos desde los directivos, tomando el bienestar como uno de los pilares de la empresa.

“En la empresa, la puerta del cambio se abre desde el interior”

-Jacques Chaize-

¿Qué beneficios reporta estos programas de salud y bienestar para la empresa?

A parte de los consejos que se puedan tener en cuenta a la hora de poner en marcha este tipo de programas de salud y bienestar, es importante poner de relieve los beneficios que reportan, tanto para la misma empresa como para sus empleados. En primer lugar, conllevan una reducción de los costes médicos en un 15% aproximadamente. Es decir, por cada dólar gastado en el programa, disminuyen unos 3,27 dólares los costes relacionados con la salud de los empleados.

“La salud es la riqueza real y no piezas de oro y plata”

-Mahatma Gandhi-

Con estos programas, además los trabajadores adquieren la idea de que su empresa se preocupa por su bienestar personal, de forma que se sienten más satisfechos en el trabajo. Así, aumenta la motivación de los trabajadores y el compromiso con la organización. De esta forma y como consecuencia, mejora la satisfacción del cliente, la productividad, las ganancias y la ocurrencia de accidentes laborables, entre otros.

Pensemos que, por ejemplo en España, el coste anual por absentismo laboral, bien sea por problemas psicológicos como el estrés o bien por problemas físicos, supera los 61.000 millones de euros. Esta cifra podría verse reducida considerablemente si se implantaran estos programas de salud y bienestar en las empresas.

En concreto, el ahorro estimado es de 2,73 dólares por cada dólar gastado en este tipo de programas. De esta manera, los trabajadores estarían más sanos y se ausentarían menos de sus puestos de trabajo.

absentismo

A parte de los beneficios ya mencionados, también se conseguiría que disminuyera el conflicto del presentismo. El presentismo alude a que los empleados sigan trabajando una vez que ha terminado su horario laboral; una costumbre que lejos de incrementar la productividad acarrea una pérdida de productividad que cuesta 2,5 veces más que los gastos médicos.

Lo que hemos contado en este artículo solo es un pequeño esbozo de los beneficios que pueden conseguir las empresas invirtiendo en la salud de sus trabajadores. Beneficios que quizás corto plazo parezcan costes, pero que a larga conseguirán que la empresa sea querida y apreciada tanto por los clientes como por las personas que trabajan para ella.

Imágenes cortesía de Brooke Cagle, Maroquotodien Plus y Breather.

La entrada 3 beneficios de implementar programas de salud y bienestar para las empresas aparece primero en La Mente es Maravillosa.

Deja un comentario