12 Hábitos que las personas felices practican a diario

Hay muchas teorías en cuanto a la definición de la felicidad, por lo cual nos puede resultar sencillo entender que la felicidad es una para cada quien. Sin embargo, las personas que se sienten felices de manera constante y sin depender mucho de lo que pasa en su entorno, practican hábitos que forman parte de sus días

  1. Son agradecidos con todo lo que les ocurreAgradecer

Las personas felices tienen como hábito agradecer lo que les ocurre en sus vidas, inclusive de aquello que para otra persona puede resultar algo negativo, son capaces de apreciar su lado positivo y agradecerlo, entendiendo que todo está a favor de su crecimiento.

  1. No se quedan enganchados en el pasado

Usan el pasado de manera práctica, tomando de él el aprendizaje, la experiencia, siempre viviendo el presente y sonriendo por lo que les espera.

  1. Actúan a pesar de sus miedosmujer caminando

Todos sentimos miedo, algunos más que otros, pero el común de las personas felices es actuar a pesar de él, sin dejar que sea él quien tenga la última palabra, ni que tenga la capacidad de alejarnos de lo que realmente se quiere conseguir.

  1. Expresan lo que quieren

Parten de que el peor caso es que obtengan una negativa ente lo que quieren, pero no se quedan con la duda correspondiente a: ¿qué hubiese pasado si…? Plantean lo que quieren y muchas veces esto las ayuda a conseguirlo.

  1. Se levantan de sus caídas

Para estas personas no hay fuerza que los mantenga tirados en el piso, son capaces de sobreponerse, de levantarse y reinventarse luego de cualquier caída, quedando listos para el próximo recorrido.

  1. Creen en ellos mismosMujer Feliz

Esto elimina el riesgo de depender de algo o alguien para alcanzar lo que desean. Saben que su mayor tesoro está en su interior, así como todo lo que necesitan para llegar a donde quieren.

  1. Se aman a ellos mismos

No solo se aman, sino que no consideran el amor de otros indispensable en sus vidas, por lo que logran ser más independientes, valoran sus esfuerzos y no caminan con el miedo permanente de no perder a personas que le den lo que ellas mismas no pueden.

  1. No les preocupa el qué dirán

Saben que no están acá para agradarle a todos o cumplir las expectativas de otros. Sin perjudicar a nadie viven su vida y dejan vivir a los demás.

  1. Son empáticosla-felicidad-es-contagiosa.jpg_2071600222

La empatía favorece ambas partes, se incrementa la capacidad de entendimiento y compasión por el otro y se aleja la posibilidad de tomarse cosas como personales, pudiendo entender las acciones en los otros con el simple hecho de intentar colocarse en sus zapatos.

  1. No se quedan viendo el punto negro en la hoja blanca

Quizás cuando se percaten de él, verán si existe manera de quitarlo, pero en caso contrario, lo aceptarán como parte de un todo en el cual hay muchas otras cosas en las cuales fijar la atención.

  1. Viven el presente

Por lo general no andan viajando en el tiempo, sino que son capaces de fijar su atención en lo que realmente están viviendo y ello corresponde a su presente.

  1. Fluyen con la vida

Saben dejar ir, aceptar y soltar en los momentos adecuados, sin resistirse o aferrarse, confían en el proceso de la vida y en que todo tiene un porqué.

Estos hábitos son fáciles de adoptar, solo hace falta un poco de atención a cómo estamos viviendo nuestras vidas y qué nos hace falta incorporar (honestamente), para hacer del recorrido lo más maravilloso posible.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet

Deja un comentario